Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Larissa Kojoué’

El proyecto de ley anti-LGBTQ+ de Ghana podría desencadenar una “caza de brujas” para las personas queer, dice un activista

Lunes, 1 de abril de 2024
Comentarios desactivados en El proyecto de ley anti-LGBTQ+ de Ghana podría desencadenar una “caza de brujas” para las personas queer, dice un activista

IMG_3661El activista queer Prince Frimpong teme que una nueva propuesta de ley aprobada por el parlamento de Ghana conduzca a una “caza de brujas” para las personas LGBTQ+ y sus aliados en la nación de África Occidental.

Los legisladores ghaneses aprobaron el mes pasado un proyecto de ley draconiano que significaría que las personas homosexuales serían encarceladas hasta por tres años por el simple hecho de identificarse como parte de la comunidad. Además, penalizaría la “promoción deliberadade “actividades LGBTQ+” y cualquier falta de denuncia de una persona LGBTQ+ a las autoridades.

El proyecto se llama Proyecto de Ley de Derechos Sexuales Humanos y Valores Familiares de Ghana, se presentó por primera vez en el parlamento en 2021, tras una represión contra la comunidad LGBTQ+. y es tan extremo que impondría una pena de prisión de hasta tres años para las personas que digan de sí mismas que son no heterosexuales o que su identidad de género no corresponde a la biológica. Para quienes organicen o financien grupos LGTB+ la pena máxima de prisión sería de cinco años. Impone penas de prisión de hasta cinco años por “promoción, patrocinio o apoyo deliberados de actividades LGBTQ+”.

Los manifestantes se reunieron frente a las Altas Comisiones del país en Londres y en otras partes del mundo el 6 de marzo –Día de la Independencia de Ghana– para instar al presidente Nana Akufo-Addo a no firmar el proyecto de ley.

Aunque el proyecto de ley aún no ha entrado en vigor, Prince Frimpong, un activista de la Youth Initiative Foundation, dice a PinkNews que ya ha habido repercusiones directas.

El día después de la decisión del parlamento, Frimpong afirma que uno de sus amigos fue detenido por chicos de su vecindario que “lo insultaron y lo agredieron”, y el activista señaló que “nada de ese tipo” había sucedido antes.

“Este tipo de abuso es como una caza de brujas. En nuestra cultura, lo llamamos así porque nos cazan y alguien simplemente señala y dice: “bruja”. Luego investigarán a la persona basándose en rumores”, afirma Frimpong. “Eso es exactamente lo que está sucediendo en Ghana. Podrías simplemente estar caminando y alguien simplemente te llamará “gay, gay, gay” y, de repente, te golpearán. Esa es la repercusión directa de lo que busca hacer el proyecto de ley. El proyecto de ley trae consigo una era de esclavitud en la que no elegimos quiénes somos ni dónde nos asociamos”.

Frimpong cree que el proyecto de ley “esclavizará” a las personas queer y será “utilizado para robar nuestros derechos constitucionales” al “borrar y borrar nuestra identidad”.

El proyecto de ley anti-LGBTQ+ de Ghana está en juego en medio de fallos judiciales

El presidente Akufo-Addo ha dicho que esperará un fallo de la Corte Suprema sobre la constitucionalidad de la legislación propuesta antes de tomar medidas.

Reconoció que “generaba considerables preocupaciones” acerca de que Ghana “le diera la espalda a su hasta ahora envidiable y largo historial en materia de observancia de los derechos humanos y apego al Estado de derecho”.

El Consejo Cristiano de Ghana y el Consejo Pentecostal y Carismático de Ghana dijeron en ese momento en un comunicado que ser LGBTQ+ era “ajeno a la cultura ghanesa y al sistema de valores familiares y, como tal, los ciudadanos de esta nación no pueden aceptarlo”. Y los obispos católicos agradecieron a su Parlamento el avance del proyecto de ley “pro-familia” y contra las personas LGBTIQ+

Sin embargo, otros Líderes religiosos ghaneses, grupos locales LGBTQ+, grupos internacionales de derechos humanos y la ONU han condenado el proyecto de ley, e incluso el Ministerio de Finanzas de Ghana instó al presidente a no promulgarlo.

