Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Partido Comunista de la Federación Rusa’

La victoria del partido de Putin en las elecciones parlamentarias rusas, una pésima noticia en clave LGTB

Jueves, 29 de septiembre de 2016

Vladimir_Putin_-_2006No escapa a nadie que el triunfo en las elecciones legislativas rusas de Rusia Unida, el partido del homófobo presidente Vladimir Putin, es un mal augurio para la libertad, la igualdad y los derechos del colectivo LGTB. La aversión irrespetuosa de la gran mayoría de los diputados electos de la Duma (el parlamento ruso) hacia la diversidad de orientación sexual e identidad de género pronostica otra legislatura sombría y llena de incertidumbres dentro del régimen heteropatriarcal ruso. Lamentablemente, el candidato abiertamente gay Bulat Barantaev no ha conseguido el acta de diputado, pero considera que su participación electoral ha servido para “aumentar la visibilidad de las personas homosexuales”.

Vladimir Putin ha utilizado las elecciones legislativas como un termómetro a su gestión, aunque el objetivo era elegir a los miembros del parlamento para la próxima legislatura. “Los resultados de la votación reflejan la reacción de nuestros ciudadanos a los intentos de la presión extranjera en Rusia, a las sanciones, a los intentos de desestabilizar la situación en nuestro país desde el interior”, ha asegurado el ínclito presidente. Es cierto que Rusia Unida ha obtenido 343 de los 450 escaños de la Duma y que la bancada impulsora del odio LGTBfóbico tendrá la fuerza suficiente, una vez más, para imponer su heteronormatividad.

Los comunistas rusos vuelven a situarse como segunda formación parlamentaria, incluso después de haber sufrido un considerable batacazo electoral. El Partido Comunista de la Federación Rusa ha obtenido 42 escaños frente a los 92 de la anterior legislatura. En todo caso, parece previsible pensar que el partido de Putin volverá a contar con el seguidismo del grupo comunista de la Duma en lo que ambos denominan “los grandes asuntos de estado”; entre ellos, la indisimulada agenda LGTBfóbica.

Cabe recordar que los diputados comunistas vienen actuando como satélite de Putin en todas las votaciones relacionadas con la discriminación de la comunidad LGTB. Por detrás de Rusia Unida y del Partido Comunista quedan otras formaciones como la de los nacionalistas liberales o Rusia Justa (con 39 y 23 escaños respectivamente), así como varios independientes.

Especialmente gráficas resultan las declaraciones de Dmitry Gudkov, candidato del partido liberal Yabloko, al confesar que “siento miedo por mis hijos, ya que quiero que vivan en Rusia, pero no en esta que he visto en los últimos años y que se hizo aún más fuerte anoche” (en referencia a la jornada electoral, celebrada el pasado domingo 18 de septiembre).

Propaganda, fraude y baja participación

Decíamos que la mayoría parlamentaria del partido de Putin es innegable, pero también es verdad que la participación ha caído en picado: del 60% de las elecciones de 2011 ha pasado ahora al 48%. En Moscú, por ejemplo, apenas han acudido a las urnas el 35% de los ciudadanos con derecho a voto. Algunos analistas señalan que la apatía política es un factor de estabilidad para Putin. Las mismas voces, además, apuntan que no son comparables estas cifras con las de otros países europeos, ya que los rusos “están prácticamente obligados a ir a votar”.

“Estas elecciones no han sido justas, porque no había igualdad de condiciones para los que fueron autorizados a participar”, ha denunciado Mikhail Kasyanov, líde del partido de la coalición liberal Parnas, que se quedó fuera de la Duma por menos del 1% de los votos. Kasyanov también fue primer ministro de Rusia entre 2000 y 2004. Entre otras cosas, a pesar del alto nivel de candidaturas presentadas, el férreo control que la administración Putin ejerce sobre los medios de comunicación (muy especialmente de la televisión) ha invisibilizado en gran parte a la oposición y sus críticas al Gobierno.

No son los primeros comicios rusos, por otra parte, sobre los que hay sospechas (o incluso pruebas) de irregularidades. Pero, concretamente, en las recién celebradas elecciones parlamentarias, en al menos 9 colegios electorales se han invalidado los resultados. Medios de comunicación locales, e incluso las cámaras de seguridad de los colegios, han documentado intentos de pucherazo perpetrados a cargo de mujeres que introducían docenas de papeletas en las urnas, mientras eran tapadas por miembros de la comisión electoral.

