Inicio > Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General > La Comunidad de Taizé busca “encontrar un nuevo impulso de solidaridad en Europa”

La Comunidad de Taizé busca “encontrar un nuevo impulso de solidaridad en Europa”

Sábado, 30 de diciembre de 2017

taize-basilea_560x28040 Encuentro de jóvenes en Basilea, Lörrach y Saint-Louis

A la cita, que durará hasta el 1 de enero, asisten casi 20.000 personas de 45 países

(C. Doody/Aica).- “Apoyarse en la oración”, “ir a las fuentes de la fe y de la fraternidad” y “reunirse con personas que a través de su compromiso con el Evangelio afrontan los desafíos de hoy”. Son los grandes propósitos que se han fijado los organizadores del Encuentro de jóvenes de la Comunidad de Taizé que arranca este jueves y que busca “encontrar un nuevo impulso de solidaridad en Europa”.

Desde hoy y hasta el 1 de enero se celebra la 40 edición de este Encuentro que esta vez se lleva a cabo en forma simultánea en tres ciudades: Basilea (Suiza), Lörrach (Alemania) y Saint-Louis (Francia).

Los organizadores en los tres países destacaron que participan casi 20.000 personas procedentes de 45 países y que el objetivo será dar continuidad a la “Peregrinación de confianza sobre la Tierra”, que comenzó el hermano Roger a fines de la década del 60.

“La región de Basilea y la comunidad de Taizé han tenido durante mucho tiempo una estrecha relación. Las iglesias y las comunidades cristianas de la región de Basilea se identifican con el objetivo de Taizé de acompañar y apoyar a los jóvenes en su camino personal de fe”, subrayaron.

Comunidad de Taizé

La historia de la Comunidad de Taizé comenzó en 1940 cuando, a la edad de veinticinco años, el hermano Roger deja su país natal, Suiza, para ir a vivir a Francia, el país de su madre.

Inmovilizado durante años por una tuberculosis pulmonar, fue en el curso de esta enfermedad cuando maduró en él la llamada a crear una comunidad. En el momento en que comienza la Segunda Guerra Mundial, tuvo la certeza de que, al igual que su abuela había hecho durante la Primera Guerra Mundial, tenía que ir sin demora a ayudar a las personas que atravesaban esta dura prueba.

La aldea de Taizé donde se estableció se encontraba muy cerca de la línea de demarcación que dividía a Francia en dos: una buena situación para acoger a refugiados que escapaban de la guerra.

Algunos amigos de Lyón comenzaron a dar la dirección de Taizé a aquellos que necesitaban refugio. En Taizé, gracias a un módico préstamo, el hermano Roger compró una casa abandonada desde hacía años y sus dependencias. Propuso a una de sus hermanas, Geneviève, que viniera a ayudarle en su trabajo de acogida.

Hoy la comunidad de Taizé reúne a unos cien hermanos, católicos y de diversos orígenes protestantes, procedentes de más de treinta naciones. Por su existencia misma, la comunidad es un signo concreto de reconciliación entre cristianos divididos y pueblos separados.

Los hermanos viven de su propio trabajo. No aceptan ningún donativo. Tampoco aceptan para sí mismos sus propias herencias, sino que la comunidad hace donación de ellas a los más pobres.

Fuente Religión Digital

 

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, General , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.