Archivo

Entradas Etiquetadas ‘LGL’

El Tribunal Constitucional de Lituania ordena reconocer el derecho de residencia a los cónyuges de parejas del mismo sexo

Sábado, 19 de enero de 2019

415HvNM2AAL._SX355_Triunfo de la igualdad en Lituania, un país del que no recibimos habitualmente buenas noticias en materia LGTB. El Tribunal Constitucional de ese país ha fallado que el Estado lituano debe conceder permisos de residencia a todos los esposos del mismo sexo o a las parejas unidas mediante una unión civil entre personas del mismo sexo de aquellos ciudadanos de la Unión Europea que se establezcan en su territorio. Y ello a pesar de que Lituania no reconoce internamente el matrimonio igualitario ni dispone de una ley de uniones civiles abierta a parejas del mismo sexo.

El Tribunal Constitucional de Lituania, en este sentido, niega la razón al demandante, el Ministerio del Interior lituano, y en concreto su Departamento de Migración. El alto tribunal lituano considera que negar la residencia a las parejas extranjeras del mismo sexo de nacionales de la Unión Europea vulnera el derecho de reunión las familias, es discriminatorio y atenta contra la dignidad humana. La sentencia es de especial importancia para todas aquellas parejas del mismo sexo en las que uno de los miembros no es ciudadano de un país de la Unión Europea. En ese caso, si el país en el que la pareja desea residir no les reconoce como pareja, esa persona no tiene reconocido el derecho a residir en su territorio al no ser ciudadano comunitario.

Cabe destacar que con esta decisión el Tribunal Constitucional de Lituania no hace otra cosa que acomodarse a la histórica sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dada a conocer el pasado mes de junio, según la cual el concepto de «cónyuge», en el sentido de las disposiciones del Derecho de la Unión Europea en materia de libertad de residencia de sus ciudadanos y de los miembros de sus familias, incluye a las parejas del mismo sexo, con independencia de que los Estados permitan o no el matrimonio igualitario y de que el cónyuge no sea comunitario. «Aunque los Estados miembros tienen libertad para autorizar o no el matrimonio homosexual, no pueden obstaculizar la libertad de residencia de un ciudadano de la Unión denegando a su cónyuge del mismo sexo, nacional de un Estado no miembro de la Unión, la concesión un derecho de residencia derivado en su territorio», expresaba entonces el alto tribunal europeo.

Y aunque la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea admitía que los Estados miembros disponen de la libertad de institucionalizar o no el matrimonio entre personas del mismo sexo, también señalaba que «la negativa de un Estado miembro a reconocer, únicamente a efectos de conceder un derecho de residencia derivado a un nacional de un tercer Estado, el matrimonio de éste con un ciudadano de la Unión del mismo sexo, contraído legalmente en otro Estado miembro, puede obstaculizar el ejercicio del derecho de ese ciudadano a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros. Esto supondría que la libertad de circulación variaría de un Estado miembro a otro en función de las disposiciones de Derecho nacional que regulan el matrimonio entre personas del mismo sexo». También precisaba, en alusión a los frenos que algunos Estados miembros pueden interponer a la circulación de las parejas del mismo sexo legalmente reconocidas en otros Estados, que «una medida nacional que pueda obstaculizar el ejercicio de la libre circulación de las personas sólo puede justificarse si es conforme con los derechos fundamentales garantizados por la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Al estar garantizado el derecho al respeto de la vida privada y familiar en el artículo 7 de la Carta, el Tribunal de Justicia señala que también de la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos resulta que la relación que mantiene una pareja homosexual puede estar comprendida en el concepto de ‘vida privada’ y en el de ‘vida familiar’ del mismo modo que la de una pareja heterosexual que se encuentre en la misma situación».

De hecho, gracias al fallo del alto tribunal europeo, la justicia búlgara reconocía a principios de julio los derechos de residencia derivados del matrimonio de la australiana-chilena Cristina Palma y la francesa Mariama Diallo, celebrado en Francia. Y en Rumanía el Tribunal Constitucional sentenciaba en julio, de la misma forma que ahora ha hecho su homólogo lituano, que que los cónyuges del mismo sexo de ciudadanos de la Unión Europea tienen el derecho a obtener el permiso de residencia en Rumanía.

