Archivo

Archivo para Lunes, 22 de junio de 2020

Estar en el presente

Lunes, 22 de junio de 2020

Del blog Nova Bella:

19225819_432832440425035_3872799647879428627_n

 

“Nunca estamos en nuestro propio terreno, nos encontramos siempre más allá. El temor, el deseo, la esperanza nos proyectan hacia el futuro y nos arrebatan el sentimiento y la consideración de aquello que es, para que nos ocupemos de aquello que será…”

*

Montaigne

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

José Antonio Vázquez: El olvido del Ser, fundamento de la religión burguesa.

Lunes, 22 de junio de 2020

Ferdinand Hodler El buen samaritano, 1885La difusión en Occidente de una espiritualidad formalista y moralista, impulsada muchas veces desde el seno de las iglesias, y asociada a la defensa de formas sociales autoritarias e injustas, dio lugar a lo que el teólogo Metz denominaba la “religión burguesa”, una enfermedad espiritual y social, que se ha ido apoderando del cristianismo, cuando es, en realidad, su caricatura manipulada: una religiosidad privatizada e intimista al servicio de los ideales conformistas de los acomodados.

Esta “religión burguesa” no fue una enfermedad que afectó solo a ciertos cristianos poco comprometidos, pues, por desgracia sigue siendo, muchas veces, la sensibilidad dominante en el seno de algunas comunidades de las iglesias occidentales, también en sus grupos aparentemente más comprometidos, desde los más activos (centrados, a veces,  más en la propaganda casi con técnicas de marketing que en la promoción de la dignidad humana) a los más contemplativos (refugiados, en ocasiones, en una vida reducida a la oración, que es una evasión de la vida real y un descompromiso con los desfavorecidos).

El Concilio Vaticano II tomó conciencia de esta enfermedad en el seno de la iglesia católica e intentó poner remedio a la situación, volviendo a la experiencia cristiana de los orígenes, actualizada hoy, a la religión mesiánica o humanamente liberadora que el cristianismo es. Se animó a una “desclericalización” de la iglesia, para recuperar el valor de la koinonía (comunión y fraternidad) y el verdadero sentido del ministerio sacerdotal (al servicio de la comunión), se recuperó la dimensión social y liberadora del mensaje de Jesús, su opción por la defensa de la dignidad de la persona y de la justicia, con y desde los marginados;  se buscó desideologizar el anunció del mensaje, para redescubrir la experiencia espiritual que fundamenta la doctrina, se volvió pues a intentar que la mística fuera el centro del mensaje. Una mística de los ojos abiertos, solidaria, encarnada que llevara a una perspectiva universal, al diálogo interreligioso e intercultural, fundamento de la paz desde la justicia y el amor.

Con el Papa Francisco se ha recuperado y actualizado este proceso iniciado en el Vaticano II, obstaculizado por grupos ultraconservadores muy agresivos, protegidos durante los papados de Juan Pablo II y Benedicto XVI. El papa Francisco se ha desvinculado de esos grupos y ha continuado la línea de reforma del Vaticano II, incluyendo ahora con más fuerza la preocupación ecológica y social, pero todavía queda mucho por hacer: Es indignante la situación de discriminación de la mujer dentro de la iglesia, el laicado sigue privado de su protagonismo con muy poca influencia real en la estructura de la institución, la insuficiente garantía de los derechos humanos dentro  de la institución ha favorecido los abusos espirituales (abusos de poder manipulando la conciencia) y sexuales dentro de la misma (muchos avisan de que solo estamos conociendo la punta del iceberg), lo que reclama una verdadera reforma estructural, hay que sanear también el discurso teológico y moral en puntos como la sexualidad, liberándolo de prejuicios sexófobos, homófobos y misóginos que  siguen presentes en no pocas ocasiones en la cultura eclesial…

La religión burguesa sigue estando muy presente en el seno de la institución, por lo que, para sostener toda la labor de reforma y saneamiento urgente, necesitamos una fundamentación muy fuerte en una experiencia espiritual auténtica. Santa Teresa de Jesús decía que son los frutos de amor, los que nos muestran si una experiencia espiritual es auténtica o no. Amor afectivo y efectivo diría San Bernardo de Claraval. Una mística de los ojos abiertos decía Metz.

Ya K. Rahner lo intuyó hace tiempo al decir que el cristiano del siglo XXI será místico o no será (frase que él escuchó a Raimon Panikkar).

