Inicio > General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica > El matrimonio igualitario ya es legal en Florida

El matrimonio igualitario ya es legal en Florida

Miércoles, 7 de enero de 2015

600x450xFlorida.jpg.pagespeed.ic.MTZccpqdSiSe emiten las primeras licencias de matrimonio gay en Miami-Dade

Tras cumplir el plazo establecido en la sentencia del juez federal Robert L. Hinkle, este 6 de enero se han celebrado matrimonios entre personas del mismo sexo a largo de todo el estado de Florida, aunque en el condado de Miami-Dade comenzaran un día antes, debido a una decisión de una juez de un tribunal de ámbito local. La espera hasta esta fecha, sin embargo, no ha estado exenta de controversia, dada la renuencia de la Asociación de Secretarios de Condados de Florida a aplicar la sentencia, hasta el punto de que fue necesaria una clarificación del juez Hinkle para hacer constar que su ejecución era ineludible. Florida se ha convertido, de esta manera, en el 36º estado de los Estados Unidos en legalizar el matrimonio igualitario.

Desde la medianoche de este 5 de enero el matrimonio igualitario ya es una realidad en Florida, que se ha convertido en el estado número 36 en legalizar las uniones entre personas del mismo sexo. De hecho, ya se han registrado los primeros enlaces, celebrados en el condado de Miami-Dade.

En el 2008, el 62 por ciento de la Florida aprobaron enmendar la Constitución de la Florida para definir el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer. El matrimonio entre personas del mismo sexo es ya legal en la Florida dese este 6 de enero, cuando expiró una suspensión en el caso federal del estado presidido por el juez de distrito federal Robert L. Hinkle de Tallahassee. La defensa de la procuradoría general en el caso mencionó la votación del 2008 y dijo que el juez debería respetar la voluntad de los votantes del estado. El pasado mes de julio, la jueza Sarah Zabel declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio entre personas del mismo sexo que estaba vigente desde 2008. Lo mismo hizo, en agosto, el juez federal Robert L. Hinkle. El 21 de agosto, Hinkle declaró inconstitucional la prohibición del matrimonio gay en la Florida, lo mismo que jueces de circuito en los condados Monroe, Miami-Dade, Broward y Palm Beach. A principios de diciembre, el Tribunal Supremo de EEUU y el Tribunal de Apelaciones del 11 Circuito en Atlanta se negaron a extender la suspensión de Hinkle, con cuya expiración en la noche del lunes se permitirá que el matrimonio entre personas del mismo sexo se certifique y reconoce en la Florida. Y el 1 de enero los secretarios de corte que expiden licencias de matrimonios han ratificado que todos los condados de Florida deben acatar la norma y no prohibir los enlaces entre personas del mismo sexo.

Cuando se puso de manifiesto que el matrimonio gay se haría legal en la Florida el 6 de enero, el alcalde de Orlando, Buddy Dyer, el secretario del juzgado del condado Osceola, Armando Ramírez y el juez de circuito Bob LeBlanc dijeron que llevarían a cabo el matrimonio gay en el centro de Florida.

Este mismo jueves, seguirán los enlaces, algo que no ha sido bien recibido por la Conferencia de Obispos Católicos de Florida, que ha declarado en un comunicado que “estaba profundamente decepcionado porque la naturaleza conyugal del matrimonio entre un hombre y una mujer ha proporcionado durante milenios las bases para lograr familias estables, algo necesario para la prosperidad de los seres humanos”.

Primeros matrimonios

Algunas de las secretarías de los condados han abierto desde la madrugada para poder oficiar las primeras bodas de parejas del mismo sexo, mientras otras han preferido continuar con su horario habitual. Y en una ciudad tan importante como Orlando, su propio alcalde ha querido oficiar una masiva ceremonia en la que han participado 45 parejas.

Pero la primera pareja del mismo sexo en contraer matrimonio fue la formada por Catherina Pareto y Karla Arguello, que lo hizo el 5 de enero en el condado de Miami-Dade, pues la juez de ese distrito, Sarah Zabel, levantó con esa fecha la suspensión de la sentencia que había dictado meses atrás.

La propia juez fue quien ofició la ceremonia, dedicando las siguientes palabras a la feliz pareja: “compartir el amor es un noble propósito de la vida. El amor no es para ser conservado; debe compartirse. Tiene un significado más amplio que los meros sentimientos personales hacia el otro. El amor es como la justicia y la belleza; es difícil de explicar y de describir, pues el amor es el ingrediente de la vida que nos motiva y nos impulsa hacia objetivos más allá de nuestras propias ambiciones. Los votos que estáis a punto de tomar son una confirmación pública de vuestra confianza y amor por el otro”.