El fallo del Tribunal Constitucional de Lituania ha sido recibido con satisfacción por el colectivos LGTB lituano. «Se trata de una sentencia progresista, que envía un mensaje importante a la comunidad LGTB y a los políticos. Ojalá que propicie actitudes más positivas hacia las familias homosexuales», ha declarado Vladimir Simonko, representante de LGL, la principal organización LGTB del país. Por el contrario, la Conferencia Episcopal de Lituania (un país mayoritariamente católico) ha expresado su malestar por el hecho de que la sentencia reconozca la realidad familiar de las parejas del mismo sexo.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTB , , , , , , , , , , , ,

La televisión de Lituania emite un vídeo sobre derechos LGTB que había sido censurado

Miércoles, 18 de febrero de 2015

Por fin se impone la cordura:

El vídeo, que había sido censurado, es parte de la campaña Cámbialo de la Organización Nacional de Derechos LGBT (LGL, por sus siglas en lituano), e insta a los espectadores a reconocer la diversidad de la sociedad, reconocer a las personas LGBT, y apoyar la aplicación de los derechos LGBT en Lituania.

El videoclip, que fue realizado hace más de medio año por la asociación LGTB lituana finalmente fue emitido sin restricciones el pasado 13 de febrero por el canal Info TV durante el intervalo de tiempo de mayor audiencia.

Según la organización responsable del vídeo, “al filmar a personas reales, el videoclip se enfrenta a las ideas erróneas de la sociedad predominante sobre la comunidad LGBT”. “Las realidades cotidianas de las personas LGBT no son excepcionales, por lo que es común no darse cuenta de ellas”, remarcan desde la organización. Según datos del Eurobarómetro, sólo el 12 % de los residentes del estado lituano conocen al menos una persona gay, lesbiana o bisexual, y apenas un 3 % afirma conocer a una persona transgénero. “Esto demuestra que los problemas que experimentan las personas LGBT en la sociedad lituana son invisibles”, denuncian.

Así mismo han felicitado al canal emisor la “decisión socialmente responsable” de emitir el vídeo de Cámbialo y remarcan que la restricción de información positiva sobre la comunidad LGBT en espacios públicos es “perjudicial para la sociedad, ya que promueve la intolerancia, la intimidación y los crímenes de odio”.

Cine/TV/Videos, General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Un tribunal lituano califica de “excéntrica” la foto en la que una pareja gay aparece besándose y descarta actuar ante las amenazas homófobas

Martes, 3 de febrero de 2015

bucinio-nuotrauka-facebook-548b16a2c39782Como podría haber hecho cualquier pareja enamorada, dos jóvenes gays lituanos (que han optado por mantener en el anonimato su identidad) decidieron subir a su perfil de la red social Facebook una fotografía en la que aparecen besándose. Pero una acción tan inocente como compartir su amor les está suponiendo todo un calvario. Comenzaron a lloverles amenazas y mensajes de extrema violencia homófoba y decidieron llevar su caso ante la Fiscalía General de la República de Lituania, con el apoyo de la asociación LGTB Lithuanian Gay League (LGL). Sorprendentemente, acaban de recibir una desconcertante respuesta del tribunal: desestiman su caso porque, según la fiscalía, los agresivos comentaristas “utilizaron palabras inadecuadas para expresar desaprobación a las relaciones homosexuales. Sin embargo, el uso de malas palabras no es base para la responsabilidad penal”.

La justicia viene a decir que ellos se lo han buscado por su “comportamiento excéntrico”. El escrito en el que el tribunal de Klaipeda (una ciudad portuaria, situada al oeste de Lituania) desestima la denuncia de los jóvenes amenazados recoge textualmente que cuando alguien difunde una fotografía en la que se aprecia una muestra de afecto entre dos personas del mismo sexo “tiene que prever que tal acto excéntrico desalentaría claramente la comprensión y tolerancia comunes entre las personas de nuestra sociedad que tienen diferentes puntos de vista y opiniones”.