Martin Velasco ha señalado como la Mística es una experiencia que se basa en el encuentro con el Misterio transcendente (de ahí deriva su nombre), en lo más profundo de la inmanencia, en el interior del mundo humano. Transcendencia hace referencia a algo abierto, algo que no está cerrado (inmanente), por ello, la mística entiende el encuentro con el Misterio como una experiencia que no está encerrada en la mente, es decir, que nos lleva al encuentro con el Ser,  con Dios para los cristianos. Por eso, la experiencia mística se realiza a través del amor, no del intelecto, incluye una dimensión cognitiva (presente siempre en el amor) pero la transciende, no se reduce todo a un cambio de conciencia, sino a una transformación del ser, una unión por el amor del ser humano con el ser divino y con toda la realidad, sin fusión ni separación.

La mística remite al Ser, a una realidad que transciende la conciencia (incluso la conciencia suprarracional), busca la unión respetando la alteridad. El gnosticismo, que es la enfermedad de la espiritualidad, remite solo a la conciencia, pues reduce todo lo real a la conciencia, una conciencia, así, encerrada en sí misma, inmanente pues, y no transcendente, que no considera real lo que está más allá de ella (el otro, la alteridad).

La mística remite a un camino espiritual integral que incluye y valora el cuerpo, las emociones, el cultivo de la razón, la contemplación, el compromiso ético personal, interpersonal y social en el encuentro con el Misterio, pues respeta la alteridad de cada ámbito en la unidad. Busca la unificación por integración. El gnosticismo tiende a focalizar, todo el camino espiritual, fundamentalmente, en la práctica de la meditación contemplativa buscando una iluminación que lo libere de la supuesta “ilusión” de la alteridad; el gnosticismo reduce la realidad de los otros y del Misterio, al negar su alteridad, encerrándose en una “gran” conciencia autocentrada, que pretende subsistir por sí misma y ser lo único real. El gnosticismo busca la unificación negando la alteridad y admitiendo solo una única realidad: la conciencia, que en esta visión es inmanente (encerrada en sí misma, pues no reconoce la plena realidad de lo que no es ella). Es la dictadura de la unidad frente a la pluralidad. La salvación- realización se logra, así, por el conocimiento (un conocimiento suprarracional) no por el amor, de ahí, el nombre de esta enfermedad espiritual: gnosticismo, de gnosis (conocimiento) como ha señalado Hans Jonas, experto en gnosticismo.

La mística al situar el fundamento de lo real en el Ser y no en la conciencia, sostiene una visión antropológica que prima la libertad sobre el intelecto. La libertad entendida como libertad ontológica, como apertura del ser humano al Ser (capax Dei, decía San Agustín, capacidad de abrirse y unirse al Ser), más que como libertad operativa (capacidad de elegir).

La tradición judeocristiana se caracteriza por esta visión que da primacía al Ser, siguiendo la revelación de Dios a Moisés como: “yo soy el que soy”. El Ser, en la síntesis que hizo Santo Tomas de la mística cristiana y la sabiduría filosófica, está más allá de la conciencia, es el acto de todos los actos (el fundamento de lo real), es transcendente (abierto, relacional) y analógico (se expresa de modo plural sin perder una dimensión común en todas sus expresiones). Está más allá de la esencia (la dimensión referida a la conciencia, no es una realidad abstracta) y de la existencia (el ser determinado). La nota que caracteriza a este fundamento de todo es precisamente ser, es decir, aparecer fuera de la nada. Esta sería su caracterización desde una perspectiva objetiva, desde una perspectiva subjetiva o interna (hablando analógicamente) su nota fundamental es la libertad, cuya plenitud es el amor. Como dice San Juan Dios es Amor”, el Ser en su interior es amor, comunión, relación. De ahí que la mística considere a la libertad- voluntad como la facultad superior del ser humano, que integra y dirige a las otras y al amor (unión real del ente y el Ser) como la perfección del ser humano y de todo lo real. El gnosticismo tiende, sin embargo, a poner al intelecto como la facultad primera del ser humano (Santo Tomas también consideraba que el intelecto era la primera facultad pero solo desde la perspectiva constitutiva o esencial- relacionada con la dimensión intelectual de lo real- pero no desde la perspectiva dinámica de lo real, que es la más plena, pues se relaciona con el alcanzar los entes sus fines, es decir, con su perfeccionamiento, es la dimensión existencial y la más importante, y en ella prima para Santo Tomas la voluntad).

