Archivo

Archivo para Jueves, 27 de julio de 2023

Cuando pase la noche

Jueves, 27 de julio de 2023
Comentarios desactivados en Cuando pase la noche

Del blog de Miguel Ángel Mesa Otro mundo es posible:

puerta-estrecha

 Palabras que no llega a pronunciarlas,
nombres de la familia que confunde,
calles cercanas que desconoce,
el camino a casa, sin una mano cercana,
se transforma en laberinto.

Y le invade el miedo,
y surge el reproche indebido,
el rechazo violento,
el golpe instintivo,
la íntima soledad masticada en silencio.

Siente el desconsuelo a su alrededor,
el agotamiento, el mal humor,
las lágrimas de impotencia.

También el bálsamo de la ternura
y las estimulantes caricias de compasión.

Un nuevo día.

Un día más.

Con los recuerdos ahogados
en el océano del olvido.

– Cuando pase esta noche
seguro que estaré bien.

– Seguro, mamá, cuando pase la noche
volveremos a estar bien.

Y el beso de despedida evoca
y revive, hasta que la vence el sueño,
los ecos, sabores y olores del ayer.

*

Miguel Ángel Mesa

***

 

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad

Jesús Lozano Pino: Dios es amor y si no, merece que lo matemos. ¿Qué Dios ha muerto? Sólo el amor podrá salvarnos. (I)

Jueves, 27 de julio de 2023
Comentarios desactivados en Jesús Lozano Pino: Dios es amor y si no, merece que lo matemos. ¿Qué Dios ha muerto? Sólo el amor podrá salvarnos. (I)

Dios-amor_2338276186_15542336_660x371Dios ha muerto” o la “muerte de Dios” es quizá una de las frases más emblemáticas y polémicas que han pasado al Olimpo de la filosofía moderna. Su laureado filósofo, Friedrich Nietzsche (1), quien proclamaba que Dios había muerto y lo habíamos matado entre todos (2), por lo que la humanidad vagaba hacia una especie de vacío infinito (Nietzsche, 2014). Su precursor, G.W.F. Hegel, que en el capítulo acerca de la religión revelada de la Fenomenología del espíritu, nos habla de la pérdida de saber, cuyo dolor se expresa en las duras palabras que afirma que Dios ha muerto (Hegel, 1993). Su director de escena, Fiódor Dostoievski, que en los personajes de Los hermanos Karamazov pudo dramatizar, moralizar y, en cierto modo, espiritualizar dicha expresión. Su actualizador, Martin Heidegger, quien interpretando la perversión metafísica en la que el pensamiento había quedado tras la crítica nietzscheana la tradujo como idolatría conceptual de la modernidad (Heidegger, 2003). Y su hermeneuta postmoderno, Gianni Vattimo. El esquema heideggeriano influyó de tal manera en Vattimo que le ofreció la posibilidad de articular una alternativa postmoderna a la hasta ahora imparable apisonadora moderno-capitalista: el debilitamiento de las estructuras fuertes en todos los estratos de poder, conocido como “pensamiento débil

En este sentido me atrevo a decir que Vattimo resucita en la postmodernidad a Dios de su propia tumba metafísica, conceptual, dialéctica, atrapada por varios siglos. Existe una evolución en la trayectoria del pensamiento vattimiano. Teresa Oñate (3) y algunos de sus alumnos (yo entre ellos) señalamos como punto de inflexión sus últimas obras de final de siglo XX y principio del XXI destinadas a estas temáticas: Creer que se creeDespués de la cristiandad El futuro de la religión, esta última escrita con Richard Rorty. Especialmente significativa es la primera, ya que esta obra va a marcar un importante giro en la evolución de su pensamiento, que no es más que una vuelta hacia un Jesús de Nazaret latente, adormecido, que nuestro autor observaba apartado, arrinconado bajo el peso aplastante de la tradición y el moralismo doctrinal, un exceso de equipaje al que la Institución le había sometido ahogando, en cierto modo, su anuncio liberador.

Precisamente el Papa Francisco lo ha rescatado de los escombros: “Este Papa me quita la vergüenza de declararme católico”, reconoció Gianni Vattimo en una entrevista en Vatican insider, la sección del periódico digital La Stampa que privilegia toda la información relevante del Vaticano y que se publicó el 9 de julio de 2018 (4). Pero para que hoy podamos con total normalidad aceptar dicha situación, nuestro autor ha tenido necesariamente que pasar por unos años de transición no siempre fáciles en el muy exigente terreno de la fe. También la Iglesia, soy testigo, está pasando con Francisco por una etapa abierta y lúcida que pudiéramos calificar de “primavera eclesial”, como muy bien examina Cristianisme i Justícia en los múltiples artículos publicados al respecto (Cristianisme i Justícia, 2015). No uno sin lo otro, sino uno y otro. Para que hoy podamos hablar con plenas garantías de un Vattimo cristiano, católico y pro Francisco (últimamente bastante mejor aceptado este aspecto por sus estudiosos) ha hecho falta que algunos de sus seguidores (la verdad que muy pocos) nos arriesgásemos hace años adelantándonos a ello convergiendo distintos ángulos: teológicos, políticos, filosóficos e incluso bíblicos (5). Nada de ello habría sucedido si previamente nuestro autor, discípulo de Pareyson e influido por Gadamer, Nietzsche y Heidegger, no hubiera reseteado su disco duro como activo militante de Acción Católica, si no hubiera resituado la postmodernidad filosófica, no sólo desde un nivel social, económico, y político sino también religioso.

