Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Astorga’

AWEN LGTBI+ busca fondos para celebrar el orgullo en León

Lunes, 13 de mayo de 2019

6BB466CE-A8F1-4843-905D-87563104256FLa asociación de lesbianas, gays, trans, bisexuales y más abre un crowdfunding para poder realizar, por tercer año consecutivo, León con Orgullo.

La asociación AWEN, con sedes en León, Astorga y Ponferrada, abre un ‘crowdfunding’ (recaudación de fondos) para poder celebrar por tercer año el Orgullo LGTBI+ en la capital leonesa.

Esta pequeña asociación sin ánimo de lucro lleva ya cuatro años dedicando sus fondos y esfuerzos a ofrecer apoyo y charlas en centros educativos para fomentar el respeto entre iguales y luchar contra el bullying y la LGTBIfobia entre los más jóvenes. Además, con la colaboración de los Ayuntamientos de León y Ponferrada, ofrece asesoramiento y acogida a cualquier persona o familiar del colectivo que lo necesite, de forma confidencial y gratuita, en Espacio Vías y los bajos del Toralín respectivamente.

Un año más quieren «volver a convertir la capital en una ciudad abierta en la que todo el mundo pueda vivir sin miedo al rechazo por ser quién es o amar libremente«.

 Por eso, el 28 de junio se organizará el Orgullo, pero este año necesitan el apoyo económico de aquellas personas que puedan aportar a la causa, «por poco que sea«. Para hacerlo tan sólo hay que entrar en la plataforma GoFundMey realizar un donativo.

Desde la asociación hacen hincapié en la «abrumadora acogida» que tuvo en 2018 el Orgullo, «cuando la lluvia no consiguió aguar un día festivo y reivindicativo«

Fuente Nota de Prensa AWEN LGTBI+ , vía HazteQueer

General , , , , , ,

Las víctimas exigen a Blázquez una investigación de todos los casos de abusos en España

Miércoles, 20 de marzo de 2019

450_1000El presidente de la CEE recibe a Juan Cuatrecasas (Gaztelueta) y Javier (La Bañeza)

Los obispos seguirán esperando el vademécum de Roma antes de tomar cualquier decisión respecto a las víctimas.

“Fue una reunión productiva, aunque no se comprometió a nada”, asegura Cuatrecasas

Instan a los obispos españoles a “no encubrir sistemáticamente a sus potenciales pederastas”

Reclaman indemnizaciones y compensaciones económicas a los supervivientes, y la creación de oficinas de atención a las víctimas

Blázquez cree que los abusos de niños han llevado a desconfiar de la Iglesia y a una situación “humillante y escandalosa”

 

Los obispos seguirán esperando el vademécum de Roma antes de tomar cualquier decisión respecto a las víctimas. Ése fue el mensaje que dio el presidente de la CEE, Ricardo Blázquez, a Juan Cuatrecasas y Javier Méndez, presidente y vicepresidente de la Asociación Infancia Robada, durante el encuentro que celebraron este mediodía en Madrid.

Se trata de la primera reunión entre la cúpula episcopal y supervivientes de abusos a menores en nuestro país, y no se produjo en la sede de la Conferencia, sino en un restaurante cercano. Durante la reunión, las víctimas entregaron a Blázquez un documento, de cuatro páginas, en el que especifican algunas de sus exigencias para que “de cara al futuro la Iglesia no encubra sistemáticamente a sus potenciales pederastas”.

 Investigar los abusos y crear un registro

Queremos que la Iglesia de España se ocupe de sus víctimas reales y no regrese de modo terco a la ignorancia deliberada y a la mala fe”. En este sentido, afearon a Blázquez que decidiera no investigar los casos de pederastia del pasado. “Nos produce enfado, vergüenza ajena y nos sentimos de nuevo agredidos”.

“Queremos que la Iglesia de España se ocupe de sus víctimas reales y no regrese de modo terco a la ignorancia deliberada y a la mala fe”. En este sentido, afearon a Blázquez que decidiera no investigar los casos de pederastia del pasado. “Nos produce enfado, vergüenza ajena y nos sentimos de nuevo agredidos”. Blázquez entendió que las víctimas tienen su derecho a pedir esa investigación, aunque no se comprometió a nada. Para Cuatrecasas y Méndez, la reunión fue interesante, aunque no se sacó nada en claro.

