Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Jay Sekulow’

Amazon permite recaudar fondos a decenas de grupos anti-LGBTI

Jueves, 7 de enero de 2021

amazonportada-1036x518Por open Democracy

Decenas de grupos anti-LGBTI con sede en Estados Unidos están recaudando fondos en la plataforma de donaciones en línea de Amazon – pese a las políticas de la compañía contra la discriminación por orientación sexual – revela una nueva investigación de openDemocracy.

Amazon terminó 2020 como una de las pocas grandes ganadoras de la pandemia de COVID-19, pues las compras en línea crecieron exponencialmente con los confinamientos, el miedo al contagio y el cierre de las tiendas físicas. Las ganancias de la empresa crecieron casi 50% comparadas con las de 2019.

“Vive la experiencia de comprar y sentirte bien” es el eslogan del programa AmazonSmile, que habilita a los clientes a donar a organizaciones benéficas mientras compran en línea. Amazon asegura que desde el lanzamiento del programa en 2013 ha facilitado donaciones por más de 215 millones de dólares.

El Acuerdo de Participación de AmazonSmile establece claramente que las organizaciones elegibles para recibir donaciones no pueden “involucrarse, apoyar o promover: la intolerancia, la discrminación o prácticas discriminatorias por razones de raza, sexo, religión, nacionalidad, discapacidad, orientación sexual o edad”.

Sin embargo, la investigación de openDemocracy descubrió más de 40 organizaciones inscriptas en la plataforma estadounidense de AmazonSmile que se oponen públicamente a la igualdad y los derechos de las personas LGBTI. Entre ellas hay grupos que:

  • intervinieron en numerosos litigios judiciales en EEUU y el resto del mundo para oponerse al matrimonio y adopción para parejas homosexuales y a leyes antidiscriminatorias;
  • aseguraron que la homosexualidad “abre las puertas al reino demoníaco” y que legalizar el matrimonio para personas del mismo sexo “impone” una “agenda inmoral, impulsada de forma demoníaca”;
  • catalogaron el COVID-19 como “la ira consecuente de Dios” y el castigo para pecados de la sociedad como la “propensión hacia el lesbianismo y la homosexualidad”;
  • atacaron programas de TV (por ejemplo, American Idol) por ampliar “la aceptación social de la homosexualidad” al presentar ante la audiencia a personas LGBTI como “gente común”;
  • amenazaron a su personal con “despidos inmediatos” si se descubría que expresaban apoyo al matrimonio igualitario.

En respuesta a estos hallazgos de openDemocracy, activistas de derechos humanos dijeron que Amazon debería retirar inmediatamente a esos grupos de su plataforma.

“Las empresas, si practican lo que predican, no deberían servir de vidriera para organizaciones que trabajan para limitar los derechos de otras personas”, dijo Evelyne Paradis, directora ejecutiva del grupo de defensa de derechos LGBTI ILGA-Europa.

Es bueno que Amazon tenga diversidad de grupos en su plataforma, agregó, “pero no debería dar lugar a ninguna organización […] que impulse activamente el odio y/o trabaje contra los derechos de otras personas”.

¿Promesas traicionadas?

Amazon ha expresado numerosos compromisos públicos con la no discriminación y la inclusión de personas LGBTI. Por ejemplo, como empleadora, ofrece desde hace varios años beneficios a las parejas homosexuales de sus empleados y presta cobertura para cirugías de reasignación de sexo.

El fundador y director ejecutivo de Amazon, Jeff Bezos, recibió el Premio Nacional de Igualdad 2017 que entrega el grupo estadounidense de derechos LGBTI Human Rights Campaign. En 2012, él y su entonces esposa comprometieron públicamente 2,5 millones de dólares para la lucha por el matrimonio igualitario en el estado de Washington.

El sitio web de Amazon en Reino Unido publicita alianzas con organizaciones benéficas LGBTI, entre ellas el programa Diversity Champions del grupo Stonewall, en favor de ambientes laborales inclusivos.

Dos grandes grupos de la derecha cristiana estadounidense – Alliance Defending Freedom (ADF) y el Family Research Council – fueron retirados del programa AmazonSmile debido a la controversia por su activismo contra la población LGBTI.

Pero la investigación de openDemocracy revela que esos son apenas la punta del iceberg, y que muchas más organizaciones con similar historial de ataques a la gente LGBTI permanecen en AmazonSmile.

El director de uno de esos grupos, Human Life International, llamó a la población a oponerse al movimiento LGBTI y aseguró que la homosexualidad se relaciona con la pedofilia. A inicios de este año, openDemocracy reveló que este grupo apoya también iniciativas antiaborto en América Latina acusadas de propagar desinformación y de manipular a mujeres vulnerables sobre su salud y sus derechos.

