Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Michel Sidibé’

ONUSIDA: 75 % de las personas que viven con el VIH conocen su estado serológico

Martes, 4 de diciembre de 2018

680x0-noticias-campana-dia-mundial-lucha-vih-2018-onusidaEl pasado 1 de diciembre se conmemorabael día Mundial de la Lucha contra el VIH-Sida, cuyo lema este año es “Vive la vida positivamente: conoce tu estado serológico” 

Un nuevo informe de ONUSIDA revela que un mayor número de personas VIH-positivas han podido acceder a pruebas y medidas de tratamiento del VIH. En 2017, tres cuartas partes de las personas que vivían con el virus (75 %) conocían su estado, frente a los dos tercios (67 %) de 2015. Asimismo, 21,7 millones de personas seropositivas (59 %) tuvieron acceso a la terapia antirretrovírica, lo cual supone un aumento con respecto a los 17,2 millones de 2015.

No obstante, el informe muestra que 9,4 millones de personas VIH-positivas todavía no conocen su estado serológico, por lo que deben someterse con urgencia a los servicios de prueba y tratamiento.

El informe Knowledge is power revela que, aunque el número de personas que viven con el VIH y que han logrado suprimir su carga viral ha aumentado aproximadamente 10 puntos porcentuales en los últimos tres años (hasta alcanzar el 47 % en 2017), hay todavía 19,4 millones de personas seropositivas que no han logrado suprimir la carga viral.

Para permanecer sanos y prevenir la transmisión, el virus debe reducirse hasta niveles indetectables o muy bajos mediante terapia antirretrovírica continuada. Además, para controlar de manera eficaz la carga viral, las personas que viven con el VIH deben tener acceso a las pruebas correspondientes cada 12 meses.

“Las pruebas de carga viral son un elemento esencial en la supervisión del tratamiento del VIH”, afirmó Michel Sidibé, Director Ejecutivo de ONUSIDA. “Gracias a ellas, podemos comprobar que el tratamiento funciona, que la gente se mantiene sana y que el virus está bien controlado”.

El informe destaca que el acceso a las pruebas de carga viral no es uniforme. En algunas partes del mundo, es muy sencillo acceder a una prueba, puesto que estas están totalmente integradas en el régimen de tratamiento de una persona seropositiva. Sin embargo, hay lugares en los que solo hay una máquina de medición de la carga viral en todo el país.

“El seguimiento de la carga viral debe gozar de la misma disponibilidad en Lilongwe que en Londres”, señaló Sidibé. “Es necesario que las pruebas del VIH y las pruebas de carga viral sean iguales y accesibles para todos aquellos que viven con el VIH, sin excepción”.

“El tema de ONUSIDA para el Día Mundial de la Lucha contra el Sida de este año (“Vive la vida positivamente: conoce tu estado serológico”) hace hincapié en que las pruebas del virus son la única manera de conocer nuestro estado y adoptar un plan de vida saludable”, apunta Eugène Aka Aouele, ministro de Sanidad e Higiene Pública de Côte d’Ivoire.

El informe indica que uno de los principales obstáculos para la realización de las pruebas del VIH es el problema del estigma y la discriminación. Los estudios realizados entre mujeres, hombres, jóvenes y poblaciones clave han revelado que el temor a que se les vea acceder a los servicios del VIH (y, si se les diagnostica la enfermedad, a que esta información se comparta con familiares, amigos, parejas sexuales o la comunidad en general) les disuadía de acceder a dichos servicios, también a las pruebas del VIH.

Otros obstáculos son la violencia o la amenaza de violencia, sobre todo entre mujeres jóvenes y niñas. Las leyes y políticas de consentimiento de los padres también constituyen un obstáculo, ya que hay países en los que los jóvenes menores de 18 años necesitan el permiso de los progenitores para poder someterse a una prueba del VIH. Además, los servicios suelen encontrarse muy lejos de sus casas y el acceso a ellos es complicado o demasiado caro. También puede haber retrasos o errores a la hora de comunicar los resultados de las pruebas, así como demoras en el inicio del tratamiento.

