Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Arévalo’

“Un hombre de verdad es un hombre que no es gay”: la homofobia de Arévalo y el altavoz de Telecinco

Sábado, 4 de septiembre de 2021

lluvia-de-criticas-a-arevalo-por-lo-que-ha-dicho-sobre-los-homosexuales-en-deluxeEl “humorista” Arévalo, indignó a los colaboradores del programa de telecinco ‘Deluxe’, y a los internautas por un comentario homófobo. Arévalo se convirtió en ‘trending topic’ (tendencia) por su comentada frase de “un hombre de verdad es un hombre que no es gay”. Y no es ninguna sorpresa saber que vota a VOX…

Les más jóvenes del lugar probablemente no sepan quién es. No es para menos: no corren buenos tiempos para los chistes de gangosos y el vender cintas en las gasolineras pasó a mejor vida, pero millennials y personas más veteranas probablemente tengan en su recuerdo a Arévalo, un señor que alcanzó la fama con chistes de lo más cutres donde no podían faltar «los de mariquitas». Pues bien, en su última aparición se ha cubierto de gloria constatando algo que sospechábamos: su homofobia.

De vez en cuando aparece ese sentimiento nostálgico en el que, parafraseando la canción, cualquier tiempo pasado nos parece mejor. Bueno, a algunas personas, porque cuando entrabas directamente dentro de la ley de vagos y maleantes o tenías que acudir con tu marido al banco para poder abrir una cuenta corriente, pues como que no. Ojo, con esto no queremos decir (obviamente) que sean tiempos de color de rosa ni mucho menos. El del acceso a la vivienda o la precariedad laboral son solo dos ejemplos de la realidad que golpea a la sociedad actual.

Probablemente una de esas personas que piensan que en otros tiempos se vivía mejor es Arévalo. El «cómico», que saltó a la fama como bombero torero, vivió su máximo esplendor entre los 80 y 90, en unas décadas donde sus chistes tenían cabida en TV y llenaba salas. En su repertorio no solo había chistes de mariquitas y gangosos, tampoco faltaba el baboseo más casposo hacia la mujer. Épico fue su intento de seducción a JLo en Twitter hace un par de años:

«Eran otros tiempos», dirán, pero la realidad es que cuando tu repertorio está repleto de referencias a personas discriminadas y te olvidas de la iglesia, militares y tal, estamos ante un humor muy cómodo y mezquino.

En cualquier caso, parece claro que su tiempo ya ha pasado. O no, porque hace un par de noches Arévalo aparecía en el Deluxe hablando sobre su amiguísimo Bertín Osborne (otro que tal baila) dejando esta perla:

A Bertín lo miraban hasta los hombres, pero digo los hombres de verdad. Un hombre de verdad es un hombre que no es gay

Sin comentarios. Que Arévalo es homófobo entra dentro de lo esperable, habida cuenta de su trayectoria. La pregunta es, teniendo en cuenta que está completamente fuera tanto de la actualidad como del humor, ¿qué interés había en darle este altavoz? Nunca es buen momento para normalizar estos comentarios, pero en estos momentos de repunte de la violencia contra el colectivo y de que los más LGTBfóbos del lugar no se escondan y enseñen la patita, menos aún.

“¿Qué es un travesti? Vetido de mujer con tetas y con el pilón… ¿Pero eso qué es? ¿Es un hombre sorpresa o una mujer sorpresa? No tengo nada en contra… pero vamos a ser realistas”, trato de explicarse Arévalo indignando más a los contertulios y encendiendo a las redes sociales.

“Tú solito te retratas, eres un homófobo y un machista. Yo te veía en el Un, dos, tres haciendo chistes sobre maricas de una forma muy despectiva. Eso, a estas alturas del partido, no se permite. Eres patético y rancio”, le dijo Sergi Ferrer a Arévalo.

“Nos enfadamos porque por comentarios como los tuyos matan a los chicos en la calle al grito de ‘maricón”, le apuntó Belén Rodríguez al humorista.

“Independientemente de con quién se meta en la cama, un hombre es hombre”, dijo Antonio Rossi.

“Yo no soy machista ni homófobo ni xenófobo”, trató de defenderse Arévalo contestando a María Patiño.

“Acabo de vomitar, después de ver las declaraciones de un señor llamado Arévalo, lo de señor lo digo por respeto, os dejo que voy a volver a vomitar”, escribió Dani Martín tras escuchar las palabras de Arévalo en el ‘Deluxe’.


Bob Pop opina sobre las declaraciones homófobas de Arévalo

 

“A ver, unas cositas:

1. A mí me importa una mierda muy gorda la opinión retrógrada de Arévalo sobre la hombría. Hay tantas reflexiones interesantes sobre ser hombre que la de Arévalo me parece ridículamente desautorizada.

