Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Josh Shapiro’

Josh Shapiro: “Proteger a las víctimas de los abusos del clero es más importante que reparar Notre Dame”

Lunes, 29 de abril de 2019

joshshapiro-e1485825403933El fiscal general de Pensilvania lamenta que preocupe más una catedral que los supervivientes

“Mientras que los defensores de la reconstrucción de Notre Dame prometieron 900 millones de dólares en escasos días, los gastos más significativos en Pensilvania han sido los millones de dólares empleados por los ‘lobbies’ de la Iglesia” para evitar el pago de compensaciones y la ampliación de los plazos de prescripción, denuncia

“Algunos de los oficiales eclesiásticos que encubrieron los abusos permanecen en cargos de liderazgo, y las fuerzas policiales en muchos niveles, en muchas jurisdicciones, están investigando denuncias nuevas de abuso”

El fiscal general impulsor del ‘informe de horrores’ sobre la pederastia en la Iglesia de Pensilvania, Josh Shapiro, ha afeado a los jerarcas de la Iglesia que hayan mostrado más solidaridad y compasión con los franceses tras el trágico incendio en la catedral de Notre Dame que han hecho con víctimas de los abusos del clero.

Escribiendo en el Washington Post, Shapiro recuerda que en agosto del año pasado el gran jurado que impulsó identificó a más de mil víctimas de los abusos de más de trescientos sacerdotes del estado “y un encubrimiento institucional que se extendió incluso al Vaticano”. Una tragedia, dice Shapiro, a la que la Iglesia ha respondido de una forma “mucho menos contundente y rápida” que lo hizo al catástrofe de la catedral parisina, que ya cuenta con cientos de millones de dólares para su reconstrucción y una promesa del presidente francés, Emmanuel Macron, de que será reconstruida “dentro de cinco años”.

Los líderes de la Iglesia en Pensilvania “dijeron que la mayor parte del abuso ocurrió en el pasado”, recuerda Shapiro. “Sin embargo, algunos de los oficiales eclesiásticos que encubrieron los abusos permanecen en cargos de liderazgo, y las fuerzas policiales en muchos niveles, en muchas jurisdicciones, están investigando denuncias nuevas de abuso.

Líderes de la Iglesia “están bloqueando activamente reformas legislativas cruciales”

A la vez, denuncia el fiscal general, “los mismos oficiales que dicen haber pasado página, calificando el informe del gran jurado como un documento histórico, ahora están bloqueando activamente las reformas legislativas cruciales recomendadas por los miembros del gran jurado”, incluyendo a extensiones de los plazos de prescripción de delitos de abusos o mayores facilidades para que víctimas denuncien a las instituciones en las que ocurrieron las agresiones.

“Mientras que los defensores de la reconstrucción de Notre Dame prometieron 900 millones de dólares en escasos días, los gastos más significativos en Pensilvania han sido los millones de dólares empleados por los ‘lobbies’ de la Iglesia y la industria de seguros para evitar que las reformas se hagan ley, critica Shapiro.

“Negaciones, obstruccionismo y evasiones”, incluso en el Vaticano

“La renuencia de la Iglesia a unirse detrás de las víctimas del abuso clerical ni es específica a Pensilvania ni, tristemente, es nueva”, lamenta el fiscal, recordando que durante décadas víctimas se han enfrentado a “negaciones, obstruccionismo y evasiones” incluso en el Vaticano, cuya reciente cumbre anti-pederastia “generó pocas reformas concretas, si es que generó alguna”. Pero pese a la “inacción” de la Iglesia, ya viene “un ajuste de cuentas”, advierte Shapiro, en la forma de otros grandes jurados en otros estados que ya han identificado a más de mil curas pederastas.

Shapiro termina su tribuna recomendando a la Iglesia que ponga en marcha de inmediato cinco medidas “para proteger a los niños”: “escuchar a las víctimas y supervivientes”, “seguir a los patrones” para seguir el hilo de los pederastas reasignados de estado en estado, “entregar a los archivos secretos” y adoptar la “transparencia plena”, “colaborar con las fuerzas policiales” e “instituir una política de tolerancia cero”.

