Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Pulse’

Un cristiano homófobo detenido entre vítores durante una vigilia en el Club Pulse

Jueves, 15 de junio de 2017

orlando_protestor_arrest-696x450La policía de Orlando tiene que intervenir para detener a un “señor” que apareció en la vigilia de la masacre del Club Pulse soltando insultos LGTBfóbicos.

El lunes pasado se cumplió un año del atentado homófobo (porque fue un atentado con motivaciones homófobas, aunque algunos medios se nieguen a reconocerlo) que Omar Mateen perpetró en el Club Pulse de Orlando asesinando a 49 personas.

Para conmemorar el aniversario un grupo de personas se congregó en los alrededores del club Pulse en una vigilia en la que hubo oraciones y música. Y también hubo, cómo no, varios energúmenos que según los hombres blancos cis-heteros españoles estaba ahí ejerciendo su “libertad de expresión“.

Un grupo de manifestantes homofóbos cristianos apareció en mitad de la vigilia soltando proclamas lgtbfóbicas y llevando un cartel en el que por un lado se leía AVISO: Todos los homos arderán como maricones en el infierno y por el otro: Pecado = Muerte.

Esa pancarta, por cierto, sirve perfectamente para que todo el mundo entienda que el atentado de Orlando fue un atentado homófobo. ¿En cuántas vigilias por otras matanzas similares has visto a cristianos de bien protestar y llevar pancartas mientras insultan a los familiares y amigos de las víctimas y a los supervivientes?

La policía, eso sí, no tardó en intervenir y expulsar a los que protestaban, deteniendo a uno de ellos (hombre, blanco) que fue esposado y acabó en la parte de atrás de un coche patrulla entre vítores y aplausos de los que asistían a la vigilia. “No estamos aquí para revivir el horror de aquel día“, dijo el alcalde de Orlando, Buddy Dyer, cuando se calmaron los ánimos.

Fuente | Queerty, vía EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , ,

El activismo llena de emoción la marcha del Orlando Pride

Miércoles, 16 de noviembre de 2016

34758_orlando-pride-portadaMás de 150.000 personas salieron a la calle en el mayor evento del Orlando Pride. Un Orgullo que ha estado marcado por el recuerdo de las víctimas del local Pulse y que ha llenado las calles de esta ciudad de lágrimas, emoción, sonrisas y proclamas en clave LGTB.

El Orlando Pride ha celebrado su edición más especial. Una marcha histórica por dos principales motivos: por ser la primera edición tras el terrorífico atentado ocurrido en el local Pulse y por ser el primer Orgullo que se celebra en EEUU tras la llegada al poder de Donald Trump.

Ante el panorama social y político de EEUU, esta edición del Orlando Pride ha tenido dos marchas en lugar de una. El viernes 11 de noviembre se realizó una manifestación que materializaba el malestar de la comunidad LGTB con la elección de Donald Trump como nuevo presidente del país. Mientras que el sábado se realizó la clásica marcha que cada año tiñe las calles de la ciudad con los colores del arco íris.

34759_orlando-pride-coche-policiaEn su duodécima edición, el Orlando Pride se ha convertido en uno de los eventos anuales más importantes de esta soleada ciudad. El evento cuenta con el apoyo del equipo de fútbol Orlando City Soccer Club y cada año ha ido creciendo y añadiendo pequeños capítulos para formar uno de los proyectos LGTB por excelencia en EEUU.

El evento debía celebrarse el mes pasado, pero finalmente fue aplazado por la llegada del huracán Matthew a las costas de Florida. El cambio de fechas no le ha quitado las ganas a los habitantes de la ciudad de salir a las calles y este Pride se ha convertido en el más importante en la historia de la ciudad.

Así lo ha confirmado a los medios Luis Martínez, director de asuntos multiculturales de la ciudad de Orlando y enlace con la comunidad LGBTQ, que ha indicado que:

La comunidad está más unida que nunca. La comunidad latina y la comunidad LGBTQ se han fusionado en uno en lo que respecta al apoyo mutuo, algo que nunca había visto en el pasado“.

