Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Bohemian Rhapsody’

Los éxitos LGTB que esquivaron la censura homófoba de china.

Viernes, 23 de agosto de 2019

seek-mccharneyChina, ese gigante asiático que está cada vez y cada vez más cerca. Un país en expansión, cuya gente se ha buscado la vida en cada esquina de este planeta. Un país cosmopolita y global que sin embargo está aferrado al pasado en materia de derechos individuales y de corto alcance. Hace poco fue noticia que China había censurado más de 10 escena de ‘Bohemian Rhapsody’ por sus  escenas homosexuales. Aman a Freddy Mercury, como todo el planeta, pero prefieren obviar que era parte de la comunidad LGTB. Meses atrás un profesor chino llevó a su colegio a los tribunales por echarle por ser homosexual. No hubo ninguna recriminación ni costa para el colegio, más allá de la repercusión del caso. Pero mucho peor destino si cabe tuvo una escritona nipona Tyangi (solo se conoce su seudónimo) también en 2018, condenada a 10 años y 6 meses de cárcel por escribir una novela con temática homosexual, Occupy. ¿El pecado? Lucrarse de vender valores obscenos.

China sigue agarrada a lo que llama «sus valores socialistas» para justificar la exclusión y la intolerancia. En palabras del analista chino Shi Yedong, la censura es cada vez más intensa en los medios de comunicación, incluida la escuela.

Una censura cruenta  a la vez que sutil, pues China ha prometido proteger a su Comunidad LGTB ante las Naciones Unidas -algo difícil teniendo en cuenta que algunos de sus dirigentes han afirmado que no existen homosexuales en China, pues es un invento yankiee.

seek-mccartney-el-milagro-gay-que-ha-pasado-la-censura-del-cine-chino

Sin embargo la magnífica cinta Seek McCartney, que cuenta la relación de amor entre dos hombres, no solo consiguió saltarse la censura, sino que ha conseguido ser un éxito en el país. El cantante chino Han Geng y el actor francés Jeremy Elkaim son los protagonistas de la película dirigida por Wang Chao, quien anunció en Weibo (la version china de Twitter, que también está censurada) que este es: «un pequeño paso para el organismo regulador y uno muy grande para los cineastas.»

El corto Ciruela de agua dulce es otra excepción. Llegó y dejó huella en la Seminci del año pasado, entre otros muchos festivales de occidente. Narra el camino de una mujer trans que sabe que en la cultura en la que vive no puede sino ser diferente. Un animal extraño. Una mujer que, igual que todos, tiene que enfrentar el miedo a la soledad y a la pérdida.

Fuente Oveja Rosa

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Los Premios Óscar 2019 en clave LGTB: triunfa la visibilidad pero no la mejor representación

Lunes, 4 de marzo de 2019

Premios-ÓscarLa 91ª edición de los Premios Óscar ha presentado el palmarés más LGTB de la historia de la entidad, si bien la representación escogida no es necesariamente la mejor. Así, tanto la película receptora del máximo galardón (Green Book) como la que más laureles ha recibido (Bohemian Rhapsody) cuentan con protagonistas homosexuales, pero retratados desde una perspectiva reaccionaria. Aun así, hay motivos para festejar.

3E3C1D8B-E8CC-4EF1-9313-5EC0FB25B2C4Como ya he comentado, la gran vencedora de los Premio Óscar ha sido Green Book, de Peter Farrelly, que, tal y como logró hace poco Argo (Ben Affleck, 2012), se ha hecho con el máximo entorchado pese a que su director no lograra siquiera ser nominado. A dicho laurel ha sumado el respectivo a mejor actor secundario para Mahershala Ali, quien ya recibió hace dos años el mismo entorchado por otra cinta de temática LGTB donde, sin embargo, encarnaba a un personaje heterosexual: Moonlight (Barry Jenkins, 2016). Se trata, por cierto, del segundo actor afroamericano que logra dos estatuillas (el primero fue Denzel Washington). Simpática pero facilona y paternalista desde el punto de vista social, la película se ha alzado con el reconocimiento a mejor guion original para Brian Hayes Currie, Peter Farrelly y Nick Vallelonga, perdiendo sólo los relativos a mejor montaje y mejor actor (Viggo Mortensen, precisamente lo mejor de la película).

