Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Sean Spicer’

Senador republicano Marco Rubio pidió al Papa Francisco que instase a Biden a no contratar maestros ‘transexuales’

Jueves, 13 de enero de 2022

senador-Marco-Rubio_CYMIMA20150216_0004_16Rubio afirmó que las escuelas religiosas están siendo “atacadas” como parte de una “toma de control federal” de Pre-K y cuidado infantil

El otoño pasado, antes de la reunión del presidente Joe Biden con el Papa Francisco, el senador estadounidense Marco Rubio del ala más conservadora del Partido republicano, dijo en una entrevista que el Papa debería advertir al presidente contra la contratación de maestros transgénero (las palabras exactas de Rubio en una red de medios de extrema derecha eran en realidad un anti-trans calumnia). El senador alentó el “derecho” de las instituciones religiosas a discriminar a los empleados trans y otras personas consideradas no conformes con la enseñanza católica,

WASHINGTON – El senador estadounidense Marco Rubio (R-FL) espera que el Papa Francisco le diga al presidente Joe Biden que no contrate maestros “transexuales” durante su reunión programada, dijo el senador de Florida durante una entrevista con Newsmax.

Rubio, en una entrevista sobre el programa “Spicer & Co.” del exsecretario de prensa de la administración Trump, Sean Spicer, afirmó que las escuelas religiosas están siendo “atacadas” como parte de una “toma de control federal” de Pre-K y cuidado infantil.

Rubio planteó el tema cuando Spicer le hizo una pregunta sobre el aborto.

“Entonces, si alguien aparece y es ateo, tienes que contratarlo”, dijo Rubio. “Si alguien se presenta y es anticatólico y usted es una escuela católica, no puede discriminar por eso. Sin mencionar si son transexuales o llevan un estilo de vida contrario a las enseñanzas de la iglesia. Espero que cosas así: las libertades religiosas en los Estados Unidos sean un tema que él plantea ”.

“Y lo que va a decir, de acuerdo con el proyecto de ley de la Cámara, ya lo aprobaron, es que si usted es una organización religiosa y desea participar en lo que será un programa federal de Universal Pre-K Child Care . No podrá enseñar sobre su fe y no podrá aplicar las enseñanzas de su fe a sus prácticas de contratación “, continuó.

El uso que hace Rubio del término “transexual” está desactualizado y es ofensivo para muchas personas trans. Aunque todavía es preferido por algunos, muchas personas trans se identifican como “transgénero”, no como “transexuales”, según la Guía de referencia de medios de GLAAD.

59665565_401

Según Florida Politics, no estaba claro si el presidente Biden y el papa Francisco discutirían estos temas durante su reunión. Pero la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, esperaba, como así fue,  una conversación “cálida” que se centrase en “la pobreza, la lucha contra la crisis climática y el fin de la pandemia de COVID-19”.

Fuente  The Washington Blade

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Católica , , , , , , , ,

La Casa Blanca niega (a medias) que Trump prepare una gran ley antiLGTB

Jueves, 2 de febrero de 2017

trumpLa Casa Blanca asegura que Donald Trump no ha dado la espalda al colectivo LGBT y desmiente los rumores sobre la posibilidad de que estuviera desarrollando un borrador para derogar, parcial o totalmente, la Ley de Igualdad en lo que respecta a la orientación de género y la identidad sexual. ¿Por qué será que no les creemos?

El equipo de Donald Trump asegura que la supuesta orden ejecutiva LGTBfóbica no es una prioridad ni está sobre la mesa, pero no la descartan. Mientras, siguen apoyando la FADA, que legalizaría la “libertad religiosa”.

Varias fuentes parecían confirmar que el gobierno de Donald Trump está trabajando en una orden ejecutiva antiLGTB que iba a dejar a la comunidad tremendamente indefensa y que iba a tirar por tierra todos los derechos que se han conseguido hasta hoy (bajo el mandato de Obama) en Estados Unidos.