En total, tres jueces de distrito ya habían dictado sentencias declarando inconstitucional la prohibición del matrimonio igualitario en Florida, aunque todas ellas estaban en suspenso en espera de que la apelación fuera resuelta por la Corte Suprema del estado. Cuando el juez federal Hinkle dictó el levantamiento de la suspensión de su sentencia, los jueces locales hicieron lo propio con las suyas. La juez Zabel, como hemos visto, se anticipó en un día al resto de sus compañeros.

Una espera rodeada de polémica

Pero la espera desde que el Tribunal Supremo denegó la suspensión de la sentencia del juez Hinkle hasta este 6 de enero ha estado rodeada de polémica. El bufete legal Greenberg Traurig, representante de la Asociación de Secretarios de Condado de Florida, comunicaba a sus afiliados que facilitar licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo podría suponerles una sanción económica e incluso pena de prisión de un año. Se fundamentaban en que la ley de Florida castiga a quienes facilitan licencias a parejas cuyo matrimonio está prohibido por la ley estatal.

Para la firma legal, las leyes que prohíben el matrimonio entre personas del mismo sexo aún estaban vigentes, pues la sentencia del juez Hinkle estaba recurrida. Según su comunicado, tan solo el condado que aparecía como demandado en la sentencia del juez federal tenía la obligación de facilitar licencias de matrimonio a parejas del mismo sexo el día 6 de enero.

Tras este comunicado, la mayoría de los secretarios de los condados declararon que se negarían a facilitar licencias de matrimonio a estas parejas. Las asociaciones LGTB se mostraban sorprendidas, pues una sentencia de un juez federal tiene ámbito estatal, y además en este caso tanto la Corte de Apelaciones como el Tribunal Supremo habían rehusado suspenderla. Sus portavoces comunicaron a su vez que demandarían a los secretarios de los condados que impidieran la ejecución de la sentencia.

La secretaria del condado de Washington decidió presentar una moción de emergencia ante el tribunal del juez Hinkle solicitando que clarificara cuál era la aplicación de su sentencia. El día 1 de enero, el juez federal emitía una orden al respecto. En ella mostraba su sorpresa por que los secretarios de los condados ignorasen que una declaración de inconstitucionalidad les obligaba a todos ellos a acatar la sentencia. También advertía que cualquier secretario que se negase a aplicarla podría ser incluido en la demanda y ser condenado al pago de las costas procesales y de las abultadas minutas de los abogados defensores.

La amenaza de esta sanción económica fue suficiente para que la Asociación de Secretarios comunicase que todos sus afiliados cumplirían con lo establecido en la sentencia del juez Hinkle a partir del 6 de enero. En todas las secretarías, por lo tanto, se emitirán licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo que las soliciten, como obliga la ley. Pero los secretarios también están autorizados a oficiar matrimonios en sus dependencias, aunque no es una exigencia legal. Para no verse obligados a celebrar estas ceremonias para las parejas del mismo sexo, un total de 14 de los secretarios de los condados han declarado que, debido a sus creencias religiosas, dejarán de facilitar esta prestación a todo tipo de parejas.

Por otra parte, días antes de que el matrimonio entre personas del mismo sexo se haga legal en el estado de Florida, la cadena de supermercados Publix anunció a sus empleados que las parejas gays y lesbianas que se hayan casado legalmente en otros estados serán elegibles para cobertura de grupo y otras coberturas de salud.

“A partir del 1° de enero del 2015, Publix expandirá la cobertura de beneficios de seguro de salud, dental y óptica para cónyuges a los asociados que se hayan casado en cualquier estado donde el matrimonio entre personas del mismo sexo sea legal, sin importar el estado de residencia de dichos asociados”, reza un memorándum interno enviado por el departamento de comunicaciones corporativas de la compañía de supermercados. “Los planes de beneficios de Publix ofrecen cobertura a los cónyuges legales, y hasta hace poco los estados en que opera Publix no reconocía el matrimonio entre personas del mismo sexo como una unión legal”.

Hasta ahora, Publix no ofrecía beneficios de seguro a las parejas del mismo sexo, estuvieran casadas legalmente o no. La mayoría de las empresas de Fortune 500 — 66 por ciento — ofrecen beneficios médicos equivalentes para cónyuges y parejas”, según el principal grupo de activismo por los derechos LGBT de la nación, Human Rights Campaign (HRC), radicado en Washington, D.C.

Publix, con sede en Lakeland, es propietaria de 1,095 tiendas de abarrotes en Alabama, Florida, Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Tennessee. Unos 35 estados, además del Distrito de Columbia, reconocen el matrimonio entre personas del mismo sexo, incluyendo Carolina del Norte, donde se hizo legal en octubre, y Carolina del Sur, donde se hizo legal en noviembre.

