Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Shams Rad’

Un reportaje denuncia la terrible situación de las personas LGTB en Túnez

Martes, 3 de abril de 2018

040416-tunez-homosexualidadUn reportaje de la red de noticias Konbibi se ocupa de la realidad de las personas LGTB en Túnez. Tragedias personales de quienes son despreciados hasta por sus propias familias debido a su orientación sexual, además de sufrir la represión de las leyes vigentes que castigan la homosexualidad. El trabajo de Konbibi nos da a conocer las historias de Nidhal y Karim, dos jóvenes cuya vida ha quedado completamente destrozada por el mero hecho de ser homosexuales. La penalización de la homosexualidad, en palabras del abogado y activista Mounir Baâtour, en realidad condena a homosexuales y bisexuales a cadena perpetua, porque la estancia en prisión no revierte la orientación sexual, por lo que el condenado que sale de prisión vuelve a ser culpable del mismo delito una y otra vez, indefinidamente.

El reportaje en vídeo, que podéis ver a continuación, nos habla de cómo afecta a la vida cotidiana de los hombres homosexuales y bisexuales tunecinos la represión pública por parte del Estado y la intolerancia de sociedad y familia. También nos presenta a un abogado experto en la defensa de personas LGTB y a los miembros de la asociación Shams, que viven en la paradoja de ser, a la vez, una organización legalizada y tener que desarrollar su labor prácticamente en la clandestinidad debido a las amenazas de los líderes religiosos.

El testimonio de Nidhal

El reportaje comienza con la presentación y la entrevista a Nidhal, que transcribimos completamente:

nidhal-tunez

—Me llamo Nidhal, tengo 29 años, y he pasado 3 meses y 19 días en la cárcel porque soy homosexual. Fui detenido el 3 o 4 de agosto. Me golpearon. Me dijeron: «eres un maricón, vas a ver lo que vamos a hacer contigo. No eres musulmán, no eres un hombre, eres una vergüenza». Y… quisieron hacerme el examen anal. Me negué.

—¿En qué consiste ese examen?

—El examen anal es un examen que hacen para utilizarlo como prueba de si soy gay o no. Si ha habido penetración o algo así, van a probarlo.

—Es una violación, ¿no?

—Sí, claro, es una violación, eso es. Es lo que le dije al juez.

—¿Cómo transcurrió el encarcelamiento?

—El primer día que estuve en la cárcel había allí un jefe, que leyó mi ficha. Me dijo: «¡Ven, maricón!, ¡ven aquí, maricón!, vas a ver lo que quiere decir ‘la homosexualidad’». Me metieron en una habitación con prisioneros acostumbrados a estar en la cárcel. Hubo intentos de violación, y cuando hablé con el jefe me dijo: «No, tú te quedas aquí».

—¿Hubo detenidos que le intentaron violar?

—Hubo prisioneros que me intentaron violar. Estaba aislado, estaba siempre solo. No querían comer conmigo, no querían hablarme. Estaba siempre solo.

—¿En que consiste, en la vida diaria, ser homosexual hoy en día en Túnez?

—De momento, es un problema para mi familia. He perdido la relación con muchos de mis amigos.

—¿A qué se dedicaba antes?

—Arbitraba partidos de fútbol de primer nivel. Hubo compañeros que dijeron que yo era gay, así que me expulsaron.

—¿En qué trabaja ahora?

—En nada. Debido a la prisión, existe algo que se llama B3.

—Los antecedentes penales.

—Eso es. Lo peor es que se trata de homosexualidad. Nadie va a aceptarte. Nadie.

Tras difundirse la entrevista, los familiares de Nidhal reaccionaron con violencia. El pasado 15 de marzo, un tío y un primo suyos, guiados por su propio padre, le agredieron por haber llevado la vergüenza a la familia y le amenazaron con «lavar el honor de la familia con sangre». Entraron en su apartamento por la fuerza y se llevaron todas sus pertenencias. Nidhal encontró refugio en la asociación LGTB tunencina Shams, que ha lanzado una campaña de apoyo para que, entre otras cosas, pueda abandonar Túnez y buscar asilo en otro país. «Tengo que marcharme de aquí, pero con el corazón destrozado», se lamenta Nidhal.