Señala Hans Jonas que el gnosticismo como principio siempre ha estado presente en el seno del cristianismo, acompañando a la mística y, en ocasiones, confundiéndose con ella. Ya Heidegger denunció el “olvido del ser” en la filosofía occidental, lo que podríamos entender como la contaminación gnóstica en parte del pensamiento occidental.

Para Cornelio Fabro, experto en la filosofía de Santo Tomas, es la propia filosofía escolástica medieval la que olvidándose de la importancia del Ser en Santo Tomas, evoluciona hacia posiciones que él denomina “esencialistas” o “formalistas”, que identifican al Ser con el “Ser esencial”, una esencia que es subsistente, es decir, con una Conciencia (la esencia hace referencia siempre a la dimensión intelectual) que existe por sí misma, regresando así a la visión gnosticista. Ya en la Edad Media las corrientes místicas van a criticar esta visión “intelectualista”, quizá el ejemplo más conocido es la crítica de San Bernardo de Claraval a Abelardo, un escolástico del momento con posiciones intelectualistas o su oposición a los cátaros, corriente espiritual abiertamente gnosticista.

Los humanistas del Renacimiento intentaron sanear este intelectualismo escolástico de la Edad Media ya decadente. Este humanismo recuperó la importancia de la libertad en la antropología humana, pero al apoyarse en la filosofía neoplatónica o hermética, en el esoterismo más que en la mística, no consiguieron regresar a la primacía del Ser, pues estas filosofías y espiritualidades eran representantes de una perspectiva intelectualista y no realista, no daban primacía al Ser sino a la Conciencia.

La modernidad nació así con una doble fuente espiritual: una fuente más sana vinculada con la mística cristiana que alimenta la revalorización del ser humano y su libertad y una fuente gnosticista, que dio lugar a las visiones racionalistas, idealistas, y por reacción, empiristas y materialistas, hasta llega al nihilismo, la tecnocracia y al capitalismo radical que vivimos, y que parece caminar hacia el transhumanismo deshumanizado.

Fue Hans Jonas quien ha vinculado la cultura y sociedad antiecológica, patriarcal, logocéntrica, mentalista e individualista que parece dominar occidente, con la influencia del intelectualismo gnóstico.

Caminar hacia una cultura y sociedad más ecológicas, más justas, menos patriarcales, menos logocéntricas y más integrales supone recuperar la mística del Ser, la libertad y el amory para ello, la aportación del cristianismo es esencial. Salir del inmanentismo (el encerramiento en la conciencia como única realidad) hacia la transcendencia, la apertura más allá de nosotros mismos hacia el Otro y los otros, respetando su alteridad y su comunión con nosotros es la verdadera espiritualidad no-dual, trinitaria, mística.

Hoy corremos el riesgo de querer salir de la “religiosidad burguesa” por medio de una “espiritualidad gnosticista”, que olvida el Ser o lo identifica con la conciencia. Una espiritualidad que dice ser «esotérica», transreligiosa o metarreligiosa, creyendo que así está más allá de la religión burguesa y que, en realidad, es otra cristalización más de la misma enfermedad.

Filósofos judíos como Levinas o Jonas han visto en este gnosticismo, que niega la alteridad y el Ser transcente, el error que conlleva unas consecuencias éticas graves (estaría en la base que terminó llevando al nazismo, una ideología que negó al otro su valor central). Como decía Santo Tomas: “parvus error in principio, magnus est in fine”. La reducción del Otro a ser solo una expresión de la conciencia supone fácilmente el descompromiso con el cuidado de la dignidad humana y el sentimiento de responsabilidad para con él. Si solo es importante la conciencia, que es la que nos salva, lo importante puede terminar siendo solo llevar a los demás a una experiencia de iluminación de la conciencia y no tanto de cuidado en la historia, más allá de la conciencia o la interioridad, de la justicia y la dignidad.

Sin ética y compasión la iluminación es una ilusión y, para que haya ética, el otro debe ser real, la realidad debe fundamentarse en el Ser transcendente que está más allá de la conciencia. Si solo hay conciencia, el otro desaparece engullido por una espiritualidad narcisista, que no reconoce al otro su alteridad sagrada.

