Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Bertín Osborne’

Bertín Osborne no se arrepiente de sus “bromas” homófobas: “al que no le guste, que se joda”

Viernes, 13 de mayo de 2016

1300728639_0Deplorable espectáculo el de Bertín Osborne, que recientemente ha saltado con su programa de entrevistas de Televisión Española a Telecinco, y del que se ha difundido un vídeo en el que el cantante reconvertido a entrevistador derrocha homofobia a costa de los que ahora son sus compañeros de cadena.

El vídeo muestra un fragmento de uno de los espectáculos que representa Osborne junto al humorista Arévalo, otro decadente personaje que se hizo famoso con sus chistes “de mariquitas” en una época en la que la burla a los homosexuales no solo no merecía sanción social alguna, sino que era jaleada por las masas. Chistes “de mariquitas” que por cierto ambos siguen defendiendo: en una entrevista publicada en abril por La Vanguardia, Arévalo aseguraba que “cuando alguien se enfada por un chiste de mariquitas suele ser alguien que no tiene ni idea. ¡Pero si ahora hay series en televisión con mariquitas de verdad y mariconeando!”. Osborne lo defendía: “Nadie hace un chiste así con deseo de ofender. En los últimos 15 años, en España se ha perdido el sentido del humor. Esto parece otro país, tiene razón Paco”, añadía…

Volviendo al vídeo (que en realidad está en YouTube desde 2012, pero que es ahora cuando se han viralizado), en el fragmento grabado Bertín Osborne utiliza la homofobia para burlarse de los personajes de Sálvame, el inclasificable programa que desde hace años ocupa las tardes de Telecinco (supuestamente una tertulia “rosa”, convertida ya en un reality con vida propia). Entre sus participantes hay diversas personas LGTB, destacando muy especialmente su principal presentador, el abiertamente gay Jorge Javier Vázquez.

Con independencia de la opinión que cada uno pueda tener de Sálvame, lo que en cualquier caso no es de recibo son las bromas homófobas que Bertín Osborne utiliza en su espectáculo para críticas a quienes califica de “moñas ‘desocupás’ que no han pegado un palo al agua en su vida”. En concreto, en clara referencia a su presentador, Osborne cuenta cómo un día fue al programa y “como no tenía más remedio, metí el culo contra la pared, y el zócalo lo deje limpio, limpio, limpio… Cuando estaba a cuatro o cinco metro de la silla me tiré en plancha, y menos mal que tenía ruedas, porque cuando terminó la entrevista me fui sentado en la silla hasta el taxi. Me atravesé todos los pasillos sentao en la silla apretao bien…”:

El conocimiento del vídeo, según asegura también La Vanguardia, no ha sentado muy bien a sus nuevos compañeros de cadena. Pese a ello, Bertín Osborne no solo no piensa rectificar, sino que está dispuesto a seguir “diciendo lo mismo” porque “me sale de las narices. ¡Y ya está! Y al que no le guste que se joda”. Osborne insiste en que en España “se ha perdido el sentido del humor” y asegura que “los políticos” son los culpables por imponer lo “políticamente correcto”.

Que dos personajes como Osborne y Arévalo, símbolo de la España más rancia y casposa, sigan gozando del favor de cierto público dice poco a favor de su gusto artístico, pero allá cada cual. Uno podría hasta mirarles con cierta benevolencia si admitieran que sus desagradables bromas del pasado eran fruto de la sociedad de su época, que por fortuna ha experimentado profundos cambios, y demostraran una mínima capacidad de empatizar con aquellos a los que han ofendido. Pero no es así: se empeñan en perpetuar una homofobia que ya no puede seguir banalizándose. Y nada tiene que ver con la corrección política, sino con la protección de los más vulnerables.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

“Arévalo, Bertín, y los ‘chistes de mariquitas'”, por Ramón Martínez

Lunes, 15 de febrero de 2016

arevalo_bertin_mariquitasComo siempre, un interesante artículo que el autor publica en Cáscara amarga:

Ese humor es una de las muchas formas de la violencia simbólica que padecemos a diario lesbianas, gais, bisexuales y transexuales.

Celebramos el Carnaval y esta semana, gracias a la conversación entre Arévalo y Bertín Osborne en el programa de este último en Televisión Española, quiero detenerme a reflexionar sobre el humor, y cómo en algunos momentos ofende, estigmatiza y contribuye a la perpetuación de la discriminación hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Con la celeridad que las caracteriza, las redes sociales afirmaron que el presentador había dicho en antena “se ha perdido el humor en este país porque ya no nos reímos con chistes de gangosos y mariquitas”. No fue así literalmente. En su conversación ambos humoristas se quejaban de que ya no era posible hacer chistes en torno a ambos estereotipos. Arévalo ponía, como ejemplo, la siguiente conversación:

– Te voy a contar un chiste. Un mariquita…
– Oye no te metas con los mariq…
– Yo no me estoy metiendo. El protagonista de este chiste es un chico afeminado;

y Bertín Osborne respondía con un lacónico sí, pero se ha perdido el sentido del humor en este país. No es oportuno detenerse en las diferencias entre orientación sexual y expresión de género, porque es muy posible que ninguno de los cómicos apreciaran la diferencia; pero sí creo que, en su ignorancia, nos ofrecen una pregunta interesante: ¿se ha perdido el sentido del humor en España?