La empresa dijo que habrá un período especial de inscripción de 30 días para los empleados casados con personas del mismo sexo a partir del 1° de enero. Luego de ese plazo, los cónyuges del mismo sexo recibirán los mismos beneficios de seguro de salud que los matrimonios tradicionales. Para inscribirse, los empleados de Publix tendrán que entregar certificados de matrimonio, formularios de inscripción universal y declarar si ellos o sus cónyuges usan productos de tabaco, de acuerdo con un empleado corporativo de recursos humanos.

“Esta es una tremenda noticia”, dijo Nadine Smith, directora ejecutiva de Equality Florida, importante grupo estatal de derechos LGBT. “Publix es una marca icónica, tan asociada con la Florida como las playas y el sol. Esta medida reconoce que el matrimonio está llegando y reconoce la imposibilidad de mantener leyes separadas y desiguales en algunas partes de nuestro estado y nuestro país. “En el momento de nuestro anuncio, docenas de negocios consideran la posibilidad de hacer un llamado a acabar con la prohibición del matrimonio”, agregó Smith.

Compañías nacionales entre las cuales se encuentran Target, Amazon.com, Delta y Marriott han presentado cartas de amicus curiae llamando a acabar con la prohibición del matrimonio gay en la Florida.

Una lista cada vez mayor y una situación cada vez más decantada

Con la incorporación de Florida, el matrimonio igualitario es completamente legal en 36 estados de los Estados Unidos, cuya población sobrepasa ya los 220 millones de personas. En el resto de estados existen situaciones diversas, que configuran un escenario judicial complejo que, a falta de un pronunciamiento definitivo por parte del Tribunal Supremo, poco a poco va decantando la situación hacia una extensión generalizada del matrimonio igualitario. Hacemos a continuación un balance de la situación.

En Kansas, aunque ya ha habido una sentencia favorable de un tribunal federal, y su suspensión ha sido denegada en la última instancia, la Fiscalía del estado, en una actuación torticera, ha dado instrucciones a las secretarías de los condados de que no faciliten licencias de matrimonio a las parejas del mismo sexo, excepto en aquellos que pertenezcan a la jurisdicción del juez federal. Sin embargo, asociaciones LGTB aducen que los jueces federales tienen jurisdicción en todo el estado, por lo que la medida de la Fiscalía debe tomarse como un acto desesperado de dilación de lo que ya es no solo inevitable sino completamente legal.

En Ohio, Michigan, Kentucky y Tennesse, las sentencias favorables dictadas por los jueces federales han sido revocadas por la Corte de Apelaciones del 6º Circuito, la única en dictaminar en contra de la igualdad de derechos de las personas LGTB. Este dictamen ya ha sido recurrido ante el Tribunal Supremo de los Estados Unidos por los equipos legales de las parejas demandantes en los cuatro estados.

En Misuri, aunque existe una sentencia federal en suspenso hasta que se decida su apelación, sí que es legal el matrimonio entre personas del mismo sexo en los condados de Saint Louis, el más populoso del estado, y Jackson, según han establecido jueces de ámbito local. Como Misuri sí reconoce los matrimonios de parejas del mismo sexo celebrados en otras jurisdicciones donde es legal, los enlaces celebrados en estos dos condados son válidos en todo el estado.

En otros estados existen sentencias favorables de jueces federales que aún están pendientes de ser revisadas por las correspondientes Cortes de Apelación, como es el caso de Texas (5º Circuito), Arkansas  y el del ya citado Misuri (ambas del 8º Circuito). En Arkansas, además, la Corte Suprema estatal deberá revisar una decisión favorable al matrimonio igualitario emitida por un juez estatal, no federal. Por el momento solo ha habido un estado en el que un juez federal ha considerado constitucional prohibir el matrimonio igualitario: Luisiana, sentencia que debe ser revisada por la Corte de Apelaciones (también, en este caso, la del 5º Circuito).

El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha comunicado que el próximo 9 de enero considerará si acepta para el siguiente grupo de casos a resolver las apelaciones contra las sentencias contrarias al matrimonio igualitario de Ohio, Michigan, Kentucky,  Tennesse y Lousiana.

Los estados donde el matrimonio entre personas del mismo sexo ya está plenamente vigente son, en este momento, Alaska, Arizona, California, Carolina del Norte, Carolina del Sur, Colorado, Connecticut, Delaware, Florida, Hawaii, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Maine, Maryland, Massachusetts, Minnesota, Montana, Nevada, New Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Nuevo México, Oklahoma, Oregón, Pensilvania, Rhode Island, Utah, Virginia, Virginia Occidental, Vermont, Washington, Wisconsin y Wyoming. A ellos hay que sumar el Distrito de Columbia y 21 jurisdicciones tribales (se van sumando aquellas que ligan sus leyes sobre el matrimonio a las del estado donde están ubicadas).

Foto | Twitter Hatzel Vela
Fuente| El Nuevo Herald, vía AmbienteG y Miami Herald, vía SentidoG y Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.