Frimpong dice que su corazón está “muy apesadumbrado” a medida que aumenta el sentimiento anti-LGBTQ+ en la nación de África Occidental. Cree que la legislación era “literalmente para los políticos” porque sus beneficios para la sociedad ghanesa “aún no se han descubierto”.

Los ghaneses queer ya enfrentan discriminación, estigma y violencia

La actual ley anti-LGBTQ+ de Ghana, derivada de la legislación de la época colonial británica que penaliza el “conocimiento carnal antinatural”, impone una pena máxima de prisión de tres años por actividad sexual entre personas del mismo sexo.

La reciente presión por penas más severas ha provocado el arresto de activistas queer, personas sometidas a violencia y amenazas y el cierre de recursos para la comunidad LGBTQ+.

Frimpong dice que fue “realmente difícil conocer” o “descubrir” su identidad queer al crecer en un entorno así. En un caso, cuando tenía 17 años, su madre llamó a la policía como una forma de “castigarlo” por ser parte de la comunidad LGBTQ+.

“Una mañana estaba allí y la policía entró en la casa, me llevó a la comisaría y me hizo muchas preguntas: con quién estaba teniendo una ‘aventura’. Yo también (sufrí) varias agresiones por parte de los policías y de mi mamá… Recuerdo haber firmado un documento o contrato. Como no tenía 18 años, no podían acusarme de ‘conocimiento carnal antinatural’ ni acusarme porque era menor de edad. Lo que podrían hacer es dejarme firmar un documento de buena conducta, y yo les diría que no voy a volver a ser gay ni ese tipo de cosas… Me pasó factura, todavía me persigue. Tengo suerte de no vivir más con mis padres porque este proyecto de ley haría más daño que bien”.

Frimpong cree que la legislación exacerbaría los problemas existentes en torno a la falta de acceso de las personas queer a la vivienda y al empleo. También teme que las personas queer dejen de ir a los hospitales porque no se sentirán “seguras con quien las cuida”.

Y continúa diciendo: “Los efectos son tremendos. Las palabras no pueden explicar el efecto que esto tendrá en toda la comunidad LGBT y en toda la comunidad ghanesa. Temo que Ghana no se recuperará si el proyecto de ley se convierte en ley. Créanme, generaciones venideras: nunca podremos recuperarnos de este acto”.

Frimpong insta a la gente a ayudar a los ghaneses LGBTQ+ a seguir luchando enviando ayuda, abogando en la ONU, protestando para asegurarse de que “muchas voces” estén “en la mesa” o responsabilizando a los políticos por apoyar el proyecto de ley.

Quizás pienses que tus acciones no son suficientes, pero sí son suficientes”, afirma. “Una sola acción podría cambiar algo porque crear o influir en el cambio es un trampolín. Es un paso a la vez”.

Con socios en Ghana, incluido Frimpong, el grupo de defensa global All Out ha iniciado una campaña pidiendo que se rechace el proyecto de ley. Hasta el momento, lo han firmado más de 77.000 personas.

Fuente PinkNews

Cristianismo (Iglesias), General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , ,

Ghana retrasa la adopción de la ley draconiana contra el colectivo LGBTQ+ tras un recurso judicial y una advertencia económica por intensificar la represión de los derechos de activistas y personas LGBTQ

Viernes, 8 de marzo de 2024
Comentarios desactivados en Ghana retrasa la adopción de la ley draconiana contra el colectivo LGBTQ+ tras un recurso judicial y una advertencia económica por intensificar la represión de los derechos de activistas y personas LGBTQ

IMG_3347La ONU y grupos de derechos humanos condenan la aprobación de un proyecto de ley anti-LGBTQ+ “profundamente inquietante”

Peñas de prisión de hasta cinco años por  “Promoción, patrocinio o apoyo deliberados de actividades LGBTQ+”

Las Naciones Unidas (ONU) y grupos de derechos humanos han condenado la aprobación de un proyecto de ley “profundamente inquietante” que criminaliza a las personas LGBTQ+ en Ghana.

El Parlamento de Ghana ha aprobado una ley que intensifica la represión de los derechos de las personas LGBTQ y de quienes promueven las identidades lesbianas, gays u otras identidades sexuales o de género no convencionales en el país de África Occidental.