“Reparar un símbolo religioso y cultural como la catedral de Notre Dame es importante”, concluye Shapiro. Pero proteger a las muchas víctimas y supervivientes del abuso clerical es aún más importante. En todo el país y en todo el mundo, esperan una respuesta igual de urgente”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , ,

Pensilvania recibe 1.400 nuevas denuncias por abusos del clero en los cuatro meses después del informe del gran jurado

Sábado, 5 de enero de 2019

abusosEl horror…

“La credibilidad de la Iglesia no se reconstruye con estrategias de marketing”

Las Nunciaturas serán claves para afianzar el ‘Nunca más’ de la Iglesia frente a los abusos

El cardenal francés, Philippe Barbarin, a juicio por guardar silencio sobre casos de pederastia

Clara Martínez: “La víctima de abusos merece una respuesta más integral”

A un año de la visita papal a Chile, las víctimas piden justicia mientras prescriben las renuncias de los obispos

Víctimas de abusos en EEUU piden estar presentes en la cumbre anti-pederastia del Papa

Gil Tamayo pide “no criminalizar” a los curas porque la pederastia se da “en ámbitos familiares”

“Estáis venerando a Satanás”, le dicen a las monjas de la India, que denuncian abusos del clero

El arzobispo de Mendoza cierra un monasterio tras la detención de dos monjes por abusos

Los feligreses apoyan a un cura de Valdeorras, apartado por abusos sexuales: “Tu propia casa te señala”

La policía italiana investiga si un padre ordenó el homicidio de un pastor que abusó de sus hijas

Jorge Costadoat, sj: “La desautorización de la jerarquía en materias de moral sexual es enorme”

Ya son más de mil los curas acusados de pederastia en todo EEUU, según AP

“No creo que la Iglesia sea capaz de vigilarse a sí misma”, lamenta el fiscal del estado, Josh Shapiro

(C. Doody/AP).- La crisis de abusos en la Iglesia estadounidense sigue arrojando luces y sombras. Sombras como la que aún cubre las diócesis de Pensilvania, donde las autoridades civiles han recibido 1.400 nuevas denuncias por abusos del clero después de la publicación del informe de horrores del gran jurado en agosto. Y luces, porque la presión de la justicia está obligando a la Iglesia a ser más transparente en cuanto a los pederastas en sus filas.

En los últimos cuatro meses, diferentes entidades de la Iglesia en los Estados Unidos han publicado los nombres de más de mil sacerdotes y otras personas acusados de abuso sexual a menores, en una revelación pública sin precedentes provocada, al menos en parte, por la enorme investigación en Pensilvania, concluye Associated Press.

Casi 50 diócesis y órdenes religiosas han identificado públicamente a sacerdotes que abusaron de menores tras el reporte de Pensilvania de mediados de agosto y otras 55 han anunciado planes de hacer lo mismo en los próximos meses. En total, representan más de la mitad de las 187 diócesis del país.

La revisión llevada a cabo por la agencia también determinó que casi 20 investigaciones locales, estatales o federales, penales o civiles, han sido lanzadas desde la publicación de las conclusiones del jurado investigador en Pensilvania. Dichas investigaciones podrían hacer públicos más nombres y acusaciones, además de generar multas contra las diócesis y que se tomen medidas de seguridad ordenadas por las cortes.

“La gente vio lo sucedido en esas parroquias en Pensilvania y dijo: ‘Eso pasó también en mi parroquia’. Pudieron ver la relación y exigen la misma responsabilidad, dijo Tim Lennon, presidente de la junta de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP).

En algunos casos, las acusaciones recién reveladas datan de hace seis o siete décadas; la más antigua de todas es de 1910 en Luisiana. La mayoría de los sacerdotes fueron apartados desde hace tiempo del sacerdocio y, según un análisis de la AP, más de 60% han muerto. En la mayoría de los casos, el plazo legal para cargos penales o demandas ha expirado.

No obstante, activistas dicen que exponer a los abusadores casi dos décadas después del estallido del primer escándalo en Boston en el 2002 es un paso alentador, en parte porque les da a algunas víctimas un sentido de vindicación tras décadas de silencio oficial o negativas.

Además, podrían aumentar las presiones contra las diócesis para establecer fondos de compensación a las víctimas, como lo hizo la iglesia en Pensilvania, y la dinámica en marcha podría desembocar en la expulsión de abusadores de puestos eclesiásticos que dan acceso a niños.

