Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Imam’

Líder musulmán ugandés enfrenta cadena perpetua por casarse “accidentalmente” con un hombre

Martes, 21 de enero de 2020

Screenshot-2020-01-16-at-15.34.55La pareja el día de su boda en el distrito de Kayunga en Uganda (Fred Muzaale / Daily Monitor)

Un imán ugandés enfrenta cadena perpetua después de casarse accidentalmente con un hombre, lo que demuestra cuán homofóbico es el país de África Oriental.

El jeque Mohammed Mutumba intercambió votos con su “novia”, Swabullah Nabukeera, en una ceremonia islámica. Conoció a Nabukeera en una mezquita y solo los vio usando un hijab o un gomesi, un vestido tradicional hasta el suelo de Uganda.

Según informes de noticias locales, la nueva esposa de Mutumba evitó consumar el matrimonio durante dos semanas al afirmar que estaba en su período.

La verdad solo se descubrió cuando uno de los vecinos de Mutumba acusó a Nabukeera de robar y llamó a la policía. Fueron arrestados y llevados a una estación de policía local, donde los oficiales se sorprendieron al descubrir que el sospechoso había apilado la ropa en un sujetador para “engañar” que eran senos.

“En una búsqueda adicional, descubrimos que el sospechoso tenía genitales masculinos. Rápidamente informamos a [su] esposo que la había acompañado a la estación de policía ”, dijo Isaac Mugera, oficial de investigaciones criminales del distrito de Kayunga.

El imán no podía creer las noticias y exigió ver los genitales de su esposa para “probar” por sí mismo. Más tarde se supo que Nabukeera era en realidad un hombre cis llamado Richard Tumushabe, que había engañado a Mutumba en un intento por obtener su dinero.

Tumushabe fue acusado de delito antinatural, suplantación, robo y obtención de bienes con falsas pretensiones: el último cargo se refiere a la dote de dos cabras, dos bolsas de azúcar, tres vestidos, un cartón de sal y un Corán.

Aunque Mutumba no cometió ningún delito, y en realidad buscó un consejo sobre la negativa de su esposa a consumar el matrimonio, lo llevaron a los tribunales y lo acusaron de tener “conocimiento carnal con una persona contra el orden de la naturaleza”. El cargo conlleva una posible pena de cadena perpetua.

Ahora está detenido en la prisión de Ntenjeru mientras espera su juicio el 24 de enero. El líder religioso también ha sido puesto bajo investigación por las autoridades musulmanas y suspendido de sus deberes clericales. El imán principal de la mezquita Kyampisi Masjid Noor dijo que la suspensión del clérigo “estaba destinada a preservar la integridad de su fe”.

Los defensores locales de LGBT + dicen que la reacción al caso destaca la actitud general hacia las personas LGBT + en Uganda, un país que criminaliza la homosexualidad.

Frank Mugisha, quien dirige el grupo Sexual Minorities Uganda, dijo al Daily Mail que el caso demostró “cuán homofóbico es el país. El imán podría estar en lo cierto cuando dice que no sabía”, dijo. “Los ugandeses deben respetar la privacidad de las personas. No son necesariamente homosexuales “.

La difícil situación del colectivo LGTB en Uganda

Uganda ha tenido algunas de las leyes anti-gay más estrictas del mundo desde la época del dominio colonial británico, aunque antes de este punto las relaciones homosexuales eran comunes y celebradas. Uganda propuso recientemente restablecer la pena de muerte en un proyecto de ley coloquialmente llamado “Kill the Gays”. Más tarde, el gobierno dio marcha atrás en esto después de un alboroto internacional, pero el apoyo público a la ley indicó el sentimiento anti-gay prevaleciente en la región.

La homosexualidad ya es ilegal en Uganda. La situación de las personas LGTB en Uganda es muy complicada. El artículo 145 del Código Penal castiga con penas que pueden llegar hasta la cadena perpetua a aquellos que «tengan conocimiento carnal contra natura con otra persona». El mero intento de mantener relaciones homosexuales o lo que se denominan «prácticas indecentes» se castiga con hasta siete años de prisión.

