Inicio > General > “Carta abierta al Papa Francisco”. 118 firmas

“Carta abierta al Papa Francisco”. 118 firmas

Domingo, 26 de octubre de 2014

papa-corderoYa habíamos informado acerca de este asunto y que ahora leemos en Reflexión y Liberación:

En el GAM de Santiago, se conoció la misiva respaldada por más de cien personalidades del mundo de la Cultura, la Economía y de los Derechos Humanos

Carta abierta al Papa Francisco

Ante hechos recientes que desconciertan al Pueblo de Dios en Chile

Querido Hno. Papa Francisco:

Junto con agradecer la esperanza que Ud. ha traído de vuelta a la Iglesia universal, un grupo de cristianos estimamos conveniente ejercer nuestra corresponsabilidad laical, y solicitar respetuosamente su atención a un hecho que ha conmocionado a la opinión pública de nuestro país: la acusación, desmentidos, aclaraciones y retractaciones de altos dignatarios de la Iglesia que han producido desconcierto, confusión y división en el Pueblo de Dios, derivado de una investigación canónica contra tres insignes sacerdotes.

La prensa ha informado de una investigación canónica, motivada por opiniones públicas personales que expresan: apoyo a reformas que se discuten en el Congreso Nacional; acogida a marginados por su condición sexual; comprensión a mujeres que sucumben dramáticamente abortando a un hijo en gestación; y acompañamiento en el discernimiento moral.

Sin inmiscuirnos en cuestiones canónicas, vemos que lo ocurrido no es un hecho aislado, sino el síntoma de una grave crisis que vive nuestra Iglesia chilena en general, y la Iglesia de Santiago en particular. Por eso, consideramos necesario compartir una mirada objetiva de la situación de nuestra Iglesia, ofreciendo de paso un testimonio de la vida sacerdotal de los hermanos cuestionados.

1. «Los pobres son los destinatarios privilegiados del Evangelio» EG48

puga_560x280Los sacerdotes involucrados – padres José Aldunate SJ, Mariano Puga y Felipe Berríos SJ – se han ganado el cariño y respeto de la mayoría de los chilenos. Ellos son el rostro comprometido y acogedor de una Iglesia cercana a los pobres y perseguidos. Ellos son referentes morales y personas creíbles por su coherencia evangélica, cautivando a multitud de niños, jóvenes y adultos, sin distinción de clase, credo ni ideología.

Es sabido que la voz de estos sacerdotes incomoda, entre ellos, a algunos obispos y a grupos vinculados a la Iglesia que ejercen poder.

2. «Deseo de escuchar a todos y no sólo a algunos que le acaricien los oídos» EG 31

La opinión pública ha sido testigo, con no poca perplejidad, de un pudoroso conflicto entre el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati Andrello, y el nuncio apostólico, monseñor Ivo Scápolo. Mientras el cardenal desconoce responsabilidad y endosa culpas a la nunciatura, monseñor Scápolo actúa con prudencial sigilo.

Entre los antecedentes objetivos disponibles hay constancia de la investigación canónica, así como de la difusión de los hechos en una reunión del clero de Santiago presidida por el cardenal arzobispo.

Se instala así la duda, la intriga y la desconfianza, invadiendo el alma del Pueblo de Dios que, confundido, contempla el Cuerpo Místico de Cristo herido.

3. «La gloriosa libertad de los hijos de Dios.» Rm 8,22b

Con estos hechos se impone la censura a la libertad de opinión y se revela un rasgo de la Iglesia preconciliar, jerárquica y piramidal. Queda también en evidencia el indebido respeto por la conciencia ajena.

Como un hecho persistente, vemos en la Iglesia de Santiago un nocivo ambiente de desconfianza y de miedo que inhibe la libertad de los hijos de Dios, afectando particularmente al clero y a la vida religiosa. Ello, es consecuencia de un estilo de liderazgo autoritario de público conocimiento: “Hace un par de meses en reunión con sus vicarios del Arzobispado consultó: «¿Es verdad que me ven como alguien autoritario?» Los vicarios se miraron y negaron el hecho porque asumen que su estilo ejecutivo que imprime en su gestión es parte de su personalidad”. (Diario La Segunda, 22 de Agosto de 2014).

