Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > La victoria de Donald Trump desata la homofobia en EE.UU.

La victoria de Donald Trump desata la homofobia en EE.UU.

Sábado, 12 de noviembre de 2016

34746_donald-trump-not-my-presidentLa victoria de Trump ya empieza a tener repercusiones homófobas en Estados Unidos.

La llegada de Trump al poder supone un desafío extremo para toda la comunidad LGTBQ. Un momento crucial, cierto, y también un momento para el que el colectivo está más que preparado, como ha demostrado en anteriores ocasiones.

El plan de Trump para la Corte Suprema puede convertirse en la cuestión que mayor impacto tanga sobre los derechos LGTB. Y es que el nuevo presidente podría nombrar una mayoría reaccionaria en la Corte Suprema, creando un bloqueo sobre los derechos LGTB que podría extenderse durante décadas.

Ante un desafío de tal magnitud, el colectivo debe mantenerse más firme que nunca en sus valores… Puede que durante el mandato de Trump vivamos disturbios como los de Stonewall; lo que seguro que no vamos a ver es la rendición de la comunidad LGTB ante el odio.

Y es que ya se han dado diversas muestras del odio homófobo:

Agresión homofóbica en California y coge fuerza el movimiento CALEXIT

630x800-noticias-noah-kentis-facebookChris Ball Facebook – Foto: Uso permitido

Un grupo de seguidores de Donald Trump se calentaron a medida que se confirmaba la victoria de su candidato, lanzando insultos homofóbicos contra un cineasta homosexual que fue finalmente agredido con una botella de cerveza en la cabeza.

 Chris Ball, un cineasta canadiense, que estaba viendo los resultados de las elecciones estadounidenses, el martes por la noche, en un bar de Santa Mónica, California, fue atacado por seguidores de Donald Trump. productor de cine independiente que ha desarrollado la mayor parte de su carrera en el departamento artístico contribuyendo a la realización de películas como The edge of seventeen (Kelly Fremon Craig, 2016, EE.UU.), El renacido (The revenant, Alejandro G. Iñárritu, 2015, Taiwán, Hong Kong & EE.UU.) o Interstellar (Christopher Nolan, 2014, Reino Unido & EE.UU.) o la segunda temporada de Fargo (Noah Hawley, 2014, EE.UU.).

Fue durante la misma noche de las elecciones cuando se produjo esta agresión homófoba. Algunos republicanos decidieron agredir a una persona con ideales políticos diferentes a los suyos por su sexualidad. Según ha declarado Chris Ball a Metro News, la noche de las elecciones estadounidenses se encontraba en un bar viendo los resultados. La noche avanzaba al igual que las tensiones aumentaban. Según Ball, empezaron a gritar insultos homófobos. Y aunque Ball no se quedó callado, tampoco les provocó. A medida que los resultados se iban actualizando, se calentaba el ambiente entre los partidarios de ambos candidatos. “La gente empezó a lanzarme insultos homofóbicos desde lejos. Quiero decir, yo contesté, pero no quería provocarles”, explica Ball,

Tenemos un nuevo presidente, malditos maricones”, era alguna de las expresiones que gritaban. Una vez abandona el lugar, Chris Ball es asaltado por un grupo de individuos que le rompen una botella de cerveza en la cabeza. Como consecuencia, se desploma en el suelo y su cabeza impacta contra el hormigón, por lo que no recuerda nada a partir de ese momento. “Recuerdo despertarme y limpiar la sangre de mis ojos, llamé a algunos amigos, me recogieron y fui directamente al hospital”, donde le pusieron cinco grapas, según explica la propia víctima.

Cuando Chris se fue del bar, solo, le siguieron y le reventaron una botella de cristal en la cabeza. Él cayó y se desmayó. En cuanto despertó, pidió ayuda a unos amigos. Los amigos de Chris Ball no han dudado en subir fotos del agredido para demostrar la era en la que se adentran muchos habitantes de USA.

