Inicio > General, Historia LGTBI > El Partido Conservador de Canadá elimina de forma oficial la oposición al matrimonio igualitario de su ideario

El Partido Conservador de Canadá elimina de forma oficial la oposición al matrimonio igualitario de su ideario

Miércoles, 1 de junio de 2016

Partido-Conservador-Canada-matrimonio-igualitario-300x165El Partido Conservador de Canadá, que tras perder las elecciones el pasado mes de octubre ha celebrado del 26 al 28 de mayo su convención anual, ha decidido abandonar oficialmente su oposición al matrimonio igualitario, eliminando de su ideario la referencia al matrimonio como una institución a la que solo pueden acceder un hombre y una mujer. La decisión, dolorosa para el sector más tradicional del partido, fue adoptada por 1.036 votos a favor y 462 en contra.

Canadá aprobó el matrimonio igualitario por decisión de su Parlamento federal en julio de 2005, prácticamente al mismo tiempo que España, aunque algunas provincias canadienses ya celebraban matrimonios entre personas del mismo sexo desde dos años antes por decisión judicial. Por aquella época los conservadores, liderados por Stephen Harper, se opusieron de forma rotunda, y de hecho amenazaron con revisar el tema cuando ganaran las elecciones, algo que sucedió de hecho en enero de 2006. Afortunadamente aquella primera victoria de Harper se produjo sin mayoría absoluta, y cuando en diciembre de 2006 su gobierno sometió a votación una iniciativa que en caso de haber sido aprobada hubiera supuesto “reabrir el debate” (en la que los conservadores tuvieron por cierto libertad de voto), una amplía mayoría de la Cámara de los Comunes (175 frente a 123) votó en contra de hacerlo, entre ellos doce diputados conservadores.

Tras aquella votación Harper admitió que no veía probable volver a debatir el tema, y de hecho la “reapertura del debate” sobre el matrimonio igualitario desapareció definitivamente del programa con el que los conservadores se presentaron a las siguientes elecciones. Sin embargo el Partido Conservador seguía manteniendo en su ideario la defensa de la definición tradicional de matrimonio como una institución reservada a parejas de distinto sexo. Algo que no gustaba entre los partidarios de renovar el ideario conservador y adaptarlo a los nuevos tiempos, y más en una sociedad como la canadiense, en la que el apoyo social al matrimonio igualitario es muy elevado y cuyo nuevo primer ministro, el liberal Justin Trudeau, es un reconocido defensor de los derechos LGTB.

Es por eso que el Partido Conservador canadiense, en plena transición hacia un nuevo liderazgo tras la retirada de Harper, ha decidido someter a votación la cuestión. El resultado, inesperadamente positivo: el 69% de los delegados conservadores votaron a favor de que su partido abandonase de forma oficial su antigua posición contraria al matrimonio igualitario. Algo que ha causado malestar entre el sector más tradicional del partido pero que ha sido saludado por sus miembros más renovadores, como puede apreciarse en el siguiente vídeo…

Nunca es tarde si la dicha es buena, que dirían algunos. Bienvenido sea este reconocimiento oficial y explícito por parte de los conservadores canadienses de que en su momento se equivocaron oponiéndose a la igualdad jurídica de las parejas del mismo sexo. Algo que echamos de menos en otros lugares…

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.