Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Richard Tumushabe’

Líder musulmán ugandés enfrenta cadena perpetua por casarse “accidentalmente” con un hombre

Martes, 21 de enero de 2020

Screenshot-2020-01-16-at-15.34.55La pareja el día de su boda en el distrito de Kayunga en Uganda (Fred Muzaale / Daily Monitor)

Un imán ugandés enfrenta cadena perpetua después de casarse accidentalmente con un hombre, lo que demuestra cuán homofóbico es el país de África Oriental.

El jeque Mohammed Mutumba intercambió votos con su “novia”, Swabullah Nabukeera, en una ceremonia islámica. Conoció a Nabukeera en una mezquita y solo los vio usando un hijab o un gomesi, un vestido tradicional hasta el suelo de Uganda.

Según informes de noticias locales, la nueva esposa de Mutumba evitó consumar el matrimonio durante dos semanas al afirmar que estaba en su período.

La verdad solo se descubrió cuando uno de los vecinos de Mutumba acusó a Nabukeera de robar y llamó a la policía. Fueron arrestados y llevados a una estación de policía local, donde los oficiales se sorprendieron al descubrir que el sospechoso había apilado la ropa en un sujetador para “engañar” que eran senos.

“En una búsqueda adicional, descubrimos que el sospechoso tenía genitales masculinos. Rápidamente informamos a [su] esposo que la había acompañado a la estación de policía ”, dijo Isaac Mugera, oficial de investigaciones criminales del distrito de Kayunga.

El imán no podía creer las noticias y exigió ver los genitales de su esposa para “probar” por sí mismo. Más tarde se supo que Nabukeera era en realidad un hombre cis llamado Richard Tumushabe, que había engañado a Mutumba en un intento por obtener su dinero.

Tumushabe fue acusado de delito antinatural, suplantación, robo y obtención de bienes con falsas pretensiones: el último cargo se refiere a la dote de dos cabras, dos bolsas de azúcar, tres vestidos, un cartón de sal y un Corán.

Aunque Mutumba no cometió ningún delito, y en realidad buscó un consejo sobre la negativa de su esposa a consumar el matrimonio, lo llevaron a los tribunales y lo acusaron de tener “conocimiento carnal con una persona contra el orden de la naturaleza”. El cargo conlleva una posible pena de cadena perpetua.

Ahora está detenido en la prisión de Ntenjeru mientras espera su juicio el 24 de enero. El líder religioso también ha sido puesto bajo investigación por las autoridades musulmanas y suspendido de sus deberes clericales. El imán principal de la mezquita Kyampisi Masjid Noor dijo que la suspensión del clérigo “estaba destinada a preservar la integridad de su fe”.

Los defensores locales de LGBT + dicen que la reacción al caso destaca la actitud general hacia las personas LGBT + en Uganda, un país que criminaliza la homosexualidad.

Frank Mugisha, quien dirige el grupo Sexual Minorities Uganda, dijo al Daily Mail que el caso demostró “cuán homofóbico es el país. El imán podría estar en lo cierto cuando dice que no sabía”, dijo. “Los ugandeses deben respetar la privacidad de las personas. No son necesariamente homosexuales “.

La difícil situación del colectivo LGTB en Uganda

Uganda ha tenido algunas de las leyes anti-gay más estrictas del mundo desde la época del dominio colonial británico, aunque antes de este punto las relaciones homosexuales eran comunes y celebradas. Uganda propuso recientemente restablecer la pena de muerte en un proyecto de ley coloquialmente llamado “Kill the Gays”. Más tarde, el gobierno dio marcha atrás en esto después de un alboroto internacional, pero el apoyo público a la ley indicó el sentimiento anti-gay prevaleciente en la región.

La homosexualidad ya es ilegal en Uganda. La situación de las personas LGTB en Uganda es muy complicada. El artículo 145 del Código Penal castiga con penas que pueden llegar hasta la cadena perpetua a aquellos que «tengan conocimiento carnal contra natura con otra persona». El mero intento de mantener relaciones homosexuales o lo que se denominan «prácticas indecentes» se castiga con hasta siete años de prisión.

