Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jsme fér’

El Gobierno de la República Checa respalda un proyecto de ley para legalizar el matrimonio igualitario

Lunes, 25 de junio de 2018

Bundesminister Sebastian Kurz trifft den tschechischen Vizepremier Andrej Babis. Wien, 13.02.2014, Foto: Dragan Tatic

 El Primer Ministro, Andrej Babis

El Gobierno de la República Checa respaldó una propuesta para la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo, la cual ahora debe ser discutida en el Parlamento. Chequia se convertiría en el primer país postcomunista en aprobar las bodas entre homosexuales.

La mayoría de los países de Europa occidental permiten el matrimonio entre personas del mismo sexo, pero la única región anteriormente comunista donde es legal es el este de la ahora unificada Alemania.

El Primer Ministro, Andrej Babis, confirma que el Gobierno de la República Checa apoya un proyecto de ley para legalizar el matrimonio igualitario que, de prosperar, se convertirían en el primer país de la Europa comunista que otorga a las parejas homosexuales los mismos derechos que ya tienen las heterosexuales.

“¡Hace apenas unos minutos el gobierno checo aprobó una ley parlamentaria que permitiría a las parejas del mismo sexo checas casarse!”, Escribió el activista del matrimonio homosexual Czeslaw Walek en Twitter. “¡Un gran paso adelante! ¡Es hora de que la libertad se case en Chequia!”, continuó en su mensaje.

Según confirma este viernes, 22 de junio, Andrej Babis, Primer Ministro checo, su Gobierno respalda una propuesta presentada por un grupo de 46 legisladores de todo el país, que consideran que las parejas homosexuales merecen obtener los mismos derechos que las parejas heterosexuales, para lo que han redactado un proyecto de ley con el objetivo de aprobar el matrimonio igualitario en el que sería el primer país de la Europa comunista en hacerlo.

«El gobierno checo ha decidido hoy apoyar una ley de matrimonio igualitario. El documento será discutido ahora por el Parlamento. ¡Esta es una gran noticia para #LGBT en la República Checa!», publica en su página de Twitter la organización Prague Pride, celebrando la decisión de sus gobernantes, que de salir adelante, harían de su país el décimo séptimo que legaliza las bodas gays en Europa.

Desde 2006, el Gobierno de la República Checa permite que las parejas del mismo sexo se registren como parejas de hecho. Aunque el matrimonio igualitario no sea legal, desde 2006 sí lo son las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Las 2647 parejas homosexuales registradas no tienen los mismos derechos que los matrimonios homosexuales. Aunque sí pueden tener acceso a los datos de salud de su pareja y pueden heredar, las uniones civiles no pueden adoptar (aunque en 2016 se derogó la prohibición de que pudieran adoptar individualmente, en 2015 una decisión judicial reconoció como tales a los hijos de una pareja del mismo sexo adoptados en California y en 2017 el Tribunal Constitucional de la República Checa reconoció la paternidad en parejas del mismo sexo cuando ha sido reconocida en el extranjero), no reciben pensión de viudedad ni pueden hacer la declaración de la renta de forma conjunta.

A diferencia de las vecinas Polonia y Eslovaquia, la República Checa es una de las sociedades más seculares de Europa, por lo que los grupos religiosos tienen una voz relativamente débil. Sin embargo, también existe un proyecto de ley opuesto, avalado por 37 legisladores, que exigen que su constitución defina el matrimonio como la unión entre un hombre y una mujer y desde Jsme fér señalan que menos de la mitad de los parlamentarios (82 de 200) muestran el mismo apoy..

Para que el matrimonio igualitario sea una realidad en la República Checa, tan solo es necesaria una mayoría simple de los 200 escaños que forman el Parlamento, mientras que para una modificación de su constitución se requieren al menos 120 votos. Por lo tanto, la primera opción es la que se muestra más fortalecida de ser aprobada, especialmente, luego del respaldo este 22 de junio del primer ministro Andrej Babis.