La supuesta orden ejecutiva sería, básicamente, una de las famosas leyes de “libertad religiosa“. Estas leyes son las que legalizan la discriminación a personas LGTB en base a las creencias religiosas: si alguien cree que tu orientación sexual, tu género o tu matrimonio contradice sus creencias tiene derecho a negarte un servicio. No es casualidad que el vicepresidente, Mike Pence, fuera uno de los mayores defensores de este tipo de leyes cuando era gobernador de Indiana; de hecho llegó a aprobar la suya y fue duramente contestada. En ese momento te dijimos que lo de Indiana era muy importante, y por desgracia resulta que teníamos razón.

Según las fuentes anónimas que han hecho saltar la liebre, la orden que legalizará la discriminación a personas LGTB (vamos a dejar de hablar de “libertad religiosa” esto es LGTBfobia institucionalizada como la de Rusia) incluiría los siguientes casos:

  • Permitiría la discriminación a personas LGTB en los servicios sociales, con lo que se aceptaría que se utilice dinero público para ir en contra del colectivo.
  • Las agencias de adopción podrían negarse a atender a padres LGTB, incluso aquellas financiadas con dinero público.
  • Se eliminaría las protecciones anti-discriminatorias en los puestos de trabajo, lo que hará que sea legal despedir a alguien (incluso un empleado público) en base a su orientación sexual o su identidad de género.
  • Los empleados públicos podrían negarse atender a alguien si sus creencias religiosas afirman que el matrimonio es únicamente entre un hombre y una mujer. Como fue el caso de Kim Davis.
Y hay otra característica de la ley, que es aún más escandalosa:
  • Se establecería la noción de que el género es una característica de nacimiento inmutable.

Efectivamente: la supuesta orden ejecutiva se atrevería a negar de cuajo la existencia de las personas trans.

Evidentemente la noticia de que Trump estaba planeando firmar esta orden hizo que la red ardiera y desde la Human Rights Campaign aseguraron que el simple rumor era “profundamente preocupante“. En palabras de su vicepresidenta, JoDee Winterhof: “Ya sabemos que el presidente tiene en su punto de mira a las comunidades marginadas y en riesgo para su supuesta ganancia política. Mientras el presidente y su equipo planean sus próximos pasos, queremos dejar clara una cosa: no vamos a ceder ni un milímetro a la hora de defender la igualdad, ya sea de un ataque frontal o de uno bajo el disfraz de la religión. Mike Pence debería saber dónde se mete mejor que nadie dado su historial en Indiana.

Durante la campaña electoral Trump se mostró premeditadamente ambiguo con respecto a los derechos del colectivo LGTB. Sus defensores no se cansaron de sacar vídeos de Hilary Clinton o Barack Obama diciendo, años atrás, que estaban en contra del matrimonio igualitario; pero olvidaban reconocer que mientras los candidatos demócratas habían cambiado su parecer Trump no sólo admitía seguir estándolo sino que muchos miembros importantes del partido republicano estaban deseando ir un paso más allá. Dominic Holden, de BuzzFeed, publicó en su Twitter que había confirmado que varios senadores republicanos planeaban presentar una ley, la First Amendment Defense Act (FADA), que no es otra cosa que una ley de “libertad religiosa”.

La única diferencia entre la supuesta orden ejecutiva y la FADA es que ésta sería una ley que tendría que aprobarse en el Congreso, cosa que no sería muy complicada. Trump sí ha dejado claro que está a favor de la FADA y su elegido para ser el nuevo Fiscal General no sólo la apoya sino que la ha defendido en los tribunales más de una vez.

Durante su encuentro con los medios, el secretario de prensa de la Casa Blanca se ha negado a contestar a preguntas sobre estos rumores y sobre la posición de la HRC: “No voy a adelantar las órdenes ejecutivas que podemos o no podemos aprobar. Hay muchas órdenes ejecutivas, muchas cosas de las que el presidente ha hablado y que continuará cumpliendo, pero en ese frente no tenemos nada ahora mismo,” asegura Sean Spicer,  a los medios de comunicación este lunes, pero negándose a comentar si se estaba considerando alguna orden ejecutiva que afectara a las personas homosexuales, bisexuales o transexuales. Poco después desde la Casa Blanca han confirmado a NBC News que esa supuesta orden ejecutiva “no entra en nuestros planes en este momento“.

