Inicio > General > El Papa ordena investigar el cese del ex Gran Canciller de la Orden de Malta

El Papa ordena investigar el cese del ex Gran Canciller de la Orden de Malta

Lunes, 26 de diciembre de 2016

220px-albrecht_freiherr_von_boeselager_20120228“Crisis constitucional” en el organismo presidido por Burke. El cardenal Burke organizó la destitución de su gran canciller sin permiso del Pontífice

La Orden de Malta tilda de “inaceptable” la decisión del Papa de investigar el cese de Von Boeselager

El purpurado aseguró que Roma estaba de acuerdo con su destitución, lo cual es falso

Según publicó el diario romano Il Messaggero, se le acusaría a Boeselager de no haber impedido la distribución de preservativos en diferentes zonas del mundo

“Siempre he afirmado que soy fiel a la Iglesia y su doctrina”, asegura Boeselager

(C. Doody/Agencias).-

La Orden de Malta, una antigua institución católica, seglar y aristocrática, tachó el sábado de “inaceptable” la decisión del papa Francisco de abrir una investigación sobre la destitución de su gran canciller, Albrecht von Boeselanger. El origen de La Orden de Malta se remonta al año 1048 durante la época de las Cruzadas. Está formada hoy en día en su mayor parte por laicos de familias nobles que se dedican a labores humanitarias, quienes mantienen, como parte de esas labores, relaciones diplomáticas con más de cien estados alrededor del mundo.

En una réplica extraordinaria al pontífice, el grupo afirmó que la destitución de su gran canciller fue un acto de administración gubernamental interna de la Soberana Orden de Malta, y por tanto queda únicamente dentro de su competencia”. Francisco nombró el jueves una comisión de cinco miembros para investigar la salida de Albrecht von Boeselager el 8 de diciembre, en medio de pruebas de que el propio enviado de Francisco en el grupo, el cardenal conservador Raymond Burke, ayudó a organizar la destitución sin permiso del pontífice.

“Un católico liberal no dispuesto a aceptar la doctrina de la Iglesia”. Por ser así, dice Albrecht von Boeselager, le han destituido de su puesto de Gran Canciller de la Orden de Malta, la cofradía católica centenaria cuyo patrono es el cardenal  Raymond Burke. Una comisión nombrada este jueves por el Papa Francisco será la encargada de contrastar la veracidad de sus palabras.

El grupo que ha sido encargado de “recoger elementos e informar en breve a la Santa Sede” está formado por Silvano Tomasi, Gianfranco Ghirlanda, Jacques de Liedekerke, Marc Odendall y Marwan Sehnaoui, informó hoy la oficina de prensa del Vaticano. El portavoz del vaticano, Greg Burke, explicó que el nombramiento de la comisión se explica con “la voluntad de resolver el asunto de manera pacífica”.

Según publicó el diario romano Il Messaggero, se le acusaría a Boeselager de no haber impedido la distribución de preservativos en diferentes zonas del mundo donde se encuentran las estructuras médicas gestionadas por los voluntarios de la Orden del mundo. Esto habría sido retenido como contrario a la moral católica y por tanto una grave conducta del Gran Canciller.

Unos de los cargos en contra de Von Boeselager está relacionado con un programa en el que participó hace varios años la rama humanitaria del grupo, que ayudaba a esclavas sexuales en Mianmar e incluía proporcionar condones a las mujeres para que se protegieran de la infección de VIH.

Las enseñanzas tradicionales de la Iglesia católica prohíben los métodos anticonceptivos artificiales. Von Boeselager ha dicho que en cuanto la dirección de la orden en Roma supo del reparto de condones, se congelaron dos de los proyectos. Un tercero continuó, dijo, porque haberlo suspendido de forma drástica habría privado a una región pobre de Mianmar de todos los servicios médicos básicos.

El proyecto terminó suspendiéndose después de la intervención de la oficina sobre doctrina del Vaticano. Burke mantiene una posición estricta sobre las enseñanzas de la Iglesia en moral sexual. Así, la disputa que envuelve a la orden es un reflejo de las divisiones ideológicas más amplias en la Iglesia, que se han intensificado durante el papado de Francisco ante el hincapié del pontífice en el aspecto misericordioso de la institución sobre su lado doctrinario.

