Inicio > General, Historia LGTB > Naciones Unidas hace público su más avanzado documento en materia de derechos LGTB

Naciones Unidas hace público su más avanzado documento en materia de derechos LGTB

Lunes, 8 de junio de 2015

ONU-GAYLa Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha hecho público un importante informe sobre los derechos de las personas LGTB en el mundo que puede marcar un antes y un después. El documento es consecuencia de la petición de actualización que el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas hacía en septiembre de 2014 de un informe anterior y lanza veinte peticiones concretas a los estados miembros. Peticiones que bien pueden considerarse toda una “carta internacional de derechos LGTB” y que incluyen desde el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo a la prohibición de las “terapias de conversión”, pasando por el reconocimiento de la autodeterminación de género y la condena de las leyes que prohíben la “promoción” de la homosexualidad.

El nuevo documento del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos va más allá del ya histórico informe que ese mismo organismo presentó en 2011 (“Leyes y prácticas discriminatorias y actos de violencia cometidos contra personas por su orientación sexual e identidad de género”). Tras un completo repaso de los avances y retrocesos ocurridos en los últimos años en materia de derechos LGTB en el mundo, emite una serie de recomendaciones concretas a los estados, articuladas en dos bloques destinados a combatir la violencia y la discriminación, respectivamente. Recomendamos consultarlo en su integridad (puedes descargar aquí su versión original en inglés y aquí su versión en castellano), pero no nos resistimos a reproducir las veinte recomendaciones, cuyo cumplimiento haría de este mundo un lugar mucho mejor para todos y todas.

Para combatir la violencia, el Alto Comisionado recomienda a los estados que:

  • Promulguen leyes sobre los delitos motivados por prejuicios que establezcan la homofobia y la transfobia como factores agravantes a los efectos de la determinación de las penas;
  • Investiguen sin demora y de manera exhaustiva los incidentes de violencia motivada por el odio y de tortura de personas LGBT, exijan responsabilidades a los autores y proporcionen reparación a las víctimas;
  • Recaben y publiquen datos sobre el número y los tipos de incidentes registrados, velando al mismo tiempo por la seguridad de los denunciantes;
  • Prohíban la incitación al odio y la violencia por motivos de orientación sexual e identidad de género, y exijan responsabilidades a quienes pronuncien esos discursos de odio;
  • Familiaricen al personal responsable de hacer cumplir la ley y a los jueces con los enfoques sensibles a las cuestiones de género para tratar las vulneraciones motivadas por la orientación sexual y la identidad de género;
  • Velen por que la policía y los funcionarios de prisiones reciban la capacitación necesaria para proteger la seguridad de las personas LGBT presas, y exijan responsabilidades a los funcionarios estatales que participen o sean cómplices en incidentes de violencia;
  • Prohíban las terapias de “conversión”, los tratamientos involuntarios, la esterilización forzada y los exámenes genitales y anales forzados;
  • Prohíban los procedimientos innecesarios desde el punto de vista médico en niños intersexuales;
  • Velen por que no se devuelva a ninguna persona que huya de la persecución por su orientación sexual o identidad de género a un territorio donde su vida o libertad estarían amenazadas y por que las leyes y las políticas de asilo reconozcan que la persecución por la orientación sexual o la identidad de género puede ser un motivo válido para una solicitud de asilo; y eliminen los interrogatorios intrusivos e inapropiados sobre las historias sexuales de los solicitantes de asilo y sensibilicen al personal que trata con los refugiados y los solicitantes de asilo.