“Seguimos escépticos, aunque Blázquez nos ha escuchado y no se ha comprometido a nada”, subrayó Cuatrecasas al término de la reunión. “Ha sido una reunión cordial, aunque sin ningún compromiso”, relataron las víctimas, que abrieron la puerta a seguir colaborando en el futuro.

“Al igual que los jesuitas en Cataluña investigarán los posibles abusos sexuales cometidos desde los años 60, exigimos que la Conferencia Episcopal de España marque un plazo similar en coordinación con las diferentes diócesis, sin aludir al hecho de que cada diócesis decida qué hacer. Estamos cansado ya de idas y venidas de ‘la pelota’ de quienes deben hacerlo no asuman sus responsabilidades, de crear artimañas legales y dejar escapar recursos y competencias para escurrir responsabilidades y no depurarlas. Los casos del pasado deben ser investigados”. Y los depredadores, incluidos en un registro de pederastas.

Cambios en la Comisión Antipederastia

Durante la reunión, además, tanto Cuatrecasas como Javier relataron a un Blázquez emocionado sus casos, su sufrimiento y el de sus familias y la falta de apoyo por parte de la Iglesia española. Además, solicitaron al presidente de la CEE la dimisión del obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, y del sacerdote Silverio Nieto, de sus cargos en la Comisión Antipederastia de la Iglesia española, y que ésta se transforme en un grupo de expertos con “profesionales independientes, imparciales, que supongan un chorro fresco de credibilidad y transparencia”. “Y por supuesto, también víctimas”.

Una de las novedades entre las exigencias de los supervivientes está en “que toda la documentación de los casos que obra en poder de la Iglesia española salga a la luz (..). Tenemos derecho a conocer esa información. Política de transparencia”. Lo que conlleva, también, “respetar los tiempos de las víctimas”, que la Iglesias “suba sus plazos de prescripción” hasta al menos los 50 años y que haya compensaciones económicas.

Pago de indemnizaciones y oficinas de atención a las víctimas

“Creemos que es una obligación moral y cristiana garantizar el futuro de la víctima en los planos educativo, médico, jurídico y laboral”, lo que incluye el pago de la defensa jurídica, las terapias, las matrículas universitarias o ayudas en el mercado laboral. “No pedimos limosnas, pedimos reparación en consonancia con el daño recibido porque el dolor y el daño, pro desgracia, no prescriben”.

A su vez, consideran “inaplazable la creación de una oficina de atención a las víctimas dentro de la estructura de la Iglesia española”, y que congregaciones y grupos como el Opus Dei “se sumen a la política de transparencia, inmediatez y asumir responsabilidades”.

En resumen, “es necesario que de una vez por todas se depuren las responsabilidades adquiridas por los delitos en sí mismos, pero también por tantos años de encubrimiento y complicidad. Y es necesario que la Iglesia española asuma su responsabilidad pasada y presente, y lo haga para empezar a trabajar con transparencia de cara al futuro. Es su deber y una oportunidad que las víctimas, todas sus víctimas, le están concediendo”.

Carta del Presidente de la Asociación Infancia Robada by Religión Digital on Scribd

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Ni mujeres, ni expertos, ni víctimas… la ‘Comisión Antipederastia’ nace herida de muerte

Miércoles, 24 de octubre de 2018

miembros-de-la-comision-antipederastia-de-la-ceeÉstos son los miembros de la ‘Comisión Antipederastia’ de la CEE ABC

La CEE recula tras las críticas, internas y externas y ahora dice que incluirá a seglares en el futuro

Roma advierte de un ‘tsunami’ de denuncias. “Y no estamos preparados”, admite un obispo español

(Jesús Bastante).- Ni mujeres, ni expertos en distintas materias (educadores, psicólogos, psiquiatras…), ni, lamentablemente, víctimas. La ‘Comisión Antipederastia anunciada por la Conferencia Episcopal la pasada semana nace herida de muerte, y con duras críticas, tanto dentro como fuera de la institución.