En algunos países, las personas no se realizan la prueba del VIH porque creen que no se encuentran en una situación de riesgo. En Malawi, un estudio concluyó que entre las niñas y mujeres jóvenes (de 15 a 24 años de edad), que se cree que están expuestas a un mayor riesgo de contraer el VIH, más de la mitad (52 %) consideraban que no se encontraban en tal situación y que, por lo tanto, era poco probable que se sometieran a las pruebas del virus.

El acceso a las pruebas del VIH es un derecho humano básico, por lo que ONUSIDA exige un compromiso global para eliminar las barreras que disuaden a las personas de someterse a las pruebas de VIH. Este compromiso debe abordar la supresión del estigma y la discriminación asociados al VIH, la garantía de confidencialidad en las pruebas y los servicios de tratamiento, el despliegue de una combinación óptima de estrategias de prueba del VIH para llegar a las poblaciones más necesitadas, la integración con otros servicios de salud, la supresión de las barreras normativas y jurídicas que dificultan el acceso a las pruebas y el tratamiento del VIH, la ampliación del acceso al control de la carga viral en países de renta media y baja, y la garantía de acceso al diagnóstico temprano de los neonatos.

El informe demuestra que la aplicación de estas medidas contribuirá en gran medida a garantizar que todas las personas que viven con el VIH o que están afectadas por el virus tengan acceso a los servicios necesarios para salvarles la vida.

En 2017, aproximadamente:

36,9 millones (31,1 millones-43,9 millones) de personas en todo el mundo vivían con el VIH.

21,7 millones (19,1 millones-22,6 millones) de personas tenían acceso al tratamiento.

1,8 millones (1,4 millones-2,4 millones) de personas contrajeron el VIH.

940.000 (670.000-1,3 millones) personas murieron por enfermedades asociadas con el sida.

Fuente Universogay

General , , , , ,

Ya hay más pacientes con VIH en tratamiento que sin tratar en todo el mundo

Miércoles, 26 de julio de 2017

ONUSIDAEl Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y sida ha presentado los últimos datos mundiales de prevalencia de 2016 que, por primera vez, muestra como se inclina la balanza en el acceso al tratamiento.

En el último año, aún se registraron 1,8 millones de nuevos casos y un millón de muertes relacionadas con el sida.
El número de muertes relacionadas con el sida se han reducido a la mitad desde 2005.

El informe presentado el pasado jueves en París (Francia) hace más factibles los objetivos de 90-90-90 que este organismo se ha marcado para el año 2020: Que en 2020 el 90% de las personas que viven con el VIH conozcan su estado serológico respecto al VIH. Que en 2020 el 90% de las personas diagnosticadas con el VIH reciban terapia antirretrovírica continuada. Que en 2020 el 90% de las personas que reciben terapia antirretrovírica tengan supresión viral.

En 2016, según datos de ONUSIDA, había 36,7 millones de personas con VIH en el mundo de los que 19,5 millones, un 53 por ciento, han tenido acceso a un tratamiento. Además, el número de muertes por sida ha caído a la mitad desde 2005, pasando de 1,9 millones a 1 millón de fallecimientos en 2016.

Las nuevas infecciones también han caído pero, según este organismo de Naciones Unidas, no al ritmo necesario para conseguir sus objetivos a nivel mundial, ya que desde 2010 se han reducido un 16 por ciento. Y aunque hasta 69 países han experimentado una reducción de nuevos casos, se observan “aumentos alarmantes” en Europa oriental y Asia central.

“Cumplimos con la meta de 2015 de contar con 15 millones de personas en tratamiento y estamos en camino de duplicar ese número a 30 millones para alcanzar nuestro objetivo de 2020”, ha reconocido el director ejecutivo de ONUSIDA, Michel Sidibé.