“Es un hito. Nos acercamos cada vez más a lo que debería ser, un reconocimiento verdadero a nivel nacional, dijo Joe McLean, que presentó una demanda junto con otras víctimas para obligar a la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos a publicar los documentos sobre abusadores en todo el país.

curas-pederastas-en-eeuu

La crisis, en cifras

La investigación en Pensilvania, encabezada por el fiscal general Josh Shapiro, identificó a casi 300 “sacerdotes depredadores” en casos que datan de hasta siete décadas y acusó a los líderes de encubrir los abusos, en algunos casos readmitiendo a sacerdotes a sus labores tras breves temporadas en centros de tratamiento o simplemente mudándolos a otros sitios. Los activistas dijeron que el informe tuvo un gran impacto, porque ha sido el más extenso hasta el momento, abarcando casi todo el Estado.

“No es suficiente”, dijo Shapiro a AP a propósito de las nuevas medidas que se han adoptado contra la pederastia en la Iglesia estadounidense desde la publicación del informe del gran jurado. “Sin embargo, no creo que la Iglesia sea capaz de vigilarse a sí misma. Necesita fuerzas externas, idealmente de la justicia, para obligarle a rendir cuentas”.

La lista más grande de curas pedófilos que ha salido a la luz pública hasta ahora la publicó la provincia del oeste de la Compañía de Jesús, que abarca nueve estados en el oeste del país. Esta orden identificó a 111 sacerdotes pederastas. La archidiócesis de Nueva Orleans, por otro lado, publicó los nombres de 61 sospechosos, y la diócesis de Syracuse, en Nueva York, los de 57. La archidiócesis de Los Ángeles reveló más de medio centenar de sacerdotes pedófilos de la última década, mientras que la diócesis de Great Falls-Billings, en Montana, divulgó los nombres de 47 pederastas.

Mayor transparencia

Y es que si se puede decir que la publicación del informe del gran jurado de Pensilvania ha tenido un impacto positivo, porque el escándalo ha empujado a diócesis y órdenes como las anteriormente citadas a un mayor esfuerzo de transparencia, si bien es cierto que aún queda camino por recorrer.

Mientras que en los 16 años entre el escándalo de pederastia en la Iglesia de Boston  famoso por la película Spotlight y el informe de horrores de Pensilvania solo 30 diócesis publicaron sus listas de curas abusadores -en mayor parte obligadas por la justicia y no por iniciativa propia- en estos cuatro meses desde la investigación del gran jurado 13 diócesis han tomado el paso de invitar incluso a policías o jueces ya jubilados a revisar sus expedientes internos.

Diócesis como la de Little Rock, Arksansas, cuyo obispo, Anthony B. Taylor, recientemente publicó una lista de 12 curas abusadores y invitó a un asesor independiente a auditar los archivos de la Iglesia local. Taylor explicó a AP: “El informe del gran jurado de Pensilvania nos ayudó a reafirmar nuestra decisión de avanzar con lo que ya estábamos haciendo. Afectó el plazo, no tanto la decisión”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Las acusaciones por venir contra la Iglesia en EEUU… y el hombre que defendería al Vaticano

Martes, 18 de septiembre de 2018

crisis-en-la-iglesia-de-eeuuEl Departamento de Justicia podría investigarla por crimen organizado a nivel nacional o internacional

Dicen de Jeffrey Lena que no es tan mala persona… a pesar de que intente de todo para exculpar a Roma

“Lena consiguió frenar la litigación utilizando tácticas como la defensa de la soberanía de la Santa Sede o la necesidad de traducir todos los documentos legales a latín, el idioma oficial de la Iglesia”

(Cameron Doody).- Nueva York, Nueva Jersey, Nebraska, Nuevo Mexico, Florida, Missouri, Illinois, Kentucky… son cada vez más los estados nortamericanos que han anunciado su intención de investigar a la Iglesia católica por los abusos sexuales. Pero… ¿y si el Departamento de Justicia investigara a la Iglesia a nivel nacional o internacional? ¿Y no “solo” por abusos o encubrimientos puntuales, sino como si se tratara de una organización diseñada para delinquir… incluso hasta en la Santa Sede? Ya hay quien especula con la posibilidad, pero hay dificultades. Sobre todo, las que pondría Jeffrey Lena, el abogado del Vaticano en los EEUU.