A esto se añade el también giro que la Iglesia católica está dando con Bergoglio (6). A pesar de las dificultades internas y el freno que está teniendo para llevar a cabo sus reformas (Religión Confidencial, 2016), Francisco está recibiendo la simpatía de los no católicos (y no creyentes) y, lo que es más interesante, consiguiendo la vuelta y aproximación de algunos intelectuales y teólogos distanciados con la Institución o incluso silenciados por ella (Codina, 2016). En nuestro polémico autor italiano este retorno religioso se fue abonando especialmente en los últimos años del pasado siglo. En medio de los distintos procesos y avatares socio-políticos en los que nuestro catocomunista se encuentra inmerso y a través de una conversación aparentemente trivial alguien le hace la pregunta clave: si todavía cree en Dios. Su posterior reflexión da lugar a uno de sus más importantes escritos: Credere di credere, traducida en su edición castellana por “creer que se cree”.

La pregunta podía haberse respondido con un monosílabo, pero como suele ocurrir con las cosas complejas, como las cuestiones que nos suelen hacer los niños, dicha interrogación resuena en él de un modo novedoso, incisivo, incluso podríamos decir “hermenéutico”, ya que lo primero que tiene que hacer es interpretar su propia historia personal replanteándose con la máxima honestidad posible si realmente cree o no en Dios y el sentido que pueda tener dicha pregunta hoy, sus consecuencias teológico-políticas. Pero cuando piensa en Dios, nuestro autor mira a Jesús, el dios (7) cristiano; ello matiza el condicional y la respuesta, “si realmente cree”, ya que el dios cristiano no es absolutista, prepotente ni arrasador, sino más bien abierto, humilde, acogedor.

Algunas segundas partes fueron mejores que las primeras y aquí, con mucho, Jesús reconduce y canaliza amablemente la fuerza de la historia de salvación y fe del pueblo de Israel. Y si lo pongo en minúscula es para dejar constancia que al turinés no lo representa el Todopoderoso y alejado Dios de los ejércitos (como el que la historia nos ha dado muestras en muchas de las etapas del judeocristianismo) ni el Dios de los filósofos de las garantías absolutas y razón objetivista, sino uno mucho más humanizado, encarnado y debilitado: Jesús. Como afirmo en El amor es el límite. Reflexiones sobre el cristianismo hermenéutico de G. Vattimo y sus consecuencias teológico-políticas (8), si Dios existe, es amor; y si no, merece que lo matemos (9), que lo olvidemos, que lo saquemos de nuestras vidas e Historia. Porque díganme ustedes: ¿qué sentido tiene un Dios que no sea capaz de amar y unir, ofrecer, integrar, ayudar e igualar? Mejor entonces dar la razón a los agoreros y profetas de calamidades y abandonar el presente en manos de los nuevos ídolos de masas: Trump, Le Pen o Matteo Salvini… (10) Utilicemos entonces la modernidad, la tradición y la tecnología para borrar del mapa de una vez por todas a los incómodos, a los nadies, los distintos. Todos ellos hambrean la esperanza que nuestro mundo hoy parece no está dispuesto a regalar.

Vattimo sabe leer aquella parte del evangelio de san Juan que dice que “A Dios nadie lo ha visto jamás” (Jn 1,18) y que el único que nos ha contado algo sobre él es Jesús, con sus palabras y obras. Eso sabe Vattimo que sabe. Eso y poco más. En eso cree que cree: un hombre histórico, que fue hombre pero, ¿por qué no?, pudo haber nacido mujer, una persona valiente, de buen corazón, que predicó sobre el amor y la no violencia y habló con su vida del riesgo latente que acarrea ser libre, la inseguridad como clave para no acabar acomodados y amarrados a nuestras pequeñas esclavitudes; un hombre que ofrecía transformar la realidad con el ejemplo y la escucha, con la acogida: la mejor educación contra las tradiciones angostas y moralinas excluyentes.

Contra las luchas desalmadas presenta la sencillez y el debilitamiento de las estructuras de poder, la cooperación. Somos únicamente administradores de unos bienes en común. Para no caer en manos del engaño del pensamiento único, la pluralidad y la diferencia, la necesaria apertura para querer y aceptar y procurar sentirse querido y aceptado. Ni dirigir ni obedecer ciegamente, acompañar y ser acompañados, la sabia terapia de perdonar y sentirse perdonado, conocer otras tierras y personas y dejarse conocer por ellas. Nada de ídolos de masa ni de personas llamadas a cambiar la historia a base de golpes y espada. Una felicidad que se pone en el diálogo, en lo pequeño, en el momento, en el aquí, en los de más acá y los de más allá, presente, paciente, aunque sea fugaz. Porque, aunque nunca fue uno de sus nombres “Triunfo”, seguimos empeñados en encontrar un Dios a la medida de nuestras necesidades: Todopoderoso, Omnipotente, que dirija a buen término y cubra nuestros insaciables deseos de eternidades y victorias, precisamente todo aquello que nos aleja de nosotros mismos, aquello que ni somos ni podemos (Buber, 2003). Desde las tradiciones rabínicas del siglo I hemos aclamado un Dios mayúsculo que nos facilitara la entrada a una dimensión ultraterrena, un Dios justiciero e implacable que pusiera las cosas y las personas en su sitio abriendo las puertas del cielo, no sólo a Dios y a los ángeles, sino también a las “almas justas”. Pues bien, ese Dios falso, meta-físico no existe. La propia vida se encarga de esconderlo. Se esfuma tan pronto como comenzamos a solicitarle cosas que no puede concedernos: esa larga lista de peticiones incumplidas que nos sitúa ante el misterio del acontecer, del sufrimiento del hombre y el devenir de la historia. ¿Por qué no arrasa, entonces, Dios a los “malos” y deja solamente a los “buenos”? Puede que eso sea lo que todavía estamos esperando de nuestro deseado y venerado Dios. Ante nuestra falta de aceptación de la realidad preferimos el mito, apostar a la lotería antes que afrontar nuestras miserias perdiendo la oportunidad que exige en nosotros un profundo calado existencial y una mayor creatividad al borde del vértigo de nuestros límites. Ya decía Vattimo que “La modernidad es la época de la legitimación metafísico-historicista. La posmodernidad es la puesta en cuestión de este modo de legitimación” (Vattimo, 1991: 20).

