Inicio > General, Iglesia Católica > Mercedes Navarro, Premio Herbert Haag 2017 a la libertad en la Iglesia

Mercedes Navarro, Premio Herbert Haag 2017 a la libertad en la Iglesia

Sábado, 10 de septiembre de 2016

MN.2015Reconocimiento para una mujer vapuleada en España

Al servicio de la libertad y la igualdad en la Iglesia

(Xabier Pikaza, Isabel Gómez Acebo).- Una noticia esperanza y refrescante. La fundación Herbert Haag (Luzerna, Suiza), uno de los observatorios más importantes de la vida y libertad cristiana de la Iglesia Católica, acaba de conceder su premio 20017 a dos investigadoras y religiosas católicas, que han aportado su mejor contribución personal e intelectual al tema, debiendo sufrir “ciertas” dificultades para realizar su Magisterio en el contexto oficial de la Iglesia Católica.

Una es Mercedes Navarro, cuya semblanza publico en la segunda parte de este blog. La otra es Jadranka Rebeka Anic, croata (de Spilt). Como dice el texto la concesión del premio, ellas:

se han ocupado en su trabajo científico “de la subordinación de las mujeres en la familia, la sociedad, la política y la Iglesia”, así como por demostrar “que una equívoca interpretación de la Biblia e incorrecta praxis de la Iglesia han contribuido a la discriminación de la mujer

No conozco a la profesora J. R. Anik, conozco y valoro desde hace muchos años el trabajo excepcional de M. Navarro, al servicio de la libertad e igualdad en la Iglesia, con espíritu fraterno, guiado por el estudio del ser humano (psicología) y del mensaje de la Biblia. Desde aquí le sigo ofreciendo de nuevo mi admiración y amistad.

Que el hondo espíritu de Herbert Haag, que nos ayudó a todos a vivir en libertad evangélico, les impulso a las dos premiadas (Navarro y Anik) a continuar trabajando sin pausa en su tarea de humanidad y evangelio (Para seguir leyendo el artículo de Pikaza hay que pinchar al final de este pos donde pone “leer más).

Los motivos que tiene la teóloga española se reflejan en la carta en la que le notifican su elección y de la que extraigo unos párrafos. “Honramos con el premio su gran contribución a la enseñanza, investigación y publicación. Vd. abre nuevos accesos y perspectivas a partir de la ciencia bíblica y psicológica, asimismo de la teología y la antropología y, de manera especial, desde la relación con Dios y las mujeres. Sus aportes a la visión de la biblia griega y hebrea ofrecen una visión amplia y fascinante. Sus actividades en la investigación feminista se estiman a nivel nacional e internacional…. Con el premio queremos animarle y expresar a su comunidad religiosa nuestra solidaridad. Estamos convencidos de que la fe verdadera solo se desarrolla con la palabra libre y que la Iglesia tiene futuro con las mujeres… Le agradezco de antemano su compromiso en aras de la credibilidad de una iglesia abierta y hábil para el futuro”.

Es gratificante este reconocimiento para una mujer vapuleada en España por sus aperturas feministas – sólo la palabra ya tiene mala prensa en nuestro país – y por su declaración en un diario de que, a su parecer, la iglesia debía cambiar la prohibición al sacerdocio femenino.

La Congregación para la Doctrina de la Fe la obligó a desdecirse públicamente a riesgo de que la echaran de la congregación de religiosas a la que había entregado su vida. Y eso que el malestar público por el protagonismo de las mujeres en la iglesia había crecido exponencialmente en España y Mercedes no era la única que pedía un cambio. Recuerdo que un grupo de sacerdotes gerundenses por la misma época publicó, bajo el nombre de Joan Alsina, un comunicado en la prensa defendiendo el sacerdocio femenino. Como eran 40 no se les exigió el arrepentimiento público de sus palabras pues no se podía dejar a los fieles sin pastores. Mercedes por razones que nunca se le comunicaron, fue apartada de la docencia en teología y en psicología, y desde entonces no ha podido enseñar en ninguna universidad católica ni en centros superiores de enseñanza de la iglesia en España.

Se preguntarán, los que no conocen a la fundación Herbert Haag, por su interés fundacional que no es otro que promover la libertad en la Iglesia. Su fundador el teólogo Haag consideraba que, ante una silenciosa deserción en masa, la Iglesia no podía permitirse el lujo de desgarrarse en polémicas sobre fórmulas dogmáticas. Decía que en la iglesia se habla de investigación libre pero ¿Cómo se puede hablar de investigación libre cuando están fijadas de antemano las conclusiones y cuando es castigado como extraviado quien llega a conclusiones diferentes en el marco de una clara confesión de fe en Jesucristo y en su Iglesia?