Las personas LGBT + se ven obligadas a esconderse, ya que los ataques violentos y brutales homofóbicos son comunes, y a menudo son realizados por funcionarios estatales de Uganda. En noviembre del año pasado, la policía de Uganda detuvo a 127 personas y acusó a 75 después de una redada en un bar gay.

un mes antes, el ministro de seguridad de Uganda había llamado “terroristas” a las personas LGBT+ en un visceral ataque contra un candidato presidencial y sus partidarios. Pero, en un paso màs de esta escalada homófoba, la semana pasada, el gobierno de Uganda anuncio que las condenas con pena de muerte volverán a ser vigentes, cinco años después de que las anularan. Según fuentes, con esto quieren frenar el aumento de relaciones sexuales no naturales del país.

En agosto, una mujer LGTBI que buscó asilo en el Reino Unido y fue deportada a Uganda -donde el sexo gay es ilegal- ha contado cómo fue perseguida y violada en grupo a causa de su sexualidad. La mujer, conocida sólo como PN, regresó al Reino Unido el lunes 5 de agosto después de que el Tribunal Supremo dictaminara que la decisión de rechazar su solicitud de asilo era ilegal.

El año pasado el Orgullo LGTB de Uganda tuvo que ser cancelado tras amenazar el Gobierno de este país africano con detenciones masivas. Unas amenazas que, unidas al antecedente de 2016 (cuando la policía ugandesa interrumpió la celebración y detuvo a varios activistas), llevaban a los activistas LGTB ugandeses a dar prioridad a su seguridad.

El año pasado, un activista gay LGBT + murió trágicamente en su propia casa después de que una mafia furiosa le destrozó el cráneo con azadas y machetes. Las personas locales LGBT + informaron el incidente a las autoridades, pero parece que nadie fue responsable.

Pero esta durísima normativa no parece satisfacer a los LGTBfobos. La presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, insistía también en reintroducir un proyecto de ley que endurecía el trato penal a la homosexualidad, con la pretensión de establecer la pena de muerte en determinados casos, y a la cual ella misma llegó a llamar «un regalo de Navidad». El proyecto fue aprobado por el Parlamento en diciembre de 2013, pero finalmente fue invalidado por el Tribunal Constitucional a causa de una falta de procedimiento: se había votado sin el quórum necesario.

Y aunque por el momento parece que este proyecto ha quedado aparcado, lo que no dejan de sucederse son los ataques a la libertad de reunión y asociación. En 2015, de hecho, se aprobó una ley, y esa sí está en vigor, que permite al gobierno tener un control férreo sobre las ONG y asociaciones del país, pudiendo no autorizar sus actividades e incluso disolverlas si no se adecuan al «interés público» o si son «contrarias a la dignidad del pueblo de Uganda». Las asociaciones LGTB ya avisaron de su peligro, ya que los activistas que trabajen en una organización que no cuente con el visto bueno del gobierno pueden llegar a ser encarcelados. Ello supone llevar la lucha por los derechos LGTB a la ilegalidad.

Por fortuna,  el Tribunal Constitucional de Uganda aliviaba un poco la presión a finales de 2016, al declarar contraria a derecho la normativa que impedía a determinados grupos, marcados en la ley como «inmorales o socialmente inaceptables», la posibilidad de reclamar ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en los casos de discriminación. Entre los colectivos señalados tan ignominiosamente se encontraban el de las personas LGTBI (para quienes fue diseñada especialmente la norma), los trabajadores del sexo o las personas que viven con el VIH. Pero conviene tener en cuenta que no todo depende del marco jurídico: la sociedad civil ugandesa también es fuente de ataques homófobos. Un ejemplo es el intento de linchamiento a un grupo de hombres homosexuales o los ataques que reciben los activistas que intentan llevar adelante la lucha.

