Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Ashton Carter’

Chelsea Manning es ingresada hospitalariamente tras un intento de suicidio en prisión

Lunes, 11 de julio de 2016

chelseamanningLa soldado Chelsea Manning fue conducida al hospital desde la prisión militar donde cumple condena tras un intento de suicidio. Aunque ya ha regresado al centro penitenciario sigue siendo monitorizada. Días atrás, Manning se había mostrado muy crítica respecto a la nueva normativa que permite prestar servicio militar a las personas transexuales, al considerar que exige requisitos muy difíciles de cumplir y poco de acuerdo a la realidad transexual. También mostraba su escepticismo a que se pueda aplicar a las personas transexuales ingresadas en centros penitenciarios militares.

Según fuentes del medio TMZ, el pasado martes la soldado Chelsea Manning intentó ahorcarse en la celda donde cumple condena. Fue inmediatamente conducida a un centro hospitalario, donde recibió tratamiento de las heridas producidas durante el intento de suicidio. Posteriormente, fue ingresada de nuevo en prisión, donde está siendo monitorizada. Detenida en 2010, tras un largo proceso fue condenada en 2013 a 35 años de prisión, acusada de filtrar a la web WikiLeaks un gran número de documentos que comprometían a la diplomacia estadounidense.

Desde el día siguiente a su condena, Chelsea Manning se declaró públicamente como una mujer transexual, expresando su intención de iniciar el tratamiento hormonal necesario. Sin embargo, tuvo que demandar al Gobierno estadounidense por la negativa de las autoridades penitenciarias a ofrecerle la asistencia precisa para su reasignación. Finalmente, en abril de 2015 consiguió la autorización del Gobierno e inició el tratamiento hormonal.

Sin embargo, la dirección penitenciaria siguió poniendo todo tipo de trabas al reconocimiento de su identidad de género. Le denegó el permiso para algo tan poco peligroso como poder dejarse el pelo largo, como se permite a las mujeres ingresadas en prisión. También ha sido frecuentemente condenada a largos períodos de aislamiento por distintas faltas, que no se pueden considerar más que de carácter leve. Sirva de ejemplo que a finales de 2015 se le restringió durante 21 días la salida de su celda por poseer una portada del ejemplar de la revista Vanity Fair en la que aparecía Caitlyn Jenner y un tubo de pasta de dientes vacío. Ese ensañamiento en endurecer las condiciones del encarcelamiento, con esos largos períodos de aislamiento, se ha ligado repetidamente a un mayor índice de depresión e intentos de suicidio entre el personal recluso.

Crítica con las nuevas medidas integradoras

Chelsea Manning ha continuado alzando su voz a favor de los derechos de las personas transexuales, aun estando en prisión. El pasado 1 de julio publicaba un artículo en The Guardian, en el que se mostraba muy crítica con la medida adoptada recientemente por la Secretaría de Defensa para acabar con la exclusión del ejército de las personas transexuales.

Según Manning, “la política esbozada por el secretario de Defensa Ashton Carter requeriría a los nuevos reclutas que fueran ‘estables en el género con el que se identifican durante 18 meses, según un certificado emitido por su médico, antes de que puedan servir en el ejército’. ¿Cuántas personas transexuales jóvenes como yo cumplirían con este criterio? La idea de tener que pasar por un proceso de certificación de género es un mal uso de los estándares aceptados de atención médica. ¿Qué es la estabilidad género? ¿Acaso el concepto de género no es inherentemente inestable,  al estar siempre limitado por los diferentes contextos y normas bajo los que vivimos? Me preocupa que este tipo de requisitos afiance todavía más el concepto binario de género y legitime aún más el control que los administradores y los proveedores de servicios médicos tienen sobre nuestros cuerpos y nuestras identidades”.

La soldado también se muestra muy escéptica respecto a la aplicación de la nueva normativa a las personas transexuales que están ingresadas en prisiones militares: “Y ¿qué pasa con aquellos de nosotros que estamos encarcelados? ¿Esta normativa también se aplica a nosotros? Estoy profundamente preocupada por que, al igual que muchas de las políticas, el impacto de este cambio no traspase los muros de la prisión. ¿Significa que los militares reconocerán nuestro género al menos hasta que seamos detenidos?, ¿y después qué? ¿Nuestra identidad básica se evapora y después se nos impone de nuevo el sexo asignado en nuestro nacimiento?”.