Avisaba del peligro de que sólo se pudieran enseñar en las aulas de las universidades, santuarios de la libertad de investigación, lo que los obispos y la curia querían escuchar. El mensaje cristiano corría así el riesgo de anquilosarse en una fe literal y formulista.

Creo que esta política oscurantista con el papa Francisco se ha terminado. Ahora queda que a los teólogos silenciados se les reconozca el valor que tuvieron de abrir brechas en una iglesia que, como decía el cardenal Martini, se había quedado en Trento. A Mercedes ya la han dado un buen empujón de estima teológica los suizos y alemanes ¿Imitarán su ejemplo los españoles?

Una noticia esperanza y refrescante. La fundación Herbert Haag (Luzerna, Suiza), uno de los observatorios más importantes de la vida y libertad cristiana de la Iglesia Católica, acaba de conceder su premio 20017 a dos investigadoras y religiosas católicas, que han aportado su mejor contribución personal e intelectual al tema, debiendo sufrir “ciertas” dificultades para realizar su Magisterio en el contexto oficial de la Iglesia Católica.

Una es Mercedes Navarro, cuya semblanza publico en la segunda parte de este blog. La otra es Jadranka Rebeka Anic, croata (de Spilt). Como dice el texto la concesión del premio, ellas:

se han ocupado en su trabajo científico “de la subordinación de las mujeres en la familia, la sociedad, la política y la Iglesia”, así como por demostrar “que una equívoca interpretación de la Biblia e incorrecta praxis de la Iglesia han contribuido a la discriminación de la mujer…

No conozco a la profesora J. R. Anik, conozco y valoro desde hace muchos años el trabajo excepcional de M. Navarro, al servicio de la libertad e igualdad en la Iglesia, con espíritu fraterno, guiado por el estudio del ser humano (psicología) y del mensaje de la Biblia. Desde aquí le sigo ofreciendo de nuevo mi admiración y amistad.

Que el hondo espíritu de Herbert Haag, que nos ayudó a todos a vivir en libertad evangélico, les impulso a las dos premiadas (Navarro y Anik) a continuar trabajando sin pausa en su tarea de humanidad y evangelio.

Publico a continuación una parte de la nota de 21RS anunciando la concesión del premio, y presento después una semblanza de la obra de M. Navarro, tomada de mi Diccionario de Pensadores Cristianos. Publico también, al final, una pequeña semblanza del Prof. H. Haag, tomada del mismo Diccionario (Pag. 406)

LA TEÓLOGA MERCEDES NAVARRO, PREMIO 2017 DE LA FUNDACIÓN HERBERT HAAG A LA LIBERTAD EN LA IGLESIA
http://www.21rs.es/es/noticias/4248_La-teologa-Mercedes-Navarro-premio-2017-de-la-Fundacion-Herbert-Haag-a-la-libertad-en-la-Iglesia.html

En marzo de 2017, la Fundación Herbert Haag para la Libertad en la Iglesia premiará a dos religiosas privadas de la posibilidad de educar y a dos iniciativas para potenciar el papel de la mujer en la iglesia.

La española Mercedes Navarro Puerto y Jadranka Rebeka Anic, croata (Spilt) han sido galardonadas por ocuparse en su trabajo científico “de la subordinación de las mujeres en la familia, la sociedad, la política y la Iglesia”, así como por demostrar “que una equívoca interpretación de la Biblia e incorrecta praxis de la Iglesia han contribuido a la discriminación de la mujer”, lo que les ha supuesto la condena de sectores conservadores de la Iglesia y la prohibición de enseñar más en institutos y universidades, según explica el comunicado emitido por la citada fundación.

El comunicado destaca igualmente que Navarro y Anic “se comprometen con valentía a cumplir su deseo de respaldar y ayudar a otras mujeres a través de su Comunidad”.

La religiosa española Mercedes Navarro Puerto estudió Teología y Psicología en el Instituto Bíblico Pontificio y en la Gregoriana en Roma. Impartía clases de Ciencias de la Biblia en la Universidad de Salamanca y consiguió reconocimiento nacional e internacional con sus libros y artículos sobre María, Eva y otras mujeres de la Biblia, así como sobre teologías feministas y exégesis sobre violencia y sexismo. Fue expulsada en un proceso poco transparente de la cátedra de psicología religiosa, así como de la docencia académica y eclesiástica. Hoy día trabaja como psicóloga freelance, coordina la sección “Teólogas” de la revista 21 y es un referente en España, Italia y Sudamérica.