El humor es como la energía: ni se pierde ni se destruye, sólo se transforma. Y es posible entender que dos humoristas propios de otra época se encuentren desorientados en esta que vivimos. Sucede además que lo que ha cambiado no es únicamente el sentido del humor; han cambiado muchas cosas más desde que Arévalo y Bertín salían en el 1, 2, 3 fingiendo que el primero trataba de seducir al segundo.

Treinta años después las personas no heterosexuales hemos alcanzado un estatus suficiente para que se escuche nuestra denuncia cuando se nos somete a procesos que, mediante un uso bien dirigido de la risa, nos convierten en personajes grotescos, despreciables y deshumanizados, perfectamente convertibles en víctimas de agresiones. Porque de eso trata la risa que tanto echan de menos Arévalo y Bertín. Su humor es una de las muchas formas de la violencia simbólica que padecemos a diario lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, y que son el sustento último de la violencia verbal y la violencia física.

Recuerdo haber escuchado hace unos meses al mismo Bertín Osborne vociferar en la Cadena Ser sobre sus seis tíos fusilados en Paracuellos. Intuyo que, aunque a él sigan haciéndole gracia los chistes de mariquitas, como cuando trataba de contárselos a un grupo de niños en televisión en 2010, no le resultaría igual de divertido que alguien contara un chiste tras otro sobre los fusilados del bando sublevado durante la Guerra Civil.

En cambio, las víctimas del otro bando fueron objeto durante años de constantes desprecios, y aún hoy siguen siéndolo. Y es aquí donde es posible hallar uno de los misterios de la risa, que esconde una relación de poder entre quien se ríe y quien resulta risible.

Arévalo y Bertín posiblemente no sean conscientes de que sí, el humor ha cambiado, porque poco a poco las relaciones de poder entre dominados y dominantes también han evolucionado. Y seguirán haciéndolo, si continuamos trabajando.

Las personas tradicionalmente risibles denunciamos ahora tener que soportar la violencia de la risa. Y por eso sigue siendo necesario difundir una ética de la risa, que recuerde que el humor a costa de las personas socialmente estigmatizadas por sus capacidades, su estado de salud, su etnia, su origen nacional, su orientación sexual e identidad de género y por supuesto su sexo es una forma de humor censurable, porque sostiene el sistema social que las estigmatiza.

Frente a ella es posible, en contrapartida, una risa subversiva, propia del Carnaval, que invierte el orden del mundo y permite a los dominados reírse a mandíbula batiente de quienes los domina, y exorcizar así buena parte de su estigma. Pero es necesario recordar también que la risa carnavalesca, cuando cuestiona el orden social, no hace sino reforzarlo, aceptándolo por bueno, porque lo emplea como referente, aun para invertirlo, salvo en los tiempos y contextos en que la risa subversiva es permitida.

Sigamos construyendo, evolucionando. Dejemos de emplear el humor para reforzar las relaciones sociales de poder o para cuestionarlas con la inversión, reforzándolas en negativo como normativas.

Levantemos una nueva risa al margen de las relaciones de poder, si es posible. Y prestemos poca atención a esos humoristas tristes, desfasados, que sólo sobreviven ya paniaguados, apesebrados, por los medios de comunicación en manos de la derecha.

Olvidemos a Bertín, olvidemos a Arévalo. Ellos, como su época, ya están muertos. Y de los muertos no está bien reírse.

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

Paco León, ante la sorpresa de Bertín Osborne: “Yo he tenido novios y novias, así como indistintamente…”

Viernes, 22 de enero de 2016

paco_leon_7525_645xImpagable Paco León explicando a Bertín Osborne, con una naturalidad pasmosa, su bisexualidad. Sucedía este miércoles por la noche, en el programa En la tuya o en la mía, de Televisión Española, en el que Bertín Osborne entrevista cada semana —en su propia casa o en la del invitado— a un personaje conocido.

En un momento de la entrevista, Bertín Osborne se interesa por cómo Paco León conoció a la que es su pareja desde hace diez años y madre de su hija. “Cuando yo conocí a Ana tenía novio”, empieza a contar el actor y director, para precisar, inmediatemente: “Cuando yo conocí a Ana tenía novio yo, no ella”. “Y yo he tenido novios y novias, así como indistintamente”, prosigue ante la sorpresa de Bertín Paco León, que explica entonces que no fue hasta que conoció a su actual pareja cuando tuvo la sensación de que sería la definitiva. “Con Ana lo tenía clarísimo. Ella no tanto… Pero yo sí, yo lo tenía clarísimo. Yo sé que nos vamos a morir viejitos y que nos vamos a aguantar el resto de la vida”, asegura.