La comisión, que en principio nacía como un grupo de expertos en Derecho Canónico para acompañar el informe que el cardenal Ricardo Blázquez llevará en febrero al encuentro con el Papa, está presidida por el polémico obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, cuestionado por las víctimas, y por seis sacerdotes, todos ellos juristas: Jorge Otaduy, del Opus Dei, director de la Revista “Ius Canonicum“; Silverio Nieto, del Servicio Jurídico Civil de la Conferencia Episcopal; Carlos Morán, del tribunal de la Rota; el jesuita Miguel Campo Ibáñez, canonista de la CONFER; y el vicesecretario para Asuntos Generales de la Conferencia, Carlos López Segovia.

Amén de la ausencia -clamorosa- de mujeres, laicos y especialmente, víctimas de abusos sexuales, el mayor drama de este equipo vino cuando alguien en la Casa de la Iglesia quiso ir más allá y, como un modo de responder al informe de El País sobre casos de pederastia en la Iglesia española, anunciar a bombo y platillo que la comisión no sólo se centraría en cuestiones legales, sino que abordaría una respuesta completa al drama de los abusos.

La indignación de las víctimas fue inmediata, tanto por los nombres elegidos (la crítica, además de Menéndez, se cebó en la figura de Silverio Nieto y, en menor medida, de Jorge Otaduy y Carlos Morán) como por no haber sido informados y mucho menos invitados. La cascada de críticas también vino de círculos internos, que entendían que, con esta comisión, la Iglesia española volvía a darse “un tiro en el pie” (en expresión de un arzobispo español).

Sólo entonces, y tras escuchar las opiniones de algunos expertos en comunicación, los obispos filtraron, a través de Cope, que más adelante se incorporarán varios seglares expertos en diversas disciplinas, hombres y mujeres. Un matiz que, lamentablemente, ya llega tarde. Y que sigue sin hablar de la necesaria presencia, con voz y con voto, de las víctimas de abusos sexuales en el seno de la Iglesia.

La creación de esta comisión, de este modo, también ha sido criticada en la Santa Sede, que entiende que la Iglesia españolasigue sin entender la importancia de este drama para el presente y el futuro de la institución, y se escuda en que apenas se conocen casos en nuestro país.

“Si esperan a que surja un escándalo, que surgirá, cualquier medida que se tome después será en vano”, sostienen expertos desde el Vaticano, que auguran que, más tarde o más temprano, el tsunami de abusos que ya ha pasado por Estados Unidos, Irlanda, Alemania o Australia llegará a las ‘costas‘ de la Iglesia de nuestro país.

“Y no estamos preparados“, admite un prelado español, quien añade que “la comisión que se ha creado es un buen elemento en el ámbito de lo legal, pero si no nos ponemos al servicio de las víctimas será peor que no haber hecho nada”.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , ,

José Manuel Ramos Gordon sigue viviendo en la residencia sacerdotal de Astorga

Lunes, 22 de octubre de 2018

78340_1Vergonzoso: Cada vez tienen menos credibilidad…

El cura, condenado por el Vaticano al destierro, ha recurrido la sentencia

La víctima de La Bañeza: “Es terrorífico, devastador. ¿Y después dice el obispo que no encubrió?”

El obispo ha acusado esta semana a Francisco Javier, la víctima de La Bañeza, de haberle chantajeado

Ramos Gordon ofició al menos tres misas durante el año en el que fue apartado del sacerdocio

(Jesús Bastante).- José Manuel Ramos Gordon fue condenado por la Santa Sede a diez años de destierro en un monasterio fuera de la diócesis de Astorga, tras comprobarse sus abusos en La Bañeza y Puebla de Sanabria. Sin embargo, un mes después, el sacerdote continúa viviendo en la residencia sacerdotal de Astorga, y ha recurrido su condena.

En su momento, el obispo de la diócesis y actual presidente de la ‘Comisión Antipederastia’ de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Menéndez, aseguraba que la sanción era de las más duras que podían darse, aunque no llegaban a la expulsión del sacerdocio.

