Las Bienaventuranzas

Jueves, 17 de noviembre de 2016

Del blog de la Communion Béthanie:

a_5

¿Las  Bienaventuranzas?

No hay nada que sea presumido, porque Jesús se dirige a las víctimas, los visionarios y a los resistentes.
Víctimas como los pobres de espíritu, los desnudos, los dolientes, los atropellados por la injusticia, injuriados, acusados, perseguidos.
Visionarios como los pacíficos y los humildes, los transparentes, los encantados
Resistentes
como los misericodiosos, los no violentos.

¿Las  Bienaventuranzas?

Como el Reino de Dios ya ha comenzado aquí desde ahora pero no terminado.
Como una felicidad todavía secreta pero prometida en un estallido definitivo.
Como una felicidad paradójica a pesar de la dura realidad de las desgracias presentes.

¿Las  Bienaventuranzas?

Como una reversión de las cosas establecidas en este mundo, de la ley de la debilidad y de lo frágil siempre burlada.

¿Las  Bienaventuranzas?

Como una promesa que se realiza y se  conjuga en el presente y en el futuro y por lo tanto va venir.
Una gran obra de donde brota una maravilla de la que somos los testigos.
Promesa para las víctimas:
un lugar propio en el que son reyes con comodidad y justicia.
Promesa para los visionarios:
una tierra prometida, de la clarividencia y de la plenitud.
Promesa para los resistentes, misericordia, una verdadera familia de hermanos,
Y para todos ellos el regocijo.

¿Las  Bienaventuranzas?

Como una bendición de Dios que dice su preferencia por las víctimas, los visionarios y los resistentes. Como una llamada a ponerse en marcha hacia un mundo mejor.

¿Las  Bienaventuranzas?

Como el credo de Jesús, su confesión de fe y su testamento.
Jesús nos revela quién es su Dios:
¡¡¡Un Dios cuyos rostros hay que descubrir alrededor de nosotros
Un Dios que se da a conocer, en absoluto misterioso o escondido
Un Dios frágil y por lo tanto todos menos un Dios Todopoderoso protector
Un Dios de dulzura y por lo tanto sabroso a consumir sin moderación
Un Dios de consuelo y por lo tanto presente y próximo
Un Dios de justicia y de rebelión capaz de indignarse
Un Dios de misericordia y por lo tanto ni juez y ni verdugo
Un Dios amante que no comparte y por lo tanto al cien por cien y sin hipocresía
Un Dios de paz sin división ni blindado
Un Dios atropellado, excluido, perseguido y ridiculizado y que por lo tanto acepta los golpes

Un Dios de alegría y de felicidad y por supuesto contagiosa !!!

*

P. Vincent Gruber

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.