Archivo

Entradas Etiquetadas ‘NARTH’

Muere Joseph Nicolosi, el padre de las “terapias” de conversión.

Sábado, 18 de marzo de 2017

joseph-nicolosiMuere a los 70 años el “doctor” Joseph Nicolosi, fundador de la Asociación Nacional para la Investigación y Terapia de la Homosexualidad y firme defensor de las “terapias de conversión”,  una persoa que ha hecho tantísimo daño (de forma consciente) a tantísima gente; que ha negado a tantísimas personas su dignidad…  Habría que pensar en todas las personas que se habrán suicidado por culpa de las ideas de este individuo

El “doctor” Nicolosi murió el pasado día 9 a los 70 años debido a complicaciones derivadas de una gripe. Nicolosi fue el fundador de la Asociación Nacional para la Investigación y Terapia de la Homosexualidad (la NARTH), centro en el que se defendía y se practicaba la “terapia reparativa“, también conocida como “terapia de conversión“. Las comillas son importantes porque, evidentemente, sus métodos no tenían nada de “terapia”; eran simple tortura homófoba que buscaba suprimir la identidad y la sexualidad de los individuos que no necesitan cambiar nada porque no tienen ningún problema: es la homofobia de los demás lo que les provoca sufrimiento.

Algunas de las tonterías que Nicolosi recomendaba a sus pacientes para dejar de ser homosexuales eran beber mucho Gatorade o llamar a sus amigos “Tío” para ser más masculinos. Autor de varios libros, Nicolosi aseguró en varias ocasiones que estaba convencido de que ningún hombre homosexual podía estar realmente en paz o que la homosexualidad podía ser resultado de los “fracasos y frustraciones” del hombre heterosexual.

Las ideas de Nicolosi, obviamente, fueron denunciadas y negadas por gran parte de la comunidad científica, desde la Asociación Médica Americana hasta las asociaciones americanas de Psicología y Psiquiatría, y además sus métodos estaban prohibidos en Vermont, Oregón, Nueva Jersey, Ilinois y California. Hace un par de años, por ejemplo, a Nicolosi se le prohibió acudir a un juicio contra un proveedor de “terapias de conversión” como testigo experto porque el juez consideró que las opiniones de profesionales que van en contra del “abrumador peso de la opinión científica” no podían ser admitidas.

La mala noticia es que a pesar de que Nicolosi esté muerto, sus ideas se han propagado extensamente entre ciertos sectores ultras y homófobos, y han dado una legitimidad falsa a todos los que creen que la homosexualidad se puede “curar”.

Fuente EstoyBailando

 

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Otro líder “ex-gay” sale del armario y dice que las terapias reparadoras “conducen a un horrible callejón sin salida”

Sábado, 13 de diciembre de 2014

IMG_1563Continúa el goteo de personas que se retractan de su apoyo a las mal llamadas “terapias reparadoras”, supuestamente conducentes a “curar” la homosexualidad, como si de una enfermedad se tratase. En esta ocasión, el estadounidense Christian Schizzel ha decidido reconocer públicamente que es gay. Durante 7 años su rostro fue el cartel del movimiento “ex-gay” y apareció en reiteradas ocasiones en medios de comunicación de Estados Unidos promocionando la “eficacia” de estos métodos. Sin embargo, ahora asegura salir del armario para que “todos podamos aprender de los errores cometidos” y para que “las personas que han usado mi historia contra otros gais no puedan seguir utilizándola como un arma más”.

Christian Schizzel, residente en Los Ángeles y oriundo de la pequeña ciudad norteamericana de St. Cloud (Minnesota) decidió admitir su homosexualidad, por segunda vez, hace unos meses. Pero ahora ha concedido una entrevista a uno de los blogs de la agencia RNS (Servicio de Noticias Religiosas) en la que relata su experiencia en varias organizaciones de “ex-gais”, vinculadas al ya desaparecido movimiento Exodus Internacional. El pasado verano, de hecho, nos hacíamos eco de la carta abierta firmada por sus más destacados líderes en la que reconocían que “no solo estábamos profundamente involucrados en estos programas de ‘ex gais’ sino que éramos los fundadores, los líderes y los promotores, […] por lo que pocas personas son más conscientes de la ineficacia y del daño de la terapia de conversión”.

Schizzel, actualmente compositor musical y responsable de una marca de joyería, fue violado y maltratado físicamente a los 9 años por su padrastro y al cumplir los 18 años se adentró en una iglesia cristiana, en la que le aislaron por completo de sus antiguos amigos y familiares. Los líderes religiosos cristianos trataban de convencerle de que su fatídica experiencia era la supuesta causa de su homosexualidad. “Lo hicieron para lograr la dominación total sobre mí, para construirme y moldearme a partir de ahí. Tuve que hacer actividades estereotipadas de hombres y no podía tener demasiadas amigas porque me animarían a ser afeminado”.

