Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Si’

Fin de año: “gracias” y “sí”, por Enrique Martínez Lozano.

Martes, 6 de febrero de 2018

young man and sunset El cambio de año suele ser época de balances y de propósitos: analizar y evaluar lo acontecido para programar el futuro o proponerse metas a alcanzar. En este sentido, podría hablarse de balances económicos, informativos, psicológicos, de imagen…

Sin negar la validez de cada uno de ellos en el campo en que se realice, la comprensión sabia de lo que somos –la “mirada espiritual” – otorga una visión de la realidad caracterizada por dos palabras: “Gracias” y “Sí”.

Son las palabras con las que terminaba el diario de un amigo, quien me lo entregó para que lo leyera días antes de que él mismo falleciera en un accidente de tráfico.

Tras hacer un recorrido por lo que consideraba más significativo de su existencia, este hombre joven cerraba su relato en esa fecha con estas palabras: “Por todo lo que ha sido, gracias; a todo lo que venga, sí”.

Esas expresiones revelan, a mi parecer, la comprensión de la que hablaba. El pasado ha sido exactamente como tenía que ser; del mismo modo, el futuro será como tenga que ser. De ahí que la actitud sabia no pueda ser otra que la aceptación profunda, que consiste en alinearse con lo que es. De esa actitud brotará siempre gratitud y aceptación.

Ahora bien, esto no es accesible para el yo ni para la lectura que la mente hace de los acontecimientos. La mente alberga siempre la pretensión de que las cosas sean como ella desea y el yo se afirma justamente en la resistencia a lo que es.

Y parece que, aun siendo conscientes de que aquella pretensión –“las cosas deberían ser diferentes de lo que son”– y aquella resistencia, generan siempre sufrimiento inútil, nos cuesta reconocer el error sobre el que se basan y seguimos manteniéndolas activas.

Una y otra se apoyan, en realidad, en una doble creencia errónea: que somos “algo” separado o desgajado de la vida (lo Real), y que llevamos las riendas de lo que sucede. Sin embargo –las mismas ciencias modernas apuntan en esta dirección– parece que no es cierto ni lo uno ni lo otro. No somos el yo separado que nuestra mente piensa, sino la Vida misma que se expresa en esta forma concreta que llamamos “yo” o “personalidad”. Y tampoco somos, por tanto, portadores de una supuesta libertad individual o libre albedrío, capaz de modificar la realidad a nuestro antojo.

Si nuestra verdadera identidad es una con la totalidad, es claro que somos libertad. Pero el sujeto de la misma no es el yo que, erróneamente, se cree libre, sino la misma totalidad que somos. Ni hay separación ni hay libre albedrío, aunque nuestra mente nos haga tener la sensación subjetiva de que es así.

Cuando comprendes que eres uno con la totalidad –la totalidad misma que se despliega en todas las formas y en lo que percibimos como secuencia espacio-temporal–, desde esa profunda unidad radical, y en la certeza de que aquello que eres está más allá de todas las formas y siempre a salvo de toda circunstancia, de tu interior solo pueden brotar dos palabras: por todo lo que ha sido, gracias; a todo lo que ha de venir, sí.

Enrique Martínez Lozano

Boletín Semanal

Fuente Fe Adulta

Espiritualidad , , , , , ,

Uno. El número necesario para cambiar el mundo

Domingo, 11 de diciembre de 2016

maria_jovenfamiliaAsí interpela el cartel de una ONG a los viandantes de los pasillos del metro de Madrid, arañando las posibilidades del lenguaje y, con ello, el trasiego monótono de las idas y venidas en las estaciones de las mil razones en las que cómodamente nos movemos sin que nada cambie.

A desinstalarnos y a estimular nuestra audacia contribuye la bocanada de aire fresco del evangelio de Lucas que, como aquel cartel, incide en la fuerza de un “sí” para trastocar nuestro viejo y lánguido mundo y preñarlo de novedad. Pero no de esa novedad que, disimulando el olor a rancio, en el fondo recicla un saber igual a sí mismo, sino de aquella novedad llena de vehemencia, sinceridad e intensidad.

Lucas nos propone una escena que engrandece el nacimiento de Jesús pero también realza la figura de la Madre. Ella, María, lejos de interpretar el típico papel de la mujer meliflua y huidiza de los focos, da un paso al frente y asume con autenticidad y arrojo la responsabilidad de tomar la decisión más importante de su vida. Como aquella levadura que se confunde en la masa, su cuerpo acogerá el germen que, al mismo tiempo que imperceptible, será imparable y fermentará todo produciendo un crecimiento exponencial.

De hecho, en boca de Gabriel se pone una palabra griega que generalmente traducimos por llena de gracia y que puede llevar al equívoco de pensar que ella es tan solo un sujeto pasivo.

Una apreciación que evoca aquella espontánea exclamación que desde el fondo de la escena lanza atrevidamente una mujer —Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te criaron (Lc 11,17)— y que Jesús rápidamente puntualiza: Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan (Lc 11,12).  Y es que la “dicha” o la “gracia” no reside tanto en el seno o en los pechos (esto es, aquello que representa la maternidad física) como en la capacidad de creer. En este sentido, Jesús matiza ante la posible minusvaloración del papel de ella: no es tan solo la grandeza de Él lo que le hace grande y única a ella (El será grande, será llamado Hijo del Altísimo), sino que ella es dichosa porque ha creído que se cumplirá en ella la Palabra de Dios. María, vocacionalmente activa, asume el riesgo de ser creyente y la aventura de seguir a Dios.

Dios cambia las cosas a su manera, con gente pequeña, insignificante, pero convencida y, por eso, con gente que no se arredra ante las dificultades de la vida y es capaz de soñar.