Chelsea Manning concluye haciendo un poderoso alegato a favor del respeto a la identidad de género: “Definirnos a nosotros mismos por lo que somos es uno de los derechos más poderosos e importantes que tenemos como seres humanos. Nadie conoce mi género mejor que yo. Vosotros no conocéis mi género mejor que yo. Un médico no lo conoce mejor que yo. Mis padres no lo conocen mejor que yo. Nadie experimenta mi género en la forma en que yo lo experimento. Presentarme a mí misma y a mi género tiene que ver con mi derecho a existir. Con esta política, el ejército esencialmente está diciendo ‘puedes existir, pero únicamente bajo nuestros términos’. Lo que están haciendo es quitarnos el control de nuestra identidad”.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Transexuales silenciados, la guerra pendiente del Ejército de Estados Unidos

Sábado, 18 de julio de 2015

Point5cc-Military2Logan Ireland

Dos días antes de que el Supremo legalizase el matrimonio igualitario en todo el país, Estados Unidos vivía otra fecha histórica: un transexual participaba por primera vez en la recepción anual del mes del Orgullo LGTB en la Casa Blanca, representando con su uniforme a 15.500 soldados silenciados.

Logan Ireland, del Ejército del Aire, empezó su transición a hombre en 2012 y atendió al acto excepcionalmente vestido con el atuendo militar junto con su prometida, Laila Villanueva, quien acudió de civil. Ella, como la gran mayoría de transexuales en el Ejército estadounidense, no tiene el apoyo de su unidad que le permita hablar abiertamente del sexo con el que se identifica.

Las regulaciones del Pentágono prohíben que las personas que están o han pasado por una transición de género formen parte del servicio militar estadounidense, una norma basada en prescripciones médicas de hace más de cincuenta años y que ahora los activistas por la libertad del colectivo LGTB quieren cambiar.

“En ésa época, los transexuales eran vistos como enfermos mentales y con una moralidad deficiente, igual que los homosexuales. Mucho ha cambiado desde entonces”, explicó a Efe Allyson Robinson, una veterana transexual y activista, pocas semanas después de que Caitlyn Jenner sorprendiera al mundo con su nueva identidad.

Robinson se graduó como hombre en 1994 en la academia militar de West Point, al norte de Nueva York, y no fue hasta tiempo después cuando reveló a sus compañeros cadetes, entre los que se encontraba su propia esposa, que se identificaba con un sexo diferente al que había nacido. “Sabía que hacerlo era perder mi carrera, no solo la oportunidad de servir, sino también perder mi modo de vida y el sustento de mi familia”, dijo. “Yo sentía -subrayó- que tenía que mentir cada día por el privilegio de poner mi vida en el frente para mi país”.

El Ejército de Estados Unidos revocó en julio de 2011 la famosa política “Don’t Ask, Don’t Tell” que impedía alistarse a quien se declarase como homosexual, pero se olvidaba de la transexualidad, considerada dentro de las “exclusiones psicosexuales”.

Los individuos transexuales en el Ejército, por lo tanto, son todavía expulsados a las pocas semanas de que se conozca su condición, y tampoco pueden gozar de los servicios médicos necesarios para esta comunidad, ya sea cirugía, tratamientos hormonales o atención psicológica.

“Es casi inimaginable que pidamos a la gente que aplace el cuidado médico necesario por continuar vistiendo el uniforme”, criticó Robinson.

En una conferencia de prensa en Nueva York, Sarah Kate Ellis, la presidenta de GLAAD, la principal organización de EEUU que ayuda a dar visibilidad a los derechos LGTB, destacó la importancia de “contar historias positivas o no tan positivas para concienciar a la población sobre lo que está pasando” al respecto.

Pero América -recordó Robinson- ha visto muchas historias como la mía y como la de Caitlyn Jenner, de una mujer transexual, blanca, con estudios y de una particular clase social. La gente de color transexual tiene cinco veces más posibilidades de acabar en el paro que el resto“.