 La región donde se han producido más avances es África oriental y meridional, que ha sido la más afectada por el VIH y de hecho es donde viven más de la mitad de los pacientes de todo el mundo. Desde 2010 las muertes por sida han caído un 42 por ciento, y las nuevas infecciones por VIH se han reducido un 29 por ciento, especialmente en niños, donde han caído hasta un 56 por ciento.

El trabajo también muestra como en 2016 más de dos tercios (70%) de las personas que viven con el VIH ya saben que tienen el virus. De éstas, hasta un 77 por ciento tiene acceso a una terapia antirretroviral y, una vez tratadas, el 82 por ciento logran reducir la carga viral a niveles indetectables, lo que es clave para su salud y para prevenir nuevas infecciones.

África oriental y meridional, Europa occidental y central y América del norte y del sur son las regiones que están más cerca de conseguir el objetivo de 90-90-90 en 2020.

En el caso de la región africana, que es la que partía de una situación más desfavorable, el 76 por ciento de personas con VIH saben que tienen el virus. Y de estos, el 79 por ciento están en tratamiento y hasta el 83 por ciento ha logrado reducir la carga del virus, lo que equivale al 50 por ciento de todos los pacientes con VIH de esta región.

En este último año Botswana, Camboya, Dinamarca, Islandia, Singapur, Suecia y Reino Unido ya han alcanzado los objetivos de 90-90-90 y muchos más están a punto de lograrlo.

Acabar con el sida es posible, es un compromiso compartido y una aspiración“, ha añadido la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, durante la presentación de estos datos.

Además, la reducción de las muertes por sida ha permitido también que la esperanza de vida haya aumentado significativamente en los países más afectados. De hecho, en África oriental y meridional ha crecido casi 10 años desde 2006.

“Las comunidades y las familias están prosperando a medida que el sida decae. A medida que controlamos la epidemia, los resultados de salud están mejorando y las naciones se están volviendo más fuertes”, ha insistido Sidibé.

De igual modo, alrededor del 76 por ciento de las mujeres embarazadas que viven con VIH tenían acceso a los medicamentos antirretrovirales en 2016, frente al 47 por ciento en 2010, mientras que las nuevas infecciones por VIH en niños se han reducido a la mitad, pasando de 300.000 en 2010 a 160.000 el año pasado.

Pese a estos avances, ONUSIDA lamenta que en algunas regiones sigue quedando mucho trabajo por hacer, en especial en Oriente Medio, el norte de África, Europa oriental y Asia central, donde las muertes relacionadas con el sida han aumentado entre un 38 y un 48 por ciento.

No obstante, en estas regiones también hay excepciones que demuestran que cuando se hacen esfuerzos los resultados acaban llegando. En Argelia, por ejemplo, ha aumentado el acceso al tratamiento del VIH del 24 por ciento en 2010 al 76 por ciento en 2016, en Marruecos del 16 al 48 por ciento en el mismo periodo y en Bielorrusia del 29 al 45 por ciento.

Además, ONUSIDA lamenta que, pese al avance en el conocimiento del estado serológico, alrededor de un 30 por ciento de los afectados sigue sin saber que tiene VIH. Asimismo, sigue habiendo 17,1 millones de afectados que no tienen acceso al tratamiento y, pese a ello, más de la mitad siguen sin tener controlado el virus.

Sólo el 43 por ciento de los niños que viven con el VIH tienen acceso a la terapia antirretroviral, en comparación con el 54 por ciento de los adultos, y hasta dos tercios de los menores de dos años son diagnosticados tarde y comienzan el tratamiento cuando presentan ya una inmunodeficiencia avanzada, lo que explica que todavía exista una alta tasa de mortalidad en este grupo de edad.

De igual modo, los jóvenes de 15 a 24 años están rezagados en múltiples frentes, desde el conocimiento del VIH al acceso al diagnóstico, tratamiento y prevención. Las nuevas infecciones por VIH en mujeres jóvenes del África subsahariana son un 44 por ciento más altas que entre los hombres de la misma edad de su región.