El decreto firmado por Barack Obama en 2014 ampliaba la protección en la contratación federal, que ya prohibía la discriminación basada en la orientación sexual, para incluir también la identidad de género, exigiendo además que todas las empresas vinculadas laboralmente con el gobierno federal cumplieran igualmente con esta normativa. Una medida que afectó favorablemente a unos 28 millones de trabajadores, una quinta parte de la mano de obra estadounidense, distribuidos en alrededor de 24.000 empresas. Sin embargo, también recibe fuertes críticas de los líderes religiosos, incluyendo numerosos aliados del propio Obama, al no ofrecer ninguna exención para organizaciones religiosas como Catholic Charities USA, que reciben subvenciones federales, en lo que habría sido una licencia para la discriminación, tal y como defendieron muchos activistas y grupos en defensa de los derechos del colectivo LGBT.

El gobierno de Trump ha demostrado que está dispuesto a ir en contra de los valores centrales de libertad e igualdad de los estadounidenses, y es preocupante escuchar que las personas LGBT pueden convertirse también en su objetivo”, advierte James Esseks, director del programa LGBT de la American Civil Liberties Union, que asegura que cualquier intento de la Administración Trump en rescindir o debilitar la Ley de Igualdad de Obama podría considerarse un pretexto para “autorizar la discriminación” hacia cualquier persona homosexual, bisexual o transexual. Hace unos días, cuando le preguntaron si el gobierno planeaba legislar contra la comunidad LGTB, dijo que no tenía ni idea de cuál era la intención del presidente.

Y ahora, ¿qué dicen los miembros del colectivo LGTB que forman el “Gays for Trump” o aquellos que nos dicen por Twitter que “es que Hilary tampoco era tan buena.”?

Fuente: LGBT Nation, vía EstoyBailando/Universogay

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

“Extremistas, racistas y fanáticos”: así son los católicos que formarán parte del Gobierno de Donald Trump

Lunes, 23 de enero de 2017

mikepenceytrump2algunas-de-las-nominaciones-de-trump-para-su-gabineteEl Consejo de Iglesias de EE.UU. alerta de sus propuestas “incompatibles con los principios cristianos”

“Representan un pasado de odio y exaltación de ideologías racistas, antisemitas y antimusulmanas”

“Sectores católicos han buscado un acercamiento al presidente-electo en base solo de los asuntos pro-vida, excluyendo a otras convicciones religiosas”

Todos los miembros del gabinete de Trump son LGTBfóbicos

(C. Doody).- En apenas dos horas, Donald Trump se convertirá en el 45 presidente de los Estados Unidos. La gran potencia mundial pasará a ser gobernada por un magnate de los negocios, sin pelos en la lengua y extremadamente polémico. También, desde el punto de vista religioso. Y es que la religión ha sido, precisamente, una de las claves de la victoria de Trump y, posiblemente, también lo será de sus primeros meses en la Casa Blanca.

“Estamos seriamente preocupados por las elecciones que Trump haga para su gabinete”. Esta fue la advertencia que lanzó hace poco el Consejo Nacional de las Iglesias de EEUU (NCC), temiendo que el republicano se rodee de un equipo que predica valores “moralmente inconsistente con los principios cristianos” y “antitéticos a los valores americanos”.

¿Cuáles fueron los motivos por esta preocupación del organismo ecuménico más importante del país? El NCC alertó que tres miembros del equipo representan una particular amenaza: Steve Bannon como consejero presidencial; Jeff Sessions como Ministro de Justicia; y Michael Flynn como Asesor de Seguridad Nacional. Los tres, alegó el NCC, plantean “perspectivas extremistas, racistas y fanáticas” diametralmente opuestas a los principios evangélicos del amor al prójimo y la igualdad.