En este último escandalo de abusos que ha emanado del informe de horrores de Pensilvania, el fiscal general de este estado, Josh Shapiro, dio las primeras pistas de que una investigación a nivel nacional de la Iglesia podría materializarse pronto. “He hablado con un representante del Departamento de Justicia”, reconoció Shapiro en una entrevista con el New York Times. Aunque el letrado no quiso hacer más precisiones en aquel momento, es de suponer que compartió con el representante del ministerio la misma convicción que compartió con los medios nada más publicarse el informe del gran jurado. Que para encubrir los abusos cometidos por sacerdotes, los obispos “le mentían a los feligreses, le mentían a las fuerzas de la ley, le mentían al público, pero luego documentaban todo en archivos secretos que compartían frecuentemente con el Vaticano.

Suponiendo, así pues, que los obispos mentían, y las autoridades vaticanas estaban al tanto de semejantes mentiras, tal y como alega Shapiro… ¿esta forma de actuar se puede considerar como crimen organizado, según la ley estadounidense? Difícilmente, según recuerda el periódico York Daily Record, principalmente porque la ley contiene una definición específica de qué constituye una “organización” exactamente que los jueces han interpretado como no pertinente a la Iglesia, además de una cláusula que especifica los delitos típicos de las mafias, entre los cuales no figura el de abuso sexual de menores.

Hay otras pegas también a una posible investigación federal de la Iglesia por actividad mafiosa, y las más importantes son las que ha puesto el abogado del Vaticano en los EEUU, Jeffrey Lena, cada vez que víctimas de abusos han intentado sostener en los tribunales que la Santa Sede es la última responsable de lo que han sufrido. Como cuando un hombre intentó demandar al Vaticano por haber transferido un cura que abusó de él desde Irlanda a Oregon, y Lena consiguió frenar la litigación utilizando tácticas como la defensa de la soberanía de la Santa Sede o la necesidad de traducir todos los documentos legales a latín, el idioma oficial de la Iglesia.

¿Quién es Jeffrey Lena?

bru5zol6_4yppb-bhqxp8tw8t-s6xn45gnfkhnsvadjwyim5htudwtvwizs7cm-3thw7ochisux-i7vj_zgymy3x05xe-jpg-w1200Pero, ¿quién es este hombre que recurre a cualquier artimaña legal, o eso parece, para evitar que la cúpula eclesiástica reconozca su parte de la culpa por los abusos sexuales? A pesar de que Lena -californiano de nacimiento que ronda ahora los 60 años de edad- haya conseguido enfadar a muchas víctimas por sus astucias en los tribunales, los que mejor le conocen aseguran que no es tan mala persona.

En una entrevista con AP en 2010, por ejemplo, declaró que solo empezó a trabajar para la Santa Sede -en un caso en el que el ‘banco del Vaticano’ fue acusado de haber guardado tesoros confiscados por los nazis- cuando otros abogados se negaron a aceptar el trabajo, citando temores a que la publicidad de un caso relacionado con el Holocausto afectara a su reputación. En esa misma entrevista, Lena también explicó la razón de su defensa de la inmunidad de las autoridades vaticanas de ser procesados en otras jurisdicciones. Porque “el Papa no es un general de cinco estrellas que manda a sus tropas”. Porque “los obispos diocesanos no son agentes ni vicarios del Papa, para nada. La autoridad de un obispo deriva de su oficio. Es el obispo quien controla a su diócesis y a lo que pasa”.

En otra entrevista con el Washington Post, también en 2010, Lena explicó cómo había conseguido el trabajo con Roma, diciendo que se debió a sus “asociaciones académicas y profesionales” en Italia, país -concretamente, en Milán- donde estudió en los años 90. Aunque el letrado se negó a revelar quién fue exactamente el que le contrató, hay indicios de que fue el abogado del ya fallecido presidente de Fiat Gianni AgnelliFranzo Grande Stevens– quien consiguió su contratación con el Vaticano.

Sea como fuere su llegada a las riendas de la defensa legal de la Santa Sede en Norteamérica -y a pesar de todo el poder del que ha disfrutado, llegando a actuar en ocasiones como un portavoz de Roma en los EEUU– Lena desprende una sencillez que recuerda a la del Papa Francisco, hombre con el que se aloja cada vez que viaja al Vaticano, en la Casa Santa Marta.