Fuente Agencias, vía Cáscara Amarga

General , , ,

ONUSIDA nombra a la tenista Bacsinszky defensora mundial de los jóvenes

Lunes, 18 de julio de 2016

1129834-NLa tenista suiza trabajará para velar por que los jóvenes tengan acceso a la información y los servicios necesarios para protegerse de la infección por el VIH y les alentará a hacerse la prueba.

ONUSIDA ha nombrado a la tenista suiza Timea Bacsinszky defensora mundial de los jóvenes, tal como se ha anunciado durante el Torneo de Gstaad de la Asociación de Tenis Femenino (WTA), que se celebra en esa ciudad suiza del 9 al 17 de julio.

En su nueva función, la afamada tenista trabajará para velar por que los jóvenes tengan acceso a la información y los servicios necesarios para protegerse de la infección por el VIH y les alentará a hacerse la prueba y, en su caso, a buscar tratamiento de forma inmediata, para mantenerse con buena salud y calidad de vida.

«Mi generación nunca ha conocido un mundo sin el VIH, pero ahora tenemos la posibilidad de cambiar eso para las generaciones futuras —afirmó Timea Bacsinszky—. Poner fin a la epidemia de sida para 2030 requerirá compromiso y perseverancia para hacer lo necesario, algo que solo lograremos si acabamos con el estigma que aún rodea al VIH.»

La tenista está apoyando la campaña de ONUSIDA #ProTESTHIV, que anima a los jóvenes a participar activamente en la promoción de la prueba del VIH y su vinculación temprana con los servicios de atención y tratamiento. Puede encontrarse más información sobre la campaña en la web protesthiv.org.

«No hay duda sobre la energía y dedicación que Timea demuestra sobre las pistas, cualidades valiosas que ayudarán a movilizar a los jóvenes para unirse al movimiento mundial en respuesta al VIH y convertirse en la generación que ponga fin a la epidemia de sida para el 2030», dijo Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA.

En el mundo hay 36,7 millones de personas que viven con el VIH, 3,9 millones de los cuales son jóvenes de 15 a 24 años. Los jóvenes son especialmente vulnerables a la infección por el VIH. En 2015, se produjeron unas 670 000 infecciones en todo el mundo en jóvenes de 15 a 24 años, el 58% de ellas en chicas.

ONUSIDA es la principal organización sin ánimo de lucro beneficiaria del Torneo de Gstaad de la Asociación de Tenis Femenino, WTA, en 2016.

Fuente Agencias/Cáscara Amarga

General , , , , ,

El número de muertes por sida cae un 26% en los últimos cinco años

Sábado, 4 de junio de 2016

28635_chico-vih-soy-mas-pero-no-menosEl descenso se debe a que 17 millones de personas en el mundo reciben tratamiento antirretroviral, según el informe presentado este martes por la agencia de la ONU contra esta enfermedad

El número de muertes por sida ha caído un 26% en los últimos cinco años gracias a que 17 millones de personas de todo el mundo reciben antirretrovirales, indica el informe presentado hoy por el Programa de Naciones Unidas para la Lucha contra el Sida (ONUSIDA). Son más del doble de afectados que acceden al tratamiento respecto a 2010, indica el organismo. La cobertura del tratamiento contra el VIH aumentó a nivel global, especialmente en la región más afectada, el sur y este de África, donde el acceso a los antirretrovirales pasó del 24% en 2010 a un 54% en 2015, lo que ha posibilitado el tratamiento de más de 10 millones de personas.

“Animamos a todos los países a que aprovechen esta oportunidad sin precedentes para poner en marcha los programas de prevención y tratamiento contra el sida con el objetivo de poner fin a la epidemia en 2030”, afirmó el director ejecutivo de UNAIDS, Michel Sidibé, durante la presentación del informe en Nairobi.