La tragedia de Karim

tunez-shamsKarim tiene 25 años y fue víctima de una violación por parte de otro hombre. Decidió denunciarlo a la policía, y el resultado fue que su agresor será juzgado por la agresión sexual, pero él también lo será por homosexualidad. Se enfrenta, como Nidhal, a la pena de prisión establecida por la ley y al rechazo de su propia familia. El resumen de lo que es su vida actual, es sobrecogedor:

—Todos se han vuelto contra mí. Sobre todo tengo miedo de mi padre, que me pega casi todos los días.

—Si pudieras pedir un único deseo, ¿cuál sería?

—Que nada de esto hubiera ocurrido. Nunca debí ir a comisaría. Tengo la impresión de que el acusado soy yo. Sufro el odio absoluto de todo mi país. Me gustaría no ser tunecino. A veces pienso en el suicidio. Lo he pensado muchas veces…

Precisamente, el abogado y activista LGTB Mounir Baâtour hace referencia a los casos como el de Karim que se ha encontrado a lo largo de su vida profesional. Por su experiencia, se ve obligado a aconsejar a los hombres víctimas de violación que no denuncien, al correr el riesgo de ser acusados ellos mismos. Baâtour resume perfectamente lo que significa la penalización de la homosexualidad:

—El artículo 230 del Código Penal no condena a los homosexuales a tres años de prisión, los condena a cadena perpetua. Porque si alguien es homosexual y va a la cárcel durante tres años, cuando sale, ¿acaso se ha convertido en heterosexual? Seguirá siendo homosexual. Volverá a la cárcel otros tres años, y así continuamente durante toda su vida.

La represión del activismo

shams-rad-300x155El reportaje incluye una visita al local de la emisora Shams Rad, la primera cadena de radio LGTB del mundo árabe. La ubicación de la sede debe ser ocultada, debido a las amenazas de muerte recibidas, y al hecho de que varios imanes hayan inducido a los fieles a actuar en su contra con violencia. Efectivamente, los defensores de los derechos LGTB —que luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal, que castiga las relaciones homosexuales con penas de hasta 3 años de prisión— sufren constantes agresiones, hasta el punto de que algunos de ellos han tenido que exiliarse ante las repetidas amenazas de muerte.

Los activistas luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal de Túnez, que castiga las relaciones homosexuales con hasta tres años de prisión. Una legislación que se ha aplicado también a mujeres transexuales.

En resumen, la persecución social y de Estado hacia los hombres homosexuales y bisexuales tunecinos es incesante. Las detenciones por mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo, son constantes y las condenas a prisión habituales, lo que ha sido calificado por la asociación Shams como una auténtica «cacería». Tan solo en el año 2017 se produjeron 71 condenas por homosexualidad en Túnez.

No obstante, el pasado abril pudimos publicar una “buena” noticia, y es que el Consejo Nacional de la Orden Médica decretó que los propios médicos deben informar a la gente que tiene el derecho de rechazar someterse los exámenes anales para determinar si son o no homosexuales. Un rayo de luz entre tanto nubarrón…

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , ,

Dispersan una convocatoria para solicitar la derogación de las leyes contra la homosexualidad en Túnez

Miércoles, 31 de enero de 2018

La policía de Túnez dispersa una convocatoria de protesta frente al Ministerio de Turismo para solicitar la derogación de las leyes contra la homosexualidad y el fin de la «criminalización de la libertad sexual y la discriminación contra las mujeres»

La policía de Túnez dispersa una protesta frente al ministerio de turismo, este sábado, 27 de enero, con el objetivo de exigir la derogación de las leyes contra la homosexualidad. La primavera árabe trajo consigo las reivindicaciones del colectivo LGBT, pero su situación no ha experimentado una gran mejoría, siendo todavía perseguidos con penas de hasta tres años de prisión por mantener relaciones homosexuales.

780x580-noticias-reprimen-protesta-en-tunez-2A pesar de las mínimas muestras de apertura en Túnez, donde tras una postura oficial de los médicos contra los exámenes anales, el gobierno anuncia su intención de no imponerlos a aquellas personas sospechosas de ser homosexuales, y quizás animados por la primera edición de Mawjoudin, el primer festival de temática LGBT que se celebra en el país, y a un mes de que comenzara a emitir Shams Rad, la primera radio LGBT del mundo árabe, la Asociación de Pensadores Libres convoca un acto de protesta frente al ministerio de turismo para exigir la derogación de las leyes «retrógradas» contra las personas homosexuales, bisexuales y transexuales y el fin de «la criminalización de la libertad sexual y la discriminación contra las mujeres», que es finalmente reprimida por la policía, vestidos de civiles, después de que haya sido sido prohibida «por su propia seguridad», según explica el ministerio del interior del país africano.