José Antonio Vázquez

Fuente Cristianía

Espiritualidad , ,

Una mujer trans de 99 años y su peculiar campaña para recaudar un millón de dólares para los mayores LGTB

Lunes, 22 de junio de 2020

img_6767Robina Asti, una mujer trans de 99 años, está en campaña para recaudar un millón de dólares para los mayores LGTB y los jóvenes gays, lesbianas y trans sin hogar. Su intención es la de ayudar a dos de los colectivos de nuestra comunidad que más están sufriendo por la pandemia del COVID-19.

Asti sabe de lo difícil que pueden ser algunas situaciones para las personas mayores, ya que suelen ser invisibles para una gran parte de la población. No hablemos de las dificultades que se les suma a quienes son mayores LGTB.

Ella lo ha vivido en carne propia. Admirable y luchadora, combatió en la Segunda Guerra Mundial y luego tuvo que hacerlo contra la administración estadounidense. Al enviudar en el 2012, peleó duramente reclamando su pensión ya que el Gobierno estadounidense no la reconocía oficialmente como mujer. Sin embargo, resultó victoriosa y les abrió el camino a muchas otras mujeres trans.

Consciente de las necesidades del colectivo, ha creado la Cloud Dancers Foundation, centrada en nuestros mayores LGTB y en los jóvenes queer sin hogar. Y su objetivo no es más ni menos que recaudar un millón de dólares en el primer año de existencia de su fundación.

Por el momento, y habiendo cumplido apenas un mes, ha llegado a sus primeros 2.000 dólares. Pero no tenemos dudas de que en poco tiempo contaremos que el millón de dólares podrá ser utilizado para nuestros mayores LGTB y aquellos jóvenes queer que se han quedado sin hogar.

Fuente Oveja Rosa

General, Historia LGTBI , ,

El V Festival de Cine LGTBI del Centro Niemeyer será online en colaboración con FILMIN

Lunes, 22 de junio de 2020

captura_de_pantalla_2020-06-18_a_las_12.31.54Llega el mes del Orgullo y, este 2020, lo hace con un festival de cine bajo el brazo: el V Festival de Cine LGTBI del Centro Niemeyer de Avilés. En La Súper Queer conocemos de primera mano este evento porque he hemos tenido el honor de participar en él en las dos ediciones anteriores: la primera participando en un debate (en chandal) y la segunda para moderar un debate (en tejanos, pero me quedé sin temas y preguntas a los 20 minutos y tuvimos que improvisar).

Lo de poder sentarte a charlar sobre cine y realidades LGTBI con gente muy diversa y con muchas ganas de compartir experiencias es, junto a las películas seleccionadas para participar en el festival, uno de los grandes alicientes de este festival emergente que cumple cinco años. Pero ya sabes cómo está la cosa en 2020 y esta quinta edición cambia de formato para adaptarse a la realidad del coronavirus. El festival, que se celebrará del 20 al 28 de junio, se desarrollará por primera vez de forma íntegramente online a través de la plataforma Filmin. “El Festival tuvo que suspenderse en abril por la irrupción del coronarivurs, pero ahora se recupera a través de las redes; lo que supone una estupenda noticia y marca el camino adecuado que debemos seguir para afrontar el tremendo impacto de la Covid-19 en el sector“, explica Berta Piñán Suárez, Consejera de Cultura, Política Lingüística y Turismo del Gobierno del Principado de Asturias y presidenta del Patronato de la Fundación Centro Niemeyer. “El festival es ya un icono consolidado de la reivindicación a través del cine de una sociedad mejor, más integradora y respetuosa con la diversidad”, añade Piñán Suárez, “Un certamen cada año más abierto y más comprometido“.

Como explica Borja Ibaseta,  Coordinador de actividades en la Fundación C.C.I. Oscar Niemeyer: “Lógicamente se hace algo extraño pasar de un formato presencial que fomenta el tú a tú y el intercambio de ideas y opiniones a un formato on-line que nos permite mantener las medidas sanitarias y disfrutar de estas películas cómodamente desde el sofá de casa pero estamos muy contentos de haber sido capaces de sacar adelante esta V Edición del Festival LGTBI en un contexto tan incierto como el actual.