La reducción de la mortalidad ha sido mayor entre las mujeres (33%) en comparación con los hombres (15%), debido a que estos últimos inician el tratamiento de forma más tardía, apunta el informe. Sin embargo, el porcentaje de contagios apenas ha variado en los últimos años, y en 2015 se registraron 2,1 millones de trasmisiones.

En África Subsahariana, las jóvenes sufrieron el 25% de los nuevos contagios, mientras que las mujeres el 56%, debido a “las desigualdades de género, el acceso insuficiente a la educación y servicios de salud sexual y reproductiva, la pobreza, la inseguridad alimentaria y la violencia”. En niños, sin embargo, se redujeron un 58% las nuevas infecciones por el VIH desde 2000, abunda ONUSIDA.

El organismo insistió en que la lucha contra el sida tiene que prestar mayor atención a trabajadores sexuales, consumidores de drogas inyectables, presos, transexuales y homosexuales, ya que son los grupos que están expuestos a un mayor riesgo de contagio. Sidibé también recordó que “acabar con la discriminación que conlleva el sida es uno de los retos más difíciles a los que nos enfrentamos, pero también uno de los más importantes” en la actualidad.

El próximo miércoles, la Asamblea General de la ONU se reunirá en Nueva York para abordar las nuevas estrategias a seguir durante los próximos años para acabar con la epidemia en 2030, uno de los objetivos de la nueva agenda para el desarrollo. Para ello, la inversión en investigación, prevención y tratamiento deberá aumentar desde los 19.000 millones de dólares anuales disponibles en 2014 a 26 000 millones en 2020, estima ONUSUDA.

“La inversión en servicios de difusión, que garanticen que las poblaciones clave tengan acceso a los servicios de prevención y tratamiento del VIH en países de ingresos bajos y medianos, tiene que aumentar hasta en torno al 7 % de la inversión total para el año 2020. La inversión en la movilización comunitaria ha de triplicarse para llegar al 3% del total y los fondos para catalizadores sociales —como la promoción, la legislación y las reformas legislativas y políticas y la reducción de la estigmatización— hasta el 8 % en 2020”, precisa el organismo en el documento preparatorio para la reunión de alto nivel.

Vía Inforgay

General , , , ,

Naciones Unidas mejora su previsión para acabar con la epidemia del sida en el mundo

Martes, 12 de abril de 2016

vih_sidaEl Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y Sida (Onusida) ha asegurado que la bajada de precios de los medicamentos y el aumento de la ayuda global hace que la inversión necesaria para acabar con la epidemia del sida en 2030 pueda ser menor de la inicialmente prevista.

Ante la próxima reunión de alto nivel que este organismo celebrará en junio en Nueva York (Estados Unidos), han presentado una nueva previsión de la inversión necesaria para cumplir con su programa ‘Acción acelerada: pongamos fin a la epidemia de sida para 2030’, calculando que se estima que se necesitan unos 26.200 millones para el año 2020, frente a los 30.000 inicialmente previstos.

El objetivo de esta iniciativa es reducir en más de un 90 por ciento tanto el número de nuevas infecciones como el de fallecimientos por el virus. De hecho, con esta iniciativa pretenden evitar 17,6 millones de infecciones y unos 10,8 millones de muertes a nivel global entre los años 2016 y 2030.

“Tenemos una oportunidad real para poner fin a la epidemia del sida en 2030”, ha defendido el director ejecutivo de Onusida, Michel Sidibé, que reclama “financiación urgente” para evitar que “millones de personas mueran de forma innecesaria”.

En esta actualización sigue manteniendo la necesidad de que todas las personas con el virus reciban tratamiento, algo que inicialmente puede conllevar un aumento del coste total del tratamiento que, no obstante, se compensaría a medio y largo plazo.