Las acusaciones de fraude de 2011 provocaron las mayores manifestaciones contra el entorno de Putin. ¿Y por qué ahora las protestas están siendo aisladas? La razón más plausible es que algunos de los rostros más conocidos de las movilizaciones de hace 5 años todavía están padeciendo las consecuencias. Vladimir Akimenov, del Frente de Izquierda, padeció una arbitraria privación de libertad de 557 días. Aleksei Kiselev, el valiente activista LGTB que se ha enfrentado en diversas ocasiones a las leyes LGTBfóbicas y ha sufrido detenciones, amenazas y ataques, adquirió el estatus de refugiado en España en 2013.

Este vídeo de la BBC (en inglés) recoge uno de los intentos de pucherazo:

Bulat Barantaev, el candidato igualitario

780x580-noticias-bulat-barantayev-facebookDosmanzanas se ha puesto en contacto con Bulat Barantaev, empresario y activista LGTB. Lamentablemente, no ha obtenido el acta de diputado, ya que solo consiguió el 2,5% de los votos de su distrito. “Incluso si no se toman en consideración todas las manipulaciones de Putin con el proceso electoral y con el acceso a los medios de comunicación, es imposible que un hombre públicamente homosexual sea elegido para el Parlamento de la Rusia de hoy”.

Su objetivo último, según nos ha confesado era “aumentar la visibilidad de las personas homosexuales en la sociedad”. Y lo ha conseguido ya que, incluso en el ámbito internacional, ha logrado atraer una gran atención. “Soy un activista democrático y por los derechos LGBT, así como un hombre de negocios aquí en Siberia y en ocasiones mi personalidad atrae la atención de los medios de comunicación”, relata Barantaev.

El activista prosigue diciendo que dicha atención no solo la consigue cuando “realizamos manifestaciones sobre temas LGBT o para proteger la democracia sino también cuando dimos a luz a un niño con dos amigas lesbianas, cuando las ventas de mi marca fetiche Maskulo comenzaron en París o Londres…”. [En la fotografía inferior, Bulat Barantaev aparece con su pareja].

bulat_barantaev-768x307Sobre la falta de pluralidad y de oposición “real” en el parlamento, Barantaev opina que los diputados más “independientes” se encuentran “más preocupados por su supervivencia política en un momento en el que el 90% de los medios de comunicación pertenecen al estado o a alguna de sus corporaciones, cuando no a los amigos de Putin”. Y el político igualitario concluye que, además, “muchos de ellos experimentan problemas cuando los órganos encargados de hacer cumplir la ley son, de hecho, tratan de ponerlos a prueba en diferentes casos injustos y, a veces, ridículos”.

El infame legado LGTBfóbico de Putin

Dosmanzanas realiza un seguimiento bastante intensivo de las noticias sobre la terrible realidad LGTB de Rusia. Desde la aprobación de las leyes homófobas de estado, no hemos dejado de trasladar a nuestros lectores informaciones sobre la práctica impunidad de los grupos homófobos, dedicados a la extorsión, acoso, tortura e incluso asesinato de personas LGTB, y que son muy tímidamente perseguidos por las autoridades.

De hecho, en lugar de perseguir a quienes agreden y torturan, las autoridades alientan aún más la homofobia con leyes como la aprobada en 2013, que prohíbe informar positivamente de la homosexualidad a menores, a la vez que permite que quienes simplemente enarbolan una bandera arcoíris o reivindican la celebración del Orgullo sean detenidos, sancionados con multas considerables  o incluso encarcelados. El pasado mes de julio, sin ir más lejos, la Policía rusa detenía al pastor estadounidense Jim Mulcahy, que se encontraba realizando un encuentro con miembros del colectivo LGTB en la ciudad de Samara, bajo la acusación de que pretendía celebrar matrimonios entre personas del mismo sexo.

