Inicio > Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. > El cantante y actor Troye Sivan hubiera ido a “terapia de conversión” si se lo hubieran ofrecido

El cantante y actor Troye Sivan hubiera ido a “terapia de conversión” si se lo hubieran ofrecido

Lunes, 5 de noviembre de 2018

220px-troye_sivan_july_2015_croppedTroye Sivan, además de tener un talento musical maravilloso, es uno de esos artistas que se atreve a vivir y expresar su sexualidad sin miedo; demostrando que para tener éxito no hace falta esconderse.

El pasado martes Troye Sivan ofreció un concierto en Los Ángeles en el que interpretó Revelation, canción extraída de la banda sonora de la película Boy Erased.

La película (basada en la biografía de Garrard Conley, dirigida por Joel Edgerton y protagonizada por Lucas Hedges,  Nicole Kidman y Russel Crowe) cuenta la historia de Jared, un chaval cuyos padres le enviaron a un campo de “terapias de conversión” cuando descubrieron que era gay.

Allí Jared conoce a varios chicos en su misma situación, entre los que hay un campista interpretado por Troye Sivan.

Hay una escena preciosa en la película en la que Jared se duerme sujetando la mano de otro chico por primera vez“, explicó Sivan durante el concierto, “No ocurre nada más. Es un momento puro y realmente bonito de romance y amor. Vi esa escena, y sonaba una preciosa melodía a piano de Jónsi de Sigur Rós. Quería escribirle una canción a esa escena. Así que me junté con mi mejor amigo, Leland, y empezamos a escribir letras sobre cómo ese momento supone una revelación para Jared: ha encontrado un amor que se merece y el cielo no se ha derrumbado por ello.

Mientras hablaba sobre la canción, Troye aprovechó para hablar sobre su propia experiencia lidiando con su sexualidad a la edad que Jared tiene en la película: “Tengo la familia más solidaria del mundo. Es una auténtica locura lo perfectos que han sido. Tengo tanta, tanta, tanta, suerte… Y soy consciente de ello.

 “Este libro y este guión son mi peor pesadilla hecha realidad en una página escrita. Me asustó de cojones. Si tuviera 14 años y alguien viniera y me dijera ‘Oye, esa cosa que tanto te preocupa, la que te quita el sueño, puedo arreglarla. Puedo hacer que todo esté bien y hacer que desaparezca.’ Creo que antes de ser el chico gay extravagante que soy ahora, creo que había dicho que sí. Y creo que hubiera ido.

Y es que aunque está demostrado que las “terapias de conversión” no sirven absolutamente para nada y a pesar de que la comunidad científica se posiciona en contra y cada vez más países las prohíben; se trata de un negocio muy lucrativo para energúmenos sin escrúpulos que aprovechan el daño que la LGTBfobia provoca en el colectivo para ofrecer una “solución” en forma de producto.

Recuerda: los que necesitan terapia no somos los hombres gais, ni las mujeres lesbianas, ni las personas bisexuales, trans, intersexo o cualquier persona dentro de la diversidad. Los que necesitan terapia son los homófobos.

Boy Erased se estrena hoy en Estados Unidos, pero no llegará a España hasta el 1 de febrero de 2019.

“No” rotundo de los especialistas a las “terapias” reparadoras. “Terapias” reparadoras: no solo inútiles, también peligrosas

La comunidad médica mundial en su inmensa mayoría condena estas prácticas y lucha para que los gobiernos las prohíban. Precisamente en marzo de 2016 tenía lugar un histórico pronunciamiento de la Asociación Mundial de Psiquiatría en contra de las “terapias” reparadoras, intervenciones que no solo se han mostrado ineficaces para cambiar la orientación sexual de una persona, sino que resultan muy peligrosas. Prácticas contra las que ya antes se habían pronunciado numerosas organizaciones profesionales. La Asociación Americana de Psicología, por ejemplo, hizo ya en 2009 un llamamiento a los psicólogos para que las abandonasen definitivamente tras revisar la evidencia científica disponible y concluir que ya no resulta posible sostener que un paciente puede cambiar su orientación sexual a través de terapia, mientras que los daños potenciales de tales intervenciones pueden ser graves, incluyendo depresión y tendencias suicidas. Otras organizaciones que han alertado contra los riesgos de estas intervenciones son la Asociación Médica Británica, las más importantes organizaciones de psicoterapeutas del Reino Unido o, en España, el Colegio de Psicólogos de Madrid. Los testimonios de algunas de las personas atrapadas por las redes que promueven este tipo de prácticas (“ex-gais”) y que años después han conseguido liberarse son un buen ejemplo del daño que pueden llegar a sufrir.

En definitiva, la aplicación o recomendación de este tipo de prácticas van, hoy en día, en contra del conocimiento médico actual y de la lex artis que obliga a todo profesional sanitario.

Respecto al reto que suponen aquellas personas adultas que movidas por su fe religiosa conservadora acuden por voluntad propia a las consultas para cambiar su orientación sexual, ya desde hace años la Asociación Americana de Psicología recomienda ser “honestos” con ellos respecto a su eficacia, considerando que el objetivo en estos casos debe ser favorecer, sin imposiciones, la aceptación de la propia realidad. Posibles estrategias que sugería Judith Glasshold, la presidenta del comité que en 2009 revisó la evidencia disponible hasta esa fecha, eran insistir en determinados aspectos de la fe religiosa, como la esperanza y el perdón, frente a la condena de la homosexualidad, sugerir el acercamiento a confesiones religiosas que sí aceptan la realidad LGTB o, los casos más recalcitrantes, valorar la adopción del celibato como estilo de vida sin pretender cambiar la orientación.

Fuente Gay Star News, vía HazteQueer/Cristianos Gays

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.