Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Juan Barros’

Detienen a Óscar Muñoz Toledo, excanciller del arzobispado de Santiago por siete casos de abusos a menores

Martes, 17 de julio de 2018

oscar_munozJuan Carlos Cruz califica el arresto como “otra vergüenza más” en la crisis que asola a la Iglesia chilena

“Precisamente, Oscar Muñoz, asesor directo del cardenal Ezzati, era el encargado de recibir las denuncias sobre casos de abusos sexuales en el arzobispado de Santiago”

Hernán Reyes: “La Iglesia chilena es una iglesia enferma”

El cardenal Barreto sostiene que la Iglesia fue “cómplice” por encubrir los abusos a menores

(C. Doody/Efe).- Otro capítulo más de la historia de horrores que son los abusos en la Iglesia chilena. Óscar Muñoz Toledo, excanciller del arzobispado de Santiago y uno de los colaboradores más cercanos del cardenal Ricardo Ezzati, han sido detenido acusado de siete casos de abuso sexual contra menores y estupro.

Hechos que el defensor de las víctimas Juan Carlos Cruz ha calificado como otra vergüenza más”, y frente a los cuales el propio Ezzati ha expresado un “dolor muy grande”, “un pensamiento muy cercano y cordial a las víctimas” y el “deseo de que la justicia tenga la última voz”.

La detención del sacerdote Muñoz, de 56 años, fue ordenada por el fiscal regional de O’Higgins (centro del país), Emiliano Arias, y practicada por los Carabineros en la capital chilena.

a_uno_965255-818x460Muñoz se había denunciado a sí mismo por abusos ante la Oficina Pastoral de Denuncias y fue separado de su cargo el pasado enero, dos semanas antes de la visita a Chile del Papa Francisco.

En mayo, la Fiscalía abrió una investigación en su contra, tras darse a conocer los hechos que habrían afectado a cuatro menores, pero a la fecha actual los casos se elevan a siete. Los hechos ocurrieron presuntamente entre 2002 y comienzos de este año, cuando las víctimas tenían entre 11 y 17 años.

Cinco de los menores presuntamente objeto de abusos son sobrinos del religioso, otro es uno de sus acólitos y el último un joven que habría sufrido los abusos en 2004 en la ciudad de Rancagua, al sur de la capital.

Precisamente, Muñoz era el encargado de recibir las denuncias sobre casos de abusos sexuales en el arzobispado de Santiago y, además, era asesor directo del cardenal Ezzati.

El pasado junio, la Fiscalía ordenó la incautación de documentos y ordenadores en el obispado de la ciudad de Rancagua y en el Tribunal Eclesiástico, en Santiago. Dichas diligencias buscaban encontrar expedientes canónicos, investigaciones previas y antecedentes que tuvieran relación con denuncias que apuntaban a un conjunto de sacerdotes de la región de O’Higgins y que integraban un grupo de abusadores denominado La Familia, caso en el que catorce curas fueron suspendidos.

Otros dos fiscales regionales -Raúl Guzmán, de la Fiscalía Metropolitana Sur, y Mauricio Richards, del Maule (centro del país)- encabezan en la actualidad pesquisas que involucran a religiosos católicos.

Guzmán investiga una serie de denuncias por abusos ocurridos desde hace años en colegios marianistas, mientras que Richards estudia acusaciones presentadas por el sacerdote Sergio Díaz contra algunos obispos y el nuncio apostólico, Ivo Scapolo, a los que tacha de encubrir denuncias presentadas anteriormente y amparar a los autores.

Los casos de abusos sexuales han conmocionado desde hace años a la Iglesia católica chilena y, en junio, el Papa Francisco aceptó las renuncias de cinco obispos, después de que 34 miembros de la Conferencia Episcopal de Chile le ofrecieran sus cargos tras ser citados al Vaticano por el pontífice.

Dos de los cinco que fueron alejados, Juan Barros y Horacio Valenzuela, fueron acusados directamente de encubrir los abusos contra menores por las víctimas del párroco Fernando Karadima, caso en que el Papa debió enmendar su posición tras haber sostenido en un principio que las acusaciones contra los obispos eran calumnias.

El Pontífice invitó también a algunas víctimas a Roma, les pidió perdón y anunció cambios en la Iglesia chilena, tras señalar que su negativa inicial a creerles se debió a que recibió información falsa sobre la situación.

Alejandro Goic, otro de los obispos que renunció, aunque se indicó que era por motivos de edad, admitió haber sido negligente por el caso llamado “La Familia”, mientras Gonzalo Duarte, obispo de Valparaíso, que también dejó el cargo por edad, ha sido acusado de abusos sexuales por seminaristas, novicios y sacerdotes jóvenes.

foto_0000001520180714133640Por otra parte, el sacerdote Jorge Laplagne fue separado de sus funciones luego de que el arzobispado de Santiago iniciara una investigación en su contra por pederastia, ante una nueva acusación de abuso en la iglesia chilena.