Por su parte la asociación LGL ha anunciado que presentará un recurso y manifiesta su perplejidad, ya que “algunos comentarios constituían información pública ofensiva que alentaba a discriminar a los gais y a la violencia física” y, por lo tanto, violan el Código Penal de la República de Lituania y la Ley de Suministro de Información al Público. Además de la indiferencia judicial, la propia jueza de instrucción, Rasa Stonkuvienė, ha apostillado que es conveniente animar a que el público en general “atesore valores tradicionales de la familia”.

Algunos de los comentarios que, según este miope tribunal serían únicamente fruto de una mala expresión, pero carentes de responsabilidad penal, incluían términos como “aplastar la cabeza”, “arder en el infierno”, “muerte a los maricones”, así como otras palabras tales como “quemar” o “destruir”. El presidente de la asociación LGL aseguraba que “no veía un ataque tan masivo contra personas  LGBT  en internet desde hace mucho tiempo”.

Crece la intransigencia en Lituania respecto a los derechos LGTB

Hace solo unos días, nos hacíamos eco de las amenazas veladas de un diputado lituano contra la asociación LGL, a la que acusaba de “jugar con fuego” con “provocaciones” que podrían costarles un ataque como el sufrido por la revista satírica Charlie Hebdo en París. Todo a cuenta de la iniciativa de LGL de vender como souvenirs los antiguos billetes de 10 litas (obsoletos tras la reciente incorporación del euro en Lituania), aprovechando la imagen de los dos hombres en uniforme, añadiendo el reclamo de “dos buenos amigos compartiendo algo más que amistad”.

El país báltico lleva un tiempo dirigiéndose de manera preocupante hacia posiciones cada vez más intolerantes con la realidad LGTB. En octubre de 2010 entró en vigor la reforma que prohíbe la “manifestación y promoción” de contenidos publicitarios referidos a orientación sexual. Una prohibición que afecta a servicios publicitarios dirigidos a toda la población, y no solo a menores. Poco antes, en marzo de 2010, había entrado en vigor la ley de “de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública” con el objetivo de obstaculizar la información positiva sobre diversidad sexual. Y aunque su versión inicial fue corregida por las protestas, su redacción definitiva sigue estigmatizando la información sobre homosexualidad. En septiembre del año pasado informábamos sobre la prohibición de un inocente spot contra la homofobia, teniendo en cuenta esta legislación.

A todo lo anterior se suman otras iniciativas recientes encaminadas a endurecer la legislación contra la visibilidad LGTB. Entre ellas, destaca un paquete de medidas que incluía la aprobación de una ley contra la “propaganda homosexual” similar a la rusa. La iniciativa quedó en suspenso en el Parlamento lituano en marzo de 2014, no tanto porque no dispusiera de apoyos como por temor a las consecuencias diplomáticas de una decisión así (la mayor parte de los diputados del principal partido de centro-derecha no votaron, con lo cual la iniciativa, pese a reunir la mayoría simple, no consiguió suficientes votos para ser tomada en consideración). Y la propuesta de Patackas para conceder la impunidad legal a los discursos de incitación al odio homófobo se encuentra en tramitación parlamentaria.

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Lituania: un diputado acusa a una asociación LGTB de “provocar” y le advierte de represalias como “la reciente masacre de París”

Sábado, 24 de enero de 2015

Algirdas-patackas-alkas.lt-j-vaiskuno-nuotr-e1380466521648La república báltica de Lituania sigue ganando puntos para consagrarse como el miembro de la Unión Europea más hostil con sus ciudadanos LGTB. El diputado Algirdas Vaclovas Patackas (en la fotografía) ha acusado a la organización Lithuanian Gay League (LGL) de jugar con fuego” con “provocaciones que podrían costarles un ataque como el sufrido por la revista satírica Charlie Hebdo hace dos semanas en París. ¿El motivo de esta advertencia? La mera sugerencia de que la imagen en los billetes lituanos de dos héroes nacionales tiene connotaciones homoeróticas.

