Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Philippe Ariño’

Fe activista contra la LGTBIfobia episcopal

Lunes, 27 de febrero de 2017

soy-homosexual-tengo-hijos-soy-catolico1Por su interés publicamos este artículo que hemos leído en Público:

El “quién soy yo para juzgar a una persona gay?” del papa Francisco no provocó grietas en el rechazo doctrinal a los derechos sexuales

El discurso alineado con la doctrina oficial es el único que tiene cabida en sermones y escritos

Las posibilidades de vivir un cambio sustancial no es esperable a corto plazo

Personas católicas del movimiento LGTBI asumen el reto de desmontar la lectura con la que la doctrina oficial condena a la diversidad afectivo-sexual y de identidad de género, una posición excepcionalmente replicada dentro de las comunidades de creyentes.

Por, Meritxell Rigol

Una pequeña cruz de plata le cuelga del cuello con una fina cadena. En la muñeca, una goma de pelo color cielo junto a un rocío crean una pulsera que hace pensar en la bandera del orgullo trans, casualidad o no. Marta Siscar, de hecho, dice que no cree precisamente, en las casualidades. Proveniente de una familia que no era de ir a misa, encuentra que pasar años dentro de la Iglesia -desde que se acercó de pequeño a hacer de monaguillo hasta ingresar al seminario-, no lo ha sido una, de casualidad. “Si mi trayectoria ha sido la que ha sido es porque Dios ha querido que yo fuera trans y creyente, y poder dar testimonio de las dos cosas juntas”, explica convencida.

O ser cura o vivir como la mujer que era. Hace seis años que Marta tuvo que escoger qué parte de sí misma pesaba más. “Yo no he perdido la vocación sacerdotal y, si algún día se pueden ordenar mujeres, me plantearé volver al seminario”, explica en unos momentos en que ya no mantiene la relación con los curas que tenía cerca. “Ya no puedo hablar con ninguno de ellos, me ven como una loca, como una endemoniada…”, lamenta, con un punto de sarcasmo.

58ac25b92df63-r_1487796539577-0-35-640-365En Barcelona, donde se trasladó desde su Valencia natal al dejar el seminario, Marta no se ha ligado a una comunidad católica, sino que acude a una u otra parroquia una vez a la semana. Se dedica a la música como directora de coro -ahora, sin órgano-, echa un cable a la administración de la Fundació Enllaç -de apoyo a personas mayores LGTBI- y es activista de Generem!, la asociación impulsora de la Plataforma Transforma la salut, la iniciativa que ha promovido los cambios para despatologitzar el modelo de salud para las personas trans en Cataluña. Un reto similar lo ve, también, de cara a la Iglesia.

“Me da igual que haya cuatro obispos que digan tonterías sin fundamento bíblico sobre las personas trans y la homosexualidad, escudándose en un par de pasajes fuera de contexto, aunque con la voluntad de controlar a la sociedad. Lo que hace falta es hacer una relectura de las escrituras desde el contexto actual “, reivindica Marta Siscar, que cursó los dos primeros años de la carrera de teología, antes de abrirse la puerta del armario.

“Tonterías” o “sandeces”, son términos coincidentes con los que personas católicas y, al mismo tiempo, activistas del movimiento de defensa de los derechos de las personas gays, lesbianas, bisexuales, transgéneros e intersexuales se refieren a las tesis LGTBIfobicas que son predicadas desde el Vaticano en las parroquias de los barrios. Aunque se esfuerzan en diferenciar la posición fundamentalista de la jerarquía contra las realidades no heteronormativas de la realidad que viven las personas LGTBI en las comunidades católicas, el discurso alineado con la doctrina oficial es el único que tiene cabida en sermones y escritos de los hombres de Iglesia y es la perspectiva que empapa a buena parte de los creyentes.

Asignatura pendiente de la comunidad católica

11566085593_1051a9e493_z“Aunque siempre hay excepciones, la diversidad afectivo-sexual y de identidad de género es tabú todavía, y en muchas parroquias se prefiere guardar silencio y discreción. Es una asignatura pendiente de la comunidad católica que, tarde o temprano, deberá afrontar con amor, valora Alejandro Pastor, dinamizador del grupo de fe y espiritualidad de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bissexuals (FELGTB).

La pluralidad a la que apelaba el Arzobispado de Barcelona ante las muestras de rechazo por la celebración de la conferencia del escritor gay Philippe Ariño, organizada hace poco más de una semana en la Parroquia de Santa Ana, es un argumento que cae con la práctica de la institución, por norma, en cualquiera de las diócesis.

