Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Stern’

Fallece Guido Westerwelle, el que fue primer vicecanciller de Alemania abiertamente gay

Martes, 22 de marzo de 2016

ZRE_Westerwelle.indd“Hemos luchado. Tuvimos un objetivo en común. Estamos agradecidos por el tiempo tan increíble que hemos pasado juntos. El amor permanece”. Así se despedía Guido Westerwelle, junto al gran amor de su vida, Michael Mronz, en la web de la Westerwelle FoundationEl que fuera vicecanciller y ministro de Exteriores de Alemania, abiertamente gay, ha fallecido este viernes 18 de marzo en Colonia como consecuencia de una leucemia.

Guido Westerwelle fue elegido en 2001, siendo abiertamente gay, líder del Partido Liberal Alemán (FDP). Durante años ejerció la oposición al primero de los gobiernos de “gran coalición” entre los democristianos de la CDU/CSU y los socialdemócratas del SPD, hasta que tras las elecciones federales de 2009, tras conseguir para su partido un porcentaje de voto sin precedentes, acordó un gobierno de coalición con los democristianos de Angela Merkel en el que él mismo ocupó la Vicecancillería y el Ministerio de Exteriores. Un año después formalizó su unión civil con el empresario Michael Mronz. Su relación de pareja, de hecho, había sido antes fuente de críticas, centradas en el hecho de que Mronz hubiese acompañado ya a Westerwelle en viajes oficiales (se le acusó de haber utilizado esos viajes para su provecho personal, algo que él siempre negó).

Westerwelle, si bien un ejemplo de visibilidad en lo tocante a su vida personal, fue muy criticado por su falta de compromiso con cualquier iniciativa que pudiera percibirse como comprometida con los derechos LGTB (su actitud llegó a propiciar incluso la campaña “Gays against Guido”). Aún así, su homosexualidad siempre condicionó de alguna manera su carrera política y provocó algún que otro incidente. Aún se recuerda cuando el presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko, le instó a llevar “una vida normal”, palabras por las que luego pidió disculpas aunque insistiendo en seguir “reprobando” las relaciones homosexuales. Disculpas que duraron poco: meses después aseguró que “mejor ser dictador que ser gay”, tras conocer que Westerwelle se había referido a él como el último dictador de Europa.

Un historial de luces y sombras

Visibilidad aparte, lo cierto es que los liberales no se separaron en ningún momento de las directrices de sus socios democristianos y votaron en contra de prohibir las “terapias reparadoras” de la homosexualidad en menores, de la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo, de ampliar la protección contra los crímenes de odio homófobos o del propio matrimonio igualitario, entre otros ejemplos (y eso que en 2011 su partido los liberales se habían pronunciado a favor del mismo, ya después de que Westerwelle, aún en el gobierno, hubiese renunciado al liderazgo del partido). En las elecciones federales de 2013, ya sin Westerwelle, los liberales cosecharon un resultado catastrófico y se convirtieron en una fuerza extraparlamentaria, dando paso al segundo gobierno de gran coalición entre democristianos y socialdemócratas.

Ya retirado de la vida pública, Westerwelle concedía a principios de 2014 una entrevista al semanario Stern en la que hablaba de sus vivencias como uno de los principales políticos abiertamente homosexuales de Alemania. En ella llama la atención la nula asunción de responsabilidades por la falta de avances en materia de derechos LGTB, que achaca únicamente a la voluntad de Angela Merkel. Westerwelle se felicitaba por la reacción positiva del gobierno alemán a la salida del armario del exfutbolista Thomas Hitzlsperger, pero declaraba que hubiese preferido “la igualdad legal completa de las uniones civiles entre personas del mismo sexo con el matrimonio”. También afirmó que fue la oposición de la canciller la que impidió esta medida, y la emplazaba a hacerlo en ese momento: “Está en sus manos”. Westerwelle, sin embargo, aseguraba que hubiera vuelto a alinearse con los democristianos para gobernar en coalición de haber tenido la oportunidad. Y es que, según Westerwelle, “el SPD no era mucho mejor”.

El político liberal acababa aquella entrevista con un pronóstico: para cuando muriese, “ser gay será lo más natural del mundo”. Desgraciadamente, no ha sido así, o al menos no en buena parte del mundo. Meses después se conocía que Westerwelle había sido diagnosticado de leucemia aguda. Una enfermedad contra la que ha luchado denodadamente, sabiendo que posiblemente le conduciría a la muerte. Una lucha que le llevó incluso a escribir un libro, titulado literalmente “Entre dos vidas, desde el amor, la muerte y la confianza”. 