En un tiempo récord el Festival ha conseguido reconvertirse y ofrecer una programación que este año se centra en el equilibrio entre la ficción y el documental, poniendo el foco de atención en el cine creado en el continente americano y cuidando mucho la paridad entre directoras y directores. “Creemos que la selección de películas es fantástica y nos ofrece un panorama rico y variado con especial atención al género documental y a la militancia. Además contaremos también con un interesante WEBinar sobre “Feminismos y movimiento LGTBI” con Andrea Momoitio, Esther Mayoko, Paco Tomás y Victor Mora.”, explica Ibaseta.

¿Y cómo puedes montarte este Festival en casa? Pues muy fácil: Suscribiéndote a Filmin durante este mes de junio (la suscripción mensual tiene un coste de tan solo 7,99€) o abonando cada película de forma individual por 3,99€. La película “The Ground Beneath My Feet“, eso sí, solo podrá verse abonándola de forma individual.

¿Y qué películas se podrán ver? Pues las siguientes:

1.        Temblores, de Jayro Bustamente. Guatemala, 2019.

2.        Marilyn, de Martín Rodríguez Redondo. Argentina, 2018.

3.        Vendrá la muerte y tendrá tus ojos, de J. L. Torres Leiva. Chile, 2019.

4.        Bixa Travesty, de Claudia Priscilla y Kiko Goifman. Brasil, 2018.

5.        Lemebel, de Joanna Reposi Garibaldi. Chile, 2019.

6.        Cubby, de Mark Blane, Ben Mankoff. EE. UU., 2019.

7.        The archivettes, de Megan Rossman. EE. UU., 2019.

8.        Wild nights with Emily, de Madeleine Olnek. EE. UU., 2018.

9.        The ground beneath my feet, de Marie Kreutzer. Austria, 2019.

Así que ya sabes: suscríbete a FILMIN (o alquila las películas que más te interesen) para poder participar y apoyar el Festival y acude a la web del Centro Niemeyer para disfrutar del resto de actividades y para descubrir el palmarés de premios, que este año entregará un jurado formado por el director de cine Samu Fuentes, Pablo Cantero (director de FanCineGay) y Yolanda Rodríguez (colaboradora de CINHOMO).

Cine/TV/Videos, General , , ,

Mie se convertirá en la primera prefectura japonesa en prohibir el Outing de personas LGBT

Lunes, 22 de junio de 2020

2901416_640pxGobernador de Mie (Japón), Eikei Suzuki.

La región de Mie en Japón se ha convertido en la primera prefectura del país en prohibir el Outing de personas LGBT+ sin su permiso.

Según Japan Today, el 3 de junio, el gobernador Eikei Suzuki anunció la prohibición del outing como parte de una ley antidiscriminatoria más amplia en la región.

Según la nueva ley, es ilegal revelar la orientación sexual o la identidad de género de una persona LGBT+ sin su permiso, y también es contrario a la ley el coaccionarlos para que la revelen ellos mismos.

Suzuki dijo que llos outings “pueden desestabilizar las relaciones familiares y laborales y llevar a la gente al aislamiento, interrumpiendo sus amistades y el contacto con otras personas”. Aunque el sexo entre homosexuales sólo ha sido criminalizado brevemente en la historia de Japón, el matrimonio entre personas del mismo sexo no ha sido legalizado y la identidad de género y la orientación sexual siguen siendo tabú. Suzuki añadió: “Necesitamos hacer más para crear una sociedad que se preocupe por los demás.”

Una conferencia de expertos pronto deliberará sobre cuál debe ser la pena para el crimen. Aunque Mie es la primera prefectura de Japón que ha aprobado una ley de este tipo, la ciudad de Kunitachi introdujo una prohibición de salida similar en abril de 2018. La salida se ha convertido en un temor aún mayor para la comunidad LGBT+ en Japón desde el comienzo de la pandemia de coronavirus. Dado que las autoridades sanitarias de Japón están investigando las rutas de infección del coronavirus, muchas personas LGBT+ han vivido con el temor de ser descubiertas contra su voluntad si se enferman con el virus.

Las autoridades sanitarias del Japón comenzaron a ponerse en contacto con los pacientes de coronavirus para saber cómo estaban infectados y para detener la propagación del virus. La política actual permite a los gobernadores organizar el interrogatorio de los pacientes y autorizar una investigación de sus contactos y los lugares que han visitado.

Esto significa que las personas LGBT+ que aún no han salido del armario podrían ser identificadas a través de las personas que han conocido, o los bares y clubes que han visitado.

Fuente Pink News

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.