Lo que no está claro es el momento en el que el parlamento pueda someter a votación estos dos proyectos de ley opuestos, ya que los partidos han estado luchando por crear una administración de pleno derecho desde las elecciones de octubre pasado.

No podemos olvidar que el 75 % de los ciudadanos apoya el matrimonio gay según una encuesta realizada en abril, mientras que un 74 % aprueba también la normativa existente en relación a las parejas de hecho, mientras que en contra solo hay un 19%. Además, un 61% de los encuestados está a favor de que las parejas homosexuales puedan adoptar. La mayoría de apoyos provienen de mujeres, jóvenes y personas con educación superior.

Hay algunos datos que no son tan bonitos. Una quinta parte de los checos creen que la homosexualidad es una opción, y más o menos el mismo número de personas cree que se trata de algo inmoral. Además un 30% cree que se trata de una moda y que su aceptación en la sociedad contribuye a minar la moralidad del país; pero tan solo un 13% cree que un matrimonio entre gais o lesbianas pone en riesgo el matrimonio heterosexual, mientras un 8% cree que les pone en riesgo a ellos mismos.

Los checos están ciertamente a favor de la felicidad de las parejas de gais y lesbianas” explica Czeslaw Walek, director de la campaña de la que forma parte la encuesta, “Es más, un 75% de la sociedad cree que si dos personas se quieren, deberían tener la opción de casarse.

En el terreno político, eso sí, la cosa no pinta tan bien. Aunque el primer ministro del país, Andrej Babiš se ha mostrado a favor del matrimonio entre homosexuales, desde Jsme fér señalan que menos de la mitad de los parlamentarios (82 de 200) muestran el mismo apoyo.

Fuente Universogay/Cristianos Gays

General, Historia LGTBI , , , , ,

Una encuesta revela un enorme apoyo al matrimonio igualitario en la República Checa

Miércoles, 25 de abril de 2018

republica-checa-matrimonio-igualitario-696x522Un 75% de la sociedad checa está a favor de que se legalice el matrimonio igualitario, 7 puntos más que en 2016.

Las uniones civiles entre homosexuales son legales en el país desde 2006, pero tienen gran parte de sus derechos limitados respecto a los matrimonios heterosexuales. 

La República Checa podría ser el primer estado postsoviético en aprobar el matrimonio igualitario… o al menos eso parece según los datos revelados en la encuesta realizada por la agencia Median a petición del grupo Jsme fér (Somos justos) que lucha por la igualdad real en el país. Y es que el apoyo del pueblo checho al matrimonio igualitario parece que se ha disparado en los últimos dos años.

En 2016 se realizó una encuesta parecida y quedó claro que el país estaba a favor de la igualdad de heterosexuales y homosexuales en cuanto al matrimonio. En ese año un 68% de la población estaba a favor, mientras que un 29% estaba en contra. Pero la encuesta que se acaba de publicar (que se realizó entre 1,216 personas el pasado 18 de febrero) muestra que las cifras han mejorado muchísimo. Ahora un 75% del país está a favor del matrimonio igualitario, mientras que en contra solo hay un 19%.

Además, un 61% de los encuestados está a favor de que las parejas homosexuales puedan adoptar. La mayoría de apoyos provienen de mujeres, jóvenes y personas con educación superior.

Hay algunos datos que no son tan bonitos. Una quinta parte de los checos creen que la homosexualidad es una opción, y más o menos el mismo número de personas cree que se trata de algo inmoral. Además un 30% cree que se trata de una moda y que su aceptación en la sociedad contribuye a minar la moralidad del país; pero tan solo un 13% cree que un matrimonio entre gais o lesbianas pone en riesgo el matrimonio heterosexual, mientras un 8% cree que les pone en riesgo a ellos mismos.