Von Boeselager ha dicho que le pidieron que renunciara el 6 de diciembre durante una reunión con Burke y el líder de la orden, en la que le dijeron que la Santa Sede quería su dimisión. Más tarde supo que el Vaticano no había hecho esa petición. Boeselager, en un correo electrónico a miembros de la Orden recogido por The Tablet el 9 de diciembre, niega todas las acusaciones en su contra y afirma que la verdadera acusación que se le ha lanzado ha sido la de ser “un católico liberal no dispuesto a aceptar la doctrina de la Iglesia”. “He dado mi vida a la Orden y por eso a la Iglesia, y siempre he afirmado que soy fiel a la Iglesia y su doctrina”, escribió Boeselager en su email.

La versión del ya ex Gran Canciller contrasta de esa forma con el relato oficial de la Orden, que comunicó hace unos días “la situación extremadamente grave e insostenible respecto del papel de Albrecht von Boeselager como Gran Canciller de la Orden de Malta”.

Según esa nota oficial, el pasado 6 de diciembre el Gran Maestre, Matthew Festing, convocó a von Boeselager a una reunión en presencia del Gran Comendador, Ludwig Hoffmann von Rumerstein, y el cardenal Burke, como representante del Santo Padre ante la Orden de Malta, y le obligó a dimitir. Ante la negativa de Boeselager, se inició un expediente disciplinario que desembocó en su destitución como Gran Canciller el 16 de este mes.

En detalle, la Orden cita “los graves problemas ocurridos durante el mandato de Boeselager como Gran Hospitalario de la Orden de Malta, y el ocultamiento de dichos problemas por su parte ante el Gran Magisterio, como probó un informe encargado por el Gran Maestre el año pasado”.

La destitución obligatoria del Gran Canciller ha causado enormes divisiones en el seno de la Orden de Malta, según han añadido diversos medios de comunicación, con algunos de sus miembros alegando incluso que, por su proceder en cesar a Boeselager, el Gran Maestre ha provocado una “crisis constitucional. Boeselager es “un hombre de gran valor, a quien respeto profundamente”, dijo un oficial de la Orden a La Croix, medio que asimismo citó a otros miembros de la Orden valorándolo como un católico “piadoso” y “ferviente”.

En su comunicado, los caballeros de Malta dijeron que la decisión del papa de nombrar una comisión para investigar la destitución deriva de un malentendido con el secretariado de Estado Vaticano y señalaron que habían explicado la situación a Francisco en una carta.

La Orden de Malta tiene muchos de los rasgos de un estado soberano. Emite sus propios sellos postales, pasaportes y placas para automóviles y mantiene relaciones diplomáticas con 106 estados, incluido el Vaticano. Sin embargo, la Santa Sede tiene una relación única con la orden porque el papa nombra a un cardenal para “fomentar los intereses espirituales” de la orden, así como su relación con el Vaticano, que es un estado soberano.

Francisco nombró a Burke para ese cargo en 2014 tras destituirle como juez supremo del Vaticano. Desde entonces, el cardenal se ha convertido en uno de los críticos más destacados del papa, en especial por su flexible interpretación de que los católicos que se han casado de nuevo en ceremonias civiles pueden recibir la comunión.

Los caballeros de Malta tienen su origen en las cruzadas del siglo XI, con la fundación de una enfermería en Jerusalén que atendía a personas de toda confesión que peregrinaban a Tierra Santa. Ahora tiene 13.500 miembros y 100.000 voluntarios y empleados, que proporcionan atención sanitaria en hospitales y clínicas de todo el mundo y prestan asistencia en zonas de guerra y desastres naturales.

 

Declaración del Gran Magisterio de la Orden de Malta

El Gran Magisterio se enteró de la decisión tomada por la Santa Sede de nombrar un grupo de cinco personas para arrojar luz sobre la sustitución del Gran Canciller anterior.

La sustitución del Gran Canciller anterior es un acto de la administración interna del gobierno de la Soberana Orden de Malta y, en consecuencia, cae exclusivamente dentro de su competencia. El mencionado nombramiento del grupo es el resultado de un malentendido de parte de la Secretaría de Estado de la Santa Sede.

El Gran Maestre aclaró respetuosamente la situación ayer por la tarde en una carta al Sumo Pontífice, explicando las razones por las cuales las sugerencias hechas por la Secretaría de Estado eran inaceptables.

Aseguró al Santo Padre su devoción filial y pidió al Pontífice la Bendición Apostólica, tanto para él como para la Soberana Orden de Malta, sus 13.500 miembros y sus 100.000 empleados y voluntarios que seguirán proporcionando una presencia hospitalaria estable y eficiente en más de 120 países en el mundo según el antiquísimo carisma de la Orden de Malta.

 

Fuente Religión Digital/Agencias

General , , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.