Toda la polémica (bastante absurda en nuestra opinión) tuvo su origen en la entrada de Lituania en la zona euro el 1 de enero de este año. A LGL se le ocurrió una idea original para darle un uso a los, en el futuro obsoletos, billetes de 10 litas, la antigua moneda del país: venderlos como souvenirs, aprovechando la sugerente imagen de los dos hombres en uniforme con el reclamo de “dos buenos amigos compartiendo algo más que amistad”. Se trata en realidad de Steponas Darius y Stasys Girėnas, dos pilotos lituanos que cruzaron el Atlántico desde Nueva York en un vuelo sin escalas en 1933 pero se estrellaron en Alemania, justo antes de llegar a su destino.

steponas-darius-ir-stasys-girenas-darius-ir-girenas-lituanica-litas-litai-10-litu-516594b164d59La inocente iniciativa de los activistas de LGL desató la ira del diputado Algirdas Vaclovas Patackas, quien, en un articulo lleno de odio escrito para un periódico digital, apuntó directamente al presidente de LGL Vladimir Simonko. Patackas asimila la “provocación” que, en su opinión, supone la idea de promocionar los billetes, con las caricaturas publicadas por Charlie Hebdo. “Todo empezó de una forma lúdica”, añade refiriéndose a los asesinatos de París, “pero terminó con muertos, porque las palabras duelen como un cuchillo”. El político tiene claro que cualquier “intento de expandir las fronteras de la libertad de expresión” en Lituania “fracasará”, porque el país “tiene sus héroes” que deben ser respetados “por todos los lituanos normales”.

De una forma que parece poner en una diana a Simonko, Patackas se arroga el derecho a “advertir” al activista que su “reto y provocación oscura, repulsiva y totalmente inaceptable” podría tener una respuesta de “ojo por ojo, es decir, la principal causa de lo que sucedió en París” (poniendo, por tanto, al mimo nivel de ofensa la publicación de unos dibujos con el asesinato de sus autores). El diputado insta a Simonko a “luchar por tus coloridos derechos” de una forma “civilizada y no provocadora” y llega a despreciarlo por hablar lituano “con acento”.

Desde LGL han emprendido acciones legales para que se investigue si detrás del artículo de Patackas puede haber amenazas reales para los miembros de la organización. “Si estas alegaciones son reales, confiamos en las autoridades nacionales. Si se trata de algún tipo de chiste, creo que el diputado Patackas tiene un pésimo sentido del humor, lo cual es totalmente inaceptable a la luz de los trágicos eventos recientes en Francia”, afirmó Simonko. El aludido instó al político a poner en conocimiento de la policía cualquier información que posea sobre posibles ataque al colectivo LGTB. Algo que es dudoso que ocurra, habida cuenta de que Patackas ya era tristemente conocido por su homofobia: hace solo unos meses fue el autor de una propuesta de enmienda al Código Penal lituano para eliminar el delito de incitación al odio homófobo.

Lituania: un discurso de odio cada vez menos disimulado

Homófobia LituaniaLo cierto es que Lituania lleva un tiempo avanzando de manera preocupante hacia posiciones cada vez más intransigentes con la realidad LGTB, y de ello hemos dado cuenta. En octubre de 2010 entró en vigor la reforma que prohíbe la “manifestación y promoción” de contenidos publicitarios referidos a orientación sexual. Una prohibición que afecta a servicios publicitarios dirigidos a toda la población, y no solo a menores. Poco antes, en marzo de 2010, había entrado en vigor la ley de “de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública” con el objetivo de obstaculizar la información positiva sobre diversidad sexual. Y aunque su versión inicial fue corregida por las protestas, su redacción definitiva sigue estigmatizando la información sobre homosexualidad. En septiembre del año pasado informábamos sobre la prohibición de un inocente spot contra la homofobia, en base a esta legislación.