La valiente e importantísima labor del activismo LGTB de este país se veía reconocida, en todo caso, a finales de 2017, cuando el Gobierno Vasco reconocía con el Premio René Cassin 2017 el activismo LGTB de la asociación africana Sexual Minorities Uganda.

En fin, si ponemos en el buscador el nombre de Uganda… el horror es cotidiano.

Fuente PinkNews

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

Encarcelan a un imán y a un joven marroquí por homosexualidad

Viernes, 24 de julio de 2015

GayMuslimsExist1-e1281529089994-360x270El joven presentó una denuncia por violación contra el imán en un lugar de culto musulmán. Ambos están condenados a tres meses de prisión.

Un imán marroquí ha sido condenado en Tánger, en el norte del país, junto a un joven, a tres meses de cárcel por “mantener una relación homosexual”, informó hoy el diario Al Ajbar.

El Tribunal de Primera Instancia de Tánger, que les juzgó por “perversión sexual” y “mantener una relación homosexual en un lugar de culto musulmán“, les condenó también a pagar una multa de 500 dirhams (unos 45 euros).

El imán ejerce en la gran mezquita del barrio Souk Dajel, explicó el rotativo que no dio detalles sobre su identidad, mientras que a su compañero sentimental lo identifica como M.L.Gh, de 23 años de edad y procedente de la ciudad de Fez, situada en el centro del país.

Este caso estalló cuando el joven presentó una denuncia contra el imán acusándole de haberle violado en la mezquita, lugar donde pidió al religioso pasar una noche porque no tenía donde dormir y, en el juicio, el joven aseguró que en el momento de la agresión no mostró ninguna resistencia por temor a ser expulsado del lugar.

La homosexualidad está criminalizada por el artículo 489 del Código Penal marroquí, según el que se castiga con una pena de entre 6 meses y 3 años a “quien cometa un acto impúdico contra natura con un individuo de su mismo sexo”, y sufre también de una gran reprobación social.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , ,

El imam gay Ludovic-Mohamed Zahed asegura que “Mahoma casaría a parejas homosexuales” si viviese en la actualidad

Martes, 9 de junio de 2015

ludovicLudovic-Mohamed Zahed, gay e imam, creó en 2012 la primera mezquita inclusiva de Europa

Para Zahed, la ideología y el discurso homofóbicos no son inherentes a los principios del islam

Me enamoré del hombre que me había enseñado el Corán durante cinco años. Eso me hizo reconocer todas aquellas pasiones que había rechazado antes

¿Qué opinión tendría Mahoma sobre la homosexualidad si viviese en la actualidad? Según el imán Ludovic-Mohamed Zahed, Mahoma casaría a parejas homosexuales, tal como afirmó en su libro de 2012 ‘Le coran et la chair’ (‘El corán y la carne‘ de la editorial Max Milo, el cual de momento no ha sido traducido al castellano).

Ludovic-Mohamed Zahed es un activista de los derechos LGBT francoargelino, homosexual, seropositivo y musulmán nacido en Argel hace 37 años que  ha tenido un largo recorrido físico, espiritual e identitario a lo largo de su vida. Después de un largo camino ha logrado integrarlas. En 2012 fundó la primera mezquita inclusiva de Europa en París, un templo abierto a todos y a todas, en el que dirigía la oración como imam y en el cual dirigió la oración de los fieles, si bien ahora son otras personas las que están al frente de la misma.  “Sois imames conmigo”, les advirtió desde el primer momento. Zahed dedica ahora más tiempo a la reflexión que al activismo.

Zahed, a quien su hermano mayor pegaba de pequeño por ser afeminado, es muy duro con los musulmanes que no admiten el amor entre homosexuales, y también con los colectivos LGTB que tildan a toda la comunidad islámica de homófoba.

