Archivo

Entradas Etiquetadas ‘Lara Alcázar’

Más de 71.000 personas exigen la exoneración de dos jóvenes detenidos en Marruecos por ser homosexuales

Sábado, 20 de junio de 2015

CHoxt61VEAAGvIJLa pareja gay detenida el pasado 3 de junio por besarse, fotografiarse y mostrar gestos mutuos de afecto junto a la histórica Torre Hasán de Marruecos se enfrenta ahora hasta 3 años de prisión. Esta sería la pena máxima a la que la justicia de nuestro país vecino podría condenar a Lahcen y Mohsine, basándose en los artículos 489 y 490 del Código Penal marroquí, que castiga “las relaciones contra natura entre individuos del mismo sexo”. Sin embargo, los jóvenes gais no están solos: cuentan con el respaldo de más de 70.900 personas de todo el mundo, gracias a la campaña puesta en marcha por el Colectivo Aswat (la organización LGTB más importante de Marruecos), a través de la plataforma estadounidense All Out. El juicio estaba previsto para este martes, pero finalmente se ha aplazado al próximo viernes 19 de junio.

“¿3 años de cárcel por ser gay?”, esta es la pregunta que da nombre a la campaña que exige la liberación sin cargos de Lahcen y Mohsine, detenidos en Rabat hace un par de semanas. Además de la enraizada estigmatización social de la comunidad LGTB en Marruecos, juega en su contra la elección del escenario en el que visibilizaron su orientación homosexual: la Torre Hasán. Como ya decíamos en la entrada en la que nos hacíamos eco de su arresto, se trata de uno de los entornos históricos marroquíes más prominentes, en el que se haya, asimismo, el mausoleo en el que está enterrado Mohammed V, primer rey del Marruecos independiente, así como su hijo y sucesor Hasán II, progenitor del rey actual. En el momento de publicar este post, se superaban las 71.000 firmas en apoyo a los derechos de Lahcen y Mohsine y exigiendo su inmediata puesta en libertad.

Desde el Colectivo Aswat, se anima también a todos los usuarios a mover los hashtags de Twitter #‎Free_Lahcen_And_Mohsine‬ y ‪#‎Love_is_not_a_crime. Activistas y organizaciones LGTB (como el valenciano Colectivo Lambda) ya han utilizado estas etiquetas para solidarizarse con Lahcen y Mohsine, así como para animar a los usuarios a firmar la campaña antes del juicio. Un juicio que, por cierto, se ha ido retrasando hasta el próximo viernes 19 de junio, a pesar de estar programado primero para el día 12 y, posteriormente, para ayer. Uno de los argumentos esgrimidos por su defensa sostiene que se ha violado el secreto judicial. Y es que sus identidades fueron publicadas por un medio de comunicación local, incluyendo (además de sus fotografías, nombres y apellidos) sus direcciones. Tal cosa permitió a los intolerantes y a los islamistas radicales presentarse impunemente en las puertas de sus domicilios para manifestar su odio homófobo.

La acción afectiva de los jóvenes gais Lahcen y Mohsine (que no habría tenido ninguna consecuencia ni trascendencia pública alguna si hubiera sido protagonizada por una pareja heterosexual) se produjo como repulsa a la detención de las activistas de Femen que exhibieron en su cuerpo semidesnudo el lema “In Gay we trust” (libre adaptación del conocido ”In God we trust”, lema de los Estados Unidos), justo en la misma Torre Hasán. La reivindicación de Femen era calificada por el Ministerio del Interior de como “actos de hostilidad hacia Marruecos”. En pocos días, se sucedieron otras detenciones, deportaciones (entre ellas varias de activistas y cooperantes españolas), así como la protesta del bajista de Placebo, Stefan Olsdal (que, durante un concierto en el festival Mawazine, lució en su torso el número “489” tachado, aludiendo a la supresión del citado artículo homófobo del Código Penal, además de tocar con un instrumento pintado con los colores del arcoíris).