“Estos candidatos”, criticó el Consejo de la Iglesias, “representan un pasado de odio que hemos venido denunciando y que trabajando infatigablemente para erradicar”. Añadió que el historial de los tres futuros asesores de Trump están marcados por “la defensa y exaltación de ideologías racistas, anti-semitas, de la supremacía blanca y anti-musulmanas”, que “no solo son inaceptables, sino que deberían descalificarlos para trabajar como servidores públicos”.

Pero no son las únicas razones para que los cristianos de EEUU siguen preocupados por la forma que está tomando su nuevo gobierno. Trump también ha propuesto a un negacionista del cambio climático, Scott Pruitt, para dirigir la Agencia de Protección del Medio Ambiente. También ha nominado a un neurocirujano contrario a los programas públicos de bienestar social, Ben Carson, para encabezar el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano.

Por otro lado, Tom Price -enemigo declarado del Obamacare-, podría liderar el Departamento de Sanidad. Price ha sido acusado de tráfico de influencias por haber realizado operaciones financieras en compañías de salud con información privilegiada, supuestamente habiéndose beneficiado de al menos 300.000 dólares, de los que habrá de responder ante el Congreso.

Una multimillonaria y defensora de privatizar el sistema de escuelas públicas, Betsy DeVos, dirigirá el Departamento de Educación. Otro multimillonario, Steve Mnuchin, llevará la Hacienda pública. Se trata de un ex-ejecutivo de Goldman Sachs que ejecutó la hipotecas de miles de estadounidenses, incluyendo la de una anciana de 90 años por una deuda de 27 centavos.

Rex Tillerson, otro magnate, dirigirá el Departamento de Energía, habiendo sido director ejecutivo de ExxonMobil. Aboga por el levantamiento de sanciones económicas a Rusia y a los límites ya existentes a la exploración petrolífera.

¿Y quiénes son los católicos que integrarán el nuevo gabinete? ¿Quiénes, cabría pensar, velarán en sus nuevas capacidades políticas por el tejido social, la dignidad humana de cada uno, y por el medio ambiente?

Son al menos seis. Junto a Bannon y Flynn, las nominaciones de Trump a los puestos de director del Consejo de Política Doméstica, Andrew Bremberg, y al de Secretario de Empleo, Andrew Puzder, son católicos. También lo son dos de los más importantes miembros del equipo de comunicaciones del magnate, Kellyanne Conway y Sean Spicer.

Las nominaciones de Puzder y Conway han sido particularmente controvertidas, y suponen una prueba más de cómo ciertos sectores católicos han buscado un acercamiento al presidente en base solo de los asuntos pro-vida, excluyendo a otras convicciones religiosas.

Puzder no solo se ha opuesto al aumento del salario mínimo, sino que también se ha visto inmerso en controversias por algunos anuncios de mujeres semidesnudas para la cadena de comida rápida de la que es director ejecutivo. Pero como también ha trabajado para que los mecanismos de adopción sean más fáciles y acesibles -como fundador de la Red Común de la Vida y Elección- fue alabado hace por uno de los grupos pro-vida más importantes de EEUU como un “campeón de la dignidad de las mujeres y los niños.

Conway, por su parte, anunció que se dirigirá el 27 de enero a los asistentes a la Marcha por la Vida en Washington, una manifestación masiva que se convoca cada año en el aniversario de la decisión judicial que legalizó el aborto en 1973. La confirmación de su asistencia ha levantado ampollas entre algunos sectores de la sociedad no solo porque romperá por primera vez la norma no escrita de que oficiales de la Casa Blanca no acudan a este tipo de actos, sino también por robar protagonismo a la Marcha de las Mujeres convocada por el movimiento anti-Trump para ese mismo sábado.

Aunque esta última manfestación reivindicará los derechos de las minorías raciales, los inmigrantes, los trabajadores y los homosexuales, no se ha confirmado la asistencia allí de ninguno de los miembros del nuevo gobierno.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.