Laplagne, que tenía a su cargo dos parroquias en barrios residenciales de la capital chilena, fue denunciado por abuso sexual a un menor hace 13 años, según un escueto comunicado difundido el viernes por la noche por el arzobispado, que recibió la notificación hace dos semanas.

“Ante esto, el Arzobispado de Santiago ha instruido una nueva investigación previa. Mientras dure el proceso -cuyo plazo máximo será de 60 días- el sacerdote ha sido apartado del oficio de párroco de San Crescente y Nuestra Señora de Luján, y no puede realizar actos públicos propios del ministerio sacerdotal”, indicó el comunicado.

El arzobispado tenía conocimiento de las denuncias en contra del cura, por las que ya lo había investigado en 2010. Sin embargo, en aquél momento, “no pudo acreditar la verosimilitud de los hechos denunciados”, detalló el comunicado.

El nuevo caso se dio a conocer horas después de que el reconocido sacerdote Oscar Muñoz fuese enviado a prisión preventiva por un tribunal de la ciudad de Rancagua, 120 km al sur de Santiago. Muñoz había sido acusado por la fiscalía de abuso sexual y estupro contra cinco menores entre 2002 y 2018. Algunos de ellos serían familiares del clérigo.

Ahora, la fiscalía evalúa incluir otros dos casos que involucran a Muñoz.

Los abusos ocurrieron en las ciudades de Santiago y Rancagua, donde el sacerdote aprovechó la cercanía con las víctimas y sus familias para llevarlos a su casa donde según el Ministerio Público- ocurrieron los delitos.

El encarcelamiento de Muñoz, que se extenderá por los seis meses que durará la investigación, fue un golpe duro para la iglesia chilena, ya que el clérigo ocupaba hasta este año el cargo de canciller del Arzobispado de Santiago, una posición de alta jerarquía.

Muñoz se había auto denunciado por abuso sexual de menores ante autoridades eclesiásticas en enero pasado, tras lo cual había sido suspendido. La fiscalía tuvo detalles del caso luego de allanar oficinas de la Iglesia en junio.

El papa Francisco aceptó en mayo la renuncia de cinco obispos chilenos en medio de la crisis que enfrenta la iglesia local por la seguidilla de escándalos sexuales de religiosos denunciados en los últimos años.

Fuente La tercera/Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las víctimas responden al Papa: “Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones”

Miércoles, 17 de enero de 2018

barros_560x280La comunidad de Osorno logra entregar una carta a Francisco en La Moneda

Carta de una sobreviviente de abusos: “No puedo seguir viviendo en este espiral de culpa, rabia y odio”

Barros participó en la misa y se defiende: “Se han dicho muchas mentiras sobre mí”

Hace 31 años, Juan Pablo II ‘bendecía’ el régimen de Pinochet, con una misa junto al dictador en el parque O’Higgins.

(Jesús Bastante).- “No puedo dejar de manifestar el dolor y la vergüenza que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de ministros de la Iglesia. Es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas”. Las primeras palabras del Papa Francisco en Chile fueron una petición de perdón por la pederastia clerical, y un compromiso con los que han sufrido a manos de depredadores revestidos de autoridad. ¿Es suficiente para las víctimas?

Parece que no. Y mucho más después de que los organizadores de la visita papal a Chile no dejaran espacio para un encuentro del Papa con las víctimas de la pederastia, muy activas en sus movilizaciones, especialmente en el caso del obispo Juan Barros. Un Barros que, por cierto, participó de la misa en el parque O’Higgins. Al polémico obispo de Osorno se le vio en varias ocasiones durante la retransmisión.

Entretanto, la comunidad de Osorno logró entregar una carta al Papa Francisco, a través del presidente de la Cámara Baja, Fidel Espinoza, pidiéndole que se revierta la designación episcopal de Barros, considerado encubridor de los abusos de Fernando Karadima.

El parlamentario hizo entrega de la misiva al Papa a través del secretario de Estado, Pietro Parolin, durante el acto en La Moneda, y apuntó que son necesarias “acciones más concretas”. Para el diputado, Francisco “está mal informado sobre la comunidad de Osorno”, que ha convocado diversas protestas tanto en Santiago como en Temuco e Iquique, a la espera de que Bergoglio rompa el protocolo y escuche sus peticiones.

Lo cierto es que las víctimas de abusos no han terminado de creer en la sinceridad de las palabras del Papa. Así, para Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, se trata de “otro titular barato”. “El Papa pide perdón por abusos en La Moneda. Otro buen titular que saca aplauso y ahí se queda. Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas”, escribió en Twitter.

Por su parte, el portavoz de los laicos de Osorno, Juan Carlos Claret, afirmó que las palabras el Papa le dejaron “con sabor a poco”. Este colectivo se ha congregado en distintos lugares de paso del papamóvil, con carteles que rezan “Ni zurdos ni tontos. Osorno sufre. Obispo Barros, encubridor“.

