Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Tribunal Supremo (Australia)’

Australia: la consulta postal sobre el matrimonio igualitario se cierra con una participación cercana al 80 % y una amplia ventaja del “sí” en las encuestas

Viernes, 10 de noviembre de 2017

matrimonio-igualitario-australia-voto-correo-turnbull-696x522La consulta por correo postal sobre matrimonio igualitario impuesta por el Gobierno australiano acaba de concluir. Este martes 7 de noviembre era la fecha límite para la recepción de las respuestas en la Oficina Australiana de Estadística (ABS). El último avance de participación, que contabiliza las papeletas recibidas hasta el pasado viernes, la sitúa en un 78,5 % y las encuestas le dan una ventaja en torno a los 30 puntos al “sí”. Los resultados definitivos se darán a conocer el próximo 15 de noviembre. El primer ministro Malcolm Turnbull ha prometido que permitirá una votación libre en el Parlamento si finalmente gana la igualdad matrimonial en la consulta.

Como recordábamos hace unas semanas, a principios de septiembre se confirmó que Turnbull se cobraba una victoria parcial en su empeño de someter a votación popular los derechos de la población LGTB: entre el 12 de septiembre y el 7 de noviembre tendría lugar en Australia una consulta postal voluntaria y no vinculante sobre el matrimonio igualitario. Era la respuesta del primer ministro al segundo fracaso parlamentario de la propuesta de referéndum que pretendía organizar el Gobierno. Poco después del anuncio del voto postal, se presentaron dos recursos ante el Tribunal Supremo para paralizar un trámite innecesario y divisivo para la sociedad, convocado además al margen del Parlamento. Finalmente, el Supremo desestimó los recursos, otorgando vía libre a la consulta. La documentación se empezó a enviar a los hogares australianos a partir del 12 de septiembre y la formulación de la pregunta que se decidió fue:

¿Debería cambiarse la ley para permitir casarse a las parejas del mismo sexo?

Una de las incógnitas del proceso era el nivel de participación. Las cifras provisionales superan ampliamente las expectativas. Hasta el pasado viernes 3, la ABS había recibido unos 12,6 millones de respuestas, correspondientes a un 78,5 % del censo. La amplia participación es especialmente significativa si se tiene en cuenta que el voto en esta consulta, a diferencia de otros procesos electorales en Australia, no es obligatorio. El pentacampeón olímpico Ian Thorpe, que hace tres años salía del armariose felicitaba por el dato.

Con respecto a los resultados, tres de las encuestas más recientes le otorgan una clara victoria a la campaña del “sí” a la igualdad. La de Newspoll revela un 62 % de respuestas afirmativas y un 35 % de negativas entre los que ya han participado en el proceso. La proporción es similar en el conjunto de la muestra (59 % frente a 35 %). Otros dos sondeos realizados entre los votantes otorgan alrededor del 65 % al “sí” y algo más del 30 % al “no”.

Tras la presentación de los resultados el próximo 15 de noviembre, estará en manos del primer ministro Turnbull permitir la tramitación de un proyecto de ley que, esperemos, acabe de una vez con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio. La decisión podría retrasarse a causa de una crisis que ha obligado a dimitir a siete cargos de diferentes partidos por poseer otra nacionalidad aparte de la australiana, algo prohibido para los parlamentarios El Gobierno conservador podría quedar en minoría en la Cámara de Representantes si pierde las elecciones parciales que se celebrarán el 2 de diciembre para cubrir el escaño del dimitido vice primer ministro Barnaby Joyce.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , ,

Australia: la participación en la consulta postal sobre el matrimonio igualitario supera los dos tercios, con una clara ventaja del “sí” según las encuestas

Jueves, 26 de octubre de 2017

matrimonio-igualitario-australia-voto-correo-turnbull-696x522La consulta por correo postal sobre matrimonio igualitario impuesta por el Gobierno australiano entre en su fase final. La fecha límite para la recepción de las respuestas en la Oficina Australiana de Estadística (ABS) es el próximo 7 de noviembre. El último avance de participación, a fecha del 13 de octubre, la sitúa en un 67,5 % y las encuestas le dan una ventaja de entre 21 y 26 puntos al “sí”. Los resultados definitivos se conocerán el 15 de noviembre. La principal incógnita es, todavía, cuándo accederá el primer ministro Malcolm Turnbull a permitir una votación libre en el Parlamento si finalmente gana la igualdad matrimonial en la consulta.

A principios de septiembre se confirmó que Turnbull se cobraba una victoria parcial en su empeño de someter a votación popular los derechos de la población LGTB: entre el 12 de septiembre y el 7 de noviembre tendría lugar en Australia una consulta postal voluntaria y no vinculante sobre el matrimonio igualitario. Era la respuesta del primer ministro al segundo fracaso parlamentario de la propuesta de referéndum que pretendía organizar el Gobierno. Poco después del anuncio del voto postal, se presentaron dos recursos ante el Tribunal Supremo para paralizar un trámite innecesario y divisivo para la sociedad, convocado además al margen del Parlamento. Finalmente, el Supremo desestimó los recursos, otorgando vía libre a la consulta. La documentación se empezó a enviar a los hogares australianos a partir del 12 de septiembre y la formulación de la pregunta que se decidió fue:

¿Debería cambiarse la ley para permitir casarse a las parejas del mismo sexo?

Una de las incógnitas del proceso era el nivel de participación. Por ahora las cifras superan las expectativas, aunque estén aún muy lejos del que se alcanzó en las últimas elecciones federales (91 %). Hasta el pasado viernes 13, la ABS había recibido unos 10,8 millones de respuestas, correspondientes a un 67,5 % del censo. Los activistas LGTB se han felicitado por una participación mayor de la esperada en una consulta en la que el voto, a diferencia de otros procesos electorales en Australia, no es obligatorio.

Con respecto a los resultados, las dos encuestas más recientes le otorgan una clara victoria a la campaña del “sí” a la igualdad. La de Newspoll revela un 59 % de respuestas afirmativas y un 38 % de negativas entre los que ya han participado en el proceso. La proporción es similar entre los que no han votado aún (56 % frente a 37 %). Según el sondeo de YouGov, los favorables a la igualdad sumarían el 61 % de los que ya han votado frente al 35 % de contrarios. Entre los que no han participado, las cifras son el 54 % y el 28 %, respectivamente, con un 18 % de indecisos.

La campaña del “no” empieza a aceptar su probable derrota, a tenor de las declaraciones de algunos de sus representantes. El ministro de Inmigración, Peter Dutton, por ejemplo, afirmó que espera una victoria del “sí”. No hay que olvidar que, pesar de la participación considerable, los ciudadanos siguen rechazando mayoritariamente que se vote sobre los derechos de una minoría, como también refleja la encuesta de Newspoll. Un 50 % se manifiesta en este sentido frente a un 43 % que apoya al Gobierno en esa decisión. Tras la presentación de los resultados el próximo 15 de noviembre, estarán en manos del primer ministro Turnbull los próximos movimientos que, esperemos, acaben de una vez con la discriminación de las parejas del mismo sexo en el acceso al matrimonio.

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.