F0A1F08A-7898-4291-B653-D10E358B8198Las dos derrotas de Green Book se deben a la otra cinta mencionada, Bohemian Rhapsody, de Bryan Singer (más o menos, pues fue despedido por mala conducta), que dio al intérprete de ascendencia egipcia Rami Malek el reconocimiento a mejor actor por su sorprendente pero superficial transformación en Freddie Mercury y recibió también tres entorchados que van a menudo de la mano: montaje (John Ottman, quizá compensado por hacer todo lo posible por salvar la obra tras una producción harto problemática), mezcla de sonido (Paul Massey, Tim Cavagin y John Casali) y, robado a El primer hombre, de Damien Chazelle, montaje de sonido (John Warhurst y Nina Hartstone). Sólo perdió, por consiguiente, en la categoría correspondiente a mejor película, no pareciendo haberle afectado mucho la pésima fama de su realizador, envuelto en polémica por abusos sexuales. Por no hablar de los muchos tópicos donde cae la cinta al abordar la sexualidad del vocalista de Queen.

0F14F6A7-488E-4240-831E-A8A4FECFDDDELa favorita, del siempre arriesgado realizador griego Yorgos Lanthimos, no le fue tan bien: partía de 10 nominaciones y al final sólo se hizo con la correspondiente a mejor actriz, recogida por una emocionada Olivia Colman que no esperaba en absoluto imponerse a Glenn Close (La buena esposa, de Björn Runge) pese a merecerlo por completo. Su discurso fue, de hecho, el más emotivo y auténtico de una noche por lo general prefabricado. Las nominaciones que no fructificaron fueron: película, director, guion original, actriz de reparto (Emma Stone y Rachel Weisz, ambas perfectas, pero ya premiadas en su día), fotografía, montaje, diseño de producción y vestuario, estos últimos recogidos a última hora por Black Panther, de Ryan Coogler, en lo que se antojan reñidas batallas. Quizá estemos ante una obra demasiado valiente para la Academia.

02FADC01-1BDD-43C0-8543-DCDB3C3D12F0Peor suerte aún corrió ¿Podrás perdonarme algún día?, de Marielle Heller, nominada en los apartados de guion adaptado, actriz (Melissa McCarthy) y actor de reparto (Richard E. Grant) pero finalmente no premiada (en el caso de estos dos últimos, ambos geniales, frente a otras interpretaciones LGTB ya mentadas). Tampoco la sueca Border, de Ali Abbasi (que personalmente leo como un canto LGTB aunque no lo sea necesariamente), pudo imponerse en la sección del maquillaje, que dio el único premio a otra cinta que, sin ser LGTB, sí tiene un hueco para la crítica a la homofobia política: El vicio del poder, de Adam McKay. A su vez, Ha nacido una estrella, de Bradley Cooper, dio a Lady Gaga (cuyo personaje actúa en un club de Drag Queens) el esperado premio a mejor canción por “Shallow”, la cual ambos interpretaron en directo con suma entrega.

Estamos por tanto ante un triunfo agridulce porque las películas de temática LGTB menos premiadas son las mejores de la edición, así como las que ofrecen una visión más progresista de nuestra comunidad (que no necesariamente positiva: ¡vaya personajes más peliagudos!). De todos modos, lo que sí podemos festejar sin lugar a dudas es que tres de las cuatro categorías interpretaciones premiaran trabajos LGTB, siendo, eso sí, una pena que ninguno de los intérpretes lo sea realmente en la vida real. Y no por ellos, que evidentemente son lo que son, sino porque los actores y actrices que han ganado el Óscar estando fuera del armario se cuentan con los dedos de una mano. (Más información sobre todas estas películas en mi última columna.)

Fuente Dosmanzanas

Cine/TV/Videos, General , , , , , , , , , , , , , ,

Malasia censura escenas con contenido LGTB de la película «Bohemian Rhapsody»

Lunes, 19 de noviembre de 2018

de12039f-bohemian-rhapsody-trailer-review-queen-finally-comes-to-the-big-screen-640x480Las autoridades malasias vuelven a censurar una película por visibilizar la homosexualidad. Se trata de Bohemian Rhapsody, el filme sobre la mítica banda Queen y su vocalista Freddie Mercury. Las escenas borradas en la versión proyectada en el país asiático hacen referencia principalmente a relaciones entre hombres y travestismo. El filme, recomendado para mayores de 13 años en Estados Unidos y Reino Unido, ha recibido en Malasia una calificación para mayores de 18 años para evitar «más cortes» que «habrían afectado a la trama».  