La nueva legislación aprobada el miércoles 28 de febrero, se llama Proyecto de Ley de Derechos Sexuales Humanos y Valores Familiares de Ghana, se presentó por primera vez en el parlamento en 2021, tras una represión contra la comunidad LGBTQ+. y es tan extremo que impondría una pena de prisión de hasta tres años para las personas que digan de sí mismas que son no heterosexuales o que su identidad de género no corresponde a la biológica. Para quienes organicen o financien grupos LGTB+ la pena máxima de prisión sería de cinco años. Impone penas de prisión de hasta cinco años por “promoción, patrocinio o apoyo deliberados de actividades LGBTQ+”.

Pero no sólo criminaliza a las personas que se identifican como parte de la comunidad LGBTQ+ sino que también ataca a los aliados que apoyan los derechos queer. Cualquier persona declarada culpable podría ser castigada con penas de prisión que oscilan entre unos pocos meses y tres años. Las personas que defiendan los derechos LGBTQ+ podrían estar sujetas a penas de cárcel de tres a cinco años. El proyecto de ley también impondría una pena de prisión de hasta 10 años para cualquier persona que hable con menores de edad sobre temas LGTB o lleve a cabo campañas de información de diversidad sexual dirigidas a ellos.  Los legisladores rechazaron los intentos de reemplazar el tiempo de cárcel con servicio comunitario y asesoramiento para el proyecto de ley propuesto.

El proyecto de ley también alienta al público a denunciar a las autoridades a quienes creen que pertenecen a la comunidad LGTB para que tomen las “medidas necesarias”.

El legislador de la oposición Sam George, principal promotor del proyecto, pidió a Akufo-Addo que lo aprobara. “No hay nada que trate mejor el tema LGBTQ que este proyecto de ley que ha aprobado el Parlamento. Esperamos que el Presidente cumpla lo que dice y sea un hombre de palabra”, afirmó George.

A los activistas ahora les preocupa que haya búsquedas de miembros de la comunidad LGTB aliados, y temen que tengan que esconderse si el proyecto de ley se convierte en ley.

El proyecto aún tiene que ser validado por el Presidente antes de convertirse en ley, lo que los observadores creen improbable antes de las elecciones generales de diciembre. El proyecto de ley ha sido apoyado por dos partidos políticos importantes y sólo entrará en vigor si el presidente Nana Akufo-Addo lo promulga. El presidente dijo anteriormente que seguiría adelante con el proyecto de ley si la mayoría de los ghaneses quisieran que se convirtiera en ley.

Grupos de activistas han calificado el proyecto de ley de Derechos Sexuales Humanos y Valores Familiares de retroceso para los derechos humanos y han instado al gobierno del Presidente Nana Akufo-Addo a rechazarlo.

Pero la legislación cuenta con un amplio apoyo en Ghana, donde Akufo-Addo ha afirmado que el matrimonio homosexual nunca se permitirá mientras él esté en el poder.

Comúnmente conocida como la ley antigay, la amplia legislación recibió el patrocinio de una coalición formada por líderes tradicionales cristianos, musulmanes y ghaneses, y fue aprobada en una votación a viva voz sin oposición.

Aunque la discriminación contra las personas LGBTQ es habitual, nunca se ha procesado a nadie en virtud de esta ley de la época colonial. La actividad sexual consensuada entre personas del mismo sexo sigue siendo ilegal en la nación de África occidental según una ley que se remonta al dominio colonial británico y se castiga con hasta tres años de prisión. Además, los ghaneses LGBTQ+ se han enfrentado a mayores niveles de discriminación, abuso y violencia en los últimos años.

El mes pasado, Amnesty InternationalAmni expresó su preocupación por el proyecto de ley y advirtió que “presentaría amenazas importantes a los derechos y libertades fundamentales” de las personas LGBTQ+.

Los parlamentarios dijeron que el proyecto de ley se redactó como respuesta a la apertura del país de su primer centro comunitario LGBTQ+ en la capital, Accra, en enero de 2021. La policía cerró el centro después de protestas públicas y presión de grupos religiosos del país, que es mayoritariamente cristiano.

