Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Erasing 76 Crimes’

Tres jóvenes cameruneses han sido detenidos por homosexualidad, tras caer en una trampa tendida por miembros del ejército

Sábado, 30 de diciembre de 2017

Frame-Cabecera-FacebookTres homosexuales cameruneses han sido detenidos, tras caer en una trampa tendida por miembros del ejército. Tan solo han sido puestos en libertad tras la intervención de un abogado, aunque dos de ellos, al parecer, deberán someterse a un juicio militar. Estos dos últimos, durante su detención, fueron sometidos a exámenes anales y sus posesiones les fueron arrebatadas por sus interrogadores.

Según denuncia la página Erasing 76 crimes, el pasado 17 de diciembre fueron detenidos tres hombres en la localidad de Ebolowa, situada al sur de la capital, Yaoundé. Era de noche y los tres amigos, entre los que se contaba a un conocido líder de los derechos humanos de Camerún y un seminarista, se encontraban tomando copas en un local, cuando se les acercó otro joven vestido de civil. El desconocido intercambió guiños con uno de los tres, a quien poco después invitó a ir a un lugar más íntimo. Advertido por sus amigos de la peligrosidad de irse con un desconocido, finalmente decidió que todos ellos fueran a su propio domicilio.

Los cuatro subieron al coche de uno de los amigos para llegar a su destino, pero, una vez dentro, el desconocido se identificó como militar, y les ordenó que se dirigieran a un cuartel del SEMIL (la policía militar). Allí se les interrogó sobre prácticas homosexuales, tras informarles de que el soldado que les había detenido estaba en una misión especial, debida a los informes de actividad homosexual en Ebolowa.

Un influyente clérigo de la localidad fue informado de la detención del seminarista, e hizo gestiones para que fuese liberado. Así ocurrió casi de inmediato, mientras los otros dos amigos permanecían detenidos.

Los militares encargados de su interrogatorio llamaron a un médico, quien los sometió a la infame prueba del examen anal, algo considerado como una forma de tortura por las asociaciones de defensa de los derechos humanos. También investigaron sus teléfonos móviles, donde encontraron fotografías y conversaciones que estimaron como prueba de su homosexualidad. Antes de conducirles a su domicilio, ya de madrugada, registraron el resto de sus pertenencias y les arrebataron el dinero que encontraron.

Pero, al día siguiente, se presentaron de nuevo en su casa, y procedieron a detenerlos otra vez y conducirlos al cuartel del SEMIL. Allí les informaron que estaban acusados de intentar mantener relaciones homosexuales con un soldado, un delito que sería juzgado por un tribunal militar. Ambos permanecieron retenidos hasta que el grupo de defensa de los derechos humanos Unity, conocedor ya de la detención, contactó con abogado, que logró que fueran liberados bajo fianza, aunque el caso aún queda pendiente para ser juzgado.

Parece inconcebible que, entre las misiones del ejército de un país, se incluya la caza y captura de homosexuales, igual de inconcebible que la intervención de un tribunal militar. Sin embargo, nada parece extraño si se tiene en cuenta la situación de las personas LGTB en Camerún.

La dura realidad camerunesa para las personas LGTB

A finales de 2012, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos expresaba su preocupación por la situación de las personas LGTB en Camerún, realmente complicada. Y es que cada poco tiempo se producen noticias de detenciones, algunas de las cuales hemos recogido a lo largo de los últimos años.

En febrero de 2012 informamos de la detención de al menos tres mujeres lesbianas. Poco antes, en enero de 2012, eran cuatro hombres los detenidos. En noviembre de 2011 tres hombres fueron condenados a cinco años de cárcel acusados de mantener relaciones homosexuales en un coche (una de las pruebas que el juez tuvo en cuenta fue que los acusados hubieran estado bebiendo Baileys, un licor considerado típicamente femenino. Por fortuna este caso fue luego reconsiderado). En octubre de 2011 se condenó a tres años de cárcel a Jean-Claude Roger Mbédé por declararse a otro hombre por SMS, pena que fue confirmada en diciembre de 2012. Lamentablemente, en enero de 2014 Jean-Claude fallecíaabandonado por su familia, por las complicaciones derivadas del maltrato sufrido.

