Inicio > "Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad > Ser visto tal, como soy…

Ser visto tal, como soy…

Lunes, 17 de agosto de 2015

Del blog de la Communion Béthanie:

Pasemos el verano con el libro Oser la chair (atreverse con la carne) del fraile dominico Jean-Pierre Olivier Brice, en Ediciones du Cerf. Premio de libros de Espiritualidad Panorama– La Procure 2015:

gar_in_front_of_easel_by_sharpeiasprin-d3c7jiy

Ser visto tal, como soy, ser visto y encontrado,
expuesto, al descubierto.
Ser conocido en la verdad de mi carne
sin artificio y sin oropeles.

Nacemos desnudos pero nuestra vida
nos hace aún pasar del desnudo a la desnudez,
el desnudo puede esconder nuestra verdadera desnudez.

Ser visto, es ser conocido en la verdad entera
de quien soy, no querer nada, ni enmascarar,
ni esconder, ni revelar, simplemente estar ahí,
visto por otro.

No se trata siquiera de mi rostro
o de lo que puedo confiar de mi vida,
sino del conjunto de mi ser.
Y esto se efectua en una connivencia
y un compartir donde muchas cosas
no son dichas sino recibidas.

El riesgo colosal de situarnos
siempre en esta fragilidad, en este temblor
de querer mostrar todo, dar todo.
Esto nos expone, como Jesús, a recibir golpes.

*

3862123263

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.