Con sus luces y sus sombras, pero ante todo agradeciéndole la visibilidad de la que siempre hizo gala, descanse en paz.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

El debate sobre el matrimonio igualitario se instala en el partido de Merkel

Lunes, 8 de junio de 2015

11313302_1438298829808650_2025763886_nLa aprobación del matrimonio igualitario por la vía del referéndum en Irlanda ha reabierto un debate prácticamente congelado durante el primer tercio de la legislatura en Alemania. Un goteo de cargos de la gobernante CDU y de sus colegas bávaros de la CSU muestran públicamente su apoyo a la igualdad matrimonial, aunque la posición oficial se sigue agarrando al inmovilismo homófobo.

Hace una semana recogíamos las declaraciones de la directora de la Oficina Federal Antidiscriminación, así como de los partidos de la oposición parlamentaria (La Izquierda y Los Verdes), pidiendo que de una vez por todas se haga valer la mayoría progresista del Bundestag para aprobar una ley de matrimonio igualitario. La reacción del ministro de Justicia, el socialdemócrata Heiko Maas, fue presentar un proyecto para equiparar los derechos de las parejas casadas con los de las unidas civilmente en una serie (limitada) de disposiciones legales. El propio Maas advertía unos días antes que convencer a sus socios de Gobierno de la CDU/CSU, de ir más allá, iba a ser “difícil”.

Ciertamente, la posición de la cúpula democristiana no se ha movido ni un milímetro de su postura contraria a la ampliación de los derechos de las personas LGTB. Tras discutir el asunto durante más de una hora en la ejecutiva del partido el pasado lunes, el secretario general de la CDU Peter Tauber anunció que la formación no daría ni un paso más de lo estipulado en el acuerdo de Gobierno que fraguó la actual gran coalición; un documento que carece prácticamente de compromisos concretos y se limita a prometer el acatamiento de las sentencias del Tribunal Constitucional al respecto. La propia canciller Angela Merkel habría reiterado su convencimiento de que excluir a las parejas del mismo sexo del acceso al matrimonio no es discriminatorio.

A pesar de este inmovilismo oficial, en el partido de Merkel se van alzando voces discordantes. Es el caso de la vicepresidenta del grupo parlamentario en el Bundestag, Nadine Schön, quien ha afirmado que es “favorable a una apertura del matrimonio para las parejas homosexuales”. A nivel de los estados federados el líder de la CDU en el parlamento del Schleswig-Holstein, así como diputados democristianos de las cámaras regionales del Sarre y de Baja Sajonia, han mostrado el mismo apoyo a la medida. Incluso en la CSU, el partido bávaro hermanado con la CDU pero considerado socialmente más conservador que esta, han surgido voces a favor del matrimonio igualitario. Es el caso de la diputada en el Bundestag Dagmar Wöhrl, que ha publicado un artículo en su página web titulado ¡Mi «sí» al matrimonio para todos!.

Al mismo tiempo, sin embargo, se ha desatado una cierta polémica por algunas declaraciones poco afortunadas para tratar de justificar el rechazo a la igualdad LGTB. La presidenta del Sarre, Annegret Kramp-Karrenbauer (CDU), alertaba de que si se permitía a las parejas del mismo sexo acceder al matrimonio, “no se pueden descartar otras reclamaciones, como un enlace entre familiares cercanos o de más de dos personas”. “¿De verdad queremos eso?”, se preguntaba. En el parlamento de Baja Sajonia, la diputada Editha Lorberg echaba mano del argumentarlo democristiano al afirmar que la “protección especial del matrimonio y la familia” que ordena la Constitución alemana obliga, en su opinión, a la discriminación de las personas LGTB.

Las encuestas muestran un apoyo ampliamente mayoritario

Al calor del debate político, se han publicado dos encuestas para sondear la opinión pública sobre el asunto. Los resultados son concluyentes: ambas muestran un apoyo muy mayoritario de la población alemana al matrimonio igualitario. El de YouGov da un 65% de respuestas favorables a la pregunta “¿Apoyaría o rechazaría una ley que permitiera el matrimonio a las parejas homosexuales?”, con un 28% en contra. El apoyo es transversal a todos los partidos representados en el Bundestag, incluida la CDU/CSU (57% a favor) y alcanza un máximo en los votantes de Los Verdes (94% a favor). También una mayoría del 57% frente al 35% se muestra partidaria de la adopción homoparental.