2. Otra cosa es que me preocupe mucho cómo esa opinión basura se trasladó a una colección de chistes detrito que marcó una cultura. Y cómo algunos imbéciles siguen riéndole las gracias.

3. Y no, no eran sólo chistes cuando todo el mundo se reía a tu alrededor y tú solo querías morirte. O matarlos A TODOS”.

Fuente AmbienteG/Tiramillas

General, Homofobia/ Transfobia. , ,

Bertín Osborne no se arrepiente de sus “bromas” homófobas: “al que no le guste, que se joda”

Viernes, 13 de mayo de 2016

1300728639_0Deplorable espectáculo el de Bertín Osborne, que recientemente ha saltado con su programa de entrevistas de Televisión Española a Telecinco, y del que se ha difundido un vídeo en el que el cantante reconvertido a entrevistador derrocha homofobia a costa de los que ahora son sus compañeros de cadena.

El vídeo muestra un fragmento de uno de los espectáculos que representa Osborne junto al humorista Arévalo, otro decadente personaje que se hizo famoso con sus chistes “de mariquitas” en una época en la que la burla a los homosexuales no solo no merecía sanción social alguna, sino que era jaleada por las masas. Chistes “de mariquitas” que por cierto ambos siguen defendiendo: en una entrevista publicada en abril por La Vanguardia, Arévalo aseguraba que “cuando alguien se enfada por un chiste de mariquitas suele ser alguien que no tiene ni idea. ¡Pero si ahora hay series en televisión con mariquitas de verdad y mariconeando!”. Osborne lo defendía: “Nadie hace un chiste así con deseo de ofender. En los últimos 15 años, en España se ha perdido el sentido del humor. Esto parece otro país, tiene razón Paco”, añadía…

Volviendo al vídeo (que en realidad está en YouTube desde 2012, pero que es ahora cuando se han viralizado), en el fragmento grabado Bertín Osborne utiliza la homofobia para burlarse de los personajes de Sálvame, el inclasificable programa que desde hace años ocupa las tardes de Telecinco (supuestamente una tertulia “rosa”, convertida ya en un reality con vida propia). Entre sus participantes hay diversas personas LGTB, destacando muy especialmente su principal presentador, el abiertamente gay Jorge Javier Vázquez.

Con independencia de la opinión que cada uno pueda tener de Sálvame, lo que en cualquier caso no es de recibo son las bromas homófobas que Bertín Osborne utiliza en su espectáculo para críticas a quienes califica de “moñas ‘desocupás’ que no han pegado un palo al agua en su vida”. En concreto, en clara referencia a su presentador, Osborne cuenta cómo un día fue al programa y “como no tenía más remedio, metí el culo contra la pared, y el zócalo lo deje limpio, limpio, limpio… Cuando estaba a cuatro o cinco metro de la silla me tiré en plancha, y menos mal que tenía ruedas, porque cuando terminó la entrevista me fui sentado en la silla hasta el taxi. Me atravesé todos los pasillos sentao en la silla apretao bien…”:

El conocimiento del vídeo, según asegura también La Vanguardia, no ha sentado muy bien a sus nuevos compañeros de cadena. Pese a ello, Bertín Osborne no solo no piensa rectificar, sino que está dispuesto a seguir “diciendo lo mismo” porque “me sale de las narices. ¡Y ya está! Y al que no le guste que se joda”. Osborne insiste en que en España “se ha perdido el sentido del humor” y asegura que “los políticos” son los culpables por imponer lo “políticamente correcto”.

Que dos personajes como Osborne y Arévalo, símbolo de la España más rancia y casposa, sigan gozando del favor de cierto público dice poco a favor de su gusto artístico, pero allá cada cual. Uno podría hasta mirarles con cierta benevolencia si admitieran que sus desagradables bromas del pasado eran fruto de la sociedad de su época, que por fortuna ha experimentado profundos cambios, y demostraran una mínima capacidad de empatizar con aquellos a los que han ofendido. Pero no es así: se empeñan en perpetuar una homofobia que ya no puede seguir banalizándose. Y nada tiene que ver con la corrección política, sino con la protección de los más vulnerables.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

“Arévalo, Bertín, y los ‘chistes de mariquitas'”, por Ramón Martínez

Lunes, 15 de febrero de 2016

arevalo_bertin_mariquitasComo siempre, un interesante artículo que el autor publica en Cáscara amarga:

Ese humor es una de las muchas formas de la violencia simbólica que padecemos a diario lesbianas, gais, bisexuales y transexuales.