Hace un mes,  presentó su tesis en Antropología, ‘Las minorías sexuales en la vanguardia de las mutaciones del islam de Francia’ y defiende que la ideología y el discurso homofóbicos no son inherentes a los principios del islam, sino fruto de las interpretaciones patriarcales y misóginas que se hicieron a posteriori, tal como recoge El País.

En Le Coran et la chair (El Corán y la carne), obra entre el ensayo y la autobiografía, Zahed expone su vida. También suele compartirla con los asistentes a sus conferencias, como la que organizó recientemente Nasij (textura o tejido, en árabe), una red que busca promover un islam inclusivo y queer. Acudieron unas 200 personas a la cita, en la biblioteca municipal Jaume Fuster de Barcelona.

En su infancia tuvo que soportar las palizas de su hermano mayor por ser demasiado afeminado. Sus padres, según relata, no solo admiten hoy su orientación sexual, también le quieren y le apoyan en su lucha.

Habla sin alzar la voz, pero sin dar tregua. A nada ni a nadie. Ni a aquellos musulmanes que no admiten el amor entre personas del mismo sexo. Ni a aquellos colectivos LGTB que califican a toda la comunidad islámica de homófoba. Ni a Francia por excluir del matrimonio gay a las parejas con uno de los miembros originarios de países como Marruecos o Argelia. Ni a Arabia Saudí por propagar una ideología “fascista”.

Desde pequeño se hizo muchas preguntas sobre sí mismo y su identidad. ¿Qué significa ser un niño argelino en Francia? ¿Y un emigrante en Argelia? Durante los veranos y el año en que la familia residió en Argel, buscó las respuestas en el seno de una comunidad salafista, que rechazaba la violencia. Ahí descubrió el deseo por alguien de su mismo sexo. “Me enamoré del hombre que me había enseñado el Corán durante cinco años. Eso me hizo reconocer todas aquellas pasiones que había rechazado antes”, recuerda.

Sus padres decidieron emigrar a Marsella en 1995. Al otro lado del Mediterráneo, Argelia se desangraba en una guerra civil, en la que perdieron la vida 250.000 personas. Fue en la capital de la Provenza francesa donde pudo vivir su primera relación de pareja y sexual, con un votante del Frente Nacional, que le transmitió el VIH. Tenía 19 años. Hacía solo dos que había descubierto que era homosexual.

Huyó de la espiritualidad durante siete años. “Me dije: o bien los salafistas tienen razón y la homosexualidad es una enfermedad o el islam es el problema”, rememora. La vida le sonreía. Terminó sus estudios, logró un buen trabajo, un apartamento. No era feliz, sin embargo. No estaba en paz.

Lo intentó entonces con el budismo. Meditó. Llegó incluso a viajar a Tíbet. Poco a poco fue retornando al islam. Una religión que, defiende, no incluye la discriminación o exclusión de la diversidad sexual o de las mujeres. Y es que para Zahed, al contrario de la visión predominante, la ideología y el discurso homofóbicos no son inherentes a los principios del islam, sino fruto de las interpretaciones patriarcales y misóginas que de esta tradición se han llevado a cabo.

General, Historia LGTB, Islam , , , , , , ,

¿Está el Islam preparado para el fenómeno de las mezquitas inclusivas para gays, lesbianas y transexuales?

Jueves, 18 de septiembre de 2014

noticias_file_foto_858618_1410863523Este viernes en Ciudad del Cabo abrirá sus puertas la primera mezquita inclusiva en Sudáfrica. Toronto, Atlanta, Halifax y Washington son las más destacadas en América del Norte aunque existen más de 20 espacios de culto musulmán similares  en ese continente y en Europa la más destacada está en París. Aunque lenta y envueltas en muchas críticas, el Islam acoge en su seno a los creyentes gays, lesbianas y transexuales. En España, A.M.HO., la Associació de Musulmans Homosexuals, fue la primera entidad que en 2012 abría el armario para visibilizar el movimiento de los musulmanes LGTB en nuestro país.

