Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Vergüenza’

Gabriel Mª Otalora: “La vergüenza es la noticia.”

Viernes, 14 de mayo de 2021

inmigrantes-espana-770x435Hay noticias que no dejan de serlo aunque la sensibilidad hacia ellas haya perdido intensidad de tanto repetirse. Incluso en la pandemia que nos martiriza, mucha gente acepta ya la cuota de contagios y muertos así como el riesgo de contagiarse con tal de quitarse de encima la opresión anímica que les causan las restricciones sanitarias. Algo similar ocurre con la tragedia de la inmigración que no cesa en el Mediterráneo.

La sociedad asume la tragedia de la inmigración, que antes sacudía conciencias -como ya ocurre con el coronavirus-. Ya casi no es noticia lo que nos cuentan semana tras semana, y eso es lo terrible, aunque se trate de una realidad cada vez más frecuente que miles de jóvenes africanos se arriesgan temerariamente a travesías de cientos de kilómetros, pero cuyos detalles pocas veces transcienden excepto cuando hay supervivientes y si estos tienen ánimo de contarlo.

Recordemos solo un caso de 2020; un chaval de 17 años es acogido en estado de shock en un centro canario de menores tras sobrevivir a quince días a la deriva, en los que la mayoría de sus 26 compañeros de patera murieron de hambre y sed y fueron arrojados por la borda. Uno tras otro, día tras día; entre ellos, sus seis primos. Imaginemos la escena de tirar los cadáveres por la borda mientras se acababa la comida y el agua pensando que él también se iba a morir, como les ocurría a los demás.

Hace pocas fechas, el Papa Francisco aseguró que es “el momento de la vergüenza” tras la muerte de 130 migrantes en otro naufragio ocurrido en el Mediterráneo después de que durante ¡dos días! varias organizaciones humanitarias solicitaran ayuda a los gobiernos europeos para poder salvarlos… y el auxilio no se produjo. “Eran personas, seres humanos y durante dos días han estado implorando en vano una ayuda que no ha llegado”, dijo el Papa, conocedor de que mientras miramos para otra parte, algunas personas en su desesperación llegaron a comerse hasta trozos de madera de la patera. Este fue el caso del chico de 17 años al que me refería anteriormente.

El drama de la inmigración golpea sin parar mientras las víctimas no tienen rostro ni historia por la indolencia y la pasividad de Occidente que infringe las leyes elementales de la humanidad además de saltarse el Derecho Internacional. No queremos sentir ni tender la mano hacia quien huye del horror y del hambre molestando nuestra opulencia. Manos inocentes que rechazamos sin valorar que así nos destruimos por dentro, encerrados en nuestro propio mundo decadente que ni escucha, ni siente compasión alguna.

¿Quién llora a estos muertos? ¿Quién se interesa por esos millones de personas que solo buscan salir de un infierno en vida? Parias de ninguna parte, vidas truncadas. La misma Europa insensible a la fosa común en que se ha convertido el Mediterráneo lleva instalada mucho tiempo en África esquilmando sus materias primas. La explotación continúa con un colonialismo de nuevo cuño, pero encastillados ahora en nuestras fronteras mientras las mafias campan tranquilamente sin una patrullera que les intimide su labor de esclavitud y miseria. Todo es dinero y silencios cómplices ante la intemperie de tantos sin derechos ni dignidad humana que tratan de escapar de la miseria y la violencia. Y entre todos estos naufragios horribles, tres millones de personas continúan encerrados en territorio de Turquía cuando huían de la guerra en Oriente Medio. Y todo ello costeado por la Unión Europea para que no sigan adelante. Crisis esta de los refugiados de Oriente Próximo considerada como el mayor éxodo planetario desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

No parece importarnos. El mundo se circunscribe a nuestro interés. Nos contentamos diciendo que es imposible cambiar las cosas, a lo que Concepción Arenal nos recordaría que “todas las cosas son imposibles mientras lo parecen”. Mientras tanto, no pocas personas se extrañan de que todavía se escriban palabras de denuncia y apoyo a tantos indefensos, convencidas de su inutilidad para un posible cambio de esta realidad: ¿Por qué seguir gritando entonces? Pues para que al menos esta realidad injusta y asumida no me cambie a mí.

Gabriel Mª Otalora

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad ,

La “vergogna” de la frontera con África

Martes, 9 de febrero de 2016

salto-migratorio-Europa_EDIIMA20140405_0086_14De su blog Teología sin Fronteras:

Cuando el papa Francisco visitó la isla de Lampedusa, donde se concentraban miles de refugiados, que venían huyendo de las hambrunas, de la violencia y la muerte, que tanto sufrimiento vienen causando, no sólo en los países del Magreb, sino en gran parte de África, el papa gritó: ¡Che vergogna!”, “¡Qué vergüenza!.

Los motivos de esta vergüenza vienen de lejos. Europa ha sido demasiado cruel con África. Lo he recordado más de una vez. Ya en 1454, el papa Nicolás V le concedió al rey de Portugal el “derecho de invadir, conquistar y someter a perpetua esclavitud a las gentes que habitan en África” (Bula “Romanus Pontifex”, n. 5. Bull. Rom. V, 113). Esta decisión fue renovada por León X (1516) y Pablo III (1534). Así quedó “justificado” el colonialismo de Europa sobre África durante siglos. A partir de Carlos V, los flamencos de su corte recibían toda clase de títulos y, entre ellos, las licencias para conducir esclavos negros a las colonias americanas. Hoy resulta imposible calcular las “piezas de indias” (así se les llamaba), que eran embarcados en Luanda y, los que sobrevivían a la travesía del Atlántico eran vendidos sobre todo en el mercado de Cartagena de Indias. Los negros morían pronto y sólo en casos excepcionales soportaban siete años continuos de trabajo. Este fue el gran negocio de holandeses, belgas, ingleses, portugueses, etc durante los siglos del 17 al 19.