Los checos están ciertamente a favor de la felicidad de las parejas de gais y lesbianas” explica Czeslaw Walek, director de la campaña de la que forma parte la encuesta, “Es más, un 75% de la sociedad cree que si dos personas se quieren, deberían tener la opción de casarse.

En el terreno político, eso sí, la cosa no pinta tan bien. Aunque el primer ministro del país, Andrej Babiš se ha mostrado a favor del matrimonio entre homosexuales, desde Jsme fér señalan que menos de la mitad de los parlamentarios (82 de 200) muestran el mismo apoyo. Aunque el matrimonio igualitario no sea legal, desde 2006 sí lo son las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Las 2647 parejas homosexuales registradas no tienen los mismos derechos que los matrimonios homosexuales. Aunque sí pueden tener acceso a los datos de salud de su pareja y pueden heredar, las uniones civiles no pueden adoptar (aunque en 2016 se derogó la prohibición de que pudieran adoptar individualmente), no reciben pensión de viudedad ni pueden hacer la declaración de la renta de forma conjunta.

Fuente | Prague Daily Monitor, vía EstoyBailando

General, Historia LGTBI , , , , , ,

Praga celebra su Orgullo LGTB animando a dar el salto desde la “tolerancia” al respeto

Miércoles, 9 de agosto de 2017

PP_2016_2Por séptimo año consecutivo, Praga celebra el Orgullo LGTB. Los actos han dado comienzo este lunes 7 de agosto, y se prolongarán hasta el domingo 13. Su momento grande será la manifestación del sábado 12. Este 2017, siguiendo la estela de años anteriores, los organizadores han vuelto a tirar de imaginación, aludiendo en su campaña promocional a lo supuestamente “innecesario” de celebrar el Orgullo para subrayar todo lo contrario: la necesidad de dar el salto desde la mera tolerancia al verdadero respeto.

Esta semana tiene lugar el Orgullo LGTB de Praga, que tradicionalmente se celebra ya iniciado el mes de agosto (aquí puedes acceder a su web en inglés). Este año 2017 su lema busca ser provocativo: “Un festival innecesario”. Se trata de un comentario habitual sobre el Orgullo, no muy distinto a los que escuchamos, por ejemplo, en España: es algo que “no tiene ya sentido”, porque a las personas LGTB ya se las tolera y han ganado derechos. ¿Para qué entonces reivindicar o reclamar ningún orgullo? ¿Acaso los heterosexuales lo reivindican? Estas y otras afirmaciones, a las que las personas LGTB ya estamos acostumbradas, son el punto de partida de esta edición del Orgullo praguense.

Frente a ello, los organizadores del Orgullo de Praga insisten en la diferencia entre “tolerancia” y “respeto”. “Gracias, pero no es tolerancia lo que queremos”, explican. “Toleramos al vecino que fuma en la escalera, pero que es agradable y a veces nos recoge el correo. Toleramos las aventuras amorosas de los políticos, porque al fin al cabo no somos una sociedad conservadora. En resumen, se tolera lo que es malo pero que no nos importa demasiado”, continúan.

“La gente que dice eso [que el Orgullo ya no es necesario] suele añadir que los heterosexuales no hacen pública su propia orientación. ¿De verdad no lo hacen? Las parejas hetero se cogen de la mano en público, se muestran cariño, comparten las fotos de ss vacaciones con los amigos… La sexualidad no es algo que deja de existir fuera de tu dormitorio. No se trata de una preferencia sexual o de intimidad, se trata de relaciones. Se trata de a quienes amamos. Y eso, de múltiples formas, es algo público. Las personas LGTB quieren el derecho a expresar públicamente sus sentimientos. Quieren besar a su compañero o compañera sin tener que escuchar que ‘a alguien le están imponiendo su orientación sexual’”, añaden posteriormente.