La religiosa croata Jadranka Rebeka Anic se graduó en la facultad de Teología de la Universidad de Viena en 2001 con una investigación acerca de las mujeres en la Iglesia croata en el siglo XX. Fue vicedirectora del Instituto Franciscano para la Cultura de la Paz en Split, dirigió seminarios acerca de los derechos de las mujeres dentro de una perspectiva judeocristiana e islámica y proyectos referentes a la violencia contra las mujeres en el ámbito familiar y las identidades y roles en función de su género. Actualmente trabaja como investigadora asociada en el Instituto de Ciencias Sociales Ivo Pilar en Split. Aún se le mantiene la prohibición de ejercer como profesora de teología.

La entrega de los premios tendrá lugar el 19 de marzo de 2017 a las 15.30 horas en el hotel Schweizerhof de Lucerna.
RS 21, septiembre 2017

NAVARRO, MERCEDES (1951- ).
(Xabier Pikaza, Diccionario de pensadores cristianos, VD, Estalla 2010, 653-657)

Psicóloga y exegeta católica española, de la congregación de las Mercedarias de la Caridad. Se ha doctorado en psicología por la Universidad Pontificia de Salamanca y en Teología Bíblica por la Gregoriana de Roma Ha sido profesores en las Facultades de Psicología y Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca y trabaja como especialista en psicoterapia religiosa. Es miembro fundador de la Asociación de Teólogas Españolas y pertenece a la Asociación Europea de Mujeres para la Investigación Teológica. Es una de las fundadoras y dirigentes de EFETA (Escuela Feminista de Teología de Andalucía). Quiero destacar esos dos elementos de su producción intelectual: la lectura bíblica y la interpretación/transformación feminista de la realidad desde el cristianismo.

1. Una lectura bíblica, el Evangelio de Marcos. M. Navarro es hoy una autoridad máxima en el estudio de los evangelios y del comienzo de la tradición cristiana. Resulta especialmente significativa su Guía de Lectura del Evangelio de Marcos (Estella 2006), donde han venido a culminar varios estudios anteriores, en el lugar donde se cruzan y fecundan varias línea de interpretación: la exégesis feminista, la lectura narratológica y el fino análisis psicológico, al servicio de la iluminación del texto bíblico y del surgimiento de una intensa vida cristiana. Estos factores, unidos a la capacidad crítica de la autora, hacen que nos encontramos ante una verdadera obra maestra de la exégesis y de la teología actual. Ella misma valora así su trabajo:

«De la mano de esta historia de Marcos, la más breve de las cuatro narraciones evangélicas canónicas, he ido viviendo y luchando, he ido madurando y desplegando mi conciencia espiritual de cristiana. Con ella he aprendido a mirar a Jesús consciente del filtro del narrador y su punto de vista, y he ido aprendiendo a verlo a través de los ojos de otros actores del relato, especialmente a través de los personajes menores, mujeres muchas de ellas. En ellas me he encontrado con mis raíces, me he reconciliado con mis antepasadas y de ellas he recibido mucho más que estímulo y aliento, todo ello a pesar de los filtros patriarcales de esta narración, por más que no sea la más patriarcal.
La visión caleidoscópica del protagonista y de los personajes femeninos, casi todos importantes y positivos, vistos en mis circunstancias a través de los ojos de actores y actrices del relato, ha modificado mi visión de Jesús. Es decir, lo que pienso de él, mis afectos y las conductas por las que me identifico como seguidora suya en el marco del Reinado o basileía de Dios ya no son lo que eran… Esta historia leída, estudiada, confrontada, orada, pensada en varios registros, me ha acompañado activamente en mis conflictos, especialmente en aquellos provenientes de las instituciones (y algunas personas en ellas) a las que amo y en las que vivo. El Jesús de Marcos me ha ayudado a situarlas en su lugar, cosa especialmente difícil. Me ha enseñado qué puedo y no puedo esperar de ellas, cuál es su valor y cuáles sus trampas. De su mano he aprendido quién soy y cómo debo ser en ellas. Este evangelio ha sido testigo de mis ganas de huir, de algunas desesperaciones que no llegaron a más, de profundas decepciones y, sobre todo, ha sido el espejo en el que he visto, en tercera dimensión, mi vulnerabilidad y mi poder. Gracias a Marcos he aprendido una forma de resistencia activa y positiva que nunca hubiera logrado por otros medios e influjos». (De la introducción).