Preferimos seguir pensando en un ser con superpoderes, algo o alguien que nos evite la dificultad y supla nuestras limitaciones humanas, todo ello para dirigirnos a un espacio-tiempo en el que desearíamos perdernos. ¡Cómo si la asunción de nuestros límites estuviese dotada de un único y exclusivo polo negativo! Quizá por ello, aunque avanzan inexorablemente en su portentosa e imparable carrera, las tecnologías no logran borrar de nuestros rostros la tristeza de la infelicidad ni nos evita el sufrimiento, por más que uno de sus aspectos (su otro polo) consiga, eso sí, desembarazarnos de algunos tortuosos esfuerzos. La hermenéutica, como filosofía de la diferencia, es la única que puede desembarazarnos de la violencia metafísica onto-teológica (11).

Este Dios de las tradiciones rabínicas no podía estar colgado en la cruz. Este Dios en el que creían todos aquellos que rodeaban a Jesús tenía que bajar de la cruz (12), debía bajar de la cruz y destruir a los “malos”, a los que pensaban diferente. Pero allí murió sin descolgarse del madero, como un fracasado más. El Dios de Jesús es perdón y cariño, justicia no justiciera a la vez que transparencia sincera. Este es el verdadero evangelio (13), su “buena noticia”: tenemos alternativas para luchar de forma no violenta contra el mal de la violencia. Gandhi lo vio claro: el precio de la injusta situación que la India sufría no podía cobrarse una factura cuyo IVA (14) implicara usar el mismo método represivo contra los represores. No hay camino para la paz, decía este. La paz es el camino. Un precio muy alto, sí, pero el único gasto admisible si no queremos prostituir ni traicionar nuestro aceptable sueño utópico de jóvenes apasionados, levantándonos a la mañana siguiente como viejos refunfuñones que vienen de vuelta, que no creen en nada ni en nadie, ni siquiera en ellos mismos.

Se trataría, pues, de encontrar el sano y santo equilibrio entre juventud y madurez, justicia y caridad, cielo y suelo, sueño y realidad. Este concepto, muy relacionado con el sentido debilitado de las estructuras sagradas, lo acuño y designo como “utopía débil”. Jesús, “el dios débil” que Vattimo aprecia, sólo quiere la recuperación, no la destrucción de los hombres. Pero es tan débil que no puede lo que uno no desea. Ese es su límite-fracaso a la vez que su virtud-posibilidad. Lo curioso es que somos nosotros libremente quienes lo habilitamos o deshabilitamos. Por ello, como advertíamos con anterioridad, puede decir Nietzsche en la sección 125 de la Gaya ciencia que somos nosotros quienes lo hemos matado. Pero, ¿y Dios? ¿Puede negarse a sí mismo?¿Es su debilidad de tal calibre que según nuestra relación con él se inclina hacia un lado u otro de la balanza?¿Acaso quien se siente hermano de todos y “hace salir el sol sobre buenos y malos, llover sobre justos e injustos” (Mt 5, 43) puede desfondarse de sí buscando atajos al amor respetuoso? No, precisamente es esta su grandeza y su debilidad: que independientemente de nuestro rechazo o aceptación permanece fiel a su principio y fundamento. Por ello es tan débil que no puede obligar, y tan grande que no deja de amar. Es este, en cierto modo, el concepto vattimiano de cáritas y su kénosis (2 Cor 12, 10., Fp.2, 6-8; 1 Cor 13, 1-13).

Esta cuestión, hemos de reconocer, conlleva unas consecuencias interesantísimas en el ámbito teológico-político que aquí obviamos por razones de extensión pero que tenemos la obligación como filósofos de ir dando respuesta. Asuntos tales como si se justifica teológico-políticamente suprimir las libertades para instaurar un “mejor estado” que nos otorgue un orden ideal, más justo o si existe la posibilidad de que ello no acarree necesariamente vencedores y vencidos. Solemos pensar que lo que verdaderamente necesita nuestro mundo es un golpe de efecto contundente, una revolución que dé la vuelta a la tortilla para que los que están arriba acaben justamente abajo y los de abajo gobiernen, controlen y devuelvan la felicidad ¿a todos? Cuando los que gobiernan, desoyendo el clamor de los pisoteados, no realizan una lógica y necesaria evolución político-social, el pueblo, soberano legítimo, se levanta y coge lo que es suyo haciendo su justa revolución.

Hasta aquí bien, si se dan las posibilidades y se han quemado los cartuchos y pertinentes canales de protesta reivindicativas (siempre interpretables). Pero ante ello podemos preguntarnos, como en los finales de los cuentos infantiles, qué ocurre a partir de ahora que la bella protagonista consigue casarse con el príncipe, ahora que el pueblo consigue cambiar el poder. ¿Quién/-es ostenta/-n el poder y cómo se gestiona legítimamente? ¿Quién es “el pueblo”? ¿Es el disenso sólo un mero “garbanzo” en el zapato de los mandatarios? ¿Cómo hacemos para que las minorías que no se sienten representadas ejerzan su derecho político sin discriminación?

Por lo que ahora nos concierne y tenemos entre manos diremos que no es Jesús un revolucionario cualquiera que para forzar sus fines recurre a medios como la violencia, el poder o el engaño justificándolos. Si algo loable tiene Jesús es la coherencia de no desligar medios y fines. Es entonces cuando tenemos la tentación de pensar que Jesús es una persona con horchata en las venas, uno de esos tristes predicadores que ponen a salvo la paz interior, su calma y equilibrio mental por encima de las urgentes llamadas a la acción que la realidad precisa y, a la vez, acusa sacándonos los colores. Pero, ¿no hubiese sido una especie de engaño-trampa destruir a los culpables sin mostrarles el camino para que pudieran recuperarse? Entre otros, el pasaje del centurión (Lc 23, 47-48) es un claro ejemplo al respecto, al igual que el encuentro con Mateo (Mt 9, 9-13), Zaqueo (Lc 19, 1-10) y otros muchos… Pero si hay momentos llenos de significación, estos serían cada uno de aquellos episodios que el de Nazaret comparte especialmente con los estigmatizados de su época (pobres, mujeres, enfermos, viudas, pecadores, extranjeros…). Dichos pasajes son fuente inagotable de cómo interpretar el respeto y lucha por la dignidad humana, un tesoro hermenéutico más allá de nuestra capacidad y oído ante los temas religiosos.