4. «¡El dinero debe servir y no gobernar!» EG 58

En la Iglesia chilena, vemos opacidad económica que afecta su imagen pública. Los fieles tenemos derecho a conocer con transparencia las fuentes de financiamiento y los gastos de nuestra Iglesia, así como la administración de su patrimonio y los vínculos comerciales con algunos grupos económicos. Nuestra Iglesia necesita liberarse del apego al poder del dinero, que inhibe la libertad evangélica de los pastores.

A modo de ejemplo, está la demanda judicial de una familia contra el Arzobispado de Santiago por 200 millones de dólares, por la supuesta apropiación indebida de parte de la propiedad de la filial de SOPROLE, Sociedad Procesadora de Leche del Sur S.A. (El Mostrador, 21 de noviembre de 2013).

5. «No a la mundanidad espiritual» EG 97

Vemos con preocupación que un emblemático edificio institucional, inaugurado en Diciembre de 2013 en el campus San Andrés de la Pontificia Universidad Católica de la Santísima Concepción, lleve el nombre de Monseñor Ricardo Ezzati Andrello y haya sido inaugurado por él mismo. (http://noticias.iglesia.cl/noticia.php?id=22992.

6. «Cada pueblo, en su devenir histórico, desarrolla su propia cultura con legítima autonomía» EG 115

Vemos que no se respeta la autonomía del Estado, como cuando el arzobispo de Santiago hacía lobby privado ante el gobierno del expresidente, Sebastián Piñera, para persuadir que el Estado de Chile no ratifique la Convención Interamericana Contra Todas las Formas de Discriminación e Intolerancia, adoptada por la 43ª Asamblea de la OEA. Eso dañó la imagen eclesial, exponiéndola a un severo escrutinio social y político. (The Clinic, 16 de Octubre de 2013).

7. «El mensaje que anunciamos siempre tiene algún ropaje cultural, pero a veces … podemos mostrar más fanatismo que auténtico fervor evangelizador» EG 117

Vemos falta de prudencia pastoral cuando el arzobispo de Santiago ha protagonizado una persistente y reñida confrontación pública en la discusión de la Reforma Educacional, donde la Iglesia aparece defendiendo privilegios y mecanismos de segregación que no son compartidos por todo el Pueblo de Dios. Muchos ven en ello la defensa de privilegios, más que servicio al Bien Común.

En los denominados temas valóricos, la falta de serenidad y un estilo confrontacional impiden que la riqueza magisterial de la Iglesia ilumine el diálogo social, consiguiendo tensionar la vida cívica del país. (El Mercurio, 19 de Enero; 22 de Mayo y 27 de Julio de 2014).

8. «La homilía es la piedra de toque para evaluar la cercanía y la capacidad de encuentro de un Pastor con su pueblo» EG 135

Vemos cómo se deteriora la autoridad del arzobispo de Santiago. Prueba de ello es que al convocar a un “Gran Propósito Nacional”, en la homilía del Te Deum realizado en el templo catedral de la Iglesia de Santiago el 18 de Septiembre de 2014, no tuvo respuesta pública. Ante el silencio, insistió publicando una carta en El Mercurio del 28 de Septiembre, la que nuevamente no encontró acogida.

9. «La Iglesia católica es una institución creíble ante la opinión pública» EG 65

Vemos con tristeza una pérdida de credibilidad de nuestra Iglesia, ratificada en una persistente caída de este atributo en encuestas de opinión serias. Nos duele que sólo un 30% de los chilenos concedan credibilidad a la Iglesia Católica. Ello singifica que la mitad de los católicos no confían en su propia Iglesia. (Encuesta CEP, Julio de 2014).

10. «La dulce y confortadora alegría de evangelizar» EG 9

Nuestra Iglesia chilena sufre y su imagen es desacreditada; mientras el Pueblo de Dios resiente la crisis y parece “como ovejas sin pastor” (Mt 9, 36b). Mucho bien hace nuestra Iglesia, pero su tarea esencial se ve dificultada porque, sin credibilidad, no es posible anunciar la confortadora Alegría del Evangelio.

Querido papa Francisco, para encontrar cauces de solución, y por el bien superior de nuestra Iglesia, queremos solicitar respetuosa y responsablemente, que tenga a bien considerar la venida de una Visita Apostólica al Arzobispado de Santiago, para evaluar objetivamente la delicada situación descrita.