Celebramos el Carnaval y esta semana, gracias a la conversación entre Arévalo y Bertín Osborne en el programa de este último en Televisión Española, quiero detenerme a reflexionar sobre el humor, y cómo en algunos momentos ofende, estigmatiza y contribuye a la perpetuación de la discriminación hacia las personas lesbianas, gays, bisexuales y transexuales.

Con la celeridad que las caracteriza, las redes sociales afirmaron que el presentador había dicho en antena “se ha perdido el humor en este país porque ya no nos reímos con chistes de gangosos y mariquitas”. No fue así literalmente. En su conversación ambos humoristas se quejaban de que ya no era posible hacer chistes en torno a ambos estereotipos. Arévalo ponía, como ejemplo, la siguiente conversación:

– Te voy a contar un chiste. Un mariquita…
– Oye no te metas con los mariq…
– Yo no me estoy metiendo. El protagonista de este chiste es un chico afeminado;

y Bertín Osborne respondía con un lacónico sí, pero se ha perdido el sentido del humor en este país. No es oportuno detenerse en las diferencias entre orientación sexual y expresión de género, porque es muy posible que ninguno de los cómicos apreciaran la diferencia; pero sí creo que, en su ignorancia, nos ofrecen una pregunta interesante: ¿se ha perdido el sentido del humor en España?

El humor es como la energía: ni se pierde ni se destruye, sólo se transforma. Y es posible entender que dos humoristas propios de otra época se encuentren desorientados en esta que vivimos. Sucede además que lo que ha cambiado no es únicamente el sentido del humor; han cambiado muchas cosas más desde que Arévalo y Bertín salían en el 1, 2, 3 fingiendo que el primero trataba de seducir al segundo.

Treinta años después las personas no heterosexuales hemos alcanzado un estatus suficiente para que se escuche nuestra denuncia cuando se nos somete a procesos que, mediante un uso bien dirigido de la risa, nos convierten en personajes grotescos, despreciables y deshumanizados, perfectamente convertibles en víctimas de agresiones. Porque de eso trata la risa que tanto echan de menos Arévalo y Bertín. Su humor es una de las muchas formas de la violencia simbólica que padecemos a diario lesbianas, gais, bisexuales y transexuales, y que son el sustento último de la violencia verbal y la violencia física.

Recuerdo haber escuchado hace unos meses al mismo Bertín Osborne vociferar en la Cadena Ser sobre sus seis tíos fusilados en Paracuellos. Intuyo que, aunque a él sigan haciéndole gracia los chistes de mariquitas, como cuando trataba de contárselos a un grupo de niños en televisión en 2010, no le resultaría igual de divertido que alguien contara un chiste tras otro sobre los fusilados del bando sublevado durante la Guerra Civil.

En cambio, las víctimas del otro bando fueron objeto durante años de constantes desprecios, y aún hoy siguen siéndolo. Y es aquí donde es posible hallar uno de los misterios de la risa, que esconde una relación de poder entre quien se ríe y quien resulta risible.

Arévalo y Bertín posiblemente no sean conscientes de que sí, el humor ha cambiado, porque poco a poco las relaciones de poder entre dominados y dominantes también han evolucionado. Y seguirán haciéndolo, si continuamos trabajando.

Las personas tradicionalmente risibles denunciamos ahora tener que soportar la violencia de la risa. Y por eso sigue siendo necesario difundir una ética de la risa, que recuerde que el humor a costa de las personas socialmente estigmatizadas por sus capacidades, su estado de salud, su etnia, su origen nacional, su orientación sexual e identidad de género y por supuesto su sexo es una forma de humor censurable, porque sostiene el sistema social que las estigmatiza.

Frente a ella es posible, en contrapartida, una risa subversiva, propia del Carnaval, que invierte el orden del mundo y permite a los dominados reírse a mandíbula batiente de quienes los domina, y exorcizar así buena parte de su estigma. Pero es necesario recordar también que la risa carnavalesca, cuando cuestiona el orden social, no hace sino reforzarlo, aceptándolo por bueno, porque lo emplea como referente, aun para invertirlo, salvo en los tiempos y contextos en que la risa subversiva es permitida.

Sigamos construyendo, evolucionando. Dejemos de emplear el humor para reforzar las relaciones sociales de poder o para cuestionarlas con la inversión, reforzándolas en negativo como normativas.

Levantemos una nueva risa al margen de las relaciones de poder, si es posible. Y prestemos poca atención a esos humoristas tristes, desfasados, que sólo sobreviven ya paniaguados, apesebrados, por los medios de comunicación en manos de la derecha.

Olvidemos a Bertín, olvidemos a Arévalo. Ellos, como su época, ya están muertos. Y de los muertos no está bien reírse.

observatorio_rosa_ramon_martinez_grande

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.