Dicen de él que no es el típico abogado agresivo y prepotente, tal como puede haber en los bufetes más exclusivos y poderosos. De hecho, trabaja desde una pequeña oficina con dos o tres compañeros como mucho. Y eso desde un lugar que prefiere no revelar, ya que ha llegado a recibir amenazas por su trabajo defendiendo a una organización que ha caído en los últimos años a mínimos históricos de credibilidad. Pero esta humildad tal vez sea una baza a la hora de intentar llegar a la verdad de lo que pasó en la Iglesia para que permitiera tantos abusos y encubrimientos. Aunque esta verdad no nos guste a ninguno.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , ,

Holocausto de abusos en la Iglesia de Estados Unidos

Viernes, 17 de agosto de 2018

abusosPensilvania acusa a 300 sacerdotes de las violaciones de al menos mil niños

La Fiscalía denuncia “un encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia” en las diócesis y en Roma

Depravación entre los muros de la Iglesia católica

El informe del gran jurado de Pensilvania describe las agresiones sexuales a menores en manos de curas pederastas

El Vaticano llama criminales a los curas abusadores de Pensilvania y pide que asuman responsabilidades

La Iglesia siente “vergüenza y dolor” por los 300 casos de pederastia perpetrados por sacerdotes

Los obispos de EEUU piden una Visitación Apostólica por la “catástrofe moral” de los abusos

La Corte Suprema del estado de Pensilvania (EE.UU.) publicó este martes un informe de un gran jurado que documenta 300 supuestos casos de “sacerdotes depredadores” sexuales en seis diócesis, tras investigar denuncias de abusos de menores.

El jurado explicó en el documento, que consta de 1.356 páginas, que ha identificado a unos 1.000 menores que han sido víctimas, algunos de ellos varones, aunque también hay chicas, y entre los que hay adolescentes y muchos preadolescentes.

“Algunos fueron manipulados con alcohol o pornografía. A algunos les hicieron masturbar a sus agresores, o fueron manoseados por ellos. Algunos fueron violados oralmente, algunos vaginalmente, algunos analmente”, denuncia el texto.

El jurado detalló que para elaborar este documento ha escuchado el testimonio de decenas de testigos y ha revisado medio millón de páginas de documentos internos de las diócesis.

En ese sentido, no descartó que el número real de víctimas ascienda a miles, ya que es posible que los registros de algunos menores se hayan perdido o que el afectado optara por mantener el silencio.

En el informe, el jurado criticó que todos los casos fueron dejados de lado por los líderes de la iglesia “que prefirieron proteger a los abusadores y a la institución, sobre todo”.

Como consecuencia del encubrimiento, casi todos los casos son demasiado antiguos como para ser juzgados, ya que la mayoría son anteriores al año 2000, aunque el jurado subrayó que ha emitido acusaciones contra un sacerdote de la diócesis de Greensburg y otro de la de Erie, que presuntamente ha estado abusando de menores en la última década.

En una rueda de prensa, el fiscal general del estado, Josh Shapiro, destacó que el informe detalla “un encubrimiento sistemático por altos cargos de la Iglesia en Pensilvania y en el Vaticano”.

Aparte de las diócesis de Greensburg y Erie, el resto de las afectadas son las de Scranton, Allentown, Harrisburg y Pittsburgh, todas ellas en Pensilvania.

El pasado 1 de agosto, la diócesis de Harrisburg, una de las implicadas, publicó una lista de 71 religiosos y seminaristas, algunos de ellos ya fallecidos, “acusados” de abusos sexuales a menores desde 1940.

Arrepentimiento, tristeza, vergüenza: las reacciones de la Iglesia

manifestaciones-vs-pederastiaRemordimiento profundo, grande tristeza, el abuso es despreciable y no tiene lugar en la Iglesia, shock, vergüenza… los obispos católicos del Estado de Pensilvania, en Estados Unidos, respondieron con palabras claras al informe sobre los abusos sexuales presentado este martes.

“Es doloroso para quien sea que lo lea, en particular para los sobrevivientes a los abusos sexuales y para sus familias”, se lee en una declaración de la Diócesis de Filadelfia. “Estamos profundamente apenados por su dolor y seguimos en el camino de la sanación”. El obispo de Pittsburgh escribió en su declaración que en ningún modo se quiere “disminuir el dolor surgido”.

Todas las ocho diócesis de Pensilvania respondieron al informe preparado por el gran jurado, oficialmente encargado según el derecho procesal estadounidense en un procedimiento no público y con la ayuda de la policía, de investigar posibles comportamientos criminales.

El informe es el más completo elaborado jamás por una institución gobernativa en los Estados Unidos sobre casos de abusos. Además de los nombres mencionados en el dossier, emerge sobre todo la acusación de que la Iglesia tenía su propio “guión” para encubrir los casos.