El Consejo Cristiano de Ghana y el Consejo Pentecostal y Carismático de Ghana dijeron en ese momento en un comunicado que ser LGBTQ+ era “ajeno a la cultura ghanesa y al sistema de valores familiares y, como tal, los ciudadanos de esta nación no pueden aceptarlo”. Y los obispos católicos agradecieron a su Parlamento el avance del proyecto de ley “pro-familia” y contra las personas LGBTIQ+

La legislación tendría un impacto devastador porque no sólo “criminaliza la propia identidad” sino que también “priva a varios grupos”, dijo LGBTQ+ Rights Ghana en una publicación en las redes sociales. “Representa un día triste y vergonzoso para Ghana, un país que durante mucho tiempo ha sido considerado como un faro de esperanza para África debido a sus logros democráticos ejemplares“, dijo el grupo. “Para todos los ghaneses LGBTQIA+, hemos superado muchos desafíos antes y esta es solo otra tormenta que debemos capear. En tiempos como estos, debemos seguir siendo resilientes, mantener la fe y recordar que siempre hay esperanza, incluso en los tiempos más oscuros”.

Rightify Ghana, una importante organización de derechos humanos, también criticó el proyecto de ley “draconiano” en una declaración en X/Twitter. La legislación “representa un flagrante desprecio por los principios de democracia y derechos humanos consagrados en la constitución de Ghana”, afirmó el grupo. “Infringe derechos fundamentales como la libertad de expresión, el derecho a la privacidad, la libertad de asociación [y] la libertad de reunión. Además, el proyecto de ley amenaza con exacerbar las desigualdades existentes al marginar aún más a las personas LGBTQ+ y restringir su acceso a servicios esenciales como educación, atención médica, vivienda y empleo”.

 

El jefe de derechos humanos de la ONU, Volker Türk, condenó la aprobación de la ley. “El proyecto de ley amplía el alcance de las sanciones penales contra personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, transexuales y queer –simplemente por ser quienes son– y amenaza con sanciones penales contra los supuestos aliados de las personas LGBTQ+”, dijo Türk. “Pido que el proyecto de ley no se convierta en ley. Las conductas sexuales consentidas entre personas del mismo sexo nunca deben criminalizarse”. Advirtió de que tales medidas pueden exponer a las personas a delitos de odio, e instó al gobierno a “garantizar que todos puedan vivir libres de violencia, estigma y discriminación, independientemente de su orientación sexual o identidad de género“.

Una coalición de derechos humanos conocida como Big 18, que agrupa a abogados y activistas de Ghana, también ha criticado el proyecto de ley. “No se puede criminalizar la identidad de una persona, y eso es lo que hace el proyecto de ley, y es absolutamente erróneo“, afirmó Takyiwaa Manuh, miembro de la coalición. “Queremos instar al Presidente a que no apruebe el proyecto de ley, ya que viola totalmente los derechos humanos de la comunidad LGBT“, declaró Manuh a la AFP.

Los miembros de la comunidad LGBTQ de Ghana están preocupados por las implicaciones del proyecto de ley. “Pretenden Borrar nuestra existencia”, afirman.

Alex Kofi Donkor, fundador y director de la organización LGBT+ Rights Ghana, afirmó que “la aprobación de este proyecto de ley marginará y pondrá en peligro aún más a las personas LGBTQ en Ghana. No sólo legaliza la discriminación, sino que fomenta un entorno de miedo y persecución”, afirmó. “Con duras penas tanto para las personas LGBTQ como para los activistas, este proyecto de ley amenaza la seguridad y el bienestar de una comunidad ya de por sí vulnerable.”

El grupo estadounidense de defensa LGBTQ+, Human Rights Campaign (HRC), dijo que estaba “indignado al enterarse de la aprobación del “cruel proyecto de ley que viola los derechos fundamentales” de las personas queer y sus aliados. “Todos los legisladores que votaron para aprobar este proyecto de ley están utilizando erróneamente su poder para despojar a las personas que se supone deben representar de la humanidad básica”, afirmó David Stacy, vicepresidente de asuntos gubernamentales del HRC. Instando a la “comunidad internacional a defender los derechos de todas las personas LGBTQI+”, prometió que el CDH apoyaría a sus socios ghaneses “durante este momento angustioso”.

Winnie Byanyima, directora ejecutiva de ONUSIDA , dijo: “Si el proyecto de ley sobre derechos sexuales humanos y valores familiares de Ghana se convierte en ley, exacerbará el miedo y el odio, podría incitar a la violencia contra los ciudadanos ghaneses y tendrá un impacto negativo en la libertad de expresión. libertad de circulación y libertad de asociación”.

Unos 30 países africanos prohíben actualmente la homosexualidad, según la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transexuales e Intersexuales (ILGA).