A partir de los gestos, palabras y la sensibilidad de Jesús podemos afirmar que nunca la razón de la acción de un cristiano en el ámbito político-social (llámese de izquierdas o de derechas, más progresista o conservador) puede ser el castigo o la represión, ni tampoco aceptar los probables daños colaterales que genera la sociedad del bienestar o la propia democracia siempre imperfecta, sino la legítima recuperación y regeneración de la persona. El fracaso palpable de nuestra historia más reciente se ha dado cuando hemos justificado nuestros actos, a veces atroces, con nuestras ideologías y no hemos levantado el pie del acelerador, incluso viendo que no eran fruto del amor a las personas. Hemos aplastado en nombre de Dios, del nacionalsocialismo, del fascismo, del comunismo, del capitalismo… justificando nuestros medios y métodos en aras a un “justo destino” o por “Razón de Estado”. Leer más…

Espiritualidad ,

Debemos encontrar orgullo y poder en la espiritualidad queer, escribe un católico transgénero

Jueves, 27 de julio de 2023
Comentarios desactivados en Debemos encontrar orgullo y poder en la espiritualidad queer, escribe un católico transgénero

índiceSin títuloEn un ensayo para National Catholic Reporter, Maxwell Kuzma, un católico transgénero, escribe sobre el poder y el orgullo de la espiritualidad queer, incluso ante el odio y la discriminación continuos.

Kuzma, quien ha contribuido anteriormente a Bondings 2.0, comienza su ensayo enfatizando que las identidades LGBTQ+ son “un objetivo único” en la iglesia institucional, específicamente cuando se trata del lenguaje y las historias de esta comunidad. El escribe:

“Nuestras historias son censuradas, editadas o recontadas de tal manera que se vuelven menos extrañas. El lenguaje inclusivo, como la identificación de los pronombres propios, se rechaza en un intento de hacer que lo queer sea menos amenazante para la teología cis-het y más aceptable en una sociedad heteronormativa.

“La vigilancia del lenguaje dentro del mundo católico queer, por ejemplo, la insistencia en usar términos como ‘atracción por personas del mismo sexo’ o ‘transgenerismo’, ninguno de los cuales son adoptados dentro de las comunidades a las que se refieren, no se trata de ser preciso o teológicamente preciso. Estos términos señalan una postura de no afirmación hacia las personas LGBTQ+ y, quizás aún más dañino, sirven para aislar a los católicos queer de la comunidad queer más amplia, alimentando la narrativa de que las dos comunidades son exclusivas e incapaces de conectarse”.

Kuzma enfatiza que estos intentos son completamente una “tradición hecha por el hombre”. Después de todo, los católicos heterosexuales y cisgénero, al igual que sus cocreyentes queer, tienen un “credo compartido” y siguen el “mensaje de Jesucristo” de las Escrituras.

Si bien algunos cristianos asumen que las personas queer no son espirituales, Kuzma afirma con precisión que “la rareza no excluye la fe”. Más bien, muchos católicos LGBTQ+ tienen vidas espirituales ricas. Algunos pueden participar en la comunidad de su iglesia a través de la música, el arte o el ministerio. Otros pueden encontrar a Dios en formas más singulares. Él observa:

“Verás, encontramos a Dios en los lugares que han dicho que se supone que no debemos hacerlo: en un corte de pelo, al usar ropa del otro lado del pasillo, al tomarnos de la mano con el que amamos. Vemos belleza en las cicatrices dejadas por una cirugía de afirmación de género, tal como vemos belleza en las heridas de Cristo…

“Las personas LGBTQ+ articulan las Estaciones de la Cruz de una manera que otros a menudo nunca han considerado, porque agregamos detalles únicos a nuestra experiencia: elevar el liderazgo de las mujeres, enfatizar la importancia de tener un aliado como Simón para ayudar a llevar su cruz, conocer un solidaridad con la experiencia de Jesús de traición y condenación, la forma en que fue profundamente incomprendido por la gente de su tiempo, incluso por algunos de sus amigos”.

Además, muchos católicos LGBTQ+ encuentran significado a través de interpretaciones queer de historias bíblicas tradicionales:

“Los católicos LGBTQ+ tienen ricas espiritualidades. Encontramos a los santos con código queer (Juana de Arco, San Esteban, Juliana de Norwich y muchos más) a pesar de los intentos de esconderlos o reescribir sus historias. Celebramos la intimidad de las amistades entre personas del mismo sexo en la Biblia (David y Jonatán, Noemí y Rut, incluso la relación entre Jesús y el apóstol Juan, “aquel a quien Jesús amaba”). Estos ejemplos de amistades sagradas entre personas del mismo sexo brindan una inspiración única para la comunidad queer porque sirven como modelos espirituales a seguir para las relaciones que nos son familiares; la representación queer no tiene que ser explícitamente romántica para resonar”.

Kuzma termina su artículo afirmando: “Encontramos a Dios cuando vivimos la identidad que se nos ha dado, compartiendo nuestros dones en el mundo con orgullo. Sí, orgullo.

Para el Mes del Orgullo en junio, Kuzma escribió un ensayo en Bondings 2.0 sobre cómo encontrar a Dios en su transición de género mientras la pandemia se desataba en 2020. Puede leer ese ensayo haciendo clic aquí. Para otras contribuciones de Kuzma, haga clic aquí.