Bohemian Rhapsody, que se ha estrenado recientemente en cines, cuenta la historia de la banda de rock Queen hasta el famoso concierto Live Aid en el estadio de Wembley en 1985. La cinta explora (sin entrar en profundidades) la sexualidad de Freddie Mercury, incluyendo sus relaciones con otros hombres. Un tema tabú para las autoridades malasias, que, como ya hicieran con La Bella y la Bestia, han vuelto a censurar las escenas donde la homosexualidad es más visible. Ya entonces la LPF dejó claro que solo permite tramas que hagan referencia a la homosexualidad si el personaje muere o acaba renunciando a su orientación sexual a lo largo de la película. En el caso de la película de Disney, la productora se negó a permitir la proyección de una versión censurada, cosa que no ha ocurrido por el momento con Bohemian Rhapsody.

Aunque en un principio se informó sobre un supuesto corte de 24 minutos con respecto al metraje original, la censura se ha quedado reducida a un total de tres minutos. En concreto, según el presidente de la LPF Mohd Zamberi Abdul Aziz, se han eliminado palabras malsonantes, así como escenas de «hombres besándose, hombres frotándose unos contra otros y un grupo de hombres con vestidos celebrando  una fiesta en una mansión». También se han borrado referencias a la relación entre Freddie Mercury y Jim Hutton (el que fuera su pareja durante los últimos años de su vida, al que la película presenta en un par de secuencias) y se ha editado la parte en la que Mercury se confiesa bisexual a su entonces pareja Mary Austin.

Zamberi defendió la edición de la película se ha llevado a cabo para que los malasios puedan verla, porque en caso contrario, las autoridades la habrían vetado por completo. «Cualquier cosa relacionada con lo LGTB o que lo promueva no se admitirá, y como sabemos que es una película que la gente quiere ver, solo cortamos muy pocas escenas», afirmó. Además de la censura, la película ha sido calificada para mayores de 18 años, a diferencia de Estados Unidos y Reino Unido, donde está recomendada para mayores de 13. Zamberi argumenta que, de haberla mantenido para mayores de 13 años, el filme habría sufrido la eliminación de escenas con besos o consumo de alcohol, por ejemplo. Unos cortes que «habrían afectado a la trama», a diferencia al parecer de los que sí se han producido.

LGTBfobia y censura pese al cambio político

En entradas anteriores hemos venido hablando de la escalada de LGTBfobia de Estado en Malasia, y que el nuevo Ejecutivo no ha frenado pese a las esperanzas que había despertado. En agosto de este año una representante del Gobierno afirmó que el colectivo LGTB no debe visibilizarse porque incomoda «a la mayoría» del país. Lo hacía a cuenta de la censura de los retratos de los activistas Pang Khee Teik y Nisha Ayub en una exposición de George Town (ciudad del Estado de Penang) por orden administrativa. Hace un mes, el ministro de Religión calificó los derechos LGTB de «ideas extremas» que «no se pueden permitir».

La LGTBfobia social y política imperante en Malasia ha llevado a situaciones que rozan el absurdo, y que hemos recogido en esta misma página. En febrero del año pasado, en un vídeo promovido por el Departamento de Desarrollo Islámico de Malasia se sugería a los homosexuales que «aprender» a ser hetero es como iniciarse en la equitación. En febrero de este año nos hacíamos eco de un artículo que ejemplificaba la estigmatización de la comunidad LGTB también desde los medios de comunicación. En abril, nos enterábamos de que la Universidad de Ciencias de Malasia (USM) celebró un concurso de carteles para “convertir”alumnos gays en heterosexuales. Y en mayo que el gobierno de Malasia ha comenzado a bloquear páginas LGTB+, incluido el portal Utopia-Asia que es la principal fuente de información para viajeros gais en la región. Otros ejemplos son el anuncio de censura de programas con personajes homosexuales; la censura de una escena de La Bella y la Bestia y de una canción de Lady Gaga o la cancelación de un Festival que se celebraba desde 2008 para promover el respeto a la diversidad sexual.

Otros ejemplos son el anuncio de censura de programas con personajes homosexuales; la censura de una escena de La Bella y la Bestia, de la que ya hemos hablado, y de una canción de Lady Gaga o la cancelación de un Festival que se celebraba desde 2008 para promover el respeto a la diversidad sexual.