Ninguna perspectiva que contradiga la tesis ortodoxa adoptada y difundida por Ariño, según la cual negarse a las relaciones afectivo-sexuales con personas del mismo sexo es la única opción cristiana que tienen gays y lesbianas, no es autorizada en el marco eclesial. Un ejemplo bastante cercano lo encontramos en la prohibición, el pasado marzo en la parroquia de Sant Medir de Barcelona, de una conferencia de Krzysztof Charamsa, el sacerdote de la Congregación para la Doctrina de la Fe expulsado del Vaticano, después de que, en la víspera del Sínodo de Familia, a finales de 2015, hiciera público que era gay y reivindicara su “felicidad y orgullo” junto a su pareja.

obispos-go-homePreguntados por este caso, desde el Arzobispado de Barcelona mantienen que la convocatoria “fue suspendida por el rector de la parroquia después de que el conferenciante fuera apartado tanto del dicasterio romano como del sacerdocio”. Sin embargo, la conferencia prevista se celebró unos pasos más allá de la parroquia del barrio de la Bordeta -en un local no eclesial-. Allí, como en muchos otros espacios fuera de la Iglesia, Charamsa se situó en el polo opuesto de la doctrina oficial para defender que la abstinencia de vida afectiva exigida a las personas homosexuales es “inhumana”.

“¿Con qué derecho me dicen con quién me debo acostar y con quién no? ¿Y con quién tengo que vivir y con quién no? Hago daño a alguien? He sido profesora de religión y nunca he estudiado nada en la carrera de teología que me haga sentir contradicción por ser católica y lesbiana “, asegura Amada Rodríguez, miembro de LGTBEbre y de la Asociación de Familias Lesbianas y Gays de Catalunya. “A mi hija la bautizamos, yo le he hecho catequesis, en las noches rezamos … Con mi mujer hemos cuidado esta dimensión y la mía ¿no es una familia cristiana? ¿Por qué? ¿Por qué somos dos mujeres?”, expresa con indignación.

El “quién soy yo para juzgar a una persona gay?” del papa Francisco fue una declaración que, si bien generó revuelo, no provocó grietas en el rechazo doctrinal a los derechos sexuales y reproductivos de las personas LGTBI. “Varios sacerdotes y profesores de teología no dominados por una ideología fundamentalista, que no hayan estudiado en universidades como las del Opus, comparten un discurso de recuperación del cuerpo, en el que no se ve como contrapuesto al espíritu y pecaminoso, sino como un elemento más para estar contentos de la creación y por tener relaciones con la trascendencia”, remarca Jordi Valls, consiliario de la Asociación de Cristianos LGTBI (ACGIL), entidad miembro de la plataforma LGTBIcat, impulsora de la ley catalana contra la LGTBIfobia.

Valls asegura que una relectura no represiva de la sexualidad, que comprende y respeta la diversidad fuera del heteronorma, puede sentirse en confesionarios y en despachos de consejeros espirituales, pero que “no tiene ningún altavoz”. “Ni lo escriben ni lo predican públicamente, porque es imposible salirse del dogma en el sistema perverso que ha instalado en esta institución total. Se debe tener gran valentía o un trabajo bien atado fuera de la Iglesia para poder decir lo que piensan “, añade.

EPC_12-03-15.indd

Silencios cómplices

Consciente del peso que tienen las tesis LGTBIfòbiques a las comunidades católicas, Amada Rodríguez reconoce que, en los entornos eclesiales, es donde más le cuesta visibilizarse como lesbiana. Aunque opta por moverse en ellos “con pies de plomo”, dice, después de 25 años con su pareja y de haber formado una familia lesbomarental.

“Sabes lo que hay y me genera incomodidad pensar en encontrarme en la parroquia con una situación que me dolería mucho”, justifica. “Mi mujer y yo habíamos vivido armariozizadas y, al adoptar a Mila, incluso dejé de frecuentar la parroquia, porque sentía cierta inseguridad de lo que nos podrían decir, pero al final tener una hija nos ha hecho mostrarnos tal como somos; no podíamos dejarle el trabajo que teníamos que hacer nosotros”, explica. En la práctica, sin embargo, asegura que nunca han vivido un ataque lesbofobia en su palabradedios1-940x742Los resultados de una encuesta global sobre actitudes ante las personas LGTBI, llevada a cabo el año pasado por la ILGA, la federación mundial de organizaciones por los derechos de las personas LGTBI, recoge que, sin importar la insistencia con que las voces representantes de las religiones condenan las relaciones entre personas del mismo sexo, grandes franjas de las poblaciones no ven conflicto entre tales creencias religiosas y el deseo sexual entre personas del mismo sexo. “Esto sugiere que los argumentos anti LGTB basados en dogmas religiosos reciben una atención desproporcionada. Dicho de otro modo: las cosas están cambiando, más lentamente de lo que esperamos, pero cambian”, concluye el informe, elaborado a partir de las respuestas de más de 700 personas de cada uno de los 54 estados incluidos.

A los resultados en España, un 50% de las personas encuestadas declara que el deseo entre personas del mismo sexo no le genera un conflicto con sus creencias religiosas. Es el porcentaje más alto obtenido de los 12 estados europeos encuestados (Ucrania, Croacia, Rusia, Serbia, Portugal, Polonia, Reino Unido, Francia, Países Bajos, Italia e Irlanda, además de España). La media europea cae hasta el 35%.