tolerancia-no-es-respeto-orgullo-lgtb-praga-300x300“‘Ya nadie los encierra. ¿Qué más quieren?’ Pues un poco más de comprensión. Las personas LGTB tienen que estar continuamente explicándose. Continuamente tienen que defenderse, que responder a preguntas sobre quién es la mamá y quién el papá, sobre si no han probado alguna vez con alguien del sexo opuesto, sobre qué baño usan, sobre cómo consiguieron el esperma para el niño, sobre por qué tiene un nombre femenino si parece un chico. La parte heterosexual de la sociedad sabe muy poco de la vida de las personas LGTB y con frecuencia maneja prejuicios inciertos. ¿Qué queremos? Que nos conozcáis mejor”, termina el texto explicativo de la campaña (al que puedes acceder también en inglés).

Actos diversos

Aunque el Orgullo de Praga ha empezado oficialmente el lunes 7, ya el domingo hubo un acto relacionado: una celebración cristiana en Sv. Martin ve Zdi (“San Martín en el Muro”), una iglesia de la ciudad vieja de Praga perteneciente a la Iglesia Evangélica de los Hermanos Checos, una confesión inclusiva en la que hay pastores que se han pronunciado a favor del matrimonio igualitario.

Asimismo, a lo largo de la semana habrá un variado programa de actividades culturales y lúdicas, desde muestras de cine hasta charlas de diversos temas. Su centro neurálgico estará la isla Střelecký en el Moldava, en el centro de Praga. En esta edición destaca la presencia de la campaña “Jsme fér”, que busca movilizar a la sociedad civil en favor del matrimonio igualitario, y que ha logrado apoyos como el de la prestigiosa directora polaca Agnieszka Holland, quien en un vídeo habla de la historia de su hija (Kasia Adamik, abiertamente lesbiana) y de su pareja. Por otra parte, el Orgullo tampoco olvida la realidad de las personas LGTB en Chechenia. Incluye en este sentido una campaña de recogida de fondos para ayuda a los refugiados LGTB que huyen de esta república de la Federación Rusa.

Con todo, el momento fuerte será la gran manifestación del Orgullo LGTB, el sábado 12 de agosto. Empezará a las 11:30 en la céntrica Plaza de San Wenceslao y acabará en el parque de Letná hacia las 14:00. Esta manifestación cumple ya 6 años, y lejos están ya las controversias de la primera edición, que se celebró en 2011. Ahora el Orgullo praguense es homologable a los de otras capitales europeas y confirma el especial lugar de Chequia en el antiguo bloque comunista (hace pocas semanas lo comentábamos, al recoger una sentencia favorable a las familias LGTB de su Tribunal Constitucional). Cabe esperar que en un futuro cercano haya la suficiente voluntad política para que sea real en el país centroeuropeo la igualdad matrimonial, lo que reforzaría su posición avanzada entre muchos de sus países vecinos.

Fuente Dosmanzanas

General, Historia LGTBI, Iglesia Inclusiva, Iglesias Evangélicas , , , , , , , , , ,

El Tribunal Constitucional de la República Checa reconoce la paternidad en parejas del mismo sexo cuando ha sido reconocida en el extranjero

Jueves, 27 de julio de 2017

resize_1467150482Importante decisión del Tribunal Constitucional de la República Checa, conocida este lunes 24 de julio. El más alto intérprete de la Constitución checa ha dictaminado el reconocimiento de la paternidad para los dos miembros de una pareja del mismo sexo cuando esta se encuentra reconocida en el extranjero. Se da así un paso más en la equiparación progresiva de las parejas de igual o distinto sexo en el país centroeuropeo.

