Inicio > General, Homofobia/ Transfobia. > Se inicia una campaña absurda de apoyo al homófobo director del colegio Juan Pablo II

Se inicia una campaña absurda de apoyo al homófobo director del colegio Juan Pablo II

Jueves, 29 de diciembre de 2016

martinez_560x280La Fundación Educatio Servanda busca apoyos para defender al director homófobo del colegio de Alcorcón.

Hace unos días te contábamos que la Comunidad de Madrid había multado con 1.000 euros al director del colegio Juan Pablo II por aquella carta homófoba y repugnante en la que comparaba las leyes LGTB con el terrorismo. Ahora nos hemos enterado de que la Fundación Educatio Servanda, a la que pertenece el centro, ha comenzado una campaña de recogida de firmas para apoyar a Carlos Martínez, autor de la famosa misiva.

Y es que la Fundación asegura que “ellos muestran respeto hacia la dignidad de las personas y que todo hombre está dotado de una inmensa dignidad y que cualquier vulneración de esta conlleva una grave ofensa a Dios. Y por lo tanto, les parece loable la lucha contra cualquier discriminación sea cual sea  su naturaleza”… ¿A que es todo muy bonito? Pues desde aquí le decimos a los de Educatio Servanda que…

Si tanto les preocupa la dignidad de los demás que empiecen por la de los niños LGBT en general y de los trans en particular porque para esta gente estos niños y niñas deben ser extraterrestres que no tienen sentimientos ni sexualidad ni, por supuesto, la más mínima noción de identidad de género. En Educatio Servanda lo tienen muy claro: respetan a los homosexuales porque tienen muchos amigos gays, pero oye, sólo si son mayores de edad. Debe ser que antes uno no puede tener conciencia de lo que es, de lo que siente y de lo que le gusta. Los LGTB nos volvemos raritos el día que cumplimos los 18, antes somos normales.

El caso es que estos pobres cristianos se quejan de que el director del colegio ha sido sancionado “por pensar distinto” y “por no aceptar ideas como las que ya han comenzado a divulgarse en colegios” y aseguran que se trata de…. sí, has acertado: un ataque a su libertad de expresión. Y ya sabemos que para estos individuos la libertad de expresión consiste en “yo puedo discriminar, insultar y decir cómo debes ser pero tú no puedes decirme nada porque atentas contra mi libertad de decirte lo que a mi me salga de la entrepierna”.

 ¿Y por qué decimos que es absurda? Por dos motivos: Por un lado, nos llama la atención que el objetivo que se han marcado sea de 1600 firmas, ya que parece fácilmente alcanzable si tenemos en cuenta los millones de personas que se declaran católicos en este “bendito” país… Sin embargo, también es curioso el sistema de verificación de firmas que es… inexistente. Sí amigas. cualquiera puede firmar. De hecho, decidimos hacer una prueba… Mirad cómo hemos podido firmar una primera vez:

la-pelopony

Y le dimos a enviar… y oye. Funcionó. Luego pensamos… bueno, al menos no dejará votar dos veces y habrá alguna restricción por IP… Pero no. Resulta que volvimos a entrar y nos encontramos con este bonito mensaje:

la-pelopony-3

Y efectivamente, como “no La Pelopony” somos, hicimos click y pudimos votar de nuevo. Bueno, nosotros no… Votaron estos maravillosos personajes Disney:

mulan

jafar-jasminebella-durmiente

Fuente EstoyBailando

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.