El grueso de personas que declara que sí encuentra conflicto se limita a un 10% en el caso español, el porcentaje más reducido de los estados europeos encuestados. La media europea obtenida doble la cifra.

“Como ocurre en la sociedad en general, en las comunidades cristianas los niveles de homofobia y transfobia crecen en las personas que no conviven con personas LGTBI y bajan cuando conviven, sin embargo, a no ser que estén dominadas por ideologías fundamentalistas, como la del OPUS o los Legionarios, la mayoría de comunidades no excluyen las personas LGTBI “, asegura Valls. Ahora bien, el consiliario de ACGIL reconoce que cuesta encontrar a alguien que, públicamente, “se levante a favor de los derechos de las personas LGTBI” y que corte, así, el eco de LGTBIfòbia episcopal que impregna las parroquias.

“El mensaje oficial tiene mucha influencia en las personas vinculadas a la Iglesia y hay mucha gente sufriendo esto desde el armario, porque la mayoría no tiene formación como para ser capaz de decir a obispos y cardenales que la LGTBIfòbia no tiene ningún sentido bíblico”, lamenta Marta Siscar, y añade: “La poca implicación de las personas LGTBI católicas en la Iglesia, donde somos muy minoritarias, se explica porque, para muchas personas, resulta más fácil apostatar, dejarlo de lado”.

El discurso ortodoxo en las bases

gay_marriage_usa_2El impacto del discurso oficial, que entiende las prácticas homosexuales y las identidades transgénero como “desórdenes” del “orden natural” -según el cual mujer y hombre son seres opuestos y complementarios-, es fuente de LGTBIfobia y dolor para muchas personas creyentes, que reciben de la doctrina de la Iglesia un mensaje de rechazo frontal a su identidad. Por ello, es habitual que personas que no responden a la heteronormatividad perciban como irreconciliable ser lesbiana, gay o trans y, a la vez, católica.

Romper la idea de contradicción entre fe religiosa e identidad de género u orientación sexual no heteronormativas motivó una campaña de la sección europea de la ILGA, hace unos meses, bajo el lema Gay vs. God. El objetivo ha sido contribuir a derrumbar mitos sobre religión e identidades LGTBI y “defender que no se trata de elegir un bando, sino que ambas piezas son partes profundas de la identidad de muchas personas”. “La compañía, que amamos y lo que creemos no puede justificar nunca la negación de los derechos humanos a nadie”, reivindica la ILGA.

Rechazo de los obispos a la ley contra la LGTBIfobia

10246628_670162999705965_4433119449604008436_nLa negación de los derechos de las personas LGTBI llevó a los obispos catalanes a pronunciarse en contra de la ley para erradicar la LGTBIfobia, aprobada por una amplia mayoría en el Parlamento de Catalunya en octubre de 2014 –con los únicos votos en contra del PP y de Unió Democràtica de Catalunya. El gran éxito del movimiento LGTBI en el país fue considerado, para los obispos, como “desacertado”, al advertir en ella “graves consecuencias en el ejercicio de los derechos humanos de la libertad religiosa, de pensamiento y de conciencia”.

Actualmente, los grupos parlamentarios del Congreso estudian un proyecto de ley por los derechos de las personas LGTBI, presentado el pasado septiembre por la FELGTB. La organización confía en que no acabe el año sin tener la ley, inspirada en la decena de leyes autonómicas contra la LGTBIfobia hasta ahora aprobadas al Estado.

Atendiendo a los precedentes, la presión ruidosa del sector más conservador de la sociedad, movilizado en torno a las premisas de la Conferencia Episcopal, es esperable que sea una de las líneas del nuevo capítulo de avance de los derechos de las personas LGTBI que puede empezar a escribirse . “Mientras que la bondad y el respeto son el corazón de las religiones, líderes y autoridades que buscan el apoyo de los sectores más conservadores de sus sociedades interpretan la religión de forma excluyente para justificar violencia y discriminación”, valora Renato Sabbadini, director ejecutivo de ILGA.

Las activistas situadas en la incómoda bisagra entre el movimiento LGTBI y las comunidades católicas coinciden en apuntar que las posibilidades de vivir un cambio sustancial en la posición de la doctrina católica no es esperable a corto plazo, pero no renuncian a ir provocando un efecto revulsivo en las bases de la Iglesia. “La jerarquía católica está tan equivocada y genera tanto sufrimiento que a las entidades LGTBI nos toca luchar, también, por el derecho humano a la libertad religiosa”, defiende Amada Rodríguez, aunque el rebote -cabreo y dolor comprensibles, dice- que es habitual encontrarse en los colectivos LGTBI al hablar con ellos de religión.