La República Checa debe reconocer la paternidad de los dos miembros de una pareja del mismo sexo si esta ya se encuentra validada en otro país, de la misma forma que sucede con las parejas de distinto sexo. Es el dictamen del Tribunal Constitucional checo. La decisión se produce tras el recurso de una pareja formada por un ciudadano checo y un ciudadano danés, quienes contrajeron matrimonio en Estados Unidos y han sido padres por gestación subrogada en California. Al estar este procedimiento legalizado allí, los dos padres están reconocidos como tales en el estado norteamericano. Sin embargo, cuando quisieron que su paternidad conjunta fuera reconocida en República Checa, se encontraron con una sentencia adversa del Tribunal Supremo. Afirmaba entonces este otro tribunal que dicho reconocimiento iba contra el orden legal checo, dado que en ese país no es posible la paternidad conjunta de parejas del mismo sexo ni tampoco la adopción por parte de la pareja del mismo sexo cuando el otro miembro es padre biológico.

Ante ello, apelaron al Tribunal Constitucional, y este ahora con su decisión envía de vuelta el asunto al Tribunal Supremo, ahora con la obligación de encontrar vías para el reconocimiento de su paternidad.

Esta sentencia se suma a otras anteriores que iban también en la línea de la progresiva equiparación. Ya en 2015, un juez de Prostějov (Moravia) reconoció la paternidad conjunta de una pareja de francés y checo sobre sus hijos adoptados (también en Estados Unidos). Ese mismo año, el Tribunal Supremo reconoció los dos hijos de otra pareja del mismo sexo. En este caso, sin embargo, el que se ha pronunciado es el Tribunal Constitucional, que al igual que en España es intérprete del ajuste de las leyes a la Constitución, por lo que esta sentencia tendrá repercusiones previsiblemente más amplias.

También fue el Tribunal Constitucional, por cierto, el que hace poco más de un año levantó la prohibición de adoptar niños de forma individual para las personas que conviven en una unión civil (posible para parejas del mismo sexo). Si bien el fallo no abrió la adopción conjunta a las parejas del mismo sexo, el Gobierno checo ya estudia una ley para permitir la adopción de los hijos del compañero o compañera del mismo sexo (la conocida en inglés como step-child adoption).

Volviendo a la sentencia conocida esta semana, aunque importante, sigue dejando fuera la realidad homoparental de muchas familias. Como el Tribunal Supremo señalaba, la paternidad conjunta y la adopción del hijo o hija del cónyuge no están permitidas dentro del país. Con esta sentencia del Constitucional se hace posible el reconocimiento solo para quienes estén reconocidos en el extranjero, pero permanece inaccesible para quienes tengan hijos dentro la misma Chequia o en otros países que no reconozcan esta paternidad conjunta. Una diferencia que plantea una paradoja legal, que solo se podría resolver reconociendo la paternidad o maternidad conjuntas para todas las parejas del mismo sexo.

Una situación relativamente mejor dentro del antiguo bloque soviético

Por lo demás, esta sentencia es significativa dado el contexto del país en el que se produce. La República Checa forma parte del antiguo bloque del Este, pero su sociedad demuestra unos niveles de homofobia significativamente menores que los de otros países de la zona (con la excepción, posiblemente, de la república exyugoslava de Eslovenia). El principal freno a la igualdad, en el caso checo, no viene tanto de la población como de la falta de voluntad de los partidos políticos.

En este sentido, desde hace unos meses hay en marca una campaña a favor del matrimonio igualitario que busca movilizar a políticos y sectores de la sociedad civil. Lleva por título “Jsme fér” (“somos justos” o también “jugamos limpio”) y cuenta con página web y perfiles en redes sociales, como Facebook, Twitter, Instagram y YouYube. Un momento fuerte de esta campaña será la celebración del Orgullo en Praga, el Prague Pride, que tendrá lugar entre 6 y el 13 de agosto, con la manifestación el sábado 12.

Esperemos que los esfuerzos del activismo den su fruto y la igualdad jurídica plena acabe llegando a República Checa, lo cual marcaría un hito sobre todo de cara a países cercanos por historia o cultura pero en los cuales la situación es mucho menos prometedora, como Polonia, Eslovaquia o Hungría.

Funte Dosmanzanas

 

General , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.