2. Teología feminista.

Mercedes Navarro es la máxima autoridad hispana en el campo de la interpretación y transformación feminista de la Iglesia y de la misma realidad social y su trabajo en la ATE y EFETA constituye una de las grandes aportaciones al pensamiento tanto en España como en el conjunto de Europa y en América Latina. Como ejemplo de su reflexión y opción en este campo quiero citar unos párrafos de su trabajo Mujeres y religiones: Visibilidad y convivencia en el Sur de Europa (http://www.universitadelledonne.it/navarsp.htm).

a) Mujeres invisibles. «Las mujeres somos visibles en las religiones como el grupo de las idénticas e intercambiables. Las cristianas, judías y musulmanas nos quejamos de que se nos trata social y mediáticamente así. Hay un vivo interés estructural en que seamos colectivamente visibles, y ninguno en que esta visibilidad tenga señas propias… Lo que se reprime con la violencia simbólica de la invisibilidad visible no es el carácter excepcional de algunas sino la existencia normal de la inmensa mayoría. Si se reprime la condición individual de las mujeres es porque de hecho nuestra existencia visible se percibe como amenaza real para el sistema. Pero no basta saber lo obvio. La verdadera liberación de las mujeres se encuentra en la libertad de sus mentes y pensamiento. Esta liberación, la más amenazante de todas, nos hace visibles como individuos únicos y originales y no permite la previsión por control remoto que ha permitido al patriarcado ir dos pasos por delante de las mujeres y sus proyectos.

Dice un autor acertadamente que no es la religión el opio del pueblo, sino el género (gender) que se oculta en ella, la violencia simbólica de la dominación masculina que atraviesa las religiones y es consagrada al proyectarse en un Dios considerado masculino. El feminismo crítico pretende desalienar las religiones de esa violencia simbólica del género para que no se convierta en el opio del pueblo. A mi modo de ver, el problema no reside en si las religiones son salvables, sino en si somos capaces de entenderlas y situarlas como el producto histórico que son, para decidir en esa misma medida qué queremos y podemos hacer con sus diferentes elementos».

b. Los mecanismos invisibilizadores. «Las consignas conservadoras de las instituciones religiosas pretenden invisibilizarnos y neutralizar los posibles logros feministas a través del discurso esencialista de género, que juega con la exaltación de lo femenino que esconde su desprecio y nos vuelve invisibles. Todas las mujeres debemos ser femeninas, compactas, cuerpo social sobrecargado de valores y funciones atemporales. Fuimos prefijadas por Yahveh, Dios y Alá. Este discurso, desgraciadamente exitoso, es un nuevo elemento de control y sometimiento, pues juega con la ecuación identidad-obediencia (sometimiento) que tan útil ha resultado en la historia contra las mujeres. Los mecanismos comunes de sometimiento identitario de las religiones siguen estando unidos a la cultura, la raza, los valores, la tierra, la política, la fuerza de la moral, la importancia de la tradición, las raíces y las tradiciones… todos ellos mecanismos opresivos que refuerzan la sobrecarga de las mujeres».

3. Recursos para la visibilidad. «Muchas mujeres de las tres religiones y culturas, hemos adquirido visibilidad mediante la recuperación de la memoria en la exégesis de los textos sagrados y la reconstrucción crítica de la historia. Un recurso transformador a medio plazo es la ruptura de la equivalencia mujer-femenino, una vez rota la correspondencia mujer-madre. Un segundo recurso se refiere al esfuerzo individualizador y la conciencia de ciudadanía. Sumar nombres y particularidades resistiendo la tentación de ceder ante la acusación de individualismo y de anacronismo ante la reivindicación de la ciudadanía. Las religiones establecen teóricamente el valor del individuo reconocen la importancia de cada sujeto en la construcción social y política. En su práctica, sin embargo, predomina la discriminación de género. Las estrategias son la resistencia consciente, libre y activa, dado que vivimos tiempos de fuerte involución social, política y religiosa, y el avance en formación y adquisición progresiva e imparable de poder, mediante la palabra y el pensamiento, es decir, el poder de los argumentos y los hechos cumplidos. Apuesto conscientemente por el poder y la fuerza de las ideas. Las personas que piensan, los sistemas alternativos de pensamiento mueven incluso la economía, siguen siendo considerados peligrosos. Por eso me sigo preguntando con preocupación ¿dónde están las teólogas en Europa?, ¿dónde se apuesta de verdad por ellas?, ¿dónde se divulgan y estudian sus obras…? ¿dónde se ven sus contribuciones en las teologías?, ¿dónde están los grandes puestos académicos para ellas, los foros de discusión …? No dejo de sospechar que hay poderosos intereses detrás».