Fuente Público

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Antoni Comín: “La homofobia de la Iglesia es un pecado ante Dios”

Sábado, 18 de febrero de 2017

conseller_gayConsejero de Salud de la Generalitat

“No podemos aceptar que ninguna religión discrimine a nadie”

El consejero de Salud de la Generalitat, Antoni Comín, ha denunciado que «la homofobia que hoy practica la Iglesia es un grave pecado ante Dios» y se ha mostrado «indignado con lo que hace la Iglesia católica con la homosexualidad».

Comín participó anoche en la presentación de la edición en castellano y catalán del libro «La primera piedra» de Krzysztof Charamsa, el cura polaco de la Congregación de la Doctrina de la Fe que fue expulsado del sacerdocio en octubre de 2015 tras declarar públicamente su homosexualidad y que tenía pareja, informa Efe.

Según informa hoy el portal de información religiosa CatalunyaReligió.cat, Comín hizo un discurso radicalmente opuesto al que se escuchó el pasado domingo en la conferencia de Philippe Ariño en la iglesia de Santa Anna de Barcelona invitado por la delegación pastoral de Juventud del Arzobispado de Barcelona.

«Tenemos que estar muy indignados»

«Tenemos que estar muy indignados con lo que hace la Iglesia católica con la homosexualidad (…), la homofobia que hoy practica la Iglesia es un grave pecado ante Dios», denunció Comín, que hizo su exposición «como cristiano y homosexual».

Según Comín, «tenemos que estar muy indignados con lo que hace la Iglesia católica con la homosexualidad» porque «no podemos aceptar que ninguna religión discrimine a nadie por ninguna razón».

Para el consejero, el discurso de la Iglesia sobre este tema es «una de las cosas que alejan más a la Iglesia del Evangelio» y «como creyentes debemos ser valientemente críticos con lo que está haciendo la Iglesia hoy con el homosexualidad».

Charamsa agradeció la contundencia de Comín porque cree que hay que denunciar que «la Iglesia no acepta los derechos humanos y estigmatiza a los homosexuales».

«Una moral caduca»

Antoni Comín aseguró también que «la Iglesia hace pasar por pecado lo que es un sacramento. Está en un inmenso error. Una moral caduca».

Casado y con una hija adoptada, Comín explicó que «el amor entre dos hombres también es un amor fecundo» y defendió que «el amor de pareja es un sacramento del amor de Dios, y la calidad del amor entre dos personas no depende de la biología» porque «la diferencia sexual no garantiza la calidad de su amor, y que esta diferenciación no esté no significa que no sea posible el amor».

El consejero recordó que otras iglesias protestantes ya han dado el paso de reconocer la homosexualidad y que «la Iglesia católica lo hará, pero como siempre llegará la última».

Comín confesó que su presencia en el acto de Charamsa pudo «sorprender a algún miembro del Govern», pero que era uno de los actos a los que asistía con más ilusión, porque «todos los cristianos homosexuales hemos querido hacer un libro sobre el tema».

También denunció que él había empezado a escribir uno que hace unos años que le encargó una editorial católica, pero que finalmente la Conferencia Episcopal Española detuvo la edición.

Fuente Religión Digital/Agencias

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , ,

Activistas interrumpen la conferencia del gay católico Philipe Ariño que defiende que la homosexualidad “es dolorosa” y hay que “resistirla” con la castidad

Martes, 14 de febrero de 2017

gay_catolicoPhilippe Ariño da su charla homófoba protegido por los Mossos

Ariño defiende que la homosexualidad “es dolorosa” y hay que “resistirla”.

“Se trata de una charla homófoba organizada por el Arzobispado que contraviene la ley. No queremos dejar pasar ni una”.

Finalmente, Philipe Ariño ha pronunciado su discurso en el que defiende que “los gays deben resistir sus pulsiones” en la Parroquia de Santa Anna en Barcelona, y lo ha hecho escoltado por los Mossos que han impedido que los manifestantes que protestaban por dicha conferencia pudieran acercarse al acto. Eso sí, cinco de ellos consiguieron colarse en los primeros minutos de la charla donde tras gritar “Basta de homofobia” han abandonado la sala donde se encontraban unas 200 personas que atendían al evento.

Un grupo de activistas homosexuales han interrumpido hoy al grito de “homófobo” la charla que el católico homosexual francés Philippe Ariño ha pronunciado en Barcelona ante un público entusiasta de unos 200 jóvenes católicos, mientras en la calle un centenar de personas protestaba por la conferencia.

A pesar del despliegue policial, que ha impedido a los manifestantes acercarse al claustro de la céntrica iglesia de Santa Anna, donde se ha celebrado el acto, cinco de ellos han conseguido entrar, apenas diez minutos después del inicio de la charla, y han desplegado pancartas y proferido gritos contra Ariño, que propugna la castidad entre los homosexuales. Tras cinco minutos de protesta y algún rifirrafe con algunos de los asistentes, que ha golpeado la pancarta que portaban los activistas, éstos han sido expulsados de la sala y la conferencia ha continuado sin más incidentes.