Ciertamente podría haberlo hecho de otra manera, podría haber venido Él mismo, o hacerlo sin nuestra colaboración. Podría haberlo hecho según el modelo superhéroe que se enfrenta a este mundo solo y con sus “súper-poderes” y que, al puro estilo de hada madrina, va transformando las cosas feas en bonitas, interviniendo de una manera prodigiosa en la realidad.  

Tal vez, esta es nuestra idea de potencia, de cómo se cambia el mundo, e incluso nuestra forma de comprender cómo Dios debería usar su “poder” para construir un mundo mejor. Sin embargo, se trata de nuestras proyecciones, legítimas pero también de “película” y, sobre todo, sin ninguna implicación personal. Dios no cambia la historia sin nosotros. La vida de María es una llamada a quitarnos la carcasa de la desesperanza y a creer que nada es imposible para Dios, que Dios hace cosas grandes, que actúa a lo grande, que “uno es el número necesario para cambiar el mundo.

Marta García Fernández

Fuente Fe Adulta

Biblia, Espiritualidad , , , ,

Si…

Jueves, 11 de junio de 2015

Padre e hijo

Si guardas en tu puesto la cabeza tranquila

cuando todo a tu lado es cabeza perdida;

si en ti mismo tienes una fe que te niegan

y nunca desprecias las dudas que ellos tengan;

si esperas en tu puesto, sin fatiga en la espera;

si, engañado, no engañas;

si no buscas más odio que el odio que te tengan…

Si eres bueno y no finges ser mejor de lo que eres;

si al hablar no exageras lo que sabes y quieres;

si sueñas, y los sueños no te hacen su esclavo;

si piensas y rechazas lo que piensas en vano;

si tropiezas con el triunfo, si a la cumbre llega tu derrota

y a estos dos impostores los tratas de igual forma;

Si logras que se sepa la verdad que has hablado,

a pesar del sofisma del orbe encanallado;

si vuelves al comienzo del trabajo perdido,

aunque esta obra dure toda tu vida;

si arriesgas al momento y lleno de alegría

tus ganancias de siempre a la suerte de un d ía,

y pierdes y te lanzas de nuevo a la pelea,

sin decir nada a nadie de lo que es y lo que era;

Si logras que nervios y corazón te asistan,

aún después de su fuga de tu cuerpo en fatiga,

y se agarren contigo cuando no quede nada,

porque tú lo deseas y lo quieres y mandas;

si hablas con el pueblo y guardas tu virtud;

si marchas junto a reyes a tu paso y tu luz;

si nadie que te hiera llega a hacerte una herida;

si todos te reclaman, y ninguno te precisa;

si llenas un minuto envidiable y certero

de sesenta segundos que te lleven al cielo…

toda esta tierra será dominio tuyo

y aún mucho más, serás hombre, hijo mío.

*

Rudyard Kipling

01

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad ,

El primer ministro irlandés pide el “sí” en el referéndum para legalizar el matrimonio gay

Viernes, 1 de mayo de 2015

_Enda-Kenny_1960207cDurante la presentación de la campaña del partido democristiano Fine Gael (FG) para esta consulta popular, Enda Kenny explicó que él mismo ha tenido que realizar “un viaje de descubrimiento personal” para llegar a apoyar el matrimonio entre personas del mismo sexo.

El primer ministro irlandés, el conservador Enda Kenny, ha instado al electorado a “abrir sus corazones” para dar el “sí” al matrimonio civil entre homosexuales, una cuestión que se decidirá en un referéndum el próximo 22 de mayo.

El “taoiseach” (primer ministro) resaltó la importancia de la votación al recordar que la “igualdad en el matrimonio” está relacionada con aspectos de la “vida diaria de hombres y mujeres corrientes“.

He tenido que efectuar mi propio viaje de descubrimiento personal para creer y para hacer campaña por la igualdad en el matrimonio (…) He visto y he comprendido su deseo y petición de igualdad”, dijo Kenny en referencia a las historias que le “han conmovido” tras mantener encuentros con personas afectadas por este asunto.

El líder conservador instó a aquellos con “ideas ancladas en el pasado”, entre ellos algunos en su propio partido, a que acepten la necesidad de otorgar los mismos derechos a los que opten por el matrimonio gay.

Durante el mismo acto, el ministro irlandés de Sanidad, el conservador Leo Varadkar, quien reveló el pasado enero que es homosexual, aseguró que la victoria del “no” en la citada consulta sería un gran fracaso para el Gobierno de Dublín, de coalición entre el FG y los laboristas.

También la ministra de Justicia, la democristiana Frances Fitzgerald, reiteró que el electorado irlandés se encuentra ante la “oportunidad de su vida” para pronunciarse sobre una cuestión que afecta a la igualdad en este país.

La dirigente conservadora ha recordado que el referéndum pide a la ciudadanía que decida “si todas la parejas, independientemente de su orientación sexual” deben tener “la opción de contraer matrimonio y tener relaciones amparadas por la Constitución”.

La Convención Constitucional, un órgano establecido en 2014 para debatir cambios en la Carta Magna irlandesa, ya decidió por mayoría en una votación en abril del pasado año la necesidad de refrendar en la Constitución este tipo de uniones.

La República de Irlanda ratificó en julio de 2010 la ley de Relaciones Civiles que, por primera vez en este país, concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo.

Dado que Irlanda no permite aún los matrimonios entre homosexuales, aquella legislación se redactó con el objetivo de reconocer ciertos derechos a las parejas de gais y lesbianas.

Desde entonces, las personas que cohabitan tienen, por ejemplo, amparo legal en cuestiones de propiedad inmobiliaria, bienestar social, y derechos de sucesión, manutención, pensiones e impuestos.

General, Historia LGTBI , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.