Tras su paso por el movimiento “ex gay”, Schizzel confiesa que “no hay ninguna base académica o espiritual” para la promoción de las terapias de conversión. “No le deseo esto a nadie, ni siquiera a los que me perjudicaron más en esta vida”, ya que se trata de un proceso “dañino y doloroso”. Al final, asevera, “mi sexualidad es un hermoso regalo de Dios”.

Continúan reorganizándose grupos

Hace solo unas semanas recogíamos la noticia de la boda homosexual del antiguo líder del movimiento “ex-gay” John Smid. Al mismo tiempo que Smid y otros antiguos líderes “ex-gais” reconocen reiteradamente lo inútil y peligroso de las mal llamadas “terapias reparadoras”, otros se reorganizan y buscan ampliar su radio de acción. Es el caso de la NARTH (National Association for Research and Therapy of Homosexuality), que tras afrontar diversos problemas legales y ver muy deteriorada su reputación, se ha refundido en el NARTH Institute y se ha convertido en parte de una nueva “Alianza a favor de la opción terapéutica e integridad científica”.

Entre sus objetivos, se encuentra “responder a las necesidades de una nueva generación” en materia de atención psicológica. Uno de los miembros de su junta directiva es Joseph Nicolosi, antiguo presidente de la NARTH y autor  de un libro con el título Quiero dejar de ser homosexual (los libros de Nicolosi han sido promocionados, entre otros, por la cadena COPE). Esta Alianza, al parecer, tiene pretensiones de extenderse fuera de los Estados Unidos, en particular por Europa central y oriental, tal y como han alertado al Forum Europeo de grupos cristianos LGTB desde algunas entidades de esos países. No es por cierto la única asociación de este tipo que busca expandirse, también se encuentra por ejemplo PFOX, “Padres, Madres y Amigos de Ex-gais y Gais”.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , ,

Antiguo líder “ex-gay” se casa con otro hombre, mientras surgen nuevos intentos de expansión de las “terapias” reparadoras

Lunes, 24 de noviembre de 2014

o-JOHN-SMID-570Un antiguo líder del movimiento “ex-gay”, John Smid, se ha casado con su actual pareja, otro hombre. Fue el domingo 16 de noviembre cuando Smid contrajo matrimonio con Larry McQueen en Hugo, localidad de Oklahoma situada cerca de Paris (la ciudad donde residen pero en la cual no pueden contraer matrimonio por pertenecer al estado de Texas). Pero mientras Smid, que en 2010 pedía perdón por el daño causado, engrosa las filas de quienes han ido desmintiendo la verdad de este peligroso movimiento formado por supuestos “ex-gays curados” formalmente reconvertidos a la heterosexualidad gracias a la religión, otros se reorganizan para seguir fomentándolo. Es el caso de la NARTH, ahora reconvertida en “Alliance”.

Smid aceptó por primera vez su homosexualidad hace más treinta años. En 1980, de hecho, dejó a los que entonces eran su esposa e hijos. Cuatro años después, sin embargo, su fe religiosa le llevó a abrazar de nuevo una vida formalmente heterosexual, y acabó por formar parte y liderar Love in Action, una de las organizaciones de historial más terrible a la hora de intentar “convertir” a homosexuales en heterosexuales. La organización conseguía en muchos casos inhibir la conducta sexual de las víctimas, que a través del autoconvencimiento y la oración debían apartar de sus pensamientos cualquier fantasía homosexual, y que en ocasiones acababan por llevar vidas formalmente heterosexuales (el propio Smid llegó a casarse de nuevo con otra mujer). Love in Action causó especial polémica en 2005, cuando Zach Stark, un adolescente obligado a seguir un “tratamiento” para “curar” su homosexualidad, hizo pública su experiencia en un blog de Myspace.

Smid abandonó Love in Action en 2008, renegó de sus métodos, y dos años más tarde pidió perdón por todo el daño causado, muy especialmente a los adolescentes que se acogieron a los programas de la organización. En 2011 Smid, que hoy defiende la prohibición de las “terapias reparativas”, admitía de hecho que nunca había dejado de ser homosexual y que él jamás ha conocido a nadie que verdaderamente lo hubiera dejado de ser. Smid, que también llegó a pertenecer a la directiva de Exodus International (organización que se clausuró después de que su presidente, Alan Chambers, pidiera también perdón en junio de 2013 por el daño causado) dirige en la actualidad Grace Rivers, una asociación destinada integrar positivamente fe y homosexualidad.

En su boda, Smid expresó su agradecimiento por su actual pareja. “Mi relación con Larry es un espejo en el que me veo cada día (…) Durante la mayor parte de mi vida, el espejo que veía reflejaba mis errores, limitaciones y fracasos. El reflejo que hoy veo con Larry me muestra las cosas positivas en mi vida: mis fortalezas, dones y talentos. Veo que puedo lograr una relación recíprocamente íntima y amorosa. Por ello, estoy sinceramente agradecido”, expresó el ahora “ex ex-gay”.