Organizada por la Delegación Pastoral de Juventud del Arzobispado de Barcelona, la charla ha levantado una gran polémica esta semana y ha provocado las denuncias del Observatorio Contra la Homofobia (OCH) y de la Dirección General de Igualdad de la Generalitat, que anunciaron que enviarían observadores al acto de esta tarde para determinar si se vulneraba la ley 11/2014 contra la homofobia.

 El Parlamento aprobó esta semana un texto -con el apoyo de todos los grupos salvo el PPC y algunos diputados de Junts pel Sí (JxSí)- a favor del colectivo homosexual, y el Ayuntamiento de Barcelona solicitó al Arzobispado que suspendiera la conferencia y al Govern que aplicase las sanciones previstas si se incumplía la ley.

Un público joven -tenían prioridad para acceder a la conferencia los menores de 35 años debido al aforo de la sala, de 200 personas- ha seguido entusiasmado las tesis de Ariño quien, después de vivir en pareja homosexual, propugna ahora la castidad del colectivo.

Philippe Ariño, de 36 años y autor del libro ‘La homosexualidad en verdad’, ha confesado sentirse sorprendido por el “jaleo” causado por su conferencia, se ha definido como “homosexual, de izquierdas, feminista y afeminado” y ha explicado que su opción por la castidad “es una decisión y un combate personal”.

En declaraciones a eldiario.es, Eugeni Rodriguez, responsable del Observatori Contra la Homofobia denuncia que la policía le había citado durante la tarde para valorar las acciones que los manifestantes querían llevar a cabo, pero se ha negado a negociar ya que los Mossos habian montado todo el operativo sin hacer ninguna valoración. Asimismo, ha anunciado que el OHC se personará en el expediente que la Generalitat ha abierto contra los organizadores del acto.

Mientras, en la calle, el portavoz de Crida LGBTI, Jordi Barbero, ha asegurado que la iglesia es “una institución arcaica” que busca “limitar la práctica de la sexualidad que no vaya orientada a la procreación”, y ha asegurado que su grupo está dispuesto a denunciar siempre “los ataques homófobos”.

Por su parte, el representante del colectivo LGTBI en el PSC, Arnau Ramírez, ha justificado su presencia en la protesta por la necesidad de denunciar “cualquier vulneración de la ley” y cualquier voluntad de “estigmatizar al colectivo de homosexuales”. “Se trata de una charla homófoba organizada por el Arzobispado que contraviene la ley. No queremos dejar pasar ni una”, ha aseverado, tras lamentar que la sociedad avance mucho más rápido que la Iglesia.

Y mientras… los organizadores daban gracias a Dios… ¿Por excluirnos?, ¿por afirmar que la homosexualidad es dolorosa y hay que resistirla? ¿por excluirnos de la Eucaristía? ¿por hacernos fieles de… quinta clase? Pobres “jovencitos” que se creen cristianos y demuestran una intolerancia antievangélica… ¿es que piensan que entre los 250 jóvenes, curas y catequistas no había ningún homosexual o lesbiana armarizado y con miedo a decir que lo son ante semejante muestra de integrismo? Pobrecitos…

Tras conocerse que la Generalitat iba a abrir un expediente para estudiar si la charla fuera sancionable por incitar al odio, el arzbobispo de Barcelona, Juan José Omella, envió una carta al Parlamento de Cataluña en la que aseguraba que “Siguiendo el ejemplo y las enseñanzas del Papa Francisco, respetamos a todas las personas, aunque eso no significa que tengamos que estar de acuerdo con todas las propuestas que se hacen desde las diferentes opciones sociales o éticas, lo que, no obstante, no impide estar abiertos al diálogo y a la comprensión”. Un diálogo y una comprensión que ni la mayoría de la jerarquía católica, ni el Papa Francisco… ni el Sursum Corda, practican en nngún momento. Menos hipocresía, por favor

Fuentes: La Vanguardia, Eldiario.es e InfoCatólica, vía Cáscara amarga/EstoyBailando

Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , ,

Los portavoces de todos los grupos políticos catalanes, salvo el PP, piden al arzobispado de Barcelona que suspenda la charla homófoba y CRISMHOM pide al arzobispado que presente ponentes que den una visión positiva… Y Omella pide diálogo…

Sábado, 11 de febrero de 2017

parlament-de-catalunyaLos portavoces de (casi) todos los grupos políticos en la Comisión de Igualdad del Parlamento catalán han firmado un documento en el que muestan su rechazo a la organización de una charla homófoba este fin de semana por parte del arzobispado de Barcelona. Solo ha faltado uno, el del grupo popular.

El escrito, dirigido formalmente al arzobispado por los portavoces en la Comisión de Igualdad del Parlament de Catalunya, hace mención a la ley catalana 11/2014 contra la LGTBIfobia, muestra el rechazo a cualquier tipo de discriminación y recuerda que los poderes públicos deben velar porque las manifestaciones públicas eviten conculcar el derecho a la no discriminación por razones de orientación sexual o identidad de género, entre otras. A continuación, solicita expresamente a los organizadores de la charla que no cedan sus espacios a este tipo de planteamientos.