El American Center for Law and Justice (ACLJ), encabezado por el abogado personal de Donald Trump, Jay Sekulow, también está inscripto en la plataforma AmazonSmile. Este grupo ha participado en numerosos litigios judiciales en EEUU contra el matrimonio igualitario. Su filial europea también suministró argumentos legales para prohibir que las mujeres polacas aborten en caso de anomalías fetales incompatibles con la vida.

CPAC-1024x682El abogado en jefe de ACLJ, Jay Sekulow, es también el defensor personal de Donald Trump | Foto: Mark Taylor/Wikimedia CC BY 2.0

Otro grupo de AmazonSmile criticado por sus posturas divisivas y anti-LGBTI es la Billy Graham Evangelistic Association. Su presidente, Franklin Graham, afirma que Satán es el arquitecto del matrimonio igualitario y que el Islam es “diabólico” y “maligno”. Este año, varios locales y escenarios del Reino Unido cancelaron presentaciones de Graham debido a este tipo de expresiones.

Estos tres grupos se encuentran entre las decenas de organizaciones ultraconservadoras estadounidenses que, como reveló openDemocracy en octubre, han gastado millones de dólares en todo el mundo para oponerse a los derechos sexuales y reproductivos, incluso en los juzgados.

Ayudar a ‘grupos de odio’

“Sé parte de algo más grande”, invita AmazonSmile a quienes compran en línea. La plataforma habilita a los clientes para que donen 0,5% del precio de las compras elegibles a las organizaciones benéficas que prefieran. Asegura tener en su plataforma más de un millón de estos grupos, y que los que más donaciones han recibido son los vinculados a la defensa de los animales, seguidos de los dedicados a la educación.

No está claro cuánto dinero han recaudado los grupos anti-LGBTI de donaciones de AmazonSmile, pues ni ellos ni Amazon suministran esa información.

AmazonSmile también tiene presencia internacional, con grupos diferentes a los cuales donar. Por ejemplo, ninguno de los estadounidenses catalogados como anti-LGBTI están inscriptos en el programa AmazonSmile de Reino Unido.

OpenDemocracy le entregó a Amazon un informe de investigación sobre las actividades y declaraciones anti-LGBTI de más de 40 grupos inscriptos en su plataforma estadounidense y preguntó a la compañía si investigaría posibles infracciones a su Acuerdo de Participación.

Una portavoz de Amazon respondió: “Las organizaciones benéficas deben cumplir los requerimientos mencionados en nuestro Acuerdo de Participación para ser elegidas por AmazonSmile. Las organizaciones que se involucren en, apoyen, alienten o promuevan la intolerancia, el odio, el terrorismo, la violencia, el lavado de dinero u otras actividades ilegales no son elegibles”.

“Si una organización viola este acuerdo en cualquier punto, su elegibilidad será revocada”, agregó la portavoz, aunque no indicó si esto pasará en estos casos.

La declaración añade que “desde 2013, Amazon se respalda en la Oficina Estadounidense de Control de Activos Extranjeros y en el Southern Poverty Law Center que suministran los datos para esas decisiones”.

El Southern Poverty Law Center (SPLC) elabora listas anuales de “grupos de odio”. ADF y el Family Research Council, las dos organizaciones que fueron retiradas del programa AmazonSmile, habían sido incluidas en esas listas como “grupos de odio anti-LGBTI”. Ambas rechazaron la designación.

De los más de 40 grupos que openDemocracy descubrió en AmazonSmile, ocho han sido socios o integrantes de la controvertida red del Congreso Mundial de Familias – también catalogado por el SPLC como “grupo de odio anti-LGBTI”.

En la plataforma de Amazon se encuentra asimismo una filial de la American Family Association (AFA) en el estado de Indiana, incluida en la lista actual de “grupos de odio anti-LGBTI” del SPLC. La AFA relaciona la homosexualidad con el nazismo y la tacha de “elección mala y peligrosa”.

Otra organización que recauda fondos en AmazonSmile es Focus on the Family, criticada por el SPLC debido a sus posturas anti-LGBTI y descrita como parte de “una docena de grupos que contribuyen a dirigir la cruzada anti-gay de la derecha religiosa”.

CPAC2-1024x545

Capturas de pantalla de la plataforma AmazonSmile tomadas en diciembre de 2020.

Seth Levi, director de estrategia del SPLC, confirmó que Amazon usa las “designaciones de grupo de odio” que realiza su organización para identificar a aquellos que “no se alinean con los valores y exigencias del programa Smile”.