780x580-noticias-reprimen-protesta-en-tunez«Teníamos información de que iban a ser atacados», declara Khalifa Chibani, portavoz del ministerio, explicando que las autoridades deciden prohibir la manifestación «por su seguridad y para preservar el orden público». Con el hashtag #Sayebni (Déjenme ir, en español), la acción de proteta es convocada por la Asociación de Pensadores Libres, que es difundido a través de las redes sociales por Shams. A pesar de la prohibición, una docena de manifestantes decide seguir adelante, siendo dispersados y retenidos algunos de ellos en furgones policiales. Entre las varias trifulcas que se han producido, destaca la que protagoniza Amina Sboui, ex miembro de Femen, cuando ha tratado de mostrar una bandera arco iris, a quien se han llevado en el furgón policial junto a otro activista que llevaba un cartel pidiendo un estado secular. Asimismo, Bouhdid Belhadi, de Shams Rad, se queja de maltrato sufrido a manos de la policía, quienes son los únicos que finalmente han mostrado hostilidad contra el grupo de protesta.

La hostilidad contra los ciudadanos LGTB tunecinos

780x580-noticias-reprimen-protesta-en-tunez-1La persecución social y de Estado hacia los hombres homosexuales y bisexuales tunecinos es incesante. Las detenciones por mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo, son constantes y las condenas a prisión habituales, lo que ha sido calificado por la asociación Shams como una auténtica “cacería”.

Los defensores de los derechos LGTB —que luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal, que castiga las relaciones homosexuales con penas de hasta 3 años de prisión— sufren constantes agresiones, hasta el punto de que algunos de ellos han tenido que exiliarse ante las repetidas amenazas de muerte.

Los activistas luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal de Túnez, que castiga las relaciones homosexuales con hasta tres años de prisión. Una legislación que se ha aplicado también a mujeres transexuales.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

La asociación LGTB tunecina Shams recibe amenazas de muerte tras inaugurar su emisora online de radio

Miércoles, 10 de enero de 2018

780x580-noticias-shams-radLa asociación tunecina de defensa de los derechos LGTB Shams ha recibido numerosos insultos y amenazas, incluso de muerte, tras inaugurar el pasado mes de diciembre su cadena de radio en la red, que se cree que es la primera de su tipo en el mundo árabe. Los integrantes de la asociación, sin embargo, continúan en su empeño de promover la tolerancia y el respeto en un país donde las relaciones homosexuales son castigadas hasta con tres años de cárcel.

El 12 diciembre, la asociación LGTB tunecina Shams comunicaba la inauguración de una webradio, denominada Shams Rad, que, bajo el lema de «Igualdad y dignidad», quería dar a conocer la vida cotidiana de la población homosexual, bisexual y transexual de Túnez. Su intención es contrarrestar la visión absolutamente negativa que ofrecen generalmente los medios de comunicación en su país y su entorno.

Precisamente eligieron el formato online para poder difundir su mensaje no solo en Túnez, sino también en el resto de países de su entorno cultural. Para ello contaron con la colaboración de la embajada de Holanda en Túnez, con cuyo apoyo pudieron finalmente ofrecer su primera programación el 19 de diciembre, convirtiéndose, según los miembros de Shams, en la primera emisora de su tipo en el mundo árabe. Con un horario que abarca desde el comienzo de la mañana hasta medianoche, los integrantes de la emisora intentan, según sus palabras «abordar la vida cotidiana de la comunidad LGBT, el aspecto político, social y psicológico del este asunto. También habrá música, cine…».

Poco después de la inauguración, el Consejo Sindical de Imanes y Miembros de Mezquitas comunicaba la presentación de una demanda contra Shams, arguyendo que «el lanzamiento reciente de una radio por la asociación constituye un peligro inminente para nuestros valores y nuestra identidad religiosa y social». Incluso llegaron a afirmar que la asociación pretendía defender «la delincuencia sexual». Tras la demanda, llegaron a difundirse rumores de que el Ministerio del Interior había ordenado el cierre de la emisora, pero su portavoz lo desmintió, indicando que se trataba de un asunto fuera de sus competencias.