El texto ha recibido el apoyo de los portavoces en la Comisión de Igualdad de Junts Pel Sí (Natàlia Figueras), Ciutadans (Noemí de la Calle), PSC (Marta Moreta), Catalunya Sí que es Pot (Gemma Lienas) y la Candidatura d’Unitat Popular (Anna Gabriel). El Partido Popular catalán no ha querido estampar su firma en el texto argumentando que pese a estar de acuerdo con el principio de no discriminación se opone a dar instrucciones a nadie sobre el contenido de las charlas que organiza.

El arzobispado da voz a un homosexual que defiende posturas homófobas

Como ya contamos hace unos días, la delegación de pastoral juvenil del arzobispado de Barcelona ha invitado a Philippe Ariño a dar una charla el próximo domingo. Ariño, autor de un libro que el propio arzobispo Juan José Omella prologó, asegura que su propia orientación homosexual es “dolorosa”, que la homosexualidad “es un mundo de mentiras”, propone que las personas homosexuales resistan sus “pulsiones” y defiende para ellas la castidad como forma de vida. En definitiva, una persona que sufre homofobia internalizada, cuya charla ha provocado la protesta de colectivos LGTB católicos y del Observatori contra l’Homofòbia, así como la apertura de un expediente informativo por parte de la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat para analizar si podría ser sancionable en aplicación de la ley contra la LGTBIfobia.

El presidente del Observatori contra l’Homofòbia, Eugeni Rodríguez, se felicitaba por cierto en Twitter por el texto que los portavoces de los grupos parlamentarios han remitido al arzobispado:

logo-crismhom-200pts***

Por otra parte, publicamos el comunicado de la Comunidad de Cristianas y Cristianos LGTB de la comunidad de Madrid

Comunicado CRISMHOM sobre charla en defensa de que los homosexuales no deben practicar sexo

Crismhom, Comunidad de Cristianas y Cristianos LGTB de la comunidad de Madrid, nos planteamos que la charla convocada para el próximo 11 de febrero a cargo de Philippe Ariño y auspiciada por la Delegación de Juventud del Arzobispado de Barcelona no muestra la realidad de los hombres homosexuales. Tememos que la charla esté sesgada hacia determinada ideología y prejuicios que sabemos que aún poseen determinadas jerarquías de la Iglesia Católica.

Por experiencia propia sabemos que experiencias de no aceptación de la homosexualidad vienen dadas por el ambiente en el que crecen los gays y lesbianas, no porque la orientación sexual hacia personas del mismo sexo sea un problema. Si las personas, independientemente de su identidad sexual o de género, crecen y se desarrollan en ambientes de igualdad y de aceptación de la diversidad, el desarrollo psicológico será de autoaceptación y felicidad con uno mismo. Intuímos que por las premisas con las que parte el señor Ariño vienen dadas porque creció en un ambiente que rechazaba su orientación sexual. Ello probablemente le hizo crecer con una homofobia interiorizada que es producto del miedo a autoaceptarse porque su alrededor le rechazó.

Creemos que una charla sobre este tema, y más hacia jóvenes que pueden estar en un proceso de autoconocimiento de su sexualidad, van a asistir a un testimonio sesgado de una persona que no ha vivido su sexualidad de manera sana y a la que se ha educado con prejuicios. Nosotras y nosotros, como personas LGTB cristianas, tenemos una experiencia positiva de nuestra orientación sexual e identidad de género que vivimos con alegría a la luz del Evangelio. Nuestro testimonio arroja una visión positiva que ha ayudado a muchas hermanas y muchos hermanos a reconciliar estas dimensiones personales (orientación e identidad afectivo-sexual y de género, haciéndoles partícipes del Amor de Dios.

Somos conscientes de que el mundo LGTB puede tener sectores hostiles incluso para sus mismos integrantes, y que en determinados ámbitos anidan prejuicios que discriminan (al igual que sucede en el mundo heterosexual, sobre todo hacia las mujeres que no cumplen determinados cánones). No obstante, muchas y muchos trabajamos para crear espacios de inclusión y de igualdad.

Desde aquí hacemos un llamamiento al Arzobispado de Barcelona para que se replantee esa charla y que, si de verdad quiere dar una imagen precisa del mundo LGTB, busque ponentes que den la visión positiva y testimonio del Amor que tiene Dios a las personas LTGB.

