Inicio > General, Historia LGTBI, Judaísmo > El Tribunal Supremo de Israel estudia una propuesta ‘histórica’ de legalización del matrimonio igualitario

El Tribunal Supremo de Israel estudia una propuesta ‘histórica’ de legalización del matrimonio igualitario

Viernes, 6 de noviembre de 2015

gayjewishEl Tribunal Supremo de Israel ha aceptado a trámite una petición de un colectivo LGTB para legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo. La situación de esta figura jurídica en el estado de Israel, conviene recordar, es compleja: no existe propiamente el matrimonio civil, por lo que dos ciudadanos israelíes del mismo sexo no pueden casarse dentro del país, pero si lo hacen en el extranjero el estado sí está obligado a reconocer su matrimonio…

En Israel solo existe el matrimonio religioso. La mayoría de la población recurre al Rabinato para unirse según la ortodoxia judía, aunque también pueden celebrarse matrimonios cristianos, drusos o musulmanes. Solo desde el año 2010 existe la posibilidad de que dos ciudadanos israelíes puedan contraer matrimonio sin intervención religiosa en el propio país, pero para ello ninguno de los dos debe ser considerado judío según la Halajá (ley mosaica) ni estar registrado como perteneciente a una comunidad religiosa. En la práctica, ello restringe a un mínimo grupo de ciudadanos esta posibilidad. En consecuencia, las parejas que no desean contraer matrimonio religioso se ven obligadas a marchar fuera del país para casarse y –eso sí– ver luego reconocida su unión en suelo israelí.

Desde agosto de 2014, Israel extendió la Ley del Retorno a homosexuales extranjeros casados con judíos. Bastaba con que un miembro de la pareja profesase la religión judía para que cualquier matrimonio gay celebrado en el extranjero pueda residir legalmente en Israel. Hasta esa fecha, los no judíos podían vivir legalmente en el país si tenían un pariente cercano que sí lo fuera, en aplicación de la Ley del Retorno. Entre estos parientes se incluían a sus esposos o esposas, siempre que la pareja fuese del mismo sexo. Ahora se da un paso más y el Tribunal Supremo de Israel está planteándose la legalización del matrimonio gay después de que una ONG de derechos LGBTI presentó una petición ‘histórica’ este pasado domingo, 1 de noviembre.

En 2006, cinco parejas del mismo sexo israelíes casadas en Canadá solicitaron ver su matrimonio reconocido en su país. Finalmente el Tribunal Supremo de Israel les dio la razón y obligó a la administración a registrar sus matrimonios. Este reconocimiento se restringía inicialmente a los ciudadanos israelíes, aunque, como mencionábamos más arriba, el año pasado se amplió a a los matrimonios del mismo sexo de judíos con no judíos a efectos de la emigración judía a Israel. Se puso así fin a una situación ambigua que había llevado a decisiones contradictorias. En 2011, por ejemplo, se concedió la ciudadanía a un estadounidense no judío casado con un israelí, pero solo unas semanas después se la denegaba a un uruguayo en un caso similar.

Pese a todo, la situación de discriminación persiste en suelo israelí, motivo por el cual la organización Israeli National LGBT Task Force (conocida también como The Aguda), inspirada por la decisión del Tribunal Supremo de los Estados Unidos del pasado junio, ha elevado una petición a su propio Tribunal Supremo para que legalice de forma plena el matrimonio igualitario y afirma que el hecho de que el tribunal no rechazara la petición era un signo alentador. El matrimonio en Israel está regulado por la ley judía que prohíbe la homosexualidad y, por tanto, discrimina a las personas LGBTI. “La realidad que vivimos es absurda, por una parte, los tribunales rabínicos no reconocen los matrimonios entre personas del mismo sexo, por otro, rechazan renunciar a su jurisdicción exclusiva para reconocerlos. Es hora de que los miembros de la comunidad LGTB sean reconocidos como ciudadanos con los mismos derechos”, ha declarado a The Jerusalem Post Oded Fried, director ejecutivo de la organización.

“Exigimos que el estado provea el derecho básico y fundamental para ejercer nuestro amor con quien elijamos y, para ello, requiere de una legislación que permita el matrimonio gay en Israel”, subrayan desde la organización.

Una petición que de momento ha sido admitida a trámite, un signo que The National LGBT Task Force ha considerado alentador, aunque habrá que ver qué recorrido real tiene. En cualquier caso, sus promotores no van a darse por rendidos, y ya han anunciado que si el Tribunal Supremo no reconoce el matrimonio igualitario civil seguirá dando la batalla legal para despojar a los tribunales rabínicos de su competencia exclusiva sobre el matrimonio.

Si la propuesta no es aceptada por el tribunal, la asociación trabajaría para lograr la abolición del artículo 1 de los tribunales rabínicos, que establece que todos los matrimonios entre judíos en Israel deben pasar por los tribunales religiosos.

Hace nueve años, el mismo tribunal reconoció a las parejas homosexuales casadas en el extranjero y el entonces ministro de Justicia planteó considerar la legalidad de las uniones del mismo sexo pero no se ha hecho ningún progreso desde entonces.

Fuente Ragap y Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Judaísmo , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.