En abril de 2011 se detuvo a otros tres jóvenes acusados de homosexualidad. En marzo de 2011 un nuevo detenido fue condenado a 36 meses de cárcel, motivo por el cual Amnistía Internacional llevó a cabo una acción. En octubre de 2010 dos jóvenes sufrían una detención y un trato degradante por parte de la Policía. En mayo de 2010 dos detenidos fueron luego condenados a cinco meses de cárcel. En marzo de 2010 otra detención se mezcló con un intento de extorsión por parte de la Policía a un ciudadano australiano. En diciembre de 2009 un joven fue finalmente liberado tras permanecer varios días en prisión en condiciones miserables.

En julio de 2013, se conoció la sentencia a prisión de dos hombres detenidos dos años antes por mantener relaciones homosexuales. También en 2013, fue sentenciado a nueve años de cárcel Cornelius Fonya, acusado de mantener relaciones con un joven de 19 años, en un juicio plagado de irregularidades. Su abogado, Walter Atoh, ha debido huir del país tras ser amenazado de muerte, mientras se dilucida la apelación. Más recientemente, en junio de 2014, se dio a conocer la historia de una pareja homosexual que se vio obligada a huir de su localidad tras ser ataca por sus vecinos y detenida por la policía.

A finales de 2015, Joshua Mbarga, un activista LGTB, sufrió la invasión de su hogar por unos delincuentes que intentaron matarle tras robarle con total impunidad. Alertada por los vecinos, la Policía intervino hasta que los asaltantes decidieron acusar a Mbarga de pretender mantener relaciones sexuales con uno de ellos. En ese momento la víctima se convirtió en objeto de investigación. En octubre de este 2016, tuvo lugar una redada masiva en un local de ambiente LGTB de Yaoundé, con un fuerte dispositivo policial que detuvo a todos los clientes y trabajadores presentes en el local. En diciembre del mismo año, fueron detenidos otros doce hombres por posesión de lubricantes y preservativos, algo considerado por las autoridades como prueba de comportamiento homosexual.

Uno de los sucesos más terribles tuvo lugar en julio de 2013, cuando fue brutalmente torturado y asesinado en su domicilio el activista LGTB Eric Ohena Lembembe, conocido por su labor en apoyo a los enfermos de sida y por sus continuas denuncias de las leyes homófobas del gobierno de Camerún y su pasividad ante la violencia desatada contra la población LGTB.

Y estos son solo los casos que trascienden a los medios internacionales. Según Human Rights Watch, al menos 28 personas han sido detenidas por delitos relacionados con la homosexualidad en los últimos tres años.

Además de todos estos episodios de homofobia,  también nos hemos hecho eco de la serie de vídeos “Homosexuales en Camerún: gentes como tú y yo”, breves reportajes que recogen testimonios de personas LGTB perseguidas en el país africano.

En Camerún, como citábamos anteriormente, las relaciones homosexuales están penadas con hasta cinco años de cárcel, pero según la activista LGTB Alice Nkom solo se puede detener a una persona si se la encuentra en situación de “flagrante delito”. Desgraciadamente, tal y como corrobora Human Rights Watch, son cada vez más los casos en los que la Policía ignora este requerimiento. Hace ahora cuatro años las autoridades políticas de Camerún rehusaron de hecho seguir las recomendaciones del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas de despenalizar la homosexualidad y actuar contra la violencia homofóbica.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Dos nuevos asesinatos de probable motivación homófoba en Jamaica

Martes, 7 de junio de 2016

homofobiaNos llega la noticia, vía la web británica Gay Star News, de dos nuevos asesinatos en Jamaica con posible motivación homófoba. Según recoge el diario jamaicano The Gleaner, los asesinados serían Orville Lorne, de 40 años, y otro hombre de nombre desconocido, de la misma edad. Las muertes ocurrieron el martes 24 de mayo en Montego Bay, cuando un grupo de hombres armados irrumpieron en su vivienda de madrugada y les dispararon.