***

omellapapa3

Y en una pirueta con voltereta final que roza ya el ridículo, el Arzobispo pide un diálogo y comprensión de la que carecen él y la jerarquía de la Iglesia Católica… ¿Que no va contra nadie el llevar a una persona inmersa en una homofobia interiorizada en la que nos quieren recluir? ¿Y por que no llevan a un homosexual cristiano que defienda la bondad de su vida en pareja? Sr. arzobispo, me ofrezco yo mismo, como cristiano, gay casado y con 27 años de sana relación con mi marido …

El arzobispo envía una carta a la Comisión de Igualdad del Parlament

Omella pide “diálogo y comprensión” ante los que quieren vetar la charla de un homosexual que defiende la castidad

“No está programada para ir en contra de nadie”, asegura el prelado de Barcelona

(J.B./Agencias).- “La Iglesia respeta a todas las personas, aunque no esté de acuerdo con todas las propuestas éticas o sociales, y está abierta al diálogo y a la comprension. Ante la polémica suscitada por la conferencia que este domingo impartirá un un católico homosexual que defiende la castidad, el arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha enviado una carta a la Comisión de Igualdad del Parlament.

La respuesta de Omella lega después de la aprobación de un texto parlamentario en contra de la charla que mañana dará Philippe Ariño en la parroquia de Santa Anna, y que contó con el apoyo de todos los grupos salvo el PPC y algunos diputados de Junts pel Sí (JxSí).

En la carta, que entró ayer en el registro del Parlament, Omella asegura que la conferencia de mañana “no está programada para ir en contra de nadie”, sino para explicar la opción de vida de Ariño que, después de años de vivir en pareja, optó por la castidad.

“Siguiendo el ejemplo y las enseñanzas del Papa Francisco, respetamos a todas las personas, aunque eso no significa que tengamos que estar de acuerdo con todas las propuestas que se hacen desde las diferentes opciones sociales o éticas, lo que, no obstante, no impide estar abiertos al diálogo y a la comprensión”, señala el arzobispo de Barcelona en la carta.

Omella concluye expresando que “ojalá podamos seguir trabajando para respetar plenamente la democracia, la libertad de expresión, la justicia y el respeto a los derechos humanos, y ojalá que desde las diferentes instancias políticas, sociales y eclesiásticas podamos trabajar juntos para el bien común de los ciudadanos.

La conferencia de Ariño, autor de libro La Homosexualidad en verdad (Desclée),  tendrá lugar a las 18.00 horas de mañana en la iglesia de Santa Anna de Barcelona, y asociaciones de homosexuales han convocado para la misma hora una concentración ante el templo para mostrar su rechazo a las tesis de Ariño.

Fuente Dosmanzanas/CRISMHOM/Religión Digital

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Una charla del arzobispado de Barcelona defiende que los gays no deben practicar sexo ni tener pareja y la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas (ACGIL) pide al arzobispo de Barcelona que se convierta al Evangelio.

Jueves, 9 de febrero de 2017

topic-2ACGIL condena enérgicamente dicho acto

El protagonista del encuentro, Philippe Ariño, asegura que los homosexuales han de resistirse a sus “pulsiones”.

El Observatorio contra la Homofobia y el Front d’Alliberament Gay de Catalunya piden que se suspenda por ser un acto “de grave contenido homófobo”.

El Arzobispado de Barcelona ha convocado una charla este sábado 11 de febrero, centrada en los jóvenes católicos, que busca promover entre los mismos la idea de que las personas homosexuales no deben tener “sexo ni pareja“.

La delegación de Juventud del Arzobispado de Barcelona ha convocado para el próximo sábado día 11 una charla-debate de un hombre gay católico que defiende que los homosexuales no deben practicar sexo ni tener pareja. Philippe Ariño es autor del libro Homosexualidad contracorriente y considera que los homosexuales se han de resistir a sus “pulsiones”.

“Había empezado a reconocer que algo no iba bien y volví a la Iglesia. He encontrado un camino, pero hay muchos. Otros también consiguen superar estas pulsiones”, asegura Ariño, quien opina que su orientación sexual es “dolorosa” y también denuncia que la homosexualidad “es un mundo de mentiras, que exteriormente se muestra alegre y dentro está lleno de rabia y de tristeza” y que “la homosexualidad es la primera forma de homofobia”.

El anuncio de su conferencia anima a los jóvenes a acudir a la charla para encontrar respuestas a preguntas como “¿hay alguna diferencia entre el amor entre personas del mismo sexo o del sexo contrario? ¿Siempre ha habido homosexualidad y ahora sale a la luz o la aceptación hace que ahora haya más predisposición? ¿Las personas homosexuales nacen con esta tendencia o la adquieren?”.

Philippe Ariño defiende que “la homosexualidad es la primera forma de homofobia”. Según la delegación de Juventud del Arzobispado de Barcelona, Ariño hará frente a preguntas como ” ¿hay alguna diferencia entre el amor entre personas del mismo sexo o del sexo contrario? ¿Siempre ha habido homosexualidad y ahora sale a la luz o la aceptación hace que ahora haya más predisposición? ¿Las personas homosexuales nacen con esta tendencia o la adquieren?”.

