Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > Chelsea Manning, en libertad: punto final a años de ensañamiento por lo que al no reconocimiento de su identidad de género se refiere

Chelsea Manning, en libertad: punto final a años de ensañamiento por lo que al no reconocimiento de su identidad de género se refiere

Sábado, 20 de mayo de 2017

chelseamanningTras cumplir siete años de los treinta y cinco a los que había sido condenada, en la que se considera la mayor pena por filtrar documentos en los Estados Unidos, Chelase Manning sale de la cárcel recuperando su libertad, reivindicando su identidad sexual y anunciando su intención de convertirse en activista LGBT y luchar por los derechos de las personas transexuales. “Por primera vez, puedo ver un futuro como Chelsea para mí. Puedo imaginarme viviendo como la persona que soy y por fin puedo estar en el mundo exterior. La libertad solía ser algo con lo que soñaba pero nunca me permití imaginármela del todo. Ahora, la libertad es algo que volveré a experimentar con amigos y seres queridos, después de casi siete años de barrotes y cemento…”, declaraba Chelsea Manning, de 29 años de edad, quien alrededor de las 2 de la madrugada y coincidiendo con el Día Internacional contra la Homofobia, miércoles, 17 de mayo, sale de la cárcel gracias al indulto concedido por Barack Obama tres días antes de entregar el testigo como presidente a Donald Trump.

Chelsea Manning ya está en libertad. Así lo han comunicado tanto su equipo de abogados como ella misma en redes sociales, a pesar de que por el momento no ha hecho declaraciones públicas. La soldado Manning vio conmutada su pena de prisión por Barack Obama, en la que fue una de sus últimas decisiones como presidente de Estados Unidos. De haber tenido que cumplir su sentencia al completo, su salida no habría tenido lugar hasta 2045. Las condiciones en prisión de una mujer obligada a cumplir sentencia en un establecimiento penal masculino condujeron a la soldado a dos intentos de sucidio, así como a una huelga de hambre para que sus necesidades como persona transexual fueran atendidas.

El pasado 17 de enero, como es tradición cuando un presidente de los Estados Unidos abandona el cargo, Barack Obama concedió 69 indultos y 209 conmutaciones de pena. Una de las favorecidas por la conmutación fue la soldado Chelsea Manning, que en agosto de 2013 había sido sentenciada a 35 años de cárcel por filtrar a la web WikiLeaks un gran número de documentos que comprometían a la diplomacia estadounidense y se encontraba recluida en un Barracón disciplinario de Fort Leavenworth, Kansas, la más antigua de las instalaciones penitenciarias de los Estados Unidos, donde ingresan a los soldados condenados más peligrosos, tal y como se la consideraba a Manning por la filtración a WikiLeaks de más de 700.000 documentos, entre los que se encontraba el vídeo conocido como Collateral murder, considerada como consecuencia como una traidora, por algunos, mientras que otros la consideran una heroína al sacar a la luz los abusos cometidos por su propio país en Irak, en Afganistán o en Guantánamo, y convirtiendo Internet en una fuente de información.

Desde 2010 se encontraba en prisión, sometida a condiciones de máxima vigilancia y aislamiento extremo que en su momento fueron muy criticadas por organizaciones humanitarias. Desde el día siguiente a su condena, Chelsea Manning (hasta entonces conocida como Bradley Manning) se declaró públicamente como una mujer transexual, expresando su intención de iniciar su proceso de reasignación.

“Este es mi problema. He tenido signos de ello durante mucho tiempo. Me ha causado problemas con mi familia. Pensé que una carrera militar me ayudaría a deshacerme de él. No pretendo llamar la atención, he intentado superarlo poniéndome en situaciones donde sería imposible. Pero no se va, me está obsesionando más y más según me hago mayor. Ahora, las consecuencias de ello son extremas, me está causando un gran dolor…”, de esta manera Manning hacía pública la lucha que había tenido con su condición como transexual, solicitando iniciar su transición al día siguiente de entrar en prisión. Lo que algunos vieron como una estrategia para que le suavizaran la pena, otros lo interpretan como una manera de liberarse de su propia prisión, la que le había acompañado desde el momento en que tuvo conciencia de su verdadera identidad de género. “El soldado Manning parece generarse presión interior debido a conflictos desconocidos que no parece en disposición de discutir, y es incapaz de manejarlos por sí mismo”, comunicaba de esta insensible manera el sargento Paul Adkins a sus superiores la revelación de la exsoldado de primera clase y analista de inteligencia militar que hablaba de que “la única ‘ayuda’ que parece válida es el castigo severo y/o deshacerme de mí mismo (…). Soy Chelsea Manning. Soy una mujer. Así es como me siento y me he sentido desde la infancia, quiero comenzar una terapia de hormonas lo antes posible. Espero que me apoyen en esta transición”.