Así lo ha confirmado el Orlando Pride que ha contado con la asistencia de 150.000 personas en su marcha principal. Una concentración que ha servido para homenajear a las víctimas del atentado perpetrado en Pulse de una manera colorida y orientada a todas las familias.

Una oportunidad única que la ciudad ha aprovechado para demostrar que es más fuerte, diversa y solidaria que nunca.

34760_orlando-pride-logo-2016

Fuente Redacción Chueca

General, Historia LGTB , , , , , , ,

El club gay Pulse reabre sus puertas como memorial tras la matanza de 49 personas

Jueves, 27 de octubre de 2016

mural_gaySe trata de la primera vez que la discoteca de ambiente gay abre sus puertas desde el atentado perpetrado por Omar Seddique Mateen.

 La discoteca gay Pulse de Orlando, en la que el pasado 12 de junio murieron 49 personas víctimas de un hombre armado que dijo actuar en nombre del Estado Islámico (EI), reabrió sus puertas como memorial, informaron hoy medios locales.

Las verjas del club se abrieron el jueves por la noche para permitir la entrada de cientos de personas que asistieron a la inauguración del memorial con la presentación de un nuevo mural conmemorativo.

Se trata de la primera vez que la discoteca de ambiente gay abre sus puertas desde el atentado perpetrado por Omar Seddique Mateen, que se cobró la vida de 49 personas y dejó heridas a otras 53.

 Los artistas urbanos Mr. Brainwash y Nats Getty colaboraron en la creación del mural que muestra corazones pintados de colores con la bandera arcoiris, en honor a la comunidad gay.

Una parte del mural ha quedado sin pintar con el propósito, según dijeron los artistas, de que la gente exprese por escrito sus sentimientos con mensajes de solidaridad por las víctimas y las familias afectadas.

En otro lienzo de la pared del club aparece escrito el lema del memorial: “Soy. Somos. Vamos a ser”.

Pulse fue escenario de la peor matanza perpetrada con arma de fuego en Estados Unidos, en la que Mateen, un estadounidense de origen afgano, de 29 años y empleado de una empresa de seguridad, dio muerte a 49 personas e hirió a otras 53.

Mateen, que ingresó en la discoteca armado con un fusil de asalto y una pistola automática, murió en un enfrentamiento con agentes de un equipo de operaciones especiales.

Fuente Cáscara amarga

General, Historia LGTB , , , , , ,

OnePulse Foundation levantará un monumento a las víctimas de Orlando y ayudará a los familiares

Lunes, 1 de agosto de 2016

34046_orgullo-lgtb-madrid-homenaje-orlandoLa discoteca Pulse, que vio como se producía la terrorífica masacre dentro de sus puertas, ha creado la fundación OnePulse para recaudar fondos que terminen desembocando en un memorial permanente para honrar la figura de las 49 víctimas que dejaron su último aliento en aquella noche.

Aquel que no conoce la historia, está condenado a repetirla. A lo largo de los siglos, esta frase se ha convertido en una premonición para numerosos pueblos que han tropezado en los errores del pasado.

Para evitar que esta frase vuelva a transformarse en realidad, hay que conseguir que el olvido no se apodere de la sociedad. Actos como el ocurrido en Orlando el pasado mes de junio han marcado a fuego la memoria de varias generaciones de la comunidad LGTB y con el recuerdo todavía reciente se están realizando numerosos actos para conmemorar a la víctimas.

Tras el atentado hubo una espontánea concentración ciudadana en diversas ciudades del mundo. París, Madrid, Nueva York, Londres… algunas de las principales metrópolis del mundo se encargaron de combinar el luto con el color arcoíris para realizar distintos homenajes cargados de emotividad.

El pasado 27 de junio, Puerto Rico se encargaba de levantar el primer monumento dedicado a las víctimas de Orlando. Una obra creada por Alberto de la Cruz e inaugurada por la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín, que marcaba un doble hito en la isla puesto que se trataba del primer memorial dedicado al colectivo LGTB.