En el s. 20, el negocio de minerales, maderas, piedras preciosas… ha sido incalculable, entre otras razones porque, en gran medida, se ha hecho de forma clandestina. En todo caso, el famoso coltán, el oro, plata, cobre, zinc, galio, germanio, cerio, lantano, estaño, niquel, diamante, cobalto, uranio, magneso, tunsteno… han enriquecido con millones y millones de ganancias a los comerciantes de medio mundo, especialmente de Europa. Insisto en el negocio del coltán, que hace posible el peso liviano de nuestros teléfonos móviles. El coltán se extrae, en cantidad y calidad, en Ruanda y en el noreste del Congo.

Así, Europa ha disfrutado de África cuanto le ha interesado. Y además es un continente que los europeos hemos utilizado como “patio de recreo”, para cazerías, turismo, aventuras, etc. Y ahora, cuando los africanos, a causa de la violencia que han tenido que soportar, se mueren de hambre o se matan entre ellos, en guerras para las que Europa les vende los armamentos que necesitan para terminar de destrozarse del todo. Y estando así las cosas, cuando algunos quieren venirse a Europa, les ponemos vallas de seis metros, con concertinas en las que queden lisiados. Por no hablar de los que mueren en el Mediterráneo.

Ayer se ha publicado, en Religión Digital, la noticia de la expulsión del jesuita Esteban Velázquez que, en Nador, se dedicaba a ayudar a los africanos que quieren pasar a Europa, buscando trabajo, dignidad y paz. No entro aquí a analizar este caso concreto. Me limito a decir que Esteban Velázquez es un hombre honrado, coherente y honesto de forma ejemplar. Las críticas e insultos, que Esteban recibe de algunos, retratan a quienes maltratan a un hombre que ha tomado en serio su propia humanidad, la nuestra y, sobre todo, la de quienes se ven peor tratados por la vida.

Espiritualidad , , , , , , , , , , ,

El Foro de la Familia de Louisiana alega que los gays deben sentir “culpa y vergüenza”

Viernes, 5 de septiembre de 2014

969818_572942986078752_366481149_nMillsRev. Gene Mills

Uy, uy, uy… sentimos una vergüenza… hay que ser mentecato.

Gene Mills, presidente del Foro de la Familia de Louisiana, un grupo conservador que defiende los derechos de las familias heterosexuales y trabaja para evitar que se cumplan los de las homoparentales, ha defendido que la discriminación contra la comunidad LGTB no existe, alegando que la sensación de acoso que puedan tener los gays es solo “la culpa y la vergüenza que siente en su interior”.

El máximo dirigente del Foro de la Familia de Louisiana ha defendido desde una radio cristiana de Estados Unidos que las personas homosexuales deben sentir vergüenza por su orientación sexual.

Gene Mills, presidente del Foro de la Familia de Louisiana, es el responsable de las declaraciones homófobas y de que la organización estadounidense dedique más recursos a luchar contra el cumplimiento de los derechos de las familias homoparentales que a defender los derechos de las familias formadas por parejas heterosexuales.

Mills ha defendido en su intervención en la radio cristiana que las personas homosexuales, bisexuales y transexuales no están siendo discriminadas y acosadas en Estados Unidos.

El presidente del Foro de la Familia de Louisiana ha manifestado que lo que realmente ocurre es que las personas homosexuales sienten “culpa y vergüenza en su interior”, motivo que cree que hace que dichas personas se sientan acosadas por la sociedad.

Las declaraciones homófobas del líder del Foro de la Familia de Louisiana se han producido después de que fracasase el intento de aprobar una ordenanza contra la discriminación de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales que se llevó a cabo en la localidad de Baton Rouge.

Fuente Universogay

Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , ,

Un escudo contra el ojo del impuro.

Lunes, 28 de abril de 2014

Del blog À Corps… À Coeur:

lebouclier

Y el Tejedor dijo:

Háblanos de los vestidos.

Y él respondió:

Tus vestidos esconden mucho de vuestra belleza y sin embargo no cubren lo que no es bello.

Y aunque buscas en los vestidos el sentirte libre en tu intimidad, puedes hallar en ellos un arnés y una cadena.

¡Si pudieras presentarte con menos ropaje ante el sol y el viento.!

Pues el aliento de la vida está en los rayos del sol y la mano de la vida, en el viento.

Algunos de entre vosotros dicen: “Es el viento del Norte el que teje los vestidos que llevamos”

Y yo digo: ¡Cierto, el viento del Norte! Pero,  hilaba lavergüenza con el hilo de tus atontados nervios.

Y, al terminar su obra, rió estrepitosamente en el bosque.

No olvides que no hay mejor escudo contra los ojos del impuro que el pudor mismo.

Y cuando no haya más concupiscencia, ¿El pudor acaso no aparecerá entonces, como un estorbo y deshonra de la mente?

No olvides que la tierra ama sentir tus pies desnudos y que los vientos hacen su delicia al jugar con tus cabellos.

*
Kahlil Gibran, en ” El Profeta

publicado en ” En la Parte exterior ” de E. Armand, en enero de 1935

le-bouclier
***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.