Aún mayor es el apoyo que ha revelado la encuesta del semanario Stern: un abrumador 74% de los alemanes estarían de acuerdo con el matrimonio igualitario, mientras que un 23% se opondría. Los votantes de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria estarían mayoritariamente a favor, democristianos de nuevo incluidos. Está claro, por tanto, que la cuestión es ya puramente un asunto de iniciativa política en una sociedad que va muy por delante de sus gobernantes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Guido Westerwelle, exministro de Exteriores abiertamente gay, culpa a Merkel de impedir el matrimonio igualitario en Alemania.

Martes, 28 de enero de 2014

merkel-westerwelle-4-540x304El que fuera vicecanciller y ministro de Exteriores durante el anterior Gobierno alemán, Guido Westerwelle, ha señalado a la canciller Angela Merkel como la responsable de que el país carezca todavía de matrimonio igualitario. El político liberal parece olvidarse, de esta manera, de las numerosas votaciones en las que su partido, el FDP, apoyó a los democristianos de la CDU/CSU en contra de la igualdad LGTB.

Retirado de la vida pública desde que tomara posesión el Ejecutivo de gran coalición entre la CDU/CSU y los socialdemócratas del SPD, Westerwelle ha concedido una entrevista al semanario Stern en la que habla de sus vivencias como uno de los principales políticos abiertamente homosexuales de Alemania. En ella llama la atención la nula asunción de responsabilidades por la falta de avances en materia de derechos de gays y lesbianas, que achaca únicamente a la voluntad de Angela Merkel.

Westerwelle se felicita por la reacción positiva del Gobierno alemán a la salida del armario del exfutbolista Thomas Hitzlsperger, pero declara que habría preferido “la igualdad legal completa de las uniones civiles entre personas del mismo sexo con el matrimonio”. El exministro del FDP afirma que fue la oposición de la canciller la que impidió esta medida, y la emplaza a hacerlo ahora: “Está en sus manos”. Westerwelle, sin embargo, volvería a alinearse con los democristianos para gobernar en coalición, si tuviera la oportunidad (el FDP no consiguió entrar en el Bundestag tras las elecciones del pasado septiembre). Y ello a pesar de opiniones como las del exministro de la CDU Norbert Blüm, quien hace unas semanas negó a las familias homoparentales el carácter de tales e instó al Tribunal Constitucional alemán a “no ceder” a la igualdad LGTB. Según Westerwelle, “el SPD no era mucho mejor”.

En cuanto a la política exterior, el exministro defiende su lucha contra la discriminación y la penalización de la realidad homosexual en los países árabes y del este de Europa: “Era en primer lugar el ministro de Exteriores, y en segundo lugar, un ministro de Exteriores gay”. Westerwelle reivindica su papel en países como Arabia Saudí, en donde defendió los derechos humanos “de una forma mesurada y diplomática, como es habitual a nivel internacional en temas controvertidos”; y afirma que, si fuera miembro del Gobierno, viajaría a las olimpiadas de invierno de Sochi (a cuyo boicot se opuso), “y no iría solo”. El político liberal acaba con un pronóstico: para cuando muera, “ser gay será lo más natural del mundo”.

Los liberales en el Gobierno: unos fieles aliados de Merkel

Conviene no olvidar, en casos como este, la posición que mantuvo el FDP cuando gobernó en Alemania en coalición con la CDU/CSU de Angela Merkel, entre 2009 y 2013. Los liberales no se separaron en ningún momento de las directrices de sus socios democristianos y votaron en contra de prohibir las “terapias reparadoras” de la homosexualidad en menores, de la equiparación fiscal de las parejas del mismo sexo, de ampliar la protección contra los crímenes de odio homófobos o del propio matrimonio igualitario, entre otros ejemplos.

A nivel regional, el FDP volvió a quedar recientemente en evidencia cuando el jefe del grupo parlamentario liberal en el estado de Baden-Wurtemberg, Hans-Ulrich Rülke, declaró que considera “otras formas de vida como tolerables, pero no como equivalentes”, en referencia a las parejas del mismo sexo, y se mostró partidario de “favorecer a la familia”, negando por tanto tal carácter a las familias homoparentales. Una homofobia tan evidente que un compañero de partido expresó su “vergüenza” y movió finalmente a Rülke a retractarse parcialmente.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.