Inicio > General, Historia LGTBI, Iglesia Católica > El sacerdote irlandés Martin Dolan, ovacionado al revelar su homosexualidad en misa.

El sacerdote irlandés Martin Dolan, ovacionado al revelar su homosexualidad en misa.

Domingo, 11 de enero de 2015

B6xJTsdIAAIJ5IR.jpg largeMartin Dolan, de Dublín

El 76% de los irlandeses a favor del matrimonio gay

Olé por él…

Un sacerdote católico de Dublín, el Padre Martín Dolan, recibió una ovación de pie de parte de los miembros de su iglesia, después de tomar la inusual decisión de revelar su homosexualidad y salir en apoyo del matrimonio gay en las misas del sábado y del domingo, según el diario The Telegraph. El padre es párroco de la Iglesia de San Nicolás de Myra, en Francis Street, en el centro de la ciudad durante los últimos 15 años. Dolan es el único sacerdote en la parroquia. Ocurrió hace ahora una semana.  Lo maravilloso es que sus feligreses acogieron la  sorprendente noticia con una calurosa ovación de pie. Por el momento no hay una reacción oficial del arzobispado dublinés.

Pidiendo a su congregación de Dublín apoyar el matrimonio del mismo sexo en el próximo referéndum irlandés, fijado para fines de mayo, Dolan dijo “Yo mismo soy gay.”

La declaración de Dolan en la Misa el sábado fue recibido por aplausos y la ovación de sus “orgullosos”  feligreses . Martin Dolan, único sacerdote de la parroquia, es al parecer especialmente querido por sus feligreses. “Estamos muy orgullosos del padre Martin. El que haya admitido que es gay no cambia la persona que era antes de que lo dijera”, declaraba después de conocer la noticia Liz O’Connor, trabajadora comunitaria juvenil, y una de las habituales de la parroquia. O’Connor advertía además de que una posible suspensión del padre Dolan tras su salida del armario provocaría una reacción de indignación de sus feligreses. “No me gustaría ver  que se le trasladase por la declaración que hizo. Eso sería terrible. Él debe ser apoyado. Él no ha hecho nada malo. Si él fuera trasladado, habría un gran revuelo en esta parroquia. Sigue siendo el mismo hombre de hoy. “El padre Martin siempre ha sido un defensor de los derechos de las personas, que ha alzado su voz en contra del abuso de niños en la Iglesia [un tema particularmente sensible en Irlanda]. Hace bien en defender los derechos gays. La jerarquía de la Iglesia no puede condenarlo, deberían apoyarlo”, añadía O’Connor.

O’Connor se hizo eco de los sentimientos de la congregación diciendo que ella no querría ver Dolan dejar su parroquia después de 15 años. “Hay una gran cantidad de sacerdotes homosexuales pero nadie se atreve realmente a levantarse y decirlo, porque tienen miedo de los obispos y eso, pero Martin es un hombre libre. Eso es lo que cree. Él es un hombre de gran convicción  y que no da marcha atrás. P. Martin siempre ha sido un defensor de los derechos de las personas. Él dice lo que piensa. Tiene razón al defender los derechos de los homosexuales. La Iglesia debería respaldar el sacerdote.

La arquidiócesis de Dublín no quiso hacer comentarios hasta que hubieran hablado directamente con Dolan, pero una fuente interna de la Iglesia Católica dijo al Sun: “Fue muy valiente. Él dijo que era gay. Eso fue todo no le des más vueltas . Y  continuó: Él tenía ya planeado el descanso  antes de todo esto y salió en el caso de que la gente  piense que se echa al monte. Desde luego, no es una ruptura planeda. Él sólo estaba haciendo su servicio, que era parte de su homilía, y eso es todo. Si cree firmemente en algo, Martin lo dice. “Él está feliz consigo mismo. No hay temor de que huya, él no sería una de esas personas.”

…Pero la  jerarquía de la Iglesia irlandesa es una activa defensora del “no” en el referéndum

Recordemos que en mayo de 2015 Irlanda celebrará un histórico referéndum sobre el matrimonio igualitario. Hasta el momento, las encuestas revelan que una gran mayoría de irlandeses (de hasta el 76 %) es partidaria del “sí”. Ello no significa que esté ganado y los activistas admiten que no hay lugar para la complacencia durante el período previo a la votación ya que una minoría homófoba muy motivada y alentada por la jerarquía católica que se opone ferozmente a los matrimonios del mismo sexo y se ha comprometido a oponerse a cualquier cambio en la ley, bien podría llegar superar a una mayoría que, aunque amplia, no considere el asunto “propio” y se abstenga de ir a votar. Hace pocas semanas, los obispos católicos de Irlanda daban a conocer un documento de 16 páginas con el objetivo de dar a conocer a toda la población su posición contraria (el documento cuenta incluso con una versión en polaco, dado el alto número de residentes de ese origen en el país).

La jerarquía de la Iglesia Católica en Irlanda ya mostró su desprecio por el referéndum en diciembre de 2014. El Obispo de Elphin, Kevin Doran  dijo que la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo cambiaría el significado del matrimonio mismo. “En una cultura del vive y deja vivir puede haber una tendencia a decir, ¿qué daño va a hacer el que dos hombres o dos mujeres se amen? ” Y planteó la pregunta:  ¿Cuál es, en último análisis la diferencia entre una amistad sexual (en los que el Estado no tiene interés) y un matrimonio?”

Habrá que ver qué sucede finalmente. Pese a ser un país de fuerte tradición católica, debe tenerse en cuenta que en los últimos años el peso de la Iglesia católica en Irlanda se ha reducido de modo considerable, en buena parte debido al conocimiento de los abusos cometidos durante décadas sobre niños y adolescentes. Un proceso que ha debilitado su capacidad de influencia y que permitió por ejemplo que en 2010 el Parlamento aprobara una ley de uniones civiles entre personas del mismo sexo por práctica unanimidad de las fuerzas políticas, pese a la declarada oposición de la iglesia católica.

Pero ello no significó que la lucha a favor del matrimonio igualitario se detuviera, y de hecho las muestras de apoyo han ido acumulándose durante todo este tiempo. Al margen de las ya mencionadas, una muy relevante que recogimos en su momento fue el respaldo de la corporación municipal de Dublín por una mayoría de 38 votos a favor frente a solo cuatro en contra. Y la expresidenta Mary McAleese, una figura muy respetada en el país, se pronunciaba hace dos años a favor. Otro pronunciamiento destacado han sido, por ejemplo, el del actor Colin Farrell, que consideró “demencial“ que su propio hermano gay tuviera que abandonar Irlanda para poder casarse.

El gobierno irlandés está promoviendo el Sí”  en el referendum. El propio taoiseach o primer ministro de Irlanda, Enda Kenny, se ha comprometido recientemente a hacer campaña activa en favor del “sí” en el referéndum: Estoy a favor de ello y voy a sondear por ello.” Días antes sorprendía con un pequeño gesto sin precedentes: acudir a un bar de ambiente gay para tomar una copa. Kenny pertenece, por cierto, al conservador Fine Gael, de inspiración democristiana e integrado en el Partido Popular Europeo.

A principios de este año la lider del Partido Laborista y viceprimer ministro (an Tanaiste) Joan Burton dijo: “El hecho de que este referéndum vaya ahora a tener lugar es una señal de los avances que ha tenido lugar en este país en los últimos años y décadas, e indica el nivel en que las actitudes para lesbianas y los gays han cambiado “.

 

General, Historia LGTBI, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.