La situación, cuando menos escandalosa, ha sido desvelada por Diario de León, que ha conseguido hablar telefónicamente con el pederasta. Tras una investigación canónica en la Congregación para la Doctrina de la Fe, Gordon fue condenado a una pena de diez años de “privación del ejercicio público del ministerio sacerdotal, residiendo en un monasterio o convento fuera de la dióceis de Astorga”.

Pero Ramos Gordon no se ha movido de Astorga, y ha recurrido la sentencia ante el Vaticano. Entretanto, continúa viviendo en la residencia sacerdotal, pagada por el Obispado, ante el silencio de la diócesis y del propio obispo, que esta semana ha tratado de defenderse de las acusaciones de encubrimiento, llegando a acusar a Francisco Javier, la víctima de La Bañeza, de haberle chantajeado.

En la residencia de Astorga, José Manuel Ramos Gordon vive como si nada hubiera pasado. De hecho, a nadie le extraña que pregunten por él, y le pasan el teléfono sin problemas. Durante la conversación, relata el diario, el pederasta condenado confirma que ha recurrido la sentencia ante Doctrina de la Fe. “Recurrimos la sentencia y claro, hasta que, como usted sabe, cuando se recurre la sentencia hay que esperar al resultado definitivo, afirma, lamentando la “presión mediática” que ha sufrido y negándose a admitir los abusos. “Después de tres años, seguir dándole vueltas a esto… conmigo que no cuenten para esto”.

Nada más conocer la noticia, la víctima de La Bañeza, visiblemente sorprendida, se declaraba profundamente enfadado. Es terrorífico. Él no ha reconocido los hechos. Aquí no hay más que dolor, por todas partes, por lo mal que lo ha gestionado la Iglesia”.

¿Y después dice el obispo que no encubrió? ¡Si después de la condena sigue viviendo en una casa de la diócesis!, denuncia Francisco Javier. “Es lamentable, me dan asco y pena. Espero que de una vez por todas se sienten a pensar, y no en una comisión a escribir palabras. Porque ahora siguen haciéndolo mal, atacando a las víctimas. Es devastador”.

La Casa Sacerdotal de Astorga es un edificio de 8 plantas en el que residen sacerdotes de la diócesis, familiares de éstos y seglares. Construida en los años 60, dispone de comedor, sala de conferencias, varias salas de televisión, un teatro y una capilla, donde se celebra misa todos los días. Según la sentencia del Vaticano, Ramos Gordon tiene prohibido celebrar misa salvo permiso expreso de Juan Antonio Menéndez, cuya capacidad para presidir una comisión que verdaderamente atienda y proteja a las víctimas cada vez está más en entredicho.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , ,

“Son unos miserables, matan a la gente en vida”

Jueves, 20 de septiembre de 2018

78340_1José Manuel Ramos Gordon

La víctima de La Bañeza responde al obispo de Astorga: “No me van a callar, seguiré luchando”

“El Vaticano debería decretar la expulsión de todos los responsables, también de los encubridores”

Una víctima del cura de Zamora: “Cuando lo contamos, las represalias fueron terroríficas”

“¿Qué tiene que hacer un cura para que la iglesia lo excomulgue?”

(Jesús Bastante).- Francisco Javier está “muy cansado”. Harto de todo lo que tiene que ver con Astorga, La Bañeza, los abusos… y absolutamente decepcionado con la actuación de la Iglesia. La última sanción contra Ramos Gordon, ‘desterrado’ durante diez años, pero sin ser expulsado, y la nueva negativa de la diócesis a indemnizar económicamente a las víctimas ha sido la gota que colmó el vaso.

La rueda de prensa ha sido una vergüenza. Estoy harto. Quieren echarle a él todas las culpas. Él cometió los crímenes, pero otros le dejaron cometerlos. Otros que no van a ser juzgados”, lamenta, en conversación con RD, la primera de las víctimas de José Manuel Ramos Gordon. “Cada vez que hablan me ofenden”, lamenta.