Para combatir la discriminación, el alto comisionado afirma que los estados deben:

  • Revisar las leyes penales para destipificar las conductas sexuales consentidas entre personas del mismo sexo y otros delitos utilizados para detener y castigar a personas por su orientación sexual y su identidad o expresión de género; ordenar una moratoria inmediata sobre los enjuiciamientos conexos; y eliminar los antecedentes penales de quienes hayan sido declarados culpables de dichos delitos;
  • Derogar las denominadas leyes “antipropaganda” y cualquier otra ley que imponga restricciones discriminatorias a la libertad de expresión, asociación y reunión;
  • Velar por que la legislación contra la discriminación incluya la orientación sexual y la identidad de género entre los motivos prohibidos de discriminación y proteja también a las personas intersexuales contra la discriminación;
  • Integrar el análisis de las vulneraciones motivadas por la orientación sexual y la identidad de género en los planes de acción nacionales para asegurar la coordinación y la asignación de recursos adecuados a las actividades conexas, la rendición de cuentas de los autores y la reparación de las víctimas;
  • Sensibilizar a los profesionales de la salud en cuanto a las necesidades sanitarias de las personas LGBT e intersexuales, en particular en los ámbitos de la salud y los derechos sexuales y reproductivos, la prevención del suicidio y el asesoramiento sobre el VIH/SIDA y los traumas;
  • Establecer normas nacionales sobre la no discriminación en la educación; elaborar programas contra el acoso y crear líneas telefónicas y otros servicios de ayuda a las personas jóvenes LGBT y a las que muestran una disconformidad de género; y proporcionar una educación sexual integral adecuada en función de la edad;
  • Velar por que las políticas sobre la vivienda no discriminen a los inquilinos por motivos de orientación sexual o identidad de género; y establecer centros de acogida para las personas LGBT sin hogar, prestando una atención específica a los jóvenes, a las personas de edad y a las que se encuentran en situaciones de emergencia;
  • Reconocer, por ley a las parejas del mismo sexo y a sus hijos, de modo que las prestaciones tradicionalmente concedidas a las parejas casadas —como las relacionadas con las pensiones, los impuestos y la herencia— se concedan en términos no discriminatorios;
  • Expedir, a quienes los soliciten, documentos legales de identidad que reflejen el género preferido del titular, eliminando los requisitos abusivos, como la esterilización, el tratamiento forzado y el divorcio;
  • Financiar campañas públicas de educación contra las actitudes homofóbicas y transfóbicas, y combatir la difusión de imágenes negativas y estereotípicas de las personas LGBT en los medios de comunicación;
  • Velar por que se consulte a las personas LGBT e intersexuales y a las organizaciones que las representan en relación con la legislación y las políticas que afecten a sus derechos.

El informe debe ser presentado ahora al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, donde no le espera precisamente una fácil digestión si se tienen en cuenta los antecedentes. En la ya mencionada reunión de septiembre, simplemente conseguir la aprobación de una declaración formal de condena de los actos de violencia y discriminación por razón de orientación sexual e identidad de género fue realmente difícil, debiendo la declaración sobrevivir a siete intentos de enmienda hostiles y siendo finalmente aprobada por 25 votos a favor, 14 en contra y 7 abstenciones.

Más largo y complicado es el camino hacia la aprobación por parte de Naciones Unidas de medidas vinculantes para los estados. Pero de lo que no cabe duda es de que el informe del Alto Comisionado para los Derechos Humanos es un excelente punto de partida que recoge, como creemos que nunca antes Naciones Unidas había hecho, la demandas más básicas de los colectivos LGTB a nivel mundial.

En paralelo, Naciones Unidas relanza la campaña “Libres e Iguales

No se trata de la única buena noticia que nos llega estos días desde Naciones Unidas, que acaba de relanzar “Libres e Iguales”, una campaña de educación pública mundial en pro de la igualdad de las personas LGTB. “Proyecto de la Oficina de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, “Libres e Iguales” creará mayor conciencia de la violencia y discriminación homofóbicas y transfóbicas y promoverá una mayor respeto de los derechos de las personas LGBT en todo el mundo. En el marco de la campaña millones de personas participarán en conversaciones que ayudarán a promover el trato equitativo de las personas LGBT y generarán apoyo para las medidas encaminadas a proteger sus derechos”, explica su web.

Os dejamos para acabar con el último vídeo de la campaña, lanzado en mayo (puedes navegar en cualquier caso por su web, en la que encontrarás muchos otros vídeos y material altamente interesante:

General, Historia LGTB , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.