Las personas LGBT + se ven obligadas a esconderse, ya que los ataques violentos y brutales homofóbicos son comunes, y a menudo son realizados por funcionarios estatales de Uganda. En noviembre del año pasado, la policía de Uganda detuvo a 127 personas y acusó a 75 después de una redada en un bar gay.

un mes antes, el ministro de seguridad de Uganda había llamado “terroristas” a las personas LGBT+ en un visceral ataque contra un candidato presidencial y sus partidarios. Pero, en un paso màs de esta escalada homófoba, la semana pasada, el gobierno de Uganda anuncio que las condenas con pena de muerte volverán a ser vigentes, cinco años después de que las anularan. Según fuentes, con esto quieren frenar el aumento de relaciones sexuales no naturales del país.

En agosto, una mujer LGTBI que buscó asilo en el Reino Unido y fue deportada a Uganda -donde el sexo gay es ilegal- ha contado cómo fue perseguida y violada en grupo a causa de su sexualidad. La mujer, conocida sólo como PN, regresó al Reino Unido el lunes 5 de agosto después de que el Tribunal Supremo dictaminara que la decisión de rechazar su solicitud de asilo era ilegal.

El año pasado el Orgullo LGTB de Uganda tuvo que ser cancelado tras amenazar el Gobierno de este país africano con detenciones masivas. Unas amenazas que, unidas al antecedente de 2016 (cuando la policía ugandesa interrumpió la celebración y detuvo a varios activistas), llevaban a los activistas LGTB ugandeses a dar prioridad a su seguridad.

El año pasado, un activista gay LGBT + murió trágicamente en su propia casa después de que una mafia furiosa le destrozó el cráneo con azadas y machetes. Las personas locales LGBT + informaron el incidente a las autoridades, pero parece que nadie fue responsable.

Pero esta durísima normativa no parece satisfacer a los LGTBfobos. La presidenta del Parlamento, Rebecca Kadaga, insistía también en reintroducir un proyecto de ley que endurecía el trato penal a la homosexualidad, con la pretensión de establecer la pena de muerte en determinados casos, y a la cual ella misma llegó a llamar «un regalo de Navidad». El proyecto fue aprobado por el Parlamento en diciembre de 2013, pero finalmente fue invalidado por el Tribunal Constitucional a causa de una falta de procedimiento: se había votado sin el quórum necesario.

Y aunque por el momento parece que este proyecto ha quedado aparcado, lo que no dejan de sucederse son los ataques a la libertad de reunión y asociación. En 2015, de hecho, se aprobó una ley, y esa sí está en vigor, que permite al gobierno tener un control férreo sobre las ONG y asociaciones del país, pudiendo no autorizar sus actividades e incluso disolverlas si no se adecuan al «interés público» o si son «contrarias a la dignidad del pueblo de Uganda». Las asociaciones LGTB ya avisaron de su peligro, ya que los activistas que trabajen en una organización que no cuente con el visto bueno del gobierno pueden llegar a ser encarcelados. Ello supone llevar la lucha por los derechos LGTB a la ilegalidad.

Por fortuna,  el Tribunal Constitucional de Uganda aliviaba un poco la presión a finales de 2016, al declarar contraria a derecho la normativa que impedía a determinados grupos, marcados en la ley como «inmorales o socialmente inaceptables», la posibilidad de reclamar ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en los casos de discriminación. Entre los colectivos señalados tan ignominiosamente se encontraban el de las personas LGTBI (para quienes fue diseñada especialmente la norma), los trabajadores del sexo o las personas que viven con el VIH. Pero conviene tener en cuenta que no todo depende del marco jurídico: la sociedad civil ugandesa también es fuente de ataques homófobos. Un ejemplo es el intento de linchamiento a un grupo de hombres homosexuales o los ataques que reciben los activistas que intentan llevar adelante la lucha.

La valiente e importantísima labor del activismo LGTB de este país se veía reconocida, en todo caso, a finales de 2017, cuando el Gobierno Vasco reconocía con el Premio René Cassin 2017 el activismo LGTB de la asociación africana Sexual Minorities Uganda.

En fin, si ponemos en el buscador el nombre de Uganda… el horror es cotidiano.

Fuente PinkNews

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.