En su rueda de prensa de ayer, el obispo de Astorga, Juan Antonio Menéndez, volvió a negar cualquier compensación económica para Francisco Javier, o para el resto de víctimas. En el caso de Puebla de Sanabria, al ser hechos que no se han juzgado. En el de La Bañeza, porque el caso “ya había sido juzgado”, y caería en “prevaricación” si abonara la cantidad que, por otro lado, se le llegó a ofrecer: 300.000 euros. “Si no hay sentencia canónica, pues que la hagan. Ellos son los que pueden hacerlo, no yo”.

“Destruyeron nuestras vidas y no les importa en absoluto”, denuncia Francisco Javier. ¿Quién se atreve a afirmar que en las sentencias hay algo de justicia?“. “El Vaticano debería decretar la expulsión de todos los responsables, también de los encubridores, y la reparación a todas las víctimas. Pero así, el perdón no cabe en ninguna parte”.

“Sólo les importa su institución y su dinero, todo es muy injusto”, lamenta la víctima. “Son unos cobardes. Para mí, hoy es un día muy triste, otro más de los muchos que me han hecho sentir una mierda.

¿Comprende la Iglesia su dolor? “Son incapaces de entender nada”, apunta. “Nadie. El Papa no responde a mis cartas. ¿Qué quieren que piense, que nos apoyan y nos comprenden? Son unos miserables, matan a la gente en vida, afirma, rotundo, Francisco Javier.

“Que respondan a los escritos de mi abogado, que no sean tan sinvergüenzas”, clama la víctima. “Con estas actuaciones y estas medidas leves, los niños siguen estando en serio riesgo”. Francisco Javier no quiere hablar más, le puede la rabia. “Es lo que siento: desesperanza y abandono absoluto. Estoy desolado”. Pero, también, tiene una cosa clara: “No me van a callar, seguiré luchando“.

“¿Qué tiene que hacer un cura para que la iglesia lo excomulgue?”

Los ex alumnos de los seminarios de La Bañeza y Astorga, “decepcionados” tras la sentencia a Ramos Gordon

“Uno cometió los abusos y que otros, responsables también de velar por nuestra seguridad, lo permitieron”

(Colectivo de ex-alumnos Seminario Menor La Bañeza/Seminario Mayor Diocesano de Astorga).- Nunca es suficiente pena para las víctimas, las que sí saben lo que es vivir en el infierno; pero que la sanción canónica que ha recaído sobre José Manuel Ramos Gordón ante este nuevo caso, se considere por el Obispado como ejemplar, es seguir provocando dolor al sufrimiento. Nos sentimos decepcionados.

Se le condena a 10 años de vida contemplativa, a un religioso. Y a esto lo llaman castigo. ¿Y se le puede llamar también condena a que un cura jubilado no pueda ejercer el sacerdocio? Este fue el compromiso con este colectivo de ex seminaristas con el primer caso en el que se le declaró culpable, el de la jubilación.

Agradecemos el valor del Obispo de Astorga, movido, no nos olvidemos, por la Santa Sede, que haya hecho esta convocatoria PÚBLICA. Y que pida perdón, una y mil veces, a las víctimas. Y nosotros seguiremos diciendo, una y mil veces, que uno cometió los abusos y que otros, responsables también de velar por nuestra seguridad, lo permitieron.

Y mientras, las víctimas siguen cumpliendo su condena, la que le dejaron. Hay que recordar que después de las atrocidades que Ramos Gordón cometió en el Juan XXIII de Puebla de Sanabria, el “castigo” en ese momento fue trasladarlo al Seminario de La Bañeza y convertirlo en educador, el nuestro.

El colectivo de ex seminaristas de La Bañeza-Astorga de los años 1988-1993, seguimos reclamando justicia. Pedimos que Ramos Gordón sea excomulgado y que haya penas también para los que, teniendo del deber de mediar, no lo hicieron. Y ante la imposibilidad de que a las víctimas se le pueda devolver su infancia robada, pedimos que se le repare el daño ateniendo a sus reivindicaciones.

Colectivo de ex-alumnos
Seminario Menor La Bañeza
Seminario Mayor Diocesano de Astorga

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.