“No estamos al tanto de si hay otras fuentes de información que use Amazon. Urgimos a la empresa a asegurarse de que ninguna de sus plataformas, incluidas las de ventas minoristas, recursos web y entretenimiento, sea usada para apoyar o dictar contenido de odio o deshumanizante, ni desinformación que amenace nuestro tejido democrático”.

Robbie de Santos, director asociado de campañas y comunicación de Stonewall, una organización británica que defiende derechos LGBTI, dijo a openDemocracy: “Es decepcionante ver que organizaciones que hacen campaña contra la igualdad LGBTI tienen una plataforma en AmazonSmile”.

Stonewall asegura haber enviado mensajes a sus contactos en Amazon acerca de lo denunciado por openDemocracy. “Planteamos nuestras preocupaciones a Amazon y seguiremos trabajando hasta que cada persona LGBT+ del mundo sea libre de ser quien es”, agregó De Santos.

El American Center for Law and Justice, la American Family Association, Focus on the Family y Human Life International no quisieron contestar sobre su observancia del Acuerdo de Participación de AmazonSmile.

Un portavoz de la Billy Graham Evangelistic Association dijo que el grupo está “agradecido de participar en el programa AmazonSmile”, que “no se involucra en discriminación ilegal” y que “no promovemos la intolerancia”. La organización añadió: “Esperamos que AmazonSmile siga respetando los derechos y la dignidad de todas las personas y no discrimine a grupos confesionales basándose solamente en las creencias religiosas que profesan con sinceridad”.

Fuente Agencia Presentes

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Trump se va pero los grupos antiderechos se quedan

Martes, 10 de noviembre de 2020

PARAGUAY-FESTIVAL-IGUALDAD-CONMIS-HIJOS-NO-TE-METASPor Diana Cariboni*

Foto: Archivo Presentes/Paraguay

Más allá del resultado de las elecciones en EEUU, los sectores religiosos y conservadores que tejieron estrechas alianzas con el gobierno de Donald Trump seguirán empleando influencia y dinero en el exterior para modificar leyes y políticas que ven como amenazas a su idea del mundo.

“No podemos permitir que regiones como África, América Latina o Europa oriental se secularicen. Debemos asegurarnos… bastiones de la cultura de la vida, de la familia y de la libertad religiosa en esas regiones. No vivimos en un mundo aparte. Lo que hagamos en el exterior nos va a ayudar aquí en Estados Unidos”. Esto decía en marzo del año pasado un activista cristiano antiaborto, Alfonso Aguilar, en una reunión de hispanos ultraconservadores de EEUU.

Aguilar, ferviente seguidor de Trump, integraba por entonces la junta del poderoso grupo de abogados crístianos Alliance Defending Freedom (ADF), además de presidir el International Human Rights Group.

Esas son dos de las 28 entidades estadounidenses que, según una investigación que publicamos en openDemocracy la semana pasada, enviaron al menos 280 millones de dólares a distintas regiones del mundo en la última década para promover su visión estricta de la familia tradicional, contraria al aborto, la educación sexual y la igualdad de las personas LGBTI.

El abogado de Trump

En los últimos 10 días las mujeres polacas salieron masivamente a las calles a protestar por la decisión de la Corte Constitucional de prohibir el aborto incluso en casos de graves malformaciones fetales (causal de la vasta mayoría de los abortos legales que se realizaban hasta ahora en ese país).

Uno de los grupos que promovieron este fallo en Polonia es el American Center for Law and Justice (ACLJ), encabezado por el abogado personal de Trump, Jay Sekulow, que defendió al mandatario en el juicio político y está coordinando junto con Rudy Giuliani las denuncias judiciales para impugnar el resultado de la elección estadounidense.

¿Qué tiene que ver un abogado de Trump con los úteros de las mujeres polacas?

El brazo europeo del ACLJ intervino ante la Corte Constitucional y presentó argumentos legales para prohibir la interrupción del embarazo por anomalías fetales.

Mónika, una mujer polaca que nos pidió reserva de su nombre, comentó que si este fallo se hubiera adoptado seis meses atrás, la habría puesto en la “trágica situación” de llevar a término su embarazo, pese a un diagnóstico de anomalía fetal incompatible con la vida. Mónika tuvo un aborto legal en febrero.

La filial europea del ACLJ defiende al gobierno polaco ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en otro proceso presentado por una ciudadana que denunció la denegación de un aborto, pese a un diagnóstico de graves problemas fetales. La mujer sostuvo que se la obligó a parir y presenciar el sufrimiento y la muerte de su hijo.

El grupo de Sekulow también ha defendido a numerosos municipios polacos que se declararon “zonas libres de ideología LGBTI” poniendo al país en conflicto con la Unión Europea, cuya carta de derechos fundamentales prohíbe discriminar a las personas por su orientación sexual.