—Sarah Cassidy (ella/ella), New Ways Ministry, 20 de julio de 2023

Fuente New Ways Ministry,

Espiritualidad , ,

La marcha del Orgullo de Budapest recuerda la “preocupante” legislación de Hungría

Jueves, 27 de julio de 2023
Comentarios desactivados en La marcha del Orgullo de Budapest recuerda la “preocupante” legislación de Hungría

IMG_0074

(Marcha anual del Orgullo en Budapest, Hungría, 15 de julio de 2023. Misterband.com)

Miles de personas se unen al Orgullo de Budapest en protesta por las medidas estatales contra el colectivo LGBT

Miles de húngaros desafiaron el sábado 15 de julio al calor abrasador para participar en la marcha anual del Orgullo Gay en Budapest, en protesta contra los controles gubernamentales sobre las manifestaciones públicas de la comunidad LGBT.

Varios partidos de la oposición estuvieron representados en la marcha con sus propios camiones. Este año, la marcha no estaba rodeada de cordones, la gente podía entrar o salir por donde quisiera. Algunos contramanifestantes de extrema derecha mostraron su punto de vista diferente sobre la comunidad LGBTQ, pero a nadie le importó y no causaron ningún problema.

Mientras el gobernante Fidesz intenta estigmatizar a los colectivos LGBTQ incluso utilizando la ley contra ellos, esta vez el Orgullo tuvo un serio mensaje político procedente del extranjero.

El gobierno del Primer Ministro Viktor Orban promueve una agenda conservadora cristiana y en 2021 prohibió “la exhibición y promoción de la homosexualidad” en libros y películas accesibles a menores de 18 años, a pesar de las fuertes críticas de grupos de defensa de los derechos y de la Unión Europea.

“El movimiento del Orgullo debería ser pionero de la libertad de expresión, la aceptación y la igualdad”, declaró Gergely Varga, un manifestante y maquillador de unos 30 años que vestía ropa con los colores del arco iris diseñada por un amigo. “Pero por desgracia tengo que decir que estar orgulloso de ser gay no está tan aceptado en Hungría como en Occidente“.

Los participantes ondearon banderas arco iris, bailaron y vitorearon mientras recorrían el centro de la capital húngara.

“Creo que el Orgullo de Budapest es realmente liberador, podemos estar muy orgullosos de ello, pero creo que seguimos estando discriminados en la gris vida cotidiana“, afirmó la diseñadora Danyi Mark.

Ni los organizadores ni el gobierno dieron un número de manifestantes, aunque los testigos estimaron que fueron unos 10.000.

Los anuncios televisivos del desfile del Orgullo sólo podían emitirse a altas horas de la noche, y la mayoría de las cadenas no se arriesgaron en absoluto, según informó el sitio húngaro de noticias Telex.hu.

También esta semana, la segunda mayor librería de Hungría recibió una multa récord por vender un libro que muestra la homosexualidad sin envoltorio cerrado.

El viernes 14, las embajadas de Estados Unidos, Alemania y otros 36 países e instituciones culturales emitieron una declaración conjunta de apoyo a la comunidad LGBTQI+ de Hungría. En la declaración, califican de preocupantes la legislación y la retórica política húngaras que contribuyen a la estigmatización de la comunidad LGBTQI+ e instaron a Hungría a proteger los derechos de las personas LGBT y eliminar las leyes discriminatorias.

Esta declaración conjunta fue firmada por todos los países de la UE excepto Polonia y todos los vecinos de Hungría, excepto Serbia. Además de los Estados “occidentales“, entre los firmantes figuran las embajadas de Bulgaria, Macedonia del Norte, Kosovo, Montenegro, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Ucrania.

El embajador estadounidense David Pressman y muchos otros diplomáticos participaron en la marcha del sábado. “Creo que (la declaración conjunta) realmente enmarca que esto no es una cuestión Occidente contra Oriente, es una realidad, es una realidad húngara, y es una cuestión que preocupa y en la que se centran los gobiernos de todo el mundo”, dijo el embajador de estados Unidos en Budapest, David Pressman.

La postura del gobierno hacia la comunidad LGBT de Hungría se consideró que resonaba entre los votantes conservadores de Orban en el campo antes de su cuarta victoria electoral en 2022.

Hungría: la avanzadilla europea de la LGTBIfobia de Estado

abascal-orban

Los ultraderechistas Abascal y Orban coinciden en su LGTBIfobia

Recientemente, el gobierno de Hungría multó con 32.000 euros a una librería por vender una novela LGTBIQ+. Una acción más de la Homofobia gubernamental…

El Gobierno de Viktor Orbán comenzó una nueva escalada legislativa contra la comunidad LGTBI húngara aprovechando la pandemia del coronavirus. En marzo de 2020, tras asumir Orbán poderes extraordinarios, su número dos, Zsolt Semjén, presentaba un proyecto de ley que entre otras medidas incluía una modificación de las leyes del registro civil para anular la posibilidad de cambiar el género asignado en los archivos registrales. Un movimiento que tenía lugar tan solo dos años después de que entrase en vigor la norma que durante ese tiempo sí que permitió a los ciudadanos húngaros adaptar sus datos legales a su identidad de género, para lo cual necesitaban un informe médico pero sin estar obligados a someterse a tratamiento hormonal o cirugía de reasignación. Finalmente, el 19 de mayo de 2020 la Asamblea Nacional aprobaba la ley que incluye la reforma tránsfoba.

Pero el Gobierno de Orbán no paró tras este retroceso sin precedentes. Envalentonado por la falta de contundencia de sus socios europeos y aprovechando de nuevo el agravamiento de la pandemia por coronavirus, promovió una reforma constitucional que recoge «el derecho de los niños a la propia identidad de acuerdo con su género de nacimiento», prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo e impone que la educación en las escuelas húngaras se inspire en «la identidad constitucional de nuestro país y la cultura cristiana». Además, la negación de la homoparentalidad recogida en la ley fundamental se completó con la aprobación de otra ley que limita la adopción de menores a las parejas casadas (y, por tanto, necesariamente de distinto sexo). La adopción por parte de personas solteras, única vía a la que hasta entonces se podían acoger las parejas del mismo sexo, solo se otorgaría ya en casos excepcionales y previa autorización del ministerio de Asuntos Familiares.