El pasado fin de semana, el boxeador abiertamente homosexual Orlando Cruz, se encargaba de dedicar su combate -y victoria- a las víctimas del fatídico atentado. Ahora le toca el turno al propio club Pulse.

La discoteca ha creado la fundación OnePulse con la que recaudar fondos para levantar un memorial permanente que honre a las personas que perdieron la vida en el atentado.

Además, según ha declarado Sara Brady, portavoz de la fundación, la labor de OnePulse no se detendrá en la creación del monumento sino que los fondos recaudados también irán destinados a colaborar con los familiares de la víctimas.

Fuente: Redacción Chueca

General, Historia LGTB , , , , , , , ,

Je suis latino, negro y puto

Miércoles, 20 de julio de 2016

a_5Mientras el odio –llamémoslo transfobia, lesbofobia, islamofobia– no se persiga como una desviación vergonzante y en sus expresiones más ínfimas. Todos somos Mateen.

Por Liliana Viola

Lo primero que le sigue a una catástrofe natural y también a las calamidades de autoría exclusivamente humana, es el bautismo mediático. Para digerirlo o para empaquetarnos, el horror se archiva en el idioma universal del slogan. Los huracanes tienen nombre de mujer, el fenómeno marítimo que distorsiona el clima se llama “Corriente del Niño” y la violencia ejercida por un sujeto armado hasta los dientes contra una comunidad latina y homosexual que baila en una disco –inaugurada en los 90 con el nombre “Pulse” en homenaje al latido de la vida en tiempos del sida– entra en la historia como “La Masacre de Orlando”.

“El 11 de septiembre”, por ejemplo, es una etiqueta pasteurizada, que parece elegir una fecha objetiva frente a toda tentación del amarillismo mientras señala un Antes y un Después. 11/9 es el hito que amplía hasta la indefinición las atribuciones de Estados Unidos sobre los territorios considerados terroristas, enemigos de la gente de bien. La gente de bien, en esta ecuación, son los homosexuales, los pobres, los latinos, las mujeres oprimidas por bestias varias. Pero las ecuaciones cambian, o mejor dicho, atravesamos un orden mundial donde las exclusiones se superponen, se intercambian, se van jusificando entre sí, como si cubrieran o se encubrieran. Y así es cómo este crimen que parece tener todos los males del presente, generó una crisis de identidad en el relato. La de las víctimas que se silencia en la ciudad de Orlando y la de la Masacre cuyo móvil está en disputa.

La importancia de llamarse Orlando

“La Masacre de Orlando” remite a la serie “pueblito de la América profunda donde un loco mata a niños o adolescentes” y también a la lista difusa que Obama acaba de calificar como “el tipo de extremismo autóctono que nos tiene tan preocupados desde hace tiempo”. Tan preocupados que el director del FBI reconoció haber gastado más de un millón de dólares para tratar de descubrir los móviles de “El terrorista de San Bernardino” nombre con el que se conoce la matanza de 14 personas en California.

En este caso puntual, donde todo indica que alguien quiso entrar a una disco emblemática y gay para asesinar a la mayor cantidad posible, el movil del odio se pone entre paréntesis. La nomenclatura nunca es inocente. Naturaliza la aberración al incluirla en una serie, nos calma, se volverá a repetir, no nos va a soprender, nunca es única, siempre es la misma. En este contexto los lamentos y las condolencias a Orlando suena a un futuro ítem en los paquetes all inclusive para el turismo que se va para Disney .

La histórica Revuelta de Stonewall (junio de 1969) que marca un hito en la ética de la humanidad y en el activismo lgbtti no podría entrar jamás y no habría sido lo que fue si se la hubiera reprimido dentro de la serie de “Disturbios en Nueva York”. No casualmente se cumple un nuevo aniversario y se avecinan los festejos de su Orgullo.