“Joé… Bueno macho, o sea que lo tenías claro desde el principio… ¿Tú te enamoras de las personas independientemente de quiénes sean, o cómo sean?”, pregunta Bertín, con un indisimulado gesto de sorpresa en su cara. “Sí, o por lo menos me ha pasado, sí, me ha pasado. No sé si lo elijo yo, o es al revés…”, responde con naturalidad Paco León:

Un magnífico ejemplo

En este año 2016, que la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) ha proclamado como Año de la Visibilidad Bisexual, gestos como los de Paco León son desde luego impagables a la hora de normalizar la bisexualidad como una orientación más. Ojalá otras personas conocidas siguieran su ejemplo.

Paco León, para los que no lo conozcan, es un actor muy conocido en España gracias sobre todo a su papel de Luisma en la comedia Aída, que estuvo en antena durante casi diez años en Telecinco. Pero ya antes de Aída era un actor curtido en la comedia (sus apariciones en el programa de sketches de Antena 3 Homo Zapping imitando a diferentes personajes famosos son también muy recordadas) y durante y después de Aída no ha dejado de participar en muchos otros proyectos, incluyendo varios montajes teatrales y dirigiendo varios cortometrajes. No sería, sin embargo, hasta 2012 cuando dirige su primer largometraje, Carmina o revienta, inspirada (y protagonizada) por su propia madre, Carmina Barrios. Es hermano de la también actriz María León, un rostro asimismo muy conocido del cine y la televisión en España.

Fuente Dosmanzanas

General , , , , , , , , , , , , ,

La sexualidad de Francisco Franco deja de ser un tema tabú

Viernes, 13 de noviembre de 2015

francoEl próximo 20 de noviembre se cumplen 40 años de la muerte del cruel dictador, un año más de lo que duró su siniestra dictadura bajo la cual, miles de españoles y españolas fueran represaliados, encarcelados, fusilados… Un personaje que provocó una cruenta Guerra Civil alzándose contra el gobierno legítimo y democrático de la II República Española, que llenó las cunetas de España de cadáveres, que envió a miles de homosexuales a campos de concentración como el de Tefía o a duras cárceles como la de Huelva… Y ahora, al parecer, preocupa su sexualidad…

La sexualidad del dictador español ha sido siempre un tema objeto de chascarrillos populares. A punto de cumplirse 40 años de su muerte, comienza a tratarse un aspecto de su vida que hasta hace poco era difícil hacerlo abiertamente.

— ¿Su abuelo era bisexual?

— No tenía tiempo de pensar en el sexo. El poder es una droga muy fuerte.

Así contestó hace pocas semanas la nietísima Carmen Martínez-Bordiú a Bertín Osborne en un programa de televisión cuando le preguntaba sobre la sexualidad de su abuelo, Francisco Franco. Hay quien dice que era homosexual, otros que era bisexual, monórquido (solo tenía un testículo), impotente, asexual…

Varios periodistas y escritores han coincidido en la teoría de que Franco era monórquido debido a un balazo en la sangrienta guerra de África. Al parecer fue en 1916, con tan solo 23 años, cuando Francisco Franco quedaría privado para siempre de un testículo. Este aspecto pudo marcar su sexualidad y ha dado pie a otras especulaciones, como publicó José Luis de Vilallonga en su libro El sable del Caudillo, donde afirma que Carmen, la hija de Franco, en realidad no era suya, sino de su hermano Ramón, algo que también ha sido constatado por el falangista Ángel Alcázar de Velasco y amigo íntimo de Ramón Franco.

En realidad hay teorías para todos los gustos sobre la sexualidad del hombre que se mantuvo en el poder en España durante cuarenta años. Ramón Garriga, en su libro La Señora de El Pardo, afirma que cuando Franco perdió un testículo redujo considerablemente su fertilidad y por eso solo pudo tener una hija, algo totalmente inusual en aquella España en blanco y negro donde las familias numerosas con muchos hijos estaban a la orden del día.

La periodista Pilar Eyre, va mucho más allá en su libro Franco Confidencial, donde apunta la teoría de la castidad y la asexualidad del generalísimo. En su libro, Eyre afirma que Franco padecía un agudo “complejo de Edipo” y un maltrato psicológico por parte de su padre durante la infancia que lo llamaba “marica” y se dirigía a él de manera despectiva como “Paquita”.

La infancia del ‘Generalísimo’

Su voz poco varonil, su apocamiento y su baja estatura pudieron ser las razones por las que su padre Nicolás, oficial destinado en Cuba y Filipinas, se burlara de él, llegando incluso a sufrir malos tratos.

Franco se refugió en su madre Pilar, extremadamente religiosa y conservadora, para sobrellevar su infancia en un hogar convulso y poco feliz (no en vano, los padres del dictador terminarían separados). Todos estos antecedentes pudieron influir en el carácter frío y aislado del general y también en un completo desinterés por las relaciones sexuales.

Eyre, al igual que otros escritores que han investigado la figura de Franco, también secunda la teoría de la pérdida de un testículo en la guerra de África, pero aporta un dato inédito cuando afirma que el generalísimo “tenía una fimosis muy acentuada, el prepucio muy cerrado, lo que me permite deducir, por mi larga experiencia en estos casos, que su vida sexual fue inactiva”.

Fuente Cáscara Amarga

General , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.