Posteriormente, en junio de 2021, el Parlamento unicameral húngaro aprobó la ley que prohíbe la información positiva sobre diversidad afectivo-sexual a menores, y que era el que ahora Orbán pretendía refrendar públicamente. El texto, calificado por el activismo como una versión de la ley rusa contra la «propaganda homosexual», se incluyó en un paquete de medidas contra la violencia sexual y la pederastia, corroborando su intención estigmatizadora contra la población LGTBI. La ley afecta a ámbitos como la enseñanza escolar, que se ve sometida a censura, porque se prohíbe la «promoción» de la diversidad afectivo-sexual y de género a los alumnos, mientras que la educación sexual, en cualquier caso, solo podrá ser impartida por profesores o miembros de organizaciones autorizadas, cerrando definitivamente la puerta a charlas sobre la realidad LGTBI por parte de colectivos. Pero también se ve concernida la propia libertad de expresión, pues se prohíbe la difusión de contenidos en libros, películas y otros formatos que estén a disposición de niños o adolescentes en los que se «describan o promuevan identidades de género diferentes de las adjudicadas en el nacimiento, operaciones genitales y homosexualidad». También se prohíbe la publicidad en la que «la promoción, exhibición o expresión de la propia identidad de género, reasignación de género u homosexualidad sea un elemento definitorio». Muestra de ello es la primera norma surgida en aplicación de la ley, un decreto aprobado en el mes de julio pasado, que ordena el sellado y envoltorio de los libros dirigidos a menores que «promuevan» la homosexualidad o la reasignación de género o contengan descripciones de sexualidad «explícita». Se prohíbe la venta de estos libros, vayan dirigidos a menores o adultos, a menos de doscientos metros de una iglesia o un colegio.

Y no olvidemos queen abril de  este mismo  año, el ultraderechista Orbán aprobó una ley que permite las denuncias anónimas contra familias homosexuales. El Parlamento de Hungría aprobó una ley que permite a cualquier ciudadano denunciar de manera anónima a las parejas homosexuales que tengan hijos a su cargo, en línea con los límites promovidos por el Gobierno del ultraderechista Primer Ministro Viktor Orbán a la comunidad LGTBI en aras de la protección de la infancia.

El texto, avalado por los diputados, autoriza que los ciudadanos puedan alertar las autoridades de aquellos comportamientos que supuestamente violen “el papel del matrimonio y la familia reconocido en la Constitución” y que no tengan en cuenta los derechos de los niños a identificarse “con el sexo de nacimiento”, según Bloomberg.

La Constitución especifica que el matrimonio es una unión “entre un hombre y una mujer” y añade que “la madre es una mujer y el padre es un hombre”, lo que implica prohibir por ley cualquier modelo de adopción o acogida por parte de parejas homosexuales.

El Gobierno también ha tomado medidas para limitar contenidos o alusiones a la comunidad LGTBI en las escuelas, argumentando que corresponde a las familias decidir la educación de sus hijos. Sin embargo, sus políticas han generado dudas entre organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, así como en la Comisión Europea.

El Ejecutivo comunitario ha llevado a Hungría ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por la controvertida ley contra la pedofilia y la protección del menor, bajo la premisa de que es discriminatoria y atenta contra los derechos del colectivo LGTBI.

Fuente Agencias/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI, Homofobia/ Transfobia. , , , ,

Venezuela: El Chavismo se alía con los movimientos religiosos ultraconservadores contra los Derechos LGTBI

Jueves, 27 de julio de 2023
Comentarios desactivados en Venezuela: El Chavismo se alía con los movimientos religiosos ultraconservadores contra los Derechos LGTBI

IMG_0086
Maduro fortalece su alianza con el movimiento evangélico

El 20% de los venezolanos acude a iglesias pentecostales en un país donde el Gobierno está enfrentado con los obispos católicos

Santo, santo, eres poderoso rey“.Venezuela te adora, señor, todos con la mano arriba“, reza el pastor, y Nicolás Maduro, el presidente del país, se pliega a la sugerencia. “Gracias por venir a celebrar con estepoderoso movimiento”, le dice luego el pastor Enrique Villalba. “Qué bendición estrechar su mano“. Maduro acerca la suya y recibe otra muestra de agradecimiento. “Cada vez que un gobernante presta oídos a tus palabras, señor, tú extendiste tu mano y trajiste bendición a esta nación”. La “bendición” sería también el propio presidente, decidido en este año crucial a fortalecer su alianza con las iglesias evangélicas, que representan a casi un 20% de los creyentes del país, tres veces más que en los tiempos en que gobernaba Hugo Chávez.

Y es que en 2024 deberían celebrarse las elecciones presidenciales con una oposición todavía sin agenda común. Maduro no quiere perder tiempo y, como parte de esta comunión con los religiosos, anunció durante el festejo del Día del Pastor y la Pastora Evangélico, en homenaje a Martin Luther King, el programa Mi Iglesia Bien Equipada. El plan debe beneficiar a más de 2.500 templos.

Maduro también anunció el Programa Iglesia Social “en apoyo a los más necesitados”. A su vez se pondrá en marcha el movimiento cultural y espiritual “Corazón cristiano” como un espacio de encuentro en todo el país. El capitán y diputado Juan Escalona, “hombre de Cristo y cantante”, de acuerdo con la propia definición presidencial, será uno de los articuladores. Maduro llamó a los venezolanos a formarse en la idea de una “conciencia superior” frente al “bombardeo permanente que nos viene de la sociedad capitalista descompuesta que promueve el consumo de drogas, la pornografía, todo lo perverso y lo sucio”. El “mensaje de la luz” pareció llegar al corazón de los pastores, que no dudaron en alzar sus manos.