Según el diario jamaicano, varios vecinos de los fallecidos (habitantes de una barriada ya de por sí muy violenta) aseguraron que en efecto se trataba de dos homosexuales, a los que de hecho se refirieron como “fish” (“pescados”), uno de los numerosos términos utilizados en Jamaica para referirse a los homosexuales de modo despectivo. “No sabemos nada. Solo que se han cargado a dos ‘pescados’. No nos va ese rollo por aquí, no verás a nadie llorando por eso”, declaraba por ejemplo una joven. La policía jamaicana, aunque ha confirmado el doble asesinato, nada parece haber dicho sobre su posible motivación homófoba.

Quien sí ha denunciado públicamente el asesinato relacionándolo con la violencia homófoba que sufre Jamaica, atizada aún más en los últimos tiempos por los pujantes movimientos evangélicos, es el valiente activista jamaicano Maurice Tomlinson (al que en alguna ocasión anterior hemos hecho referencia) en la web Erasing 76 Crimes.

Jamaica, un infierno para las personas LGTB

Que Jamaica es posiblemente la sociedad más homófoba de América no es un secreto, y no solo porque las relaciones homosexuales masculinas sigan siendo delito. En marzo de 2015 dábamos cuenta del brutal linchamiento a un joven gay, a manos de una turba furiosa, que lo mató a pedradas. La violencia y el miedo, de hecho, no son episodios aislados sino que forman parte de la vida cotidiana de las personas LGTB jamaicanas, bien reflejados en el completo informe de 86 páginas que en 2014 publicó sobre Jamaica la organización Human Rights Watch (que puedes descargar en PDF aquí) hasta 56 casos de violencia contra personas LGTB, en muchos de los cuales ni siquiera se llevó a cabo investigación policial. Denunciaron 19 víctimas, pero solo fueron tenidos en cuenta 8 casos, y de estos solo en 4 hubo detenciones. En algún caso los propios policías contribuyeron a la agresión. El informe también recogía casos de discriminación flagrante, llevada a cabo tanto por instituciones públicas como privadas, así como la situación de personas LGTB que, repudiadas por sus propias familias, se ven obligadas a malvivir por las calles.

La lista de decesos, crímenes, violaciones y agresiones de toda clase a personas LGTB es larga. En dosmanzanas hemos recogido numerosos episodios a lo largo de los últimos años. En diciembre de 2010 era asesinado un activista gay que, según informó entonces la organización J-FLAG, había sido previamente amenazado, y en junio de 2012 eran asesinados otros dos hombres gais. A finales de ese mismo año, dos jóvenes descubiertos manteniendo relaciones sexuales en los baños de la Universidad Tecnológica de Jamaica caían en manos de una muchedumbre enfurecida y uno de ellos era golpeado brutalmente por los guardas de seguridad. En septiembre de 2013, conocimos otro caso de un joven que escapó milagrosamente de un linchamiento homófobo. Poco después cuatro hombres homosexuales que compartían vivienda vieron cómo un grupo de agresores le prendían fuego. Esa misma casa había sido también el último lugar en el que vivió Dwayne Jones, una joven adolescente transgénero asesinada pocas semanas antes por una turba de personas que descubrieron su condición. Son solo algunos de los casos que trascienden las fronteras de Jamaica. Muchos otros ni siquiera llegamos a conocerlos, entre otras cosas por la falta de confianza y la pasividad de los cuerpos y fuerzas de seguridad ante estos casos.

Ello no impide que incluso en un ambiente tan hostil surjan valientes activistas, que de hecho el pasado año celebraron por primera vez varios actos con motivo del Orgullo LGTB, sin convocar, eso sí, una manifestación como tal. Algo que por supuesto sí pueden hacer los homófobos. Una de estas llamativas muestras públicas de homofobia fue la que recogimos hace dos años, cuando cientos de personas, convocados por una coalición de líderes religiosos, salieron a las calles de Kingston coincidiendo con el Orgullo para protestar contra lo que denominaron la “creciente amenaza de la homosexualidad”.

Maurice Tomlinson, de hecho, asegura en el referido artículo de Erasing 76 Crimes que estos dos asesinatos no alterarán los planes de celebrar el próximo octubre el Orgullo LGTB en Montego Bay, contando eso sí con una fuerte seguridad privada.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.