El informe exige a los países de todos los niveles económicos que sigan aumentando sus inversiones, y reconoce que los países más necesitados, de ingresos bajos y medios, dispusieron de unos 19.200 millones de dólares en 2014 para dar respuesta al sida. Y si se combina la inversión nacional e internacional, de cara al año 2020 deberá incrementarse un tercio, hasta los 26.200 millones.

Sin embargo, precisan los autores, después de ese pico las inversiones podrían reducirse hasta los 22.300 millones en 2030. Asimismo, el Fondo Mundial para la Lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria prevé que se necesitan 13.000 millones entre 2017 y 2019 para reducir la brecha de la inversión para estas tres enfermedades.

Para alcanzar este objetivo, calculan que la inversión anual debe aumentar en unos 2.800 millones de dólares con respecto a 2014, incluyendo una inversión de 500 millones de los países más desarrollados destinada a los países con una mayor carga de la enfermedad en lo que consiguen ser autosuficientes para atender a los grupos de riesgo sin necesidad de ayuda internacional.

Esta partida debería dirigirse a financiar el acceso a la terapia antirretroviral y en medidas de prevención como la promoción del preservativo, la prevención de infecciones de madre a hijo, el uso de la profilaxis pre-exposición o la circuncisión masculina de forma voluntaria. En todas estas medidas preventivas debe incrementarse la inversión de los 4.500 millones de dólares en 2016 a los 7.300 en 2020.

Además, Onusida reconoce que el aumento de la inversión internacional a través de su iniciativa ya está dando sus primeros frutos, dado que desde 2012 los niveles de cobertura de los servicios del VIH están aumentando y, al mismo tiempo, se ha registrado una reducción de nuevos casos y de las muertes.

Fuente Agencias/Cáscara amarga

General , ,

ONUSIDA impulsa nueva campaña para detener el VIH en 2030

Viernes, 21 de noviembre de 2014

unaids_2030La iniciativa consiste en acciones a seguir durante los próximos cinco años para garantizar antes de 2020 que el 90 % de las personas que viven con el virus en el planeta conozcan su estatus, el 90 % de ellos esté bajo tratamiento y el 90 % de los atendidos tengan la carga viral suprimida.

El Programa Conjunto de Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSida) ha lanzado una campaña bajo el rótulo de “Una vía rápida para acabar con el Sida para 2030” destinada a detener la epidemia responsable de 39 millones de muertes.

Hemos torcido la trayectoria de la pandemia, y ahora tenemos un lustro para frenarla, o de lo contrario pudiera resurgir y salirse de control, advirtió a propósito de la estrategia el director ejecutivo de ONUSida, Michel Sidibé.

Según el experto, la “vía rápida” incluye la concentración de esfuerzos y recursos en los pueblos, ciudades y comunidades más golpeados por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH), cuyo primer caso se reportó en 1981.

El objetivo es priorizar los 30 países donde se concentra el 89 por ciento de los casos de VIH/sida a nivel mundial, precisó.

Sidibé reconoció que la iniciativa implica una gran movilización de recursos humanos, institucionales y foráneos, y un significativo compromiso tanto de los actores nacionales como internacionales.

Además del objetivo 90-90-90, la estrategia tiene entre sus metas reducir en más del 75 por ciento los nuevos casos, y eliminar por completo la discriminación de los portadores y enfermos. Todo esto se traducirá en evitar casi 28 millones de muertes por VIH/sida para 2030 y el freno a la epidemia, afirmó Sidibé.

En la última década se han producido señales alentadoras en la lucha contra el brote, entre ellas la disminución de casi un 12 por ciento en los fallecimientos anuales, un millón 500 mil en 2013, 200 mil menos que en 2012.

La cifra también representa un 35 por ciento menos de muertes, al compararla con 2004 y 2005.

En la actualidad, se estima que alrededor de 35 millones de seres humanos viven con el VIH, 13 millones sometidos a tratamientos con antirretrovirales, un notable incremento respecto a 2010 (siete millones), aunque aún lejos de lo requerido.