630x800-noticias-chris-ball-facebookChris Ball Facebook – Foto: Uso permitido

“Para celebrar el triunfo de Trump anoche, algunos de los seguidores de Trump decidieron romper una botella de cerveza en la cabeza de mi querido amigo anoche por ser gay, enviándolo a urgencias. Es una vergüenza pensar que cualquier progreso social de ese tipo se está perdiendo completamente a un ritmo alarmante. Y no es Trump lo que me da miedo, son sus seguidores que ya han recurrido a la violencia, sólo por la cuota de energía que sienten…”, así de clara y contundente se expresaba, Noah Kentis, amiga de Chris Ball,

Aunque Chris asegura que no cree que fuera un ataque meramente político. Cree que simple homofobia alimentada por el ambiente de tensión por los resultados. Chris Ball agradecía en su propia cuenta de Facebook el apoyo recibido por el incidente, aclarando que piensa que el ataque fue más provocado por el odio que por la política, entendiendo que el grupo de individuos que le agredieron utilizaron la retórica del nuevo presidente de los Estados Unidos de América como excusa para pelearse. De hecho, la ganadora en el estado californiano fue la candidata demócrata, Hillary Clinton, que consiguió más del 60 % de los votos, motivo por el que ha surgido una inesperada campaña que se mueve en las redes sociales con los hashtags #calexit y #califrexit lanzado por personas que apuestan por la independencia del estado dorado de los Estados Unidos de América.

Este es el mensaje que Chris ha publicado en su muro de Facebook, alentador y valiente:

Gracias a todos por el apoyo y las buenas vibraciones. Sólo quería decir que estoy vivo y estoy bien. Y sigo siendo muy gay.

 

La actitud de Chris Ball es la que hay que tener: valiente y sin ceder. Es lamentable que la gente use excusas como la política para agredir a una persona que no ha hecho nada malo. Esperemos que este tipo de agresiones no se repitan a la sombra del nuevo presidente de los Estados Unidos.

Banderas del orgullo LGTB quemadas en Rochester y en Detroit

La policía de Rochester y de Detroit investiga tres casos de banderas del orgullo LGTB quemadas la misma noche que Donald Trump fuera proclamado presidente de los Estados Unidos de América, sólo que no investiga como crimen de odio.

La euforia desatada parece haberse apoderado de algunos que, por suerte, en lugar de agredir a las personas físicas, como sucedía en California, la tomaban con los símbolos. Pero no contra aquellos de quienes defienden las posturas de Hillary Clinton, sino contra los que nada tienen que ver con la ideología política, sino con la orientación sexual y la identidad de género: la bandera del orgullo LGTB.

Dos banderas en Rochester

780x580-noticias-bandera-del-orgullo-lgtb-quemada-en-rochesterA sus 31 años de edad, Greg Ventura decide salir del armario como homosexual para su familia y amigos a principios de año. Fortalecido por la manera en que habían recibido la noticia, decide colocar una bandera arco iris en su domicilio de la Atlantic Avenue de Rochester (Nueva York). Pero en la madrugada del miércoles, esa bandera debía constituir una terrible amenaza, dado que se la encontró quemada en su propio mástil, al estilo del Ku Klux Klan.

No era la primera vez que destruían la bandera, pero en el caso anterior parecía deberse más a un mero acto de vandalismo por parte de algún borracho. Sin embargo, ahora le da la impresión de que se trata de un mensaje contra los gays, particularmente porque otro vecino, Lois Graham, cuyo domicilio está bastante cerca, en la calle Marion, también tenía una bandera arco iris que fue quemada en la misma madrugada del miércoles. «Está bien odiar ahora (…). Ese es el mensaje que se está esparciendo ahora, y sé de mucha gente que tiene miedo», declara Graham.

«Ambos incidentes están siendo investigados como incendios provocados (…). Actualmente no hay sospechosos en custodia, estamos trabajando conjuntamente con la Alianza Gay en relación con estos dos incidentes», confirma un policía del departamento de Rochester, donde Ventura acude tras ser asesorado por la Alianza Gay de Rochester. Los incidentes fueron denunciados el mismo miércoles, la madrugada de la victoria de Donald Trump, sin embargo, la policía no ha querido establecer una relación directa entre la quema de la bandera y el resultado electoral.

Una bandera en Detroit

Un episodio similar tuvo lugar en una barrio de Detroit en el que la mayoría de los vecinos apoyaban abiertamente a Clinton, siendo sólo un domicilio el que fue víctima del vandalismo, precisamente, el único que tenía una bandera del orgullo LGTB y pertenece a una pareja de lesbianas, cuya identidad han preferido resguardar. Ellas no tienen ninguna duda sobre el carácter homofóbico del ataque, con la suerte de que, en este caso, una cámara de vigilancia pudo capturar a los vándalos que prendieron fuego al inofensivo símbolo, aunque la policía tampoco ha señalado a ningún sospechoso.

Fuente| Metro News,  vía AmbienteG/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.