La llamada ‘Mezquita Abierta es un espacio abierto en el que no se hace distinción sexual entre hombres y mujeres a la hora de compartir espacios de culto y que da la bienvenida tanto a sunitas como chiítas musulmanes. Es un movimiento que ha sido motivo de controversia entre los sectores más tradicionales ya que se fundamenta en el hecho de las mujeres puedan conducir las oraciones cuando no están presentes los hombres y donde están permitidas las bodas de parejas interreligiosas sin necesidad de convertirse al Islam.

repositorio_obj_5438_1410862433El fundador de la Mezquita Abierta de Ciudad del Cabo, que abrirá sus puertas este próximo viernes, es el doctor Taj Hargey, un imán y profesor de Estudios Islámicos e historia de África en la Universidad de Oxford, que ha dado la bienvenida a personas abiertamente LGBTI, aunque no comparta su estilo de vida: ‘Yo no comparto la vida homosexual, pero no les condeno como personas. Daremos la bienvenida a los gays para discutir temas de actualidad como la sexualidad, la política y otros’, ha dicho el profesor Hargey, como recoge el diario Cape Times.

Targey, que se crió en Ciudad del Cabo, ha regresado a su ciudad natal para crear la mezquita. Asegura que espera provocar una “revolución religiosa” cuando se trate el tema de la igualdad de género: ‘Las mujeres van a tomar las decisiones’, ha dicho.

Sin embargo algunos han acusado a este profesor y estudioso de tratar de intentar una ‘mezquita gay’. Hargey se disculpó asegurando que el origen de la confusión se debe a que la Mezquita Abierta está situada en la misma calle que la sede del grupo musulmán LGBTI, Inner Circle.

repositorio_obj_5434_1410862316Hargey, que está casado con una mujer cristiana, dijo que estaba dispuesto a demandar a cualquier persona que lo etiquete como “hereje” o que lo acuse de ser un ‘homosexual’. El Consejo Judicial Musulmán de Sudáfrica (MJC) ha sido muy crítico con los planes de la mezquita abierta y se ha comprometido a iniciar una investigación para asegurarse de que cumple con las enseñanzas islámicas.

Supongo que los imanes musulmanes no están satisfechos con la apertura de una nueva mezquita independiente que pondrá a prueba su autoridad. Yo predico un Islam que es iluminado, erudito e igualitario’, ha asegurado el responsable de esta iniciativa, doctor Hargey.

Iniciativas más cercanas con el mundo LGBT musulmán son las mezquitas inclusivas de Toronto, en Canadá y de Atlanta y Washington, en EE.UU., todas creadas por El-Farouk Khaki, un musulmán gay nacido en Tanzania, que emigró siendo un niño a Canadá, y que nunca ha renunciado a vivir con plenitud su homosexualidad ni a su fe musulmana. En 2009 fundó en Toronto el círculo el-Tawhid Juma, la primera mezquita expresamente abierta a todas las orientaciones e identidades sexuales. Un círculo en expansión, que ya ha cruzado la frontera con Estados Unidos.

repositorio_obj_5435_1410862349Khaki comenzó un difícil camino de activismo LGTB en el seno del islam en 1991, cuando fundó Salaam, un grupo de apoyo a musulmanes LGTB. También fue uno de los creadores de Min-Alaq, un colectivo musulmán de sensibilidad progresista. Como abogado, ha trabajado además a favor de los derechos de los inmigrantes. Pero fue después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York, cuando sintió la necesidad de luchar contra los crecientes prejuicios y la discriminación contra los musulmanes que viven en países occidentales, entre los cuales hay numerosas personas LGTB. En 2005 contribuyó a organizar el primer rezo musulmán conjunto de hombres y mujeres dirigido por una fémina, y cuatro años más tarde fundó la mezquita de Toronto. Una mezquita que va más allá de la mera existencia de un grupo de musulmanes LGTB que se reúnen para rezar y que respeta las reglas básicas de funcionamiento de este tipo de templos por lo que a la Khutbah (oración del viernes) se refiere. No existe la segregación por sexos.