Una estigmatización social que, en ocasiones, tiene consecuencias criminales. Especialmente preocupante fue lo sucedido en 2012, cuando un joven gay musulmán recibió amenazas de muerte por difundir un vídeo en el que animaba a otros homosexuales a salir del armario. En junio del año pasado conocíamos la muerte de un adolescente, T. Nhaveen, después de cinco días en coma y sufrir una dura agresión de carácter homofóbica que le había dejado con varias heridas y quemaduras en la espalda, además de ser sodomizado con una barra. T. Nhaveen, de dieciocho años de edad, había quedado con su mejor amigo, T. Previin, de 19 años de edad, el sábado, 10 de junio, alrededor de las 11 de la mañana en una hamburguesería de Gelugor, un zona residencial de George Town, en Penang, para celebrar que iba a comenzar su vida como estudiante de música en Kuala Lumpur, pero falleció el jueves, 15 de junio, tras ser víctima de una dura agresión homofóbica que le deja en coma durante cinco días. Un episodio más de bullying homofóbico que en esta ocasión había consternado a la sociedad de Malasia por su dureza y violencia. Ante este escenario, podría pensarse que un suceso tan terrible como este debería servir de acicate para que el respeto a la diversidad gane posiciones en Malasia. Mucho nos temíamos que no iba a ser así, a la vista del hecho de que los mismos medios locales y autoridades que habían reaccionado con horror ni siquiera precisaron que el acoso que el joven sufría era de naturaleza homofóbica. Esperemos, al menos, que se haga justicia con los asesinos de  T. Nhaveen. Está claro, sin embargo, que ni siquiera un hecho tan terrible como este ha servido de acicate para que el respeto a la diversidad gane posiciones en Malasia, como ya entonces pronosticábamos. Y para corroborarlo, en julio radicales religiosos de Malasia e Indonesia se rebelaban contra Starbucks por su apoyo al colectivo LGBT…Aunque el suceso que causó una mayor consternación fue el brutal asesinato homófobo del joven T. Nhaveen en junio del año pasado. Está claro, sin embargo, que ni siquiera un hecho tan terrible como este ha servido de acicate para que la aceptación de la diversidad gane posiciones en Malasia.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Salió del armario Freddie Mercury en Bohemian Rhapsody?

Lunes, 2 de noviembre de 2015

Freddie-Mercury-11Ya hace más de 20 años que el gran Freddie Mercury nos dejó, pero su persona sigue dando qué hablar. Aprovechando el 40 aniversario del lanzamiento del mítico single Bohemian Rhapsody, su biógrafa Lesley-Ann Jones ha revelado que Freddie aprovechó la letra para salir del armario de forma pública. Bohemian Rhapsody, lanzada el 31 de octubre de 1975, es una de las canciones de rock más famosas de todos los tiempos, ocupando varias veces el número 1 y vendiendo más 2,5 millones de discos. Sin embargo, el líder de Queen siempre se negó a explicar la letra de la canción, limitándose a decir que versaba sobre “relaciones”.

Según Lesley-Ann Jones, fue su amante Jim Hutton el que refutó su teoría, poco después de la muerte de Freddie:

Tenías razón. Freddie nunca iba a admitirlo públicamente, porque tenía que continuar con la farsa de ser hetero para su familia. Pero lo hablamos muchas veces.

Fue la confesión de Freddie. Era sobre cómo su vida podría haber sido. ¿Cuánto más feliz habría sido si hubiera sido capaz de ser él mismo? Era una canción tan intrincada, tenía tantas capas, pero su mensaje era simple.

El compositor Tim Rice respalda la versión, analizando varios versos y su posible significado: “Mama I just killed a man” se refiere a Mercury asesinando a su antiguo yo, “Put a gun against his head, pulled my trigger, now he’s dead” significa que la persona heterosexual que era, había muerto y ahora vivía el nuevo Freddie. Para Rice “I see a little silhouetto of a man” es él mismo, sintiéndose perseguido por lo que es y ha hecho.

La sexualidad de Freddie Mercury fue sido objeto de especulación durante mucho tiempo, ya que mientras algunos afirman que la guardaba en secreto celosamente, otros aseguran que habló abiertamente sobre ello. En todo caso, siempre nos quedará su música, y disfrutaremos aun más si cabe de Bohemian Rhapsody.

Fuente| Daily Mail, vía AmbienteG

General, Historia LGTBI, Música , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.