Es necesario combatir contra este crimen “para garantizar -afirma la diócesis de Scranton- que ningún niño sea víctima de abusos y que ningún culpable sea protegido”. Esta diócesis también publica en su sitio web los nombres de 70 culpables, sacerdotes y laicos, incluidas las personas que no son mencionadas en el informe del Gran Jurado.

stoppedofiliaLa diócesis de Erie cita a 34 personas y los lugares donde viven y también se indican los nombres de 31 fallecidos. Entre los 65 nombres hay una mujer y un obispo. Según el sitio web diocesano, el prelado en particular no investigó las acusaciones de abusos en su área de competencia.

El obispo de Erie, Mons. Lawrence Persian, escribió directamente a las víctimas de los abusos.

Todas las diócesis, al igual que el informe mismo, subrayan que en los últimos años y décadas se han hecho grandes progresos en términos de transparencia. Éste es el camino a seguir, según el tenor de los pareceres.

Seguiremos haciendo expiación por los pecados de nuestro pasado y ofreceremos oraciones y apoyo a todas las víctimas de estas acciones”, manifestó el Obispo de Harrisburg, Mons. Ronald W. Gainer. “Nos comprometemos a proseguir e intensificar los cambios positivos para garantizar que tales atrocidades no vuelvan a ocurrir nunca más… Quiero que los niños, los padres, los feligreses, los estudiantes, el personal, el clero y el público sepan que nuestras iglesias y escuelas son seguras; no hay nada que tomemos más en serio que la protección de aquellos que atraviesan nuestras puertas”.

Fuente Agencias/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

Detienen a un cura de Pensilvania que obligó a un niño a confesarse después de abusar de él

Jueves, 10 de mayo de 2018

5a836b30c8ada-imageDavid Poulson se enfrenta a media docena de cargos de agresión indecente

La diócesis recibió quejas sobre sus conductas a partir del 2010, pero no le denunció hasta 2016

Un sacerdote católico fue arrestado el martes, acusado de abusar de al menos dos niños durante su servicio de cuatro décadas en la diócesis de Erie, Pensilvania, y hacer que uno de ellos se confesara después de los supuestos abusos.

El procurador general del estado Josh Shapiro anunció que el reverendo David Poulson, de Oil City, fue arrestado como parte de la pesquisa de un jurado investigador estatal. Según actas de la corte, el religioso de 64 años está acusado de agresión indecente, poner en peligro a menores de edad y al menos otros seis cargos por incidentes que datan de 2002.

Las actas no indican si Poulson tiene un abogado que lo represente, y se le llamó a un número bajo su nombre pero nadie contestó de inmediato el martes.

Los fiscales dicen que el sospechoso, que renunció a la diócesis en febrero, abusó de una de sus víctimas más de 20 veces en varias rectorías mientras el niño era monaguillo. Poulson luego hacía que el menor se confesara con él y confesara el abuso sexual para ser absuelto.

“Esta fue la traición y manipulación más grande de Poulson: usó los recursos del sacerdocio para perpetrar sus abusos”, dijo Shapiro sobre los cargos en un comunicado enviado por correo electrónico.

Poulson también presuntamente llevó a la víctima y otro niño a un campamento de cacería, que estaba aislado y no tenía electricidad ni agua potable. Allí miraba películas de horror con ellos y los sentaba en su regazo y luego los abusaba.

La Diócesis de Erie recibió quejas sobre las “tendencias de depredador sexual” que presuntamente tenía Poulson a partir del 2010, pero no lo denunció a las autoridades sino hasta que el jurado investigador le envió un citatorio en septiembre del 2016, según la fiscalía.

La diócesis entregó un “memorándum secreto” del 24 de mayo del 2010 según el cual la jerarquía habían recibido quejas de que el sospechoso tocaba a los menores de manera inapropiada. El comunicado de la procuraduría general dijo que el memo también decía que Poulson admitió que un niño lo “excitaba” y que intercambió mensajes de texto sexualmente insinuantes con otros menores.

Una portavoz de la diócesis dijo que estaba preparando un comunicado sobre el arresto de Poulson.

El mes pasado, la diócesis divulgó una lista de sacerdotes y personal laico que han sido blanco de acusaciones creíbles a lo largo de varias décadas. Poulson estaba en esa lista.

Fuente Agencias/Religión Digital

General , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.