Inicio > Espiritualidad > “El desalojo del adiós”, por Dolores Aleixandre

“El desalojo del adiós”, por Dolores Aleixandre

Lunes, 26 de septiembre de 2016

29612125991_91007063bb_mDe un tiempo a esta parte despedirse diciendo adiós empieza a resultar raro y está siendo desalojado por otras fórmulas: “Hasta luego” (aunque el luego no esté en el horizonte), “Suerte”, “Cuídate” o “Que tengas un buen día”.

Lo del buen día te lo desean por igual los que te asaltan a la salida del metro con sus carpetas de causas benéficas, o la gitana del ramito de romero, y además te lo repiten aunque no firmes nada ni cojas el ramito, dejándote un poco abochornada ante su amabilidad.

Quizá sea una consigna municipal y diocesana: hasta los curas que parecían más adustos han sucumbido a la frase y nos lo desean al final de la misa, esbozando un amago de sonrisa.

Si pienso en lo que considero “tener un buen día” (que las cosas salgan según mis planes, no tener contratiempos…), veo que mi coincidencia con el Evangelio es nula porque Jesús pone como modelo de “buen día” el de aquel samaritano al que se le fastidió su itinerario por atender al herido. En todo caso me suena bien la posibilidad de que le dijera al joven rico aunque le dejaba plantado y se alejaba a toda prisa para consultar el IBEX 35: “¡Que tengas un buen díaaaaa!”.

Espiritualidad ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.