A todo lo anterior se suman otras iniciativas recientes encaminadas a endurecer la legislación contra la visibilidad LGTB. Entre ellas, destaca un paquete de medidas que incluía la aprobación de una ley contra la “propaganda homosexual” similar a la rusa. La iniciativa quedó en suspenso en el Parlamento lituano en marzo de 2014, no tanto porque no dispusiera de apoyos como por temor a las consecuencias diplomáticas de una decisión así (la mayor parte de los diputados del principal partido de centro-derecha no votaron, con lo cual la iniciativa, pese a reunir la mayoría simple, no consiguió suficientes votos para ser tomada en consideración). Y la propuesta de Patackas para conceder la impunidad legal a los discursos de incitación al odio homófobo se encuentra en tramitación parlamentaria.

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Lituania censura un inocente spot contra la homofobia por considerarlo “perjudicial para los menores”

Lunes, 29 de septiembre de 2014

censura-mafalda2La Oficina de Inspección de Ética Periodística de Lituania ha dictaminado que el spot de Keisk!, una campaña destinada a combatir los estereotipos sobre diversidad sexual, es perjudicial para los menores. Y ello pese a que las imágenes procuran, con suma delicadeza, no herir susceptibilidades. Aún así, las principales televisiones de Lituania rechazaron emitirlo o alegaron que tenían que esperar al dictamen de la Oficina de Inspección. Un dictamen que hace temer que la campaña quede herida de muerte.

La campaña Keisk! (“¡Cámbialo!”), promovida por la organización lituana LGL, se dirige contra la discriminación de las personas LGTB y cuenta con el patrocinio, entre otras entidades, de ILGA Europe, de Amnistía Internacional y de la propia Comisión Europea. El spot discute los diversos estereotipos sobre el colectivo LGTB y llama la atención sobre el hecho de que solo el 12 % de la población lituana dice conocer directamente a alguien gay, lesbiana o bisexual (mientras que solo un 3 % dice conocer a una persona trans). No muestra ninguna imagen que pudiera resultar fundadamente ofensiva o “provocativa”: presenta escenas cotidianas en las vidas de personas LGTB, absolutamente “blancas”. No se ve ni un solo beso. A lo sumo, se muestran discretos gestos de afecto entre dos personas del mismo sexo que pueden insinuar que son pareja.

Sin embargo, parece que ya solo esto resulta ofensivo para las autoridades lituanas. La Oficina de Inspección de Ética Periodística le ha dado una valoración negativa al spot. Según su dictamen, “tiene un efecto perjudicial en la salud y desarrollo emocional, mental y espiritual de los menores, así como en la correcta formación de ideales de vida fundamentales”. El dictamen ha sido emitido a solicitud del canal LRT, al considerar que podía violar la ley “de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública”.

Os mostramos de nuevo el spot, que ya presentamos en una entrada anterior. Ésta es su versión inglesa (el original es exactamente igual, con los textos en lituano):

Lituania: un discurso de odio cada vez menos disimulado

El trasfondo de esta noticia la hace especialmente preocupante, ya que la decisión tiene lugar en base a la legislación homófoba de un país miembro de la Unión Europea, que hasta la fecha no ha merecido sanción alguna.

En octubre de 2010 entró en vigor la reforma que prohíbe la “manifestación y promoción” de contenidos publicitarios referidos a “orientación sexual”. Esta prohibición afecta a servicios publicitarios dirigidos a toda la población, y no solo a menores. Poco antes, en marzo de 2010, había entrado en vigor la ley ahora expresamente alegada para rechazar el spot. Y aunque su versión inicial fue corregida por las numerosas protestas (prohibía informar de forma positiva sobre homosexualidad en escuelas, lugares públicos y medios de comunicación que pudieran ser vistos por niños) su redacción definitiva sigue estigmatizando la información sobre homosexualidad. Se eliminaron la referencias explícitas pero se sigue prohibiendo toda aquella información “que promueva el abuso sexual a menores, las relaciones sexuales entre menores y en general las relaciones sexuales”. Se estipula además que no podrán promocionarse “concepciones de la familia distintas a las determinadas por la Constitución de la República y el Código Civil”.