ACLJ gastó más de 14 millones de dólares en Europa desde 2007, mientras ADF destinó al continente 15 millones de dólares, casi todos a partir de 2015.

ADF International, cuyos integrantes han ocupado lugares importantes en la administración Trump, se atribuye 18 victorias en el TEDH desde 2010. Entre los casos en los que intervino como aliado de otros grupos está la defensa de una médica de Noruega que se negó a suministrar dispositivos intrauterinos a sus pacientes para control de natalidad, alegando que eso violaba sus creencias religiosas.

Los dos grupos también participaron en la defensa del estado italiano, denunciado varias veces ante el TEDH por negar a las parejas homosexuales el derecho al matrimonio y a las uniones civiles.

Opacidad, desinformación y ataques

Esta es la primera vez que se revela la escala del gasto internacional de estos grupos, mediante la revisión de miles de páginas de declaraciones financieras realizadas desde 2007 al Servicio de Impuestos Internos de EEUU. Por regiones, el gasto en dólares se divide así:

  • Europa: 88,7 millones
  • África: 54 millones
  • Asia: 49,2 millones
  • América Latina: 44,2 millones
  • México y Canadá: 20,6 millones
  • Eurasia/Rusia: 12 millones
  • Medio Oriente y Norte de África: 9,1 millones.

Este análisis, sin embargo, subestima el verdadero músculo económico de estos grupos, por dos razones. Primero, ellos no divulgan cómo gastan este dinero, no identifican a sus destinatarios ni a sus donantes. Además, los fondos que se envían a través de iglesias o filiales de iglesias no están incluidos porque estas entidades no tienen obligación de declarar sus gastos.

La investigación periodística nos permitió rastrear las conexiones de ese dinero con las operaciones que estos grupos despliegan en el mundo.

En nuestra región, donde 20 grupos repartieron 22,4 millones de dólares, encontramos una red de desinformación y manipulación emocional de mujeres para que no aborten; ataques concertados con la Casa Blanca al sistema regional de derechos humanos, el recorte de fondos a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y campañas contra comisionadas progresistas.

El personaje mencionado más arriba, Alfonso Aguilar, encabezó el año pasado un intento de grupos antiabortistas de EEUU de boicotear la reelección de Luis Almagro en la OEA, alegando que “usaba frecuentemente su cargo como secretario general para promover el aborto”.

La iniciativa no prosperó, pero sirvió de disuasivo. Almagro (que apenas un año atrás se declaraba feminista radical), se reunió con esos grupos gracias a gestiones del Departamento de Estado, les aclaró que no promovía el derecho al aborto y, en octubre, pronunció el discurso inaugural de un encuentro virtual de ADF y el Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia (la plataforma de pastores y políticos evangélicos que sesionó hace dos años en Punta del Este, Uruguay).

Ya con la pandemia tragándose a América Latina, seis de estos grupos divulgaron desinformación sobre el origen del virus, propaganda anti-China y acciones de descrédito contra la Organización Mundial de la Salud.

Descubrimos también operaciones más sofisticadas, como una app para control de la fertilidad que oculta evidencia médica sobre los anticonceptivos y trata de convencer a las usuarias de practicar la abstinencia sexual.

Poder que mata

El acceso a la Casa Blanca fue decisivo para que estos grupos rediseñaran una Corte Suprema de mayoría conservadora, que tendrá ante sí varios casos contra el aborto legal, presentados por organizaciones como ADF.

La derrota de Trump puede debilitar en cierto modo ese poder doméstico y modificar algunas posiciones de EEUU en Naciones Unidas y la OEA.

Pero puede ser también un acicate para intensificar operaciones internacionales.

En 2014, el parlamento de Uganda impuso la prisión perpetua para la “homosexualidad agravada”. El proyecto original, que establecía la pena de muerte, fue redactado por el representante ugandés de The Fellowship Foundation (retratada en la serie de Netflix “The Family”), David Bahati, actual ministro de Finanzas. La ley, que generó escándalo internacional, fue suspendida por la Corte Constitucional.

The Fellowship, de enorme influencia política en Washington desde hace décadas, es el grupo que más dinero envió a África en los últimos 10 años (34,5 millones de dólares). Una gran porción, más de 20 millones, fue exclusivamente a Uganda.

El mes pasado, el gobierno ugandés anunció que volverá a insistir con la pena de muerte porque “la homosexualidad no es natural para los ugandeses”. En los últimos tres meses hubo tres asesinatos de personas LGBTI.

*editora de openDemocracy

Fuente Agencia Presentes

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.