Sin embargo, se vio obligada a demandar al Gobierno estadounidense por la negativa de las autoridades penitenciarias a ofrecerle la asistencia precisa. No fue hasta abril de 2015 que consiguió la autorización del Gobierno para iniciar el tratamiento hormonal. Las autoridades militares se negaron incluso a reconocer su nombre de mujer hasta que en abril de 2014, tras la correspondiente demanda, un juez de Kansas lo oficializó.

Sin embargo, a pesar de todas las sentencias y dictámenes, Chelsea Manning ha continuado recluida en un centro penitenciario para varones y se le han negado derechos como el de poder dejarse el pelo largo, como sí se permite en los centros para mujeres. Los continuos castigos a un durísimo aislamiento por las faltas más leves y la lucha continuada por ejercer sus más elementales derechos la condujeron a dos intentos de suicidio, uno en julio pasado y otro en octubre. También llevó a cabo una huelga de hambre ante la negativa de las autoridades de la prisión a que se pudiera someter a cirugía de reasignación, algo que el propio equipo médico había recomendado. Solo cuando la situación fue denunciada por ACLU (Amerinca Civil Liberties Union, la mayor asociación estadounidense de defensa de los derechos civiles, cuyo equipo legal llevó el caso de Manning en los tribunales) los mandos penitenciarios se comprometieron a facilitar el proceso.

Finalmente, Manning consigue convertirse en la primera soldado en recibir un tratamiento hormonal en una prisión militar, contribuyendo a derribar la ley que prohibía las personas transexuales servir en el ejército estadounidense, consiguiendo incluso que le aprobaran la operación de cambio de sexo después de nueve días en huelga de hambre. Logros que no consiguen que se reconcilie consigo misma al seguir confinada en una prisión masculina, lo que lleva a intentar terminar con su vida hasta en dos ocasiones. “Chelsea Manning ha cumplido una condena dura. No creo que ningún ciudadano tenga la impresión de que revelar información clasificada queda impune. Pidió perdón por su crimen, y reconoció que puso en peligro a EEUU. Dado que la pena fue desproporcionada en comparación con la que recibieron otros filtradores, me siento cómodo con esta decisión”, declaraba Barack Obama cuando daba a conocer que había conmutado su pena, gracias en parte a la presión de Courage Foundation, quienes actualmente se vuelcan en pedir el cese de la persecución en torno a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, quien había prometido que se entregaría a las autoridades estadounidenses si liberaban a Manning.

Dada la precaria situación en prisión de Chelsea Manning, la medida de gracia había sido solicitada repetidamente, incluso por otros responsables de WikiLeaks acogidos fuera de los Estados Unidos, como Edward Snowden o Julian Assange. Finalmente Barack Obama accedió a la petición, que por fin se ha materializado este 17 de mayo. Los abogados de la soldado hacían públicas sus primeras palabras en un comunicado: “Después de otros cuatro meses de ansiosa espera, por fin ha llegado el día. ¡Me apetecen tantas cosas! Sea lo que sea lo que me espera en el futuro, es mucho más importante que el pasado. Ahora mismo estoy resolviendo algunas cosas, lo que es a la vez emocionante, raro, divertido y todo nuevo para mí” 

La propia Manning, en sus redes sociales, ha difundido la que es su primera fotografía en libertad… de sus pies. “Primeros pasos de libertad”, era la frase que la acompañaba, tanto en Twitter como en Instagram. “He visto cambiar al mundo dentro de los muros de la prisión y a través de las cartas que he recibido de veteranos, jóvenes transexuales, padres, políticos y artistas (…). Espero tomar las lecciones que he aprendido, el amor que he recibido, y la esperanza que tengo en trabajar en mejorar las vidas de otros”, declara Manning en un comunicado, confirmando su abogado, Chase Strangio, su intención de convertirse en activista LGBt y defensora de los derechos de las personas transexuales. Tras ser confirmada su liberación por las autoridades penitenciarias, ella misma lo hacía público en su recién inaugurada cuenta de Instagram a través de una imagen que reflejaba sus primeros pasos en libertad, a los que han seguido una pizza y un brindis con champagne:

El ensañamiento por parte de las autoridades militares y carcelarias hacia Chelsea Manning, sobre todo en lo que se refiere al no reconocimiento de su identidad de género, ha finalizado. Le deseamos ahora todo lo mejor.

Fuente Dosmanzanas/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.