Fuente Prensa Latina

sidaUna vacuna contra el VIH comenzará a probarse en humanos en 2015

Primero se testará en personas sanas y si los resultados son buenos, un año después, se probará en infectados. La mitad de los ratones y simios infectados vacunados han vencido el virus.

La vacuna terapéutica contra el VIH en la que están trabajando científicos catalanes a través del Programa Hivacat empezará a testarse en humanos sanos el año que viene después de que se haya demostrado efectiva en ratones y simios infectados. Lo ha confirmado este lunes en el Parlament el codirector del programa y director del Institut de Recerca de la Sida (IrsiCaixa), Bonaventura Clotet, durante la conferencia inaugural de la XIX Semana de la Ciencia, que se celebra desde este lunes hasta el domingo.

Clotet ha concretado que se prevé que la vacuna se pruebe en pacientes infectados en 2016 si se demuestra efectiva en humanos sanos: “Antes de 2030 podríamos asistir al fin de la epidemia del sida como lo conocemos hoy porque lograremos frenar su avance y que los pacientes se curen”.

Ha destacado que la vacuna terapéutica permitirá que los pacientes ya infectados se curen, pero también “ayudará mucho a crear vacunas preventivas”, y ha concretado que se ha demostrado que el 50% de los animales vacunados son capaces de luchar ellos mismos contra el virus y matarlo.

El desarrollo de la vacuna terapéutica es posible gracias al programa Hivacat, creado en 2006 y en el que participan el Hospital Clínic de Barcelona, el IrsiCaixa, la Generalitat, la Obra Social La Caixa y la farmacéutica Esteve: “Gracias a esto, Cataluña ha podido ser uno de los únicos diez centros de investigación en los que se desarrolla una vacuna terapéutica”.

En paralelo al desarrollo de una vacuna, Clotet ha destacado la importancia de los nuevos tratamientos farmacológicos, orientados principalmente a que los pacientes infectados “puedan tener una vida normal y no contagien a otras personas al lograr que el virus esté dormido”. Si se abandona el tratamiento, “el virus vuelve a despertarse y la persona recae e infecta”, lo que hace que la enfermedad no pueda curarse y que los pacientes no puedan abandonar la mediación bajo ningún concepto.

Ha dicho que los tratamientos contra el sida son muy caros, con un coste medio de 7.000 euros por persona y año, aunque ha celebrado que “con la irrupción de los genéricos esto va a cambiar mucho y se va a reducir mucho el precio“, con lo que se podrán destinar más recursos económicos al desarrollo de la vacuna.

Fuente 20Minutos

General , , , , , , ,

La Comisión de ONUSIDA y The Lancet preparan recomendaciones acerca del sida y la salud global para la agenda posterior al 2015.

Viernes, 21 de febrero de 2014

ONUSIDALa Comisión de ONUSIDA y The Lancet: Derrotar al sida, fomentar la salud mundial, celebra una última reunión en Londres para tratar sobre el futuro del VIH y la salud mundial

LONDRES/GINEBRA, 13 de febrero de 2014— La Comisión de ONUSIDA y The Lancet: Derrotar al sida, fomentar la salud mundial se reúne en Londres para abordar el futuro del VIH y la salud mundial tras el 2015. Las recomendaciones se publicarán en la revista The Lancet a finales de este año.

«La lucha contra el sida aún no ha terminado. Necesitamos intensificar los esfuerzos para lograr una victoria histórica contra esta enfermedad», dijo el presidente de la República de Ghana, John Dramani Mahama. «Todo el mundo tiene un papel clave que desempeñar para alcanzar ese objetivo. Tenemos que tomar medidas para asegurarnos de que estamos haciendo lo mejor posible para nuestros países, para nuestro pueblo y para la humanidad».