Bruno Berchez, delegado de Juventud del Arzobispado de Barcelona, ha defendido que la organización religiosa lleve a cabo la charla de contenido homófobo destinada a jóvenes mentalmente inseguros por la discriminación homófoba a la que estén siendo sometidos.

Berchez ha indicado sobre Philippe Ariño, el protagonista de la charla en la que defenderá su decisión de reprimir su homosexualidad como única forma de vivir correctamente dicha orientación sexual, que “él viene a explicar su historia, no dice qué se ha de hacer o no. Dice cosas importantes porque no es un discurso típico”. “Que le hayamos invitado no quiere decir que estemos de acuerdo con lo que dice. Allá se podrá replicar y decir que no estás de acuerdo porque se trata de un espacio de debate. El asunto es poder hablar, no convencer, ni estar de acuerdo”, ha indicado Berchez.

El presidente del Observatorio contra la Homofobia (OCH) y portavoz del Front d’Alliberament Gay de Catalunya (FAGC), Eugeni Rodríguez, ha pedido que se suspenda el evento, que se celebrará en la parroquia de Santa Anna de Barcelona. Para el presidente del OCH, “es absolutamente indignante y estigmatizante este acto de grave contenido homófobo. Es un claro ataque al contenido de la Ley 11/2014 que obliga que todas las instituciones de Cataluña a no discriminar a las personas LGTBI y genera aislamiento y desprecio”.

La concejala de Feminismos y LGTBI del Ayuntamiento de Barcelona, Laura Pérez, también ha expresado su preocupación sobre el acto, aunque ha asegurado que el Ayuntamiento no tiene capacidad para prohibir su celebración. Pérez ha revelado, en este sentido, que la Consejería de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat ha abierto un expediente informativo para analizar si podría ser sancionable en aplicación de la Ley 11/2014 contra la LGTBIfobia. Así lo recogía a última hora de la tarde eldiario.es.

Veremos si la tradicional impunidad de la que goza la jerarquía católica española a la hora de promover el odio homófobo se materializa también en este caso, en el que las autoridades disponen de herramientas normativas para impedirlo.

omellapapa3

Por su importancia, publicamos el comunicado de la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas (ACGIL):

OMELLA APOYA UNA VISIÓN ENFERMIZA DE LA HOMOSEXUALIDAD

La Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas pide al arzobispo de Barcelona se convierta al Evangelio.

Por segunda vez en pocos meses, el arzobispado de Barcelona apoya públicamente a una persona que vive su homosexualidad de forma enfermiza. En mayo pasado conocíamos que Omella escribió el prólogo de un libro de este mismo autor, y ahora la delegación de pastoral juvenil le invita a una charla.

Desde la Asociación Cristiana de Gays y Lesbianas, entidad con más de 25 años de existencia, lamentamos nuevamente la posición de la jerarquía católica, empeñada en presentar la homosexualidad como una patología o como un fenómeno situado “fuera de los designios de Dios “. Las afirmaciones del autor invitado nos hacen ver su experiencia negativa del amor homosexual, que ve como “un mundo de mentiras, que se muestra exteriormente alegre, pero por dentro está lleno de rabia y tristeza”. No dudamos de su experiencia dolorosa y negativa, que respetamos profundamente, sino de que el arzobispado de Barcelona presente esta vivencia, enfermiza a nuestro entender, como “ser feliz viviendo las enseñanzas de la iglesia sobre moral sexual” (prólogo de Omella al libro de este autor).

Volvemos a proclamar públicamente que nosotros, hombres y mujeres gays y lesbianas cristianos y cristianas, vivimos con plena felicidad nuestros amores, vivimos con plena felicidad la manifestación de estos amores en nuestros cuerpos. Sabemos que Dios no nos puede pedir que renunciemos a expresar nuestro amor con nuestros labios, nuestras manos, nuestros dedos, nuestras piernas y nuestro sexo. Queremos recordar de nuevo que todo es obra de Dios y que Él mismo “vio que todo lo que había hecho era muy bueno” (Génesis 1,31).

Creemos que presentar la sexualidad homosexual como algo a evitar, y apoyar la visión sesgada y negativa de una persona que vive su sexualidad de forma culpabilizadora no es trabajar por el Reino, no es ejercer la misericordia, no es evitar la condena. Si el modelo para nosotros es la continencia, creemos que esta es una actitud malévola y acusadora hacia todos y todas aquellos y aquellas que somos cristianos y que, en conciencia, creemos que nuestra sexualidad y nuestros cuerpos son medios para expresar nuestro amor.

Pedimos por enésima vez que las jerarquías vaticanas y las otras iglesias cristianas se conviertan en el Evangelio, que, en boca de Jesús, nos pide “Ama al Señor tu Dios con todo el corazón, con toda el alma , con todas las fuerzas y con toda tu mente, ya tu prójimo como a ti mismo “. ¿Por qué, pues, no podemos estimar con nuestros cuerpos?

Fuente: El Diario, ACGIL, vía Cáscara Amarga/EstoyBailando/Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.