Lo que también han proliferado son los insultos y amenazas. Según el presidente de Shams, Mounir Baâtour, «hemos recibido más de cinco mil amenazas de muerte y también de quemar la sede de la emisora». A pesar de ello, los miembros de la asociación persisten en su empeño, pues, como afirma su director ejecutivo, Bouhdid Belhedi, «nadie habla honestamente sobre la comunidad LGTB. Esto ofrece a la gente una manera de defender a nuestra comunidad, algo que necesitamos en Túnez y en Oriente Medio».

La hostilidad contra los ciudadanos LGTB tunecinos

La persecución social y de Estado hacia los hombres homosexuales y bisexuales tunecinos es incesante. Las detenciones por mantener relaciones sexuales con personas del mismo sexo, son constantes y las condenas a prisión habituales, lo que ha sido calificado por la asociación Shams como una auténtica “cacería”.

Los defensores de los derechos LGTB —que luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal, que castiga las relaciones homosexuales con penas de hasta 3 años de prisión— sufren constantes agresiones, hasta el punto de que algunos de ellos han tenido que exiliarse ante las repetidas amenazas de muerte.

Los activistas luchan por la derogación del artículo 230 del Código Penal de Túnez, que castiga las relaciones homosexuales con hasta tres años de prisión. Una legislación que se ha aplicado también a mujeres transexuales.

Fuente Dosmanzanas/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , ,

Comienza a emitir Shams Rad en Túnez, la primera radio de contenido LGBT del mundo árabe

Miércoles, 20 de diciembre de 2017

780x580-noticias-shams-radPatrocinada por la embajada de Holanda en Túnez, comienza a emitir Shams Rad, que se proclama como la primera radio que defiende los derechos del colectivo LGBT del mundo árabe.

Desde este lunes, 18 de diciembre, a las 10:00 de la mañana, se emite desde una localización secreta en la capital de Túnez la que es la primera radio centrada en defender los derechos del colectivo LGBT del mundo árabe con el nombre de Shams Rad. «Hoy hemos dado otro gran paso en este camino pedregoso. Dignidad e igualdad son dos palabras que terminarán con la homofobia. Aquel que no lo entienda ya puede abrir un libro y dejarnos proseguir con este sueño», declara Bouhdid Belhadi en la primera emisión de Shams Rad.

En la programación de Shams Rad se alternan los programas culturales, artísticos y de actualidad, con testimonios de personales que ilustren sobre la situación del colectivo LGBT en Túnez y la comunidad árabe. «Los medios tunecinos, por desgracia, no tratan el tema de la homosexualidad ni reflejan la situación real de nuestros derechos de manera objetiva (…). Hoy defendemos la cuarta generación de los derechos humanos con el objetivo de sensibilizar sobre nuestra generación para que un día podamos vivir en una sociedad abierta que vivirá pacíficamente y tolerante», explica Belhadi.

Accesible únicamente a través de internet, Shams está patrocinada por la embajada de Holanda en Túnez, y coge su nombre de la asociación homónima fundada en 2015 para defender los derechos de todas las minorías sexuales y luchar por la derogación del artículo 230 del Código Penal que condena las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo, que castiga con 3 años de cárcel, si bien los exámenes anales se practicaban hasta hace bien poco, como consecuencia de una petición del Consejo Nacional de la Orden Médica, el Ministro de Derechos Humanos de Túnez adelantaba que el gobierno dejaría de imponerlos de forma obligatoria, aunque no los ha erradicado.

De ahí que para poner la emisora en marcha hayan tenido que sortear todo tipo de trabas burocráticas, además de amenazas. «Es una muestra de nuestro papel en la sociedad y nos recuerda lo que todavía nos queda por hacer», explica Belhadi, indicando que en sólo una semana ha recibido hasta 3652 mensajes con amenazas e insultos y han intentado hackear la página de la radio hasta en 26 ocasiones. Entre el equipo de siete personas en el que la mayor tiene 25 años, se encuentra la conocida activista Amina Seboui, anterior militante de Femen, que se dio a conocer a comienzos de 2013 como la primera mujer árabe y musulmana en protestar con sus pechos desnudos con el eslogan: «mi cuerpo me pertenece».

A pesar de que se reivindiquen como la primera radio centrada en el colectivo LGBT que emite desde un país árabe, lo cierto es que es la segunda emisora, si tenemos en cuenta que en 2011 se lanza la emisora Gay Radio, también por internet, aunque tenía una emisión mucho más reducida, limitada a unas horas en días alternos de la semana y que no consigue prolongarse durante mucho tiempo.

Fuente Universogay

General, Historia LGTB, Homofobia/ Transfobia. , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.