Y es que, desde hace años, el crecimiento de los movimientos conservadores crece en Venezuela extendiendo desinformación y teorías conspiranoicas. Tras la marcha del orgullo gay que reunió a más de 30 mil personas en Caracas a principios de Julio, se han organizado protestas y movilizaciones de iglesias evangélicas y otros grupos conservadores, defendiendo, con el apoyo gubernamental, “el diseño original” de la familia.

marcha-evangelicos-2 - 1

Hace unos días, se concentraron en Caracas frente a la Asamblea Nacional manifestantes de iglesias evangélicas que fueron  recibidos por un grupo de diputados del Partido Socialista Unido de Venezuela y el jefe de Gobierno de Caracas, Nahum Fernández,  quienes aceptaron una de sus exigencias, la de que los grupos religiosos serán consultados sobre cualquier iniciativa legislativa que involucre a la familia, a pesar de que el Estado venezolano sea laico por mandato constitucional.

Pastores evangélicos entregaron un documento a los diputados Rodolfo Crespo (PSUV – Miranda), presidente de la Comisión permanente de Desarrollo Social Integral, y Asia Villegas (PSUV – Nacional), presidenta de la Comisión permanente de Familias, Libertad de Religión y Cultos.

Como dos primeras peticiones, según el comunicado leído ante los diputados presentes, la iglesia evangélica pide erradicar la “hipersexualización” de niños y adolescentes, así como frenar la «exposición a las pantallas». El diputado Rodolfo Crespo, presidente de la Comisión permanente de Desarrollo Social Integral, recibió el documento y declaró en nombre del presidente del Parlamento, Jorge Rodríguez. En tal sentido, informó la aprobación de la instalación “de forma inmediata” de una comisión para que trabajen en conjunto la iglesia evangélica y la AN chavista.

marcha-evangelicos-6 - 1Johana Ruiz, docente de 35 años y miembro de una iglesia evangélica, afirmaba que  la Biblia es una Constitución más. “Hay un principio bíblico establecido. Dios creó al varón y la hembra para de ahí derivar la familia. Queremos dejarle esa visión como legado a la generación venidera y que no se pierda el diseño original porque es el deber ser”. Mientras, el pastor Joel Prieto proclamaba: “Aspiramos a que este mensaje pueda llegar a las altas esferas para respetar que lo que Dios estableció en un principio debe llegar hasta el final”.

Exigían que la educación sexual integral (ESI), sea eliminada del currículo escolar. Según el pastor Prieto, “desviarse del diseño original de hombre y mujer va a traer confusión y perversión que terminará en caos” y las materias que se enseñen “deben ser las correctas”. Junto a ello, pedían la retirada del proyecto de ley contra todo tipo de discriminación, presentado por el chavismo,  que fue aprobado en marzo en primera discusión.

A finales de marzo de 2023, la AN chavista recibió recibió luz verde del pleno para su desarrollo de un anteproyecto de ley contra todo tipo de discriminación. La diputada Roraima Gutiérrez, que presentó el proyecto ante los parlamentarios, aseguró que se trata de una “ley necesaria para el pueblo de Venezuela”, porque persigue “la protección de las personas víctimas de cualquier forma de discriminación. La finalidad es garantizar el goce y el libre desenvolvimiento humano en todos los ámbitos sociales, a través del principio de la no discriminación por motivos de origen étnico, religioso, condición social, sexo, orientación sexual, identidad y expresión de género, idioma, opinión política, nacionalidad u origen”, expuso en aquel momento. También, el anteproyecto de ley espera garantizar la no discriminación por edad, posición económica, “condición de discapacidad o cualquier otra circunstancia personal, jurídica o social”.

En  las redes sociales proliferan mensajes contra la llamada “ideología de género” que, aseguran, es “contraria a la biología” para limitar la igualdad de derechos de las mujeres y de las comunidades LGBT. No falta el rechazo a la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, a los que acusan de estar promoviendo ideas contrarias a la moral como la educación sexual.

La pastora y politóloga Linda de Márquez de la organización Por la Familia Venezolana, que cuenta con delegados en cada Estado del país y aspira a constituir una red municipal, se reunió con diputados de la Comisión de Familia del Parlamento nacional. En un vídeo afirma que “Esto es perverso y ya está en nuestro sistema educativo”, mientras muestra una página de un libro de texto oficial en la que hay unas siluetas de color rosado que esquematizan varios tipos de pareja. “Usted me dirá si eso representa sociológicamente lo que es la familia venezolana”. Su organización se opone a iniciativas como el matrimonio igualitario y la despenalización del aborto, que el Estado ha dejado en el olvido.

En los últimos meses el chavismo ha tendido puentes con las iglesias evangélicas como parte de una estrategia política frente a 2024, un año que podría ser decisivo por las elecciones presidenciales. Nicolás Maduro Guerra, hijo del presidente, ha estrechado sus vínculos con pastores al punto de ofrecer dotaciones para sus templos, bonificaciones para sus fieles y emisoras de radio para amplificar su prédica. Pero también hay dirigentes de la oposición, incluso precandidatos a las primarias del 22 de octubre, como el católico conservador Roberto Enríquez, que le han dado eco a estos discursos y ha pedido levantar un “frente nacional contra la ideología de género”.

El crecimiento que están teniendo estos grupos preocupa a quienes trabajan en defensa de los derechos sexuales y reproductivos en Venezuela. Consideran que es al menos peligroso eliminar la educación sexual en un país que tiene la tercera tasa más alta de embarazo adolescente de América Latina: 97,7 por cada 1000 jovenes.

“Esto está inmerso en un contexto político y electoral en Venezuela, que debe ser rechazado por las heridas que dejan estos intentos de polarización que son muy graves cuando se usa a los niños”, dice Suzany González, directora ejecutiva del Centro de Estudios de Derechos Sexuales y Reproductivos. “Pero parece que nuestra clase política calcula más en número de votos que en derechos”, agrega. González señala que los países que llevan décadas impartiendo los contenidos ESI han mejorado considerablemente sus indicadores en salud sexual y reproductiva.