Otros se reorganizan

Sin embargo, al mismo tiempo que Smid y otros antiguos líderes “ex-gays” declaran reiteradamente lo inútil y peligroso de las “terapias” reparadoras, otros se reorganizan y buscan ampliar su radio de acción. Es el caso de la NARTH (National Association for Research and Therapy of Homosexuality), que tras afrontar diversos problemas legales y ver muy deteriorada su reputación, se ha refundido en el NARTH Institute y se ha convertido en parte de una nueva “Alianza a favor de la opción terapéutica e integridad científica”.

Entre sus objetivos, se encuentra “responder a las necesidades de una nueva generación” en materia de atención psicológica. Entre los miembros de su junta directiva se encuentra Joseph Nicolosi, antiguo presidente de la NARTH y autor por ejemplo de un libro con el título Quiero dejar de ser homosexual (los libros de Nicolosi han sido promocionados, entre otros, por la cadena COPE). Esta Alianza, al parecer, tiene pretensiones de extenderse fuera de los Estados Unidos, en particular por Europa central y oriental, tal y como han alertado al Forum Europeo de grupos cristianos LGTB desde algunas entidades de esos países. No es por cierto la única asociación de este tipo que busca expandirse, también se encuentra por ejemplo PFOX, “Padres, Madres y Amigos de Ex-gays y Gays”.

En definitiva, si por un lado las infames “terapias para dejar de ser gay” han visto muy mermado su prestigio tras las numerosas retractaciones, es aventurado anunciar su final. Otros se están reorganizando. Es necesario continuar vigilantes.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , ,

El médico y presentador Christian Jessen pondrá a prueba las “terapias reparadoras” de la homosexualidad en televisión

Lunes, 3 de febrero de 2014

christian-jessen-cure-me-im-gayEl conocido médico y presentador de televisión británico Christian Jessen, abiertamente gay, abordará los polémicos métodos que propugnan las “terapias reparadoras” de la homosexualidad en un nuevo programa documental que emitirá la cadena británica Channel 4, y que llevará por nombre “Cure me. I´m gay”. Jessen será filmado mientras él mismo se somete a una serie de tratamientos que culminarán con un “test de la sexualidad”, un dispositivo de medición de la excitación sexual que verificará si se ha producido la conversión que propugnan.

Christian Jessen, conocido por ser uno de los presentadores del programa Embarrasing Bodies (Cuerpos embarazosos), aprovechará el nuevo espacio televisivo para abordar la realidad de las personas interesadas en cambiar su orientación sexual,  así como de los pacientes “exgays” que afirman haber conseguido modificar su orientación sexual gracias a diversos métodos.

No se conocen muchos datos del programa pero lo cierto es que cada vez se van desvelando más cosas y sabiéndose nuevos detalles que apuntan a que tendrá un éxito rotundo. En él Jessen no solo se enfrentará a la terapia sino que además hará pasar a distintas personas que aseguran haberse curado por un detector de mentiras para probar que no están mintiendo.

En el documental se entrevistarán a distintas personas (gay, lesbianas, bisexuales y transexuales) que quieren voluntariamente someterse a la terapia seguidos por aquellas personas que confirman que se curaron gracias a estos métodos.

Christian Jessen tiene una visión muy racional de todas las cosas y estudiará y criticará por completo estas nuevas medidas “reparadoras” que se han dado en Estados Unidos y Reino Unido. Queda mucho por conocer del programa de hecho, aún no se sabe la fecha exacta en la que se emitirá, tan solo que se hará durante este mismo año.

En una entrevista concedida a Ditch The Label, una ONG británica contra el acoso, el doctor Jessen explicaba que “existe un prejuicio enorme en torno a ser un médico gay” y que se vio sometido a “comentarios homofóbicos por parte de otros médicos, especialmente cuando estaba formándome en salud sexual”. Al ser preguntado acerca de si había experimentado ese mismo prejuicio por parte del público, Jessen comentó que sí había recibido “algunos comentarios insultantes” a través de Twitter. “Por poner un ejemplo, Alan Carr me entrevistó recientemente en Channel 4 y habló acerca de mi sexualidad. En  cuestión de tan solo unos minutos, había perdido 500 seguidores en Twitter, lo cual fue muy triste. Resulta triste descubrir que algunas personas lo ven aún como un problema”, añadió.

Históricamente, los tratamientos para “curar” la homosexualidad -defendidos principalmente por organizaciones fundamentalistas religiosas de Estados Unidos y por grupos como la Asociación Nacional para la Investigación y el Tratamiento de la Homosexualidad (NARTH)- han incluido el electroshock, la hipnosis, la inducción de náuseas ante el visionado de material homoerótico, la oración, el exorcismo, o los viajes a burdeles para tener relaciones sexuales con mujeres. No obstante, tanto la comunidad científica como la médica coinciden en que tener una orientación sexual lesbiana, gay o bisexual no es una enfermedad y que no existe evidencia científica de que alguna de las “terapias reparadoras” se haya mostrado eficaz para cambiar dicha orientación. Es más, advierten de que su aplicación puede resultar, en muchos casos, peligrosa para la víctima, provocando depresión, ansiedad y comportamiento autodestructivo.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.