repositorio_obj_5436_1410862377Halifax, en el estado de Nueva Escocia, es la sede de la segunda mezquita LGBTI en Canadá. El portavoz de esta iniciativa se llama Syed Adnan Hussein. Asegura que las personas que forman parte de su grupo son libres de orar en las mezquitas más tradicionales de la ciudad pero querían crear un espacio donde poder sentirse cómodos con su propia identidad mientras practican su fe. Hussein pone un ejemplo, ‘los transexuales pueden decidir si quieren rezar al lado de las mujeres aunque tenga un aspecto más masculino’. En opinión de este líder musulmán canadiense, ‘Para mí, la creación de un espacio espiritual donde todos somos iguales es realmente importante ya que no afectará a nuestra vidas fuera del espacio reservado para la oración’.

La Asociación de Musulmanes Gays de Francia (HM2F) anunciaba la apertura de una mezquita progresista, la primera de Europa el 30 de noviembre de 2012. Este lugar de culto permite a las mujeres y hombres llevar a cabo sus oraciones en el mismo espacio, no por separado, como es la costumbre en las mezquitas tradicionales.

Un lugar que celebra la oración del Viernes (Jumu´ah) y también bendice los matrimonios del mismo sexo. Ludovic Lutfi Zahed, el fundador del HM2F, explicaba el porqué de la necesidad de una mezquita que incluya a todos: “En las mezquitas tradicionales, las mujeres tienen que sentarse atrás y llevar el velo, y los hombres gays tienen miedo de las agresiones, físicas y verbales”. Zahed también ha declarado que fue durante el peregrinaje a la Meca con un grupo de musulmanes progresistas, cuando se convenció de la necesidad de una mezquita así. Ludovic Lutfi Zahed es de origen argelino y está casado con otro hombre por el rito musulmán.

repositorio_obj_5437_1410862404En cuanto a España, desde el nacimiento de A.M.HO., la única asociación de musulmanes homosexuales que funciona en España desde Cataluña, son dos sus principales prioridades: poder celebrar bodas gays por el rito islámico que sean avalada por un imám y tratar abiertamente el tema de las enfermedades de transmisión sexual y del VIH y el Sida en el mundo musulmán.

El secretario general de A.M.HO. se llama Abdel Jahlil Zam Zam, cuya familia es originaria de Siria, aunque él es argentino. Fue en Siria donde le regalaron el Corán del bisabuelo cuando se convirtió en el islam. Para él, el día que se hizo musulmán, fue el más feliz de su vida, pero también ese día comenzaron los problemas y las contradicciones. Por esto se decidió, gracias a las posibilidades que ofrece Internet para conectar gente anónimamente, a empezar un camino para crear una asociación de musulmanes homosexuales LGTB (AMHO).

Los eruditos musulmanes dicen que el Corán tiene clara su opinión sobre la homosexualidad: “Lo que el Corán dice claramente, al igual que la Biblia, es que no acepta la homosexualidad”, asegura Jamal Badawi, profesor emérito de la Universidad de Saint Mary en Halifax: “Se considera como la norma en términos de las necesidades de la sociedad la relación entre hombres y mujeres”.

Aún le queda mucho camnino a los ceryentes LGBT musulmanes que su visibilidad pueda visibilizarse ante la sociedad. De momento, muchos de ellos se enfrentan a la exclusión y el rechazo. Menos mal que existen personas como Taj Hargey, El-Farouk Khaki, Syed Adnan Hussein, Ludovic Lutfi Zahed o Abdel Jahlil Zam Zam que luchan por cambiar la cosas.

Fuente Ragap

General, Historia LGTB, Islam , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.