Quizás es por esta razón, sospecha, que los transexuales suelen enrolarse en el Ejército más a menudo que el resto de la población, dado que ofrece oportunidades laborales y beneficios médicos y de vivienda con más frecuencia, tal y como indica un estudio de 2014 de la Universidad de California Los Ángeles (UCLA).

“Necesitan esa seguridad en una manera que muchos de nosotros no necesitamos, pero también queremos servir al país y devolver nuestras responsabilidades como ciudadano como el resto de soldados“, ejemplificó la veterana.

Gracias al ejemplo de los dieciocho países del mundo que ya han dado el paso y han explicado cómo incluir a los transexuales en sus líneas defensivas, parece que el cambio en Estados Unidos está cada vez más cerca y parece haber una voluntad en el Pentágono de aplicar nuevas normativas.

“No creo que nada, excepto su idoneidad para el servicio, deba excluirlos“, dijo el secretario de Defensa de EEUU, Ashton Carter, este febrero, una voluntad que comparte el presidente Barack Obama.

Optimista, Robinson asegura que ahora “es solo una cuestión de cuándo se va a materializar”.

La Asociación Médica de EEUU (AMA, por sus siglas en inglés), emitió un comunicado este mismo mes declarando que “no hay una razón médica válida para excluir a los individuos transgénero” del Ejército, donde algunos comandantes ya piensan que no hay motivos para que sus miembros no puedan servir en sus unidades por esta condición.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Una serie fotográfica refleja la doble vida de los soldados LGB estadounidenses antes de derogarse el “Don’t ask, don’t tell”

Miércoles, 4 de marzo de 2015

militaryleadx400La vida de miles de soldados estadounidenses, gais, lesbianas y bisexuales, cambió radicalmente con la derogación de la ley conocida como “No lo preguntes, no lo digas” (“Don’t ask, don’t tell”). Ahora una serie de fotos artísticas refleja la doble vida que llevaban hasta entonces, obligados a ocultar quiénes eran y a quiénes querían (doble vida que aún siguen llevando los militares transexuales). El proyecto aún está en curso y busca apoyos a través de internet.

Uno de los cambios más importantes de los Estados Unidos en materia LGTB fue el final de la política de “Don’t ask, don’t tell”, que prohibía a los militares gais, lesbianas y bisexuales vivir fuera del armario. La decisión -aprobada por el Congreso en diciembre de 2010 y definitivamente en vigor desde septiembre de 2011- cambió literalmente la vida a miles de personas que antes se veían forzadas a ocultar su vida e identidad. Ahora, un excelente trabajo fotográfico de Devin Mitchell ha querido reflejar cómo vivían mientras estaba vigente la prohibición de personas abiertamente no heterosexuales en el ejército.

La discriminación les obligaba a vivir una doble vida. Es precisamente esto lo que ha querido reflejar el trabajo. Para ello, nos pone ante escenas de vida íntima de diferentes veteranos y veteranas LGB. Junto a esta escena, aparece reflejada en un espejo la imagen de la persona con uniforme militar.

En palabras de Devin Mitchell: “Como hombre gay, puedo imaginarme lo que puede ser el estigma opresivo de la homosexualidad. La legislación es solo el principio de un largo proceso sociológico de aceptación. Las personas retratadas en este proyecto podrían ser un ejemplo de este desarrollo en nuestras comunidades. Imágenes como éstas no habrían tenido precedente antes de 2010. Quizás dentro de un siglo los estudiantes mirarán atrás y conmemorarán el cambio de corriente.

Las fotografías se inscriben en un proyecto que lleva por título Veteran Vision Project. Aún está en elaboración y se ha abierto una campaña de recogida de fondos en internet para continuar el proceso. Como señala el mismo autor, aún la mayoría son de hombres gais. Conforme avance el proyecto, incorporarán a personas de otros grupos del colectivo LGTB.

No debemos olvidar además que el ejército de los Estados Unidos sigue prohibiendo la incorporación de personas abiertamente transexuales, algo que quizá podría cambiar pronto, a la luz de unas recientes declaraciones del nuevo secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter (el cambio, en este caso, requeriría solo una modificación de las ordenanzas sanitarias militares). Con todo, las fotografías presentadas ya muestran a nuestro juicio una notable diversidad. Podéis verlas en la página web del proyecto, os lo recomendamos.

 

Biblioteca, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.