Mercado de móviles

El padre del asesino sale a pedir disculpas aclarando que su hijo mató por cuestiones homofóbicas y no religiosas. Para una familia de origen afgano – pero no sólo para ella- es mucho más aceptable en un país experto en convertir a los propios en extraños, ser un terrorista homofóbico que un sospechoso por portación de cara. El asesino, en cambio, prefirió atribuirlo a otra causa y juró lealtad a un grupo terrorista islámico. Al rato se anotó un tercer actor que se decidió por un mix: “Dios le permitió al hermano Omar Mateen, uno de los soldados del califato en los Estados Unidos, realizar una ghazwa (un ataque) en una discoteca de sodomitas en la ciudad de Orlando”, afirmó el boletín de la radio Al Bayan, de EI. Y siguen las libres interpretaciones. El Papa, que en 2010 alentaba a luchar contra el diablo que estaba metiendo su cola en el parlamento argentino para aprobar el matrimonio igualitario, ahora quiere que se castigue a los autores de tamaña violencia. Cuáles son los verdaderos móviles. En nombre de quién se cometen los crímenes.

¿Y si no es un problema de indefinición de móviles sino del órden que se ha descontrolado? Primero llega la provisión de armas, la sensación de justicia por delivery, la radicalización de la información, los intereses internacionales, los déficit internos en la gobernabilidad de cada estado, primero está la cultura del odio. Y luego se elige en la batería de móviles como en una góndola por qué se emprende la masacre, el atentando o la invasión. El padre del asesino fue más allá, expuso una coartada típica de serie americana de cuarta pero que ha de sonar como canción de cuna para muchos vecinos de aquí y de allá: “Vio a dos hombres besándose delante de su esposa y su hijo y se enfadó mucho”. ¿Cómo habrá hecho para evitar ese espectáculo durante toda su vida viviendo en una playa tan cerca del corazón de la mariconería for export? Y mucho más difícil si como aseguran algunos testigos, era un habitué de la disco. ¿Iría tan seguido para planear el crimen? ¿Iría como hétero curioso? ¿Era un gay tapado? Los comentarios homófobos que se multiplicaron en la web después de la matanza vuelven al viejo refugio del crimen pasional. ¿Era un homosexual homofóbico despechado?

¿Acaso esa descripción no lo bandea hacia la categoría de heterosexual? Enfin, aquí también se abre un mercado de ficciones identitarias donde las víctimas vuelven a ser culpables.

La música y el ruido

Muchas de las personas que estaban en la discoteca tardaron en entender lo que estaba pasando. Uno de los sobrevivientes aporta un detalle demoledor: confundió los tiros con la música. ”Pensé que era una canción de los Ying Yang Twins”, le dijo a la cadena radial NPR el joven Christopher Hansen. Se refiere a unos raperos del este de Atlanta, un área conocida por la violencia y la pobreza y contra las cuales estos hermanos afrodescendientes construyen su mensaje y salvoconducto de un destino marcado por un país que alimentra las desigualdades.

A la noche siguiente los monumentos emblema de los países civilizados se iluminaron con los hermosos colores del arco iris o la bandera gay, según quien los mire. Sí, también la Tour Eiffel, testigo de tantas manifestaciones homófobas y contra la inmigración. Las lucecitas de colores, no las de la fiesta, sino las que brillan en las calles el día después, pertenecen a esa lengua escueta del slogan. Mientras tanto, no hubo un aluvión de ridículos carteles atribuyéndose la identidad ajena como pasó en estas tierras con el “Yo soy Nisman” y en Francia con “Je suis Hebdo”. Decir “Yo también soy puto” aún no figura en el catálogo de las demostraciones de buena conciencia. Mientras tanto, los amigos gays de los heridos el primer día no pudieron donar sangre porque la presunción de contagiado, por ley, los deja afuera de el derecho la solidaridad. La emergencia hizo que se levantara provisoriamnete el veto. ¿La sangre de última vale en las últimas? ¿La sociedad sigue exigiendo martirios para levantar las barreras? En esta ecuación social, la homofobia cuenta con una tolerancia tan amplia que a veces llega a la celebración.

Mientras el odio –llamémolso transfobia, lesbofobia, islamofobia– no se persiga como una desviación vergonzante y en sus expresiones más ínfimas. Todos somos Mateen.

Fuente Página 12

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.