Afortunadamente, a pesar de todas las dificultades, sigue habiendo valientes que se atreven a dar la cara, como el joven Ivan Kravistin, del que hablábamos hace unos meses, que se niega a volver al armario y hacer más discreta su apariencia pese a haber sufrido una grave agresión por parte de un hombre al que no gustó su aspecto de “maricón”. Kravistin sí que denunció, y aunque el agresor fue acusado de “gamberrismo” no hubo la más mínima intención de considerar el ataque un crimen de odio…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

El Comité Legislativo del Parlamento ruso rechaza el proyecto que pretendía castigar las salidas públicas del armario

Jueves, 21 de enero de 2016

rusos-agarrados-de-la-manoEl Comité de Legislación Constitucional y Construcción del Estado de la Duma (la cámara baja del Parlamento ruso) ha rechazado un proyecto de ley que pretendía penalizar la salida del armario o la expresión de una orientación sexual distinta a la heterosexual. Presentada el pasado mes de octubre por dos veteranos diputados del Partido Comunista, la propuesta legislativa hacía incluso referencia a las leyes de la extinta Unión Soviética, que penaban la homosexualidad con penas de cinco a ocho años de prisión.

El proyecto de ley presentado por los diputados Ivan Nikitchuk y Nikolai Arefyev, ambos miembros del Partido Comunista de la Federación Rusa, ni siquiera ha logrado superar el primer trámite parlamentario, al ser rechazado por el Comité de Legislación Constitucional y Construcción del Estado de la Duma. Según los miembros del Comité, la iniciativa ha sido rechazada debido principalmente al hecho de que, desde una perspectiva jurídica formal, el proyecto de ley era analfabeto”. Por tanto, acaba aquí su periplo, sin ser sometido al escrutinio de los representantes de la cámara baja del Parlamento ruso.

La proposición legislativa pretendía enmendar la ley que prohíbe la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales ante menores”, aprobada en 2013, y que se dirige exclusivamente a la población LGTB. La reforma estaba encaminada a endurecer aún más las condiciones de las personas LGTB rusas, al penar la mera salida pública del armario o declaración de la propia orientación sexual con multas de hasta 5.000 rublos (71 euros, 80 dólares), que se convertían en penas de prisión o arresto de hasta 15 días si se realizaba en centros educativos o culturales y edificios de la administración estatal o local.

Para Nikitchuk, uno de los ponentes, las sanciones y penas establecidas en su proposición de reforma tan solo debían ser aplicadas a los varones homosexuales o bisexuales, no a las mujeres. En unas declaraciones a la emisora de radio Russkaya Sluzhba Novostei afirmaba que “creemos que las mujeres son personas más razonables y más capaces de manejar sus emociones. Por el momento, no incluiremos a las mujeres”. Para el diputado, la homosexualidad es “un grave peligro para cualquier persona y para la humanidad por entero”, pues puede incitar a niños y jóvenes a evitar reproducirse, y “en un sentido biológico, la insuficiencia de reproducción es igual a la muerte, y esto hace que la homosexualidad sea un peligro mortal para la humanidad “.

Ambos proponentes hacían referencia en su texto a los tiempos en que la homosexualidad era más duramente perseguida, como en la extinta Unión Soviética, cuyas leyes penaban la homosexualidad con penas de cinco a ocho años de prisión. También evocaban la Grecia clásica, pues, según ellos, “en Atenas, durante el período clásico, los homosexuales tenían que declarar su vicio a la asamblea del pueblo y eran despojados de sus derechos civiles. A quienes trataban de ocultarlo se les exiliaba o ejecutaba. Las leyes de la antigua Esparta eran aún más estrictas, sin declaración alguna cualquier persona que era sorprendida era ejecutada”.

La reforma era tan delirante en su pretensiones y en su forma, que incluso los LGTBfobos más recalcitrantes como Vitaly Milonov la rechazaban, aunque en su caso es por estimar que la ley actual ya penaliza las salidas públicas del armario si pueden ser contempladas por menores.