A todo lo anterior se suman otras iniciativas recientes encaminadas a endurecer la legislación contra la visibilidad LGTB. Entre ellas, destaca un paquete de medidas que incluía la aprobación de una ley contra la “propaganda homosexual” similar a la rusa. La iniciativa quedó en suspenso en el Parlamento lituano en marzo, no tanto porque no dispusiera de suficientes apoyos como por temor a las consecuencias diplomáticas de una decisión así (la mayor parte de los diputados del principal partido de centro-derecha no votaron, con lo cual la iniciativa, pese a reunir la mayoría simple, no consiguió suficientes votos para ser tomada en consideración).

Fuente Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , ,

Televisiones de Lituania rechazan un spot contra la discriminación de las personas LGTB por miedo a incumplir las leyes homófobas

Viernes, 29 de agosto de 2014

Es un spot promovido por la organización lituana LGL como parte de su campaña Keisk (“Cámbialo”) contra la discriminación de las personas LGTB. Las imágenes muestran escenas cotidianas en las vidas de personas LGTB, absolutamente “blancas”, sin elementos que puedan ser considerados “provocativos”. No se ve ni un solo beso. A pesar de ello, las televisiones lituanas se niegan a emitirlo por considerar que se exponen a ser acusados de violar la legislación homófoba vigente. Una actitud que LGL califica directamente como censura. Lituania, recordemos, es miembro de pleno derecho de la Unión Europea.

Insertamos a continuación el spot, en su versión inglesa (el original es exactamente igual, con los textos en lituano). Keisk cuenta por cierto con el patrocinio, entre otras organizaciones, de ILGA Europe, de Amnistía Internacional y de la propia Comisión Europea:

¿A qué se debe exactamente el temor de las televisiones lituanas, algunas de las cuales han rechazado directamente el spot mientras que otras se han negado a emitirlo hasta que no haya garantías suficientes de la Oficina de Inspección de Ética Periodística de que no viola la ley? Muy sencillo. Lituania, pese a ser un estado de pleno derecho de la Unión Europea, ha aprobado leyes de carácter homófobo… sin que ello le haya supuesto sanción alguna. En octubre de 2010 entró en vigor la reforma que prohíbe la “manifestación y promoción” de contenidos publicitarios referidos a “orientación sexual”. Prohibición que afecta a servicios publicitarios dirigidos a toda la población, y no solo a menores.

Meses antes, en marzo de 2010, había entrado en vigor la llamada ley de “de protección de menores contra el efecto perjudicial de la información pública”. Pese a que su versión inicial fue corregida tras las numerosas protestas (prohibía informar de forma positiva sobre homosexualidad en escuelas, lugares públicos y medios de comunicación que pudieran ser vistos por niños), su redacción definitiva sigue estigmatizando la información sobre homosexualidad: se eliminaron la referencias explícitas a esta pero se prohíbe toda aquella información “que promueva el abuso sexual a menores, las relaciones sexuales entre menores y en general las relaciones sexuales”, estipulando además que no podrán promocionarse “concepciones de la familia distintas a las determinadas por la Constitución de la República y el Código Civil”. Esta es la ley por la cual las televisiones lituanas se resisten ahora a emitir el spot.

Homofobia de estado, sin matices

Posteriormente ha habido diversas iniciativas para endurecer aún más la legislación contra la visibilidad LGTB. La última de ellas, un paquete de medidas homófobas que incluía la aprobación de una ley contra la “propaganda homosexual” similar a la rusa. La iniciativa quedó en suspenso en el Parlamento lituano en marzo, no tanto porque no dispusiera de suficientes apoyos como por el temor a las consecuencias diplomáticas que una decisión así puede acarrear al país. Ello fue posible porque la mayor parte de los diputados del principal partido de centro-derecha no votaron, con lo cual la iniciativa, pese a reunir la mayoría simple, no consiguió suficientes votos para ser tomada en consideración.

Ello no significa, como bien ha quedado demostrado, que la actual legislación homófoba no sea suficiente para amedrentar a los medios de comunicación e impedir que los colectivos LGTB consigan una mínima cuota de visibilidad. Aunque sea con spots tan políticamente correctos como el que nos ocupa, que ahora debe pasar el filtro de la mencionada Oficina de Inspección de Ética Periodística  -un organismo público que “supervisa” la información que ofrecen los medios lituanos- para poder ser emitido por televisión.

Funte Dosmanzanas

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.