Uganda, Mauritania y varios estados del norte de Nigeria castigan con extrema dureza las relaciones entre personas del mismo sexo, y los acusados pueden ser condenados a muerte.

Sudáfrica es la única nación del continente que permite el matrimonio homosexual, que legalizó en 2006.

Las relaciones homosexuales sólo se han despenalizado en un puñado de países: Cabo Verde, Gabón, Guinea-Bissau, Lesoto, Mozambique y Seychelles, según la ILGA.

Ultima Hora

El presidente de Ghana ha declarado que retrasará el examen de un proyecto de ley contra la comunidad LGBTQ+ aprobado por el Parlamento la semana pasada, en medio de una impugnación legal y de advertencias de que podría llevar al país a perder miles de millones en financiación.

En un comunicado compartido en Facebook, el presidente Nana Akufo-Addo afirmó que “un ciudadano interesado ha impugnado ante el Tribunal Supremo la constitucionalidad de la legislación propuesta” y que esperará a la decisión del tribunal antes de tomar medidas en relación con el proyecto de ley.

Akufo-Addo dijo también que es consciente de que el proyecto de ley “ha suscitado considerables temores en ciertos sectores de la comunidad diplomática y entre algunos amigos de Ghana, que podrían estar dando la espalda a su, hasta ahora envidiable, larga trayectoria en la observancia de los derechos humanos y el apego al Estado de derecho“. Y continuó: “Quiero asegurarles que no se contemplará ni se provocará tal retroceso“.

La decisión sigue a una advertencia a Akufo-Addo del Ministerio de Finanzas de Ghana, que se filtró a varias publicaciones de noticias. En ella se le insta a abstenerse de promulgar la ley porque el país podría perder hasta 3.800 millones de dólares (cerca de 3.000 millones de libras) de financiación del Banco Mundial, una situación que podría afectar a la recuperación económica de Ghana.

La legislación propuesta -el Proyecto de Ley de Derechos Sexuales Humanos y Valores Familiares de Ghana- fue aprobada por unanimidad por el Parlamento del país el 28 de febrero. Una vez que el Parlamento aprueba un proyecto de ley, el Presidente tiene siete días para firmarlo y convertirlo en ley. Si no lo hace, dispone de 14 días para exponer sus motivos.

Larissa Kojoué, investigadora de Human Rights Watch, instó al presidente a vetar la ley, afirmando que “va en contra de las obligaciones internacionales del país en materia de derechos humanos“. Continuó diciendo: “Una ley así no sólo erosionaría aún más el Estado de derecho en Ghana, sino que podría dar lugar a más violencia gratuita contra las personas LGBT y sus aliados. Los ataques de Ghana contra los derechos de las personas LGBT contradicen la imagen que tiene de sí misma como una de las naciones más amistosas del mundo y un país seguro, pacífico y hospitalario. El presidente debería hacer lo correcto preservando el espacio cívico y protegiendo las libertades de expresión y reunión, y vetar el proyecto de ley”.

La directora de Amnistía Internacional en Ghana, Genevieve Partington, calificó la aprobación de la ley de “escandalosa y profundamente decepcionante”, sobre todo al producirse “poco después de que Ghana fuera elegida para formar parte del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. El proyecto de ley es uno de los más draconianos de África y pretende criminalizar aún más a lesbianas, gays, bisexuales y transexuales. También pretende castigar a cualquiera que apoye o abogue por las personas LGBT, incluidos defensores de los derechos humanos, profesionales de la medicina, periodistas, profesores y propietarios de viviendas, en violación del derecho a la libertad de expresión y asociación.

“Las personas LGBTI ya han denunciado desalojos forzosos, pérdida de empleos, aumento de la violencia y otras violaciones de los derechos garantizados por la Constitución del país, desde que el proyecto de ley se presentó en el Parlamento.

“Amnistía Internacional insta al presidente Nana Akufo-Addo a que respete los derechos humanos de todas las personas y no convierta en ley esta forma extrema de discriminación, que afecta a todas las personas del país.”

El año pasado, la aprobación de la dura ley ugandesa contra la homosexualidad llevó al Banco Mundial a suspender la concesión de nuevos préstamos a este país de África Oriental. Un portavoz del banco dijo que la legislación contradecía fundamentalmente sus valores.

Fuente Agencias

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.