Sin embargo, el mero hecho de que esta propuesta llegue a presentarse, sin embargo, es muy sintomático de la extrema vulnerabilidad de las personas LGTB en Rusia, país donde quienes defienden sus derechos humanos más elementales son continuamente perseguidos por las autoridades. Bien sea por el mero hecho de enarbolar una bandera arcoíris o por reivindicar la celebración del Orgullo son detenidos, sancionados o incluso encarcelados. Por no mencionar la violencia extrema que las personas LGTB soportan por parte de grupos de odio como Occupy Pedofilyaj, tímidamente perseguidos por las autoridades.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Las leyes homófobas se endurecen en Rusia: proposición de ley para castigar las salidas públicas del armario o la mera declaración de la propia homosexualidad será un crimen

Lunes, 2 de noviembre de 2015

viewimage_story.phpEn el país de las Tatu nos lo están poniendo más difícil todavía. Dos disputados rusos, Ivan Nikitchuk y Nikolai Arefyev, afirman que la llamada “ley contra la propaganda homosexual” que se aprobó hace un par de años en Rusia no está siendo todo lo eficaz que debería, con lo cual han propuesto una enmienda más terrorífica todavía: salir del armario será un crimen según la ley en Rusia.

Dos diputados del Partido Comunista ruso han presentado una propuesta de reforma de la ley contra la llamada “propaganda homosexual”, con la pretensión de que la mera declaración pública de la propia homosexualidad sea castigada con fuertes multas e incluso con la cárcel. Los proponentes  afirman que su reforma está basada en la “experiencia histórica”, como los tiempos de la extinta Unión Soviética, cuando la homosexualidad se castigaba con penas de cinco a ocho años de cárcel.

Los diputados Ivan Nikitchuk y Nikolai Arefyev, ambos miembros del Partido Comunista, han presentado en la Duma (la cámara baja del Parlamento ruso) un proyecto de reforma de la ley que prohíbe la “propaganda de relaciones sexuales no tradicionales ante menores”, aprobada en 2013 y que se dirige exclusivamente contra la población LGTB. La reforma está destinada a endurecer aún más las condiciones del colectivo, al penar la mera salida pública del armario o declaración de la propia orientación sexual con multas de hasta 5.000 rublos (71 euros, 80 dólares), que se convierten en penas de prisión o arresto de hasta 15 días si se realiza en centros educativos o culturales y edificios de la administración estatal o local.

Así es Rusia, el país en el que investigan si los emojis gays cumplen la ley, o en el que Vladimir Putin se atreve a afirmar que allí hay igualdad de derechos para todas las personas del colectivo LGBT. Los dos citados diputados son veteranos e integrantes del Partido Comunista, y proponen multas de unos 70 euros para todo aquel que manifieste en público su condición de homosexual, bisexual o transexual, e incluso penas de 15 dias en la cárcel si esto se hace en lugares como colegios o edificios del gobierno ruso.

Según declaraba Ivan Nikitchuk , la proposición de reforma se debe a que “el problema es grave y urgente, ya que atañe a enfermedades sociales y a la educación moral de las nuevas generaciones. Por desgracia, el mecanismo propuesto en la ley 2013 ‘Sobre la protección de los niños contra la información que daña su salud y desarrollo’ ha demostrado ser ineficaz y es lo que nos ha llevada a desarrollar nuevas medidas”. Para el diputado, la homosexualidad es “un grave peligro para cualquier persona y para la humanidad por entero”, pues puede incitar a niños y jóvenes a evitar reproducirse, y “en un sentido biológico, la insuficiencia de reproducción es igual a la muerte, y esto hace que la homosexualidad sea un peligro mortal para la humanidad “.

Los proponentes hacen referencia en su texto a los tiempos en que la homosexualidad era más duramente perseguida, como en la extinta Unión Soviética, cuyas leyes penaban la homosexualidad con penas de cinco a ocho años de prisión. También evocan la Grecia clásica, pues, según ellos, “en Atenas, durante el período clásico, los homosexuales tenían que declarar su vicio a la asamblea del pueblo y eran despojados de sus derechos civiles. A quienes trataban de ocultarlo se les exiliaba o ejecutaba. Las leyes de la antigua Esparta eran aún más estrictas, sin declaración alguna cualquier persona que era sorprendida era ejecutada”.