En este atrevimiento de escribirle una carta abierta, nos mueve un entrañable amor a nuestra Iglesia, y nos ha convencido aquello que “Más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención, en las normas que nos vuelven jueces implacables, en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: « ¡Dadles vosotros de comer! » (Mc 6,37)” EG 49.

Con afecto filial, lleno de esperanza, y con el compromiso de nuestra perseverante oración por Ud. y por el bien nuestra Iglesia, le saludan afectuosamente:

1. Marta Cruz Coke

2. Andrés Aylwin A.

3. Moy de Thoá

4. Marcial Edwards

5. Mónica Echeverría

6. Esteban Tomic

7. Pía Matta

8. Héctor Valdés

9. Carmen Gloria Aguayo

10. Vicente Sota B.

11. Isabel Margarita Morel

12. Luis Matte

13. Teresa Turpoud

14. Ricardo French Davies

15. Carmen Gloria Aguayo

16. Gustavo Varela

17. Fabiola Letelier del Solar

18. María Olivia Monckeberg

19. Humberto Gianinni

20. Ana María Bussi

21. Ramón Huidobro

22. Florencia Velasco

23. Claudio Di Girolamo

24. Estela Ortíz

25. Alfredo Jadresic

26. Matilde Chonchol

27. José Bengoa

28. Mercedes Bulnes

29. Roberto Celedón

30. Carmen Paz Allende

31. Manuel Jacques

32. Teresa Valdés

33. Héctor Noguera

34. Naschla Aburman

35. Armando Uribe A.

36. Luz Pacheco

37. Juan Guillermo Espinosa

38. Angélica Prats

39. Andrés Wood

40. María Teresa Pozzoli

41. Fernando Villagrán

42. Bárbara Larraín

43. Pedro Gastón Pascal

44. Isabel Vergara

45. Jacques Chonchol

46. Laura Albornoz

47. Dr. Patricio Bustos

48. Isabel Aldunate

49. Nelson Caucoto

50. Joaquín Velasco

51. Carmen Barros

52. Eduardo San Martín

53. Graciela Bórquez

54. Eduardo Palma

55. Sara Campos

56. Ricardo Halabí

57. Margarita Iglesias

58. Harry Dauvern

59. Kena Lorenzini

60. Fernán Díaz

61. Gloria Lazo

62. Bady Salas

63. Giselle Munizaga

64. Jorge Andrés Richards

65. Verónica Salas

66. Manuel Ossa

67. Dra. Fanny Pollarolo

68. Dr. Arturo Jirón

69. Viviana Díaz

70. Marcel Young

71. Anita González

72. Pedro Ruz C.

73. Ana María Allende

74. Andrea Brandes

75. Felipe Portales

76. Cecilia Olmos

77. Roberto Garretón M.

78. María Jesús Martínez

79. Jaime Escobar

80. Verónica Vergara

81. Juan Carlos Navarrete

82. Ana María Aarón

83. Juan Subercaseaux A.

84. Alfredo Barahona

85. Raúl Rosales

86. Luis Meneses C.

87. Luis Sebastián Cano

88. Juan Pablo Canessa

89. Marco Antonio Velásquez

90. Eduardo Cruz Coke

91. Hernán Montealegre

92. Cristián Palma A.

93. Alejandro Medina

94. Celso Rocha Morales

95. Bosco Parra

96. Rebeca Ortega Gamboa

97. Viviana Martínez-Conde Ugarte

98. Javier Manosalva Iturriaga

99. Angélica Proaño Calderón

100. Claudia Rozas González

101. Jorge Alvarez Eugenin

102. Hernán Valdés Sánchez

103. Manuel Gutiérrez González

104. Sandra Martínez-Conde Ugarte

105. Jacqueline Escobar Fernández

106. Jasmina Awad Cerda

107. Pedro Contardo V.

108. María Eugenia Cifuentes

109. Felicia Concha Blanchard

110. Lilia Santos Soto-Moreno

111. Hilda Sotomayor Monsalves

112. Rodrigo Aravena

113. Juana Aguilera Jaramillo

114. Osvaldo Aravena S.

115. Rafael Venegas C.

116. Alejandro Jara S.

117. Juan Ricardo Fernández

118. Marcia Quinteros D.

Santiago de Chile, 21 de octubre de 2014

General , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.