Inicio > General, Historia LGTBI > El Consejo Superior de Deportes se compromete a visibilizar y defender a deportistas LGBTI españoles

El Consejo Superior de Deportes se compromete a visibilizar y defender a deportistas LGBTI españoles

Martes, 17 de enero de 2017

reunion_colegas_consejo_superior_deportesJosé Pérez Pargas (Secretario General de COLEGAS), Paco Ramírez (director del Observatorio Español contra la LGBTfobia y presidente de COLEGAS), José Ramón Lete (presidente del Consejo Superior de Deportes).

El Observatorio Español contra la LGBTfobia y COLEGAS han trasladado sus preocupaciones y sugerencias al presidente del Consejo Superior de Deportes, José Ramón Lete, para promocionar la visibilidad de los deportistas LGBTI españoles y luchar contra la LGBTIfobia en el mundo del deporte.

José Pérez Pargas (Secretario General de COLEGAS), Paco Ramírez (director del Observatorio Español contra la LGBTfobia y presidente de COLEGAS), José Ramón Lete (presidente del Consejo Superior de Deportes).“COLEGAS, como miembro de la Red Europea contra la Discriminación y la intolerancia en el Fútbol (FARE) lleva tiempo denunciando la situación de la constante homofobia en los estadios de fútbol españoles, y le trasladó al presidente del Consejo Superior de Deportes la inquietud de la sociedad española sobre la hasta ahora inacción por parte tanto de las autoridades deportivas españolas como los propios clubes de fútbol y sus organizaciones por cambiar esta lamentable situación. Resulta sorprendente e injusto que pancartas e insultos racistas u homófobos no sean igualmente sancionados por parte de la justicia deportiva y por la sociedad en general”, ha declarado José Pérez Pargas, Secretario de Organización de COLEGAS.

“Los reiterados gritos e insultos homófobos en los estadios españoles son sancionables según la Ley del Deporte y no son una novedad en los estadios españoles desde hace muchos años, donde jugadores y árbitros son reiteradamente insultados con apelativos homófobos sin que a día hoy haya habido una sanción pública y ejemplarizante. Es evidente el uso de la orientación sexual como arma arrojadiza con el objetivo de degradar, despreciar e insultar a jugadores y árbitros. A todos nos resulta inconcebible la doble vara de medir la intolerancia en el deporte, ya que por una parte se está actuando con contundencia y rapidez inusitada en determinados casos de racismo o xenofobia, pero a su vez se continúa ignorando la homofobia”, ha declarado Paco Ramírez.

Paco Ramírez ha explicado al presidente del Consejo Superior de Deportes las denuncias realizadas durante el pasado año ante la Comisión Estatal contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el Deporte. Le ha recordado la denuncia realizada en abril por los gritos de “Cristiano maricón” proferidos por parte de la hinchada del F.C. Barcelona en la final de la Copa del Rey, o la del insulto homófobo realizado por un jugador del Sevilla F.C. al árbitro Daniel Cariço en mayo del año pasado. Ambas situaciones fueron denunciadas en la Comisión Antiviolencia.

“Ha sido una auténtica vergüenza la actitud mantenida por la Comisión Antiviolencia con respecto a nuestras denuncias en el primer caso para mandarnos un simple email donde explicaban que la Comisión no había detectado ninguna irregularidad, dado que no ha podido identificar a los autores, además que las fuerzas policiales (en este caso los mossos) no informaron de los hechos”, explica Ramírez.

“Es realmente preocupante que la palabra ‘homofobia’ incluso no aparezca explícitamente en el nombre de la citada Comisión antiviolencia, o en la propia Ley contra la violencia en el deporte, como si resultara vergonzoso nombrarla y compararla a otras formas de violencia e intolerancia. De igual forma, incluso en la propia web del Consejo Superior de Deporte, aparece un pequeño banner con el título ‘Buzón de denuncias contra el racismo, la xenofobia y la violencia en el deporte’ que en realidad es un enlace a enviar denuncias a un email muy concreto. Lo que no se ve, y no se visibiliza, no existe, y si algo no existe, no puede denunciarse. Queremos visibilizar la palabra ‘homofobia’ como un primer paso para combatirla”, enfatiza Ramírez.

Por parte de José Ramón Lete, ha tomado nota de estos hechos y se ha comprometido tanto a variar el banner como a indagar en la Comisión Antiviolencia la realidad de ese doble rasero que existe contra la homofobia. Así, Lete ha apostado por participar en todas aquellas iniciativas “que favorezcan la integración y visibilidad de estas personas en el deporte profesional y en aquellos programas que luchen por la igualdad de todas las personas en el deporte, con independencia absoluta de su condición sexual”. En concreto desde COLEGAS y el Observario le propondrán participar en una campaña a favor de la visibilidad LGBTI en el deporte y en la lucha contra el odio y la LGBTfobia, coincidiendo con el Día Internacional contra la Violencia en el Fútbol y el Deporte, el próximo 19 de febrero, día del suicidio del primer futbolista profesional en salir del armario, Justin Fashanu, tras el acoso y hostigamiento social. Además, también concretarán una “Guía de Buenas Prácticas en el deporte contra la discriminación y el odio LGBTI y del fomento de la visibilidad LGBTI”.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTBI , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.