Para Nikitchuk, las sanciones y penas establecidas en su proposición de reforma tan solo deben ser aplicadas a los varones homosexuales o bisexuales, no a las mujeres. En unas declaraciones a la emisora de radio Russkaya Sluzhba Novostei afirmaba que “creemos que las mujeres son personas más razonables y más capaces de manejar sus emociones. Por el momento, no incluiremos a las mujeres…Hasta ahora no tenemos pensado tocarlas”. Ivan Nikitchuk se justifica diciendo que “en el sentido biológico, no reproducirse es lo mismo que la muerte y en ese sentido la homosexualidad es una amenaza letal para toda la humanidad. El problema a solucionar es urgente, porque afecta a los actuales problemas de nuestra sociedad y a la moral de las nuevas generaciones”. Así está el patio en Rusia, para que venga luego Putin a decir que no pasa nada…

Por fortuna la delirante reforma parece tener pocos visos de poder ser aprobada en el Parlamento. Los representantes del partido gubernamental dan por ahora el tema por zanjado, e incluso los LGTBfobos más recalcitrantes como Vitaly Milonov la rechazan, aunque en su caso es por estimar que la ley actual ya penaliza las salidas públicas del armario si pueden ser contempladas por menores.

El mero hecho de que esta propuesta llegue a presentarse, sin embargo, es muy sintomático de la extrema vulnerabilidad de las personas LGTB en Rusia, país donde quienes defienden sus derechos humanos más elementales son continuamente perseguidos por las autoridades. Bien sea por el mero hecho de enarbolar una bandera arcoíris o por reivindicar la celebración del Orgullo son detenidos, sancionados o incluso encarcelados. Por no mencionar la violencia extrema que las personas LGTB soportan por parte de grupos de odio como Occupy Pedofilyaj, tímidamente perseguidos por las autoridades.

Fuente Cromosomax y Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Presentado proyecto para modificar la ley contra la “propaganda homosexual” rusa sin cambios sustanciales para la comunidad LGTB

Jueves, 30 de enero de 2014

DumaDiputados de Rusia Unida (la formación de Vladimir Putin), el Partido Comunista y el Partido Liberal-Demócrata han presentando un proposición de ley conjunta para modificar la norma que prohíbe la propaganda de relaciones sexuales no tradicionales a menores, más conocida por “ley contra la propaganda homosexual”. El proyecto pretende eliminar el término “no tradicionales” de la ley vigente, para impedir cualquier tipo de promoción de las relaciones sexuales ante menores de edad. Todo apunta, sin embargo, a que la difusión de cualquier tipo de información positiva sobre la homosexualidad seguiría estando prohibida con la nueva redacción.

Una de las ponentes del proyecto de ley es la diputada y cantante de ópera Maria Maksakova, que ya en el pasado había expresado su preocupación por la repercusión internacional negativa de la ley contra la “propaganda homosexual”, aunque ella misma había votado por su implementación. Su preocupación, sin embargo, no se dirigía al terrible clima de persecución a que se ha visto abocada la comunidad LGTB de su país desde la aprobación de la norma homófoba, sino a las explicaciones que los artistas rusos se veían obligados a dar en sus viajes al extranjero.

El proyecto de ley, que ya aparece en la web de la Duma (la cámara baja del Parlamento ruso), propone modificar el artículo 6.21 del Código de Infracciones Administrativas, sobre la “propaganda de las relaciones sexuales no tradicionales”, promulgado el año pasado. Se excluiría el término “no tradicionales” del título para extender su acción a la promoción de cualquier tipo relaciones sexuales ante menores. El texto del artículo 6.21 permanecería inalterado, a excepción de una nueva disposición que prohibiría “la propaganda de las relaciones sexuales entre menores de edad, entendida como la imposición de información sobre la prioridad de las relaciones sexuales a menores de edad, siempre que este tipo de acciones no conlleven ya un delito penal”·

Según las notas aclaratorias de los ponentes, su pretensión es  que se considere una falta punible ”cualquier información que promueva la prioridad de las relaciones sexuales en contraposición a los valores de la vida familiar, el desarrollo espiritual e intelectual de los menores, así como la información nociva para la salud y/o el desarrollo de los niños”. Esas mismas notas apuntan a que la propaganda de relaciones no tradicionales seguiría siendo sancionada, con lo que nada cambiaría respecto a la comunidad LGTB. Parece evidente, pues, que el objetivo es acallar las críticas internacionales con un reforma vacía. Leer más…

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.