«Hemos logrado grandes avances en la lucha contra el sida, pero la lucha no ha terminado y la complacencia es nuestro peor enemigo», declaró el presidente de Benin, Yayi Boni, a través de un mensaje de vídeo. «Acabar con el sida y con la extrema pobreza es una responsabilidad compartida que debe ser una prioridad en África y en todo el mundo

La Comisión se creó a comienzos del 2013 y reúne a más de 40 jefes de Estado y dirigentes políticos, expertos en VIH y salud, jóvenes, activistas, científicos y representantes de sector privado para hacer que las lecciones aprendidas en la respuesta al sida puedan aplicarse con el fin de transformar la manera en que los países y los asociados se enfrentan a las cuestiones de salud y desarrollo.

«Esta Comisión tiene un papel histórico, basado en los conocimientos y adelantos técnicos, para encontrar nuevas estrategias y redoblar los esfuerzos para derrotar al VIH respecto a la próxima generación», afirmó la primera dama de Japón, Akie Abe. «Debemos avanzar sin excluir a nadie. Y tenemos que aplicar los logros de la respuesta al sida a otras áreas para lograr una salud mejor

«La igualdad de acceso a los servicios relacionados con el VIH detendrá y reducirá la epidemia y contribuirá al crecimiento económico y al bienestar de las personas», dijo la primera dama de Gabón, Sylvia Bongo Ondimba. «Por eso, los servicios relacionados con el VIH deben integrarse en los planes de desarrollo de todos los países».

«Hemos conseguido ofrecer tratamiento y atención a las personas que viven con el VIH, pero ahora muchos de ellos se enfrentan también a enfermedades no transmisibles», manifestó la primera dama de Rwanda, Jeannette Kagame. «La naturaleza cambiante de la enfermedad muestra lo difícil que resulta encontrar una cura o una vacuna, por lo que tenemos que saber adaptarnos y reaccionar. África tiene que estar preparada. Lo peor ya ha pasado. Ahora que sabemos cómo prevenir, cómo tratar y cómo cuidar, tenemos que construir a partir de lo que hemos iniciado y hacerlo ya

La Comisión, convocada por Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, y Richard Horton, jefe de redacción de The Lancet, está copresidida por el presidente de Malawi, Joyce Banda, la presidenta de la Comisión de la Unión Africana, Nkosazana Dlamini Zuma, y el director de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Peter Piot.

Como parte de los esfuerzos de la Comisión para ofrecer un marco que sirva de base para abordar el sida y la salud global en el contexto de la agenda de desarrollo posterior a 2015, se han mantenido diálogos entre distintas regiones y perspectivas para fundamentar las deliberaciones de la reunión de la Comisión en Londres. Las recomendaciones finales se recopilarán en un informe completo, que se publicará en la revista médica The Lancet.

ONUSIDA

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) lidera e inspira al mundo para conseguir su visión compartida de cero nuevas infecciones por el VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el sida. El ONUSIDA reúne los esfuerzos de 11 organizaciones de las Naciones Unidas (ACNUR, UNICEF, PMA, PNUD, UNFPA, UNODC, ONU Mujeres, OIT, UNESCO, OMS y Banco Mundial) y trabaja en estrecha colaboración con asociados globales y nacionales para maximizar los resultados de la respuesta al sida. Acceda a más información en unaids.org y conecte con nosotros a través de Facebook y Twitter.

The Lancet

Fundada en 1823, The Lancet es una de las revistas de medicina general más conocidas y más antiguas del mundo. Publica artículos de investigación originales, artículos de revisión, editoriales, reseñas de libros y correspondencia, así como noticias destacadas e informes de casos. Se complementa con una serie de ediciones especializadas, cada una de las cuales publica investigaciones originales, noticias y reseñas. Todas las revistas de The Lancet suponen una gran contribución a los recursos disponibles para médicos y profesionales sanitarios, y el factor de impacto de cada una de ellas refleja su lugar entre las revistas más respetadas y de mayor impacto en sus respectivos campos de todo el mundo.

Fuente ONUSIDA

General , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.