En declaraciones a La Tercera, Claret señaló que “el Papa ha pedido perdón pero no hay cambios. No hay remoción de obispos”. “Estamos protestando con un gran sacrificio de tiempo y económico para que no se nos nos oculten. Deliberadamente se ha intentado encubrir esta realidad“, criticó.

Finalmente, la esposa del ex presidente Eduardo Frei califico de “vergüenza” que el obispo Osorno participara de la misa papal. A través de su cuenta de Twitter, Marta Larraechea se sumó a las críticas. “Barros participa de la ceremonia en Parque O’Higgins, qué vergüenza, ¿de qué pide disculpas el Papa?”, dijo Larraechea. “No le creo nada, dice una cosa y hace otra”.

El obispo de Osorno, por su parte, señaló al término de la misa que “se han dicho muchas mentiras sobre mí“, y apuntó que mantiene una buena relación con el Papa Francisco. Barros aseguró no conocer la carta del Papa en la que recomendaba que se tomase un año sabático, y subrayó que “la verdad es muy importante y debe primar (…) Yo sigo estando al servicio de la Iglesia”. En su opinión, la visita papal “no se verá empañada” por este escándalo.

Por otro lado, al menos veinte personas fueron detenidas durante la “Marcha de los Pobres” realizada en Santiago, que buscaba llegar al Parque O’Higgins, donde el papa Francisco celebró una misa multitudinaria, informaron fuentes oficiales.

Con pancartas comoPapa: los pobres marchamos contra las migajas de esta democracia o “No puede dar la paz un cómplice que ayuda y ampara a violador”, la manifestación, convocada para las 9 hora local, fue interceptada por la policía cuando avanzaba sobre la Avenida Matta, en dirección al lugar de celebración de la homilía.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , , , ,

El padre Berríos, ante la visita del Papa: “El pueblo creyente de Chile se siente abandonado por sus pastores”

Martes, 9 de enero de 2018

File_2007810121033 “Esta es una sociedad mucho más crítica”

Solo uno de cada tres chilenos confía en la Iglesia católica

Bachelet mostrará al Papa “un Chile más justo, inclusivo y digno”

“La Iglesia ha dejado de ser casa de los pobres, fuente de esperanza y escuela profética”

La crisis de la Iglesia chilena preocupa al Papa

El jesuita cree que Francisco “debería hacer un gesto” en cuanto al ‘caso Osorno’ 

El Papa rezará en Temuco con representantes de la comunidad mapuche

“El pueblo creyente de Chile se siente abandonado por sus pastores y desilusionado con los casos de abusos sexuales”. Es el juicio del sacerdote Felipe Berríos, quien en una entrevista a El País de España prevé que el tema de la polémica en torno al obispo de Osorno, Juan Barros, “va a ser central” en la próxima visita del Papa Francisco.

esperanza-de-chileEl religioso, quien reside en un campamento en Antofagasta, reconoció que la visita del Pontífice ha sido “a mi entender, un poco críptica en cuanto a su organización”.

También aludió a las críticas por el elevado costo de la gira. “No han sido muy hábiles los organizadores, que no han sociabilizado más la visita. Se ha explicado poco. Pero esta molestia ciudadana se entiende por el ‘cabreamiento’ hacia la jerarquía, estimó. “No creo que sea contra el Papa, que puede traer un aire de esperanza para muchos”, añadió. “Me habría gustado que se hubiesen hecho preguntas a las comunidades de base” al preparar la visita, argumentó.

Berríos dijo que el Papa llega a un Chile “mucho más democrático, con la gente empoderada” y con un “espíritu libertario”. “Es una sociedad mucho más crítica que la que le tocó ver a Juan Pablo II”, explicó.

Agregó que a ese escenario se suma que el país “ha dado pasos firmes, sobre todo con las reformas de la Presidenta Michelle Bachelet“. “Por ejemplo, por primera vez consideraron la educación como un derecho“, señaló.

Según Berríos, en Chile la Iglesia católica está muy alejada de la gente, tremendamente cuestionada y con una jerarquía que no llega a los fieles”.

bachelet-con-el-papa-franciscoAgregó que hoy al Papa “le debe sorprender una Iglesia chilena callada, metida para adentro”. “No va a la vanguardia de los cambios de la sociedad chilena”, aseveró.

Sobre el caso del obispo de Osorno, resistido por fieles de esa ciudad debido a sus vínculos con Fernando Karadima, el religioso jesuita consideró que el Papa Francisco “debería hacer un gesto”. “Es un asunto que ha dividido y golpeado a la sociedad chilena. O no hacerlo, porque sería hiriente verlo, por ejemplo, abrazado a Barros”, reconoció.

La respuesta de Berríos a Hasbún

El sacerdote jesuita también contestó a las afirmaciones del padre Raúl Hasbún. El religioso afirmó en una carta que un “Estado tirano” recibiría al Papa. Aludía a la aprobación del aborto por tres causales promovido por la actual administración. “Hasbún está corrido en el tiempo. Eso lo debería haber dicho en dictadura”, aseveró Berríos.

Fuente Religión Digital

General, Iglesia Católica , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.