Inicio > "Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad > Te soñaré… y te haré nacer de mí. 7 febrero, 2017

Te soñaré… y te haré nacer de mí. 7 febrero, 2017

Jueves, 16 de febrero de 2017

Del blog del Monasterio de Monjas Trinitarias de Suesa:

ethique

Te soñaré viva.

Aunque te encuentres en oscuros caminos,

aunque te asientes en el olvido y la huida.

Te soñaré tan viva como este vendaval que hace bailar todo el paisaje.

No va a importarme la palidez de tus palabras,

el titubeo de tu mirada.

Me sentaré sobre la belleza,

descansaré y te soñaré.

Te adornaré con mi confianza,

con la veracidad de mi presencia.

Llenaré tu pelo de pájaros ruidosos

y tus ojos de tierra húmeda.

Las palmas de tus manos estarán repletas de aire tibio

y tus dedos de manantiales que salpicarán tu espacio.

Tus entrañas, ah, tus entrañas serán

silencio fecundador.

A tus pies sólo les daré camino

Todo es un sueño.

Pero en mi sueño te soñaré viva.

Profusamente viva.

Y cuando me despierte y ya no pueda soñarte

porque habré alcanzado el ayuno de la inconsciencia

entonces olvidaré el sueño y

te crearé viva,

poderosamente viva.

Mi aliento en ti será más que hálito de vida,

será comienzo y fin;

mi propia respiración en tu existencia.

*

dscn2748

***

"Migajas" de espiritualidad, Espiritualidad , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.