Mercedes Muñoz, investigadora y fundadora de la Asociación Venezolana de Educación Sexual Alternativa, advierte que no se resolverán, las adolescentes no aprenderán que “es su derecho exigir métodos anticonceptivos accesibles y que las mujeres no se mueran de parto como en la Edad Media”. La pornografía, agrega, es la que termina enseñando a los jóvenes de lo que no se habla en la escuela o en casa.

Para la médica Lila Vega, con más de una década enseñando educación sexual en escuelas, esta es una materia que también tienen pendiente los maestros. “Las resistencias siempre van a existir, si no no existirían los terraplanistas”. Pero las deficiencias educativas en Venezuela, donde durante el último año muchos alumnos solo asisten dos o tres días a clases, ante las dificultades para mantener los planteles operativos, son un reto adicional. “Necesitamos escuelas inclusivas y más educación e información de calidad, para que los muchachos no sigan limitando su visión sobre el mundo a la de sus padres y muchas veces a la de sus abuelos”, dice.

Fuente El País/El Periódico

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesias Evangélicas, Iglesias Pentecostales , , , , , , , , , , , , , , ,

Prohíben a las mujeres trans participar en las categorías femeninas de ciclismo

Jueves, 27 de julio de 2023
Comentarios desactivados en Prohíben a las mujeres trans participar en las categorías femeninas de ciclismo

IMG_0078El organismo rector del ciclismo mundial ha decidido que las mujeres transexuales no podrán competir en pruebas femeninas.

La Unión Ciclista Internacional (UCI) anunció el viernes (14 de julio) que se prohibirá competir en categorías femeninas a las mujeres trans que hayan realizado la transición después de la pubertad masculina, a raíz de una revisión llevada a cabo después de que la ciclista trans estadounidense Austin Killips ganara una carrera femenina en abril.

Anteriormente, el organismo rector permitía a las mujeres trans participar en pruebas femeninas si no superaban un nivel de testosterona plasmática permitido de 2,5 nanomoles por litro.

Ahora, sin embargo, las mujeres trans que hicieron la transición después de la pubertad masculina se verán obligadas a competir en la categoría masculina, que ha pasado a llamarse “hombres/abierta“.

La decisión de la UCI refleja la del ciclismo británico, que en mayo prohibió a las mujeres trans participar en pruebas femeninas e introdujo una categoría “abierta“. Según la UCI, “cualquier atleta que no cumpla las condiciones para participar en pruebas femeninas será admitido sin restricciones” en la categoría masculina/abierta.

En un principio, la UCI apoyó a Killips tras las reacciones suscitadas por su victoria en la agotadora quinta y última etapa del Tour de Gila el 30 de abril, afirmando que la política transgénero del organismo está “basada en los últimos conocimientos científicos“.

Sin embargo, sólo tres días después, la UCI dio marcha atrás y afirmó que reabriría su consulta al “escuchar las voces de las atletas y sus preocupaciones sobre la igualdad de condiciones”.

En un comunicado emitido el viernes, la UCI confirmó que su comité de gestión había votado a favor de prohibir a las mujeres trans participar en eventos femeninos, ya que el nivel máximo de testosterona permitido anteriormente no era “suficiente para eliminar por completo los beneficios de la testosterona durante la pubertad en los hombres”.

La declaración de la UCI continúa: “Dado el estado actual de los conocimientos científicos, tampoco es posible descartar la posibilidad de que factores biomecánicos como la forma y la disposición de los huesos de sus extremidades puedan constituir una ventaja duradera para las atletas transexuales femeninas.”

David Lappartient, presidente de la UCI, calificó de “medida de precaución” la prohibición de los transgénicos a nivel internacional. dijo Lappartient: “En primer lugar, la UCI desea reafirmar que el ciclismo -como deporte de competición, actividad de ocio o medio de transporte- está abierto a todo el mundo, incluidos los transexuales, a quienes animamos como a todos los demás a participar en nuestro deporte.

“También me gustaría reafirmar que la UCI respeta y apoya plenamente el derecho de las personas a elegir el sexo que corresponde a su identidad de género, sea cual sea el sexo que se les asignó al nacer. Sin embargo, tiene el deber de garantizar, ante todo, la igualdad de oportunidades para todos los competidores en las competiciones ciclistas.

“Es este imperativo el que llevó a la UCI a concluir que, dado que el estado actual de los conocimientos científicos no garantiza dicha igualdad de oportunidades entre las atletas transgénero y las participantes cisgénero, no era posible, como medida cautelar, autorizar a las primeras a correr en las categorías femeninas.”

La ciclista trans Emily Bridges se manifestó en contra de la decisión de la UCI, calificándola de borradora de la esperanza y la confianza.

confianza.

 

En una sentida declaración publicada en Instagram, Bridges escribió: “Es la esperanza lo que te atrapa. La idea de que existe una pequeña posibilidad de que no vayan a empuñar el hacha y separarte de lo que (solías) amar mantiene cierta esperanza en el futuro en este entorno”.

“Pero ahora esa esperanza ha desaparecido. La confianza en la institución ha desaparecido. El deporte de competición oficial y sancionado ya no es para las personas trans. Seguiremos luchando contra esto, en los laboratorios de ciencias del deporte, en los tribunales y en las calles, pero no tengo la impresión de que sea tan fácil desbancar a alguien como lo es prohibirlo en primer lugar.

La corredora profesional estadounidense de ciclocross y reconocida atleta vegana Molly Cameron calificó la decisión de “inaceptable” y describió la política como “profundamente problemáticaSerá decepcionante ver quién se queda con lo fácil en lugar de continuar con el trabajo duro y el compañerismo… Quitar derechos y oportunidades a search uno no equivale a justicia para todos“, escribió Cameron.

 

La ex atleta olímpica y actual republicana Caitlyn Jenner, que se ha opuesto durante mucho tiempo a la inclusión trans en el deporte, expresó su apoyo a la decisión de la UCI , calificándola de “buena noticia “.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.