M. Navarro quiere ser y es una teóloga que vincula el estudio más riguroso de la Biblia y el compromiso más intenso a favor de la liberación de la mujer. Ella, y otras muchas mujeres con las que colabora, son quizá el signo más prometedor del pensamiento cristiano en la actualidad. Ella resumido las claves de su vida en Las 7 palabras de Mercedes Navarro (Madrid 1996) y ha dirigido numerosos proyectos y obras en colaboración.

Entre sus obras de estudio bíblico, cf. María, la mujer: ensayo psicológico-bíblico (Madrid 1987); Psicología y mística: Las moradas de Santa Teresa (Madrid 1992); Barro y aliento. Exégesis y antropología teológica de Gen 2-3 (Madrid 1993); Espiritualidad mariana del Nuevo Testamento (Madrid 1994); Ungido para la vida. Exégesis narrativa de Mc 14,3-9 y Jn 12,1-8 (Estella 1999); Cuando la Biblia cuenta: claves de la narrativa bíblica (Madrid 2003).

Entre sus obras en línea mas feminista, ella ha editado Diez mujeres escriben teología (Estella 1993); Para comprender el cuerpo de la mujer (Estella 1995); Diez palabras clave en teología feminista (Estella 2004); Teología Feminista I-II (Sevilla 2007).

Preside y dirige también (con I. Fischer, J. Økland y A. Valerio) el proyecto internacional de La Biblia y las Mujeres, que constará de veintidós volúmenes y que será publicado, al mismo tiempo, en alemán, inglés, castellano e italiano. El primer volumen, titulado La Torah, de la que ella es directora, con I. Fischer, ha sido publicado ya en castellano (Verbo Divino, Estella 2010).

HAAG, HERBERT (1915-2001).

Teólogo católico alemán, especializado en el estudio de la Sagrada Escritura y bien conocido por su compromiso a favor de una Iglesia abierta al diálogo con el mundo actual, en actitud de libertad. Su obra más conocida es el Diccionario de la Biblia (Barcelona 1970). Ha publicado también otros libros como: sobre Evolución y Biblia (Barcelona 1965); De la antigua a la nueva pascua (Salamanca 1980).

Le han interesado especialmente los temas fronterizos y el diálogo con la teología, campo en el que ha trabajado en la Universidad de Tübingen durante muchos años, en colaboración con K. H. Schelkle. Los temas básicos de su reflexión son.

1. La estructura de la iglesia. A su juicio, la estructura jerárquica actual de la iglesia católica no responde a la voluntad de Jesús ni a los modelos del Nuevo Testamento; también le parece antibíblica la discriminación de la mujer y el tipo de funcionamiento secretista de la jerarquía, especialmente en el nombramiento de los obispos.

2. El sentido de la redención. Haag no acepta la visión tradicional del pecado original, tal como ha sido formulada a partir de San Agustín; tampoco le parece coherente con el evangelio la forma de entender la muerte de Jesús como sacrificio y la redención como rescate, sobre todo por el hecho de que ambas visiones se han puesto con frecuencia al servicio de la opresión del hombre.

3. Derechos humanos. Haag lamenta que la Iglesia Católica no haya podido firmar la declaración de Derechos Humanos del Consejo de Europa (Estrasburgo 1950) porque no reconoce la igualdad religiosa de varón y mujer (en lo referente a los ministerios). En esta línea sitúa también los diversos “vetos” impuestos por la jerarquía a la libre investigación de los teólogos 4. Moral sexual. Haag piensa, finalmente, que la actitud oficial de la jerarquía católica resulta restrictiva, tanto en su dificultad por aceptar del valor positivo de la sexualidad como en la forma de concebir el matrimonio.

Entre sus obras más significativas, cf.:
El pecado original en la Biblia y en la doctrina de la Iglesia (Madrid 1969); El Diablo, un fantasma (Barcelona 1973).

Especial resonancia ha tenido su obra en colaboración con → E. Drewermann, No os dejéis arrebatar la libertad. Por un diálogo abierto en la Iglesia (Barcelona 1994) y también su trabajo programático: ¿Qué Iglesia quería Jesús? (Barcelona 1998), lo mismo que su manifiesto a favor de la libertad cristiana: Den Christen die Freiheit. Erfahrungen und widerspenstige Hoffnungen (Freiburg 1995).

General, Iglesia Católica , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.