Despenalización de la homosexualidad en Marruecos

Aunque son pocas (o casi ninguna) las voces políticas de Marruecos que tímidamente sugieren la despenalización de la homosexualidad (sin contar, por supuesto, a la comunidad LGTB o a las organizaciones internacionales), se encuentran con el automático desprecio y la oposición de los agitadores de la intolerancia social, que prefieren las muestras públicas de censura y de represión, así como la mano dura del Ministerio del Interior en contra de “las causas de la desviación de la moral”. No obstante, hace unos días conocíamos la noticia sobre la elaboración de un informe del Ministerio de Sanidad, favorable a la despenalización de la homosexualidad, entre otras razones por el estigma y el freno del colectivo LGTB a la hora de hacerse las pruebas del VIH en Marruecos. Dicho informe, realizado en 2013, se había llevado en secreto en colaboración con la Asociación de lucha contra el Sida (ALCS) y ONUSIDA (agencia de las Naciones Unidas contra el Sida).

Fuente Dosmanzanas

General, Homofobia/ Transfobia. , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Marruecos expulsa a una cooperante española, detiene a una pareja gay y denuncia que desde el extranjero se trata de “socavar la moral pública”. Placebo defiende los derechos LGTB en un concierto

Lunes, 8 de junio de 2015

gay_marruecosLa  banda británica Placebo aprovechó esta semana el escenario en un festival de música en Rabat para protestar en favor de los derechos de los homosexuales en Marruecos

Durante los últimos días, en varios escenarios de Marruecos se ha exigido la despenalización de la homosexualidad. Sin embargo, lejos de cualquier aperturismo LGTB, el Gobierno de Rabat se está enrocando en posturas homófobas e intransigentes. La primera acción fue protagonizada por dos francesas de Femen. Unas horas después, en un concierto, el bajista del grupo musical Placebo, además de lucir la bandera arcoíris en su instrumento, se quitó la camiseta y dejó ver el número “489” tachado, en referencia al artículo del Código Penal marroquí que condena las relaciones homosexuales. Para atajar este tipo de reivindicaciones, la policía ha detenido a una pareja gay que se besaba en público cerca del mausoleo Hasan II en Rabat, en el mismo lugar donde tuvo lugar la protesta de las FEMEN. Los chicos han sido detenidos y están acusados de “atentar contra la moral pública” y el Ministerio del Interior marroquí ha expulsado a una cooperante española por apoyar, según su retorcida explicación, “las causas de la desviación de la moral”. A pesar de estos y otros desagravios (incluidas las expatriaciones de españoles), Mariano Rajoy recibe en Madrid, con todos los honores, al primer ministro de Marruecos y a una nutrida representación de su gobierno. El debate sobre los derechos humanos, sin embargo, ha quedado excluido de la reunión bilateral.

Mano dura contra cualquier reivindicación de los derechos humanos más elementales del colectivo LGTB. Esta es la premisa que ha adoptado el Gobierno de Marruecos ante la sucesión de protestas a favor de la derogación de los artículos 489 y 490 del Código Civil por los que “las relaciones contra natura entre individuos del mismo sexo” están penadas con hasta 3 años de cárcel y 1.000 MAD (unos 90 euros) de multa. El pasado domingo, dos activistas francesas de Femen eran las primeras en llevar a cabo su acción: mientras se besaban entre ellas frente a la Torre Hasán, con sus pechos desnudos, exhibieron en su cuerpo el lema “In Gay we trust” (libre adaptación del conocido ”In God we trust”, lema de los Estados Unidos). Como consecuencia, fueron detenidas y deportadas a Francia.

44190114--644x362Placebo llevaba la misma reivindicación al escenario del festival de música Mawazine. Stefan Olsdal, bajista del grupo y cuya pareja es un español, tocó con un instrumento pintado con los colores del arcoíris (emblema LGTB) y lució en su torso el número “489” tachado, aludiendo a la supresión del citado artículo homófobo del Código Penal. El propio Olsdal se encargó de subir una fotografía en su cuenta de Instagram, con la frase :“El artículo 489 condena la homosexualidad en Marruecos. ¡Todavía! Vamos a deshacernos de él. Todo mi amor y apoyo a aquellos que tienen que luchar por su derecho a amar! Paz y amor de Placebo“.Cabe recordar que, además de la declarada homosexualidad de Olsdal, el vocalista Brian Molko es abiertamente bisexual.

بلاسيبو-526x404El concierto de Placebo en Rabat se enmarca, como decíamos, en el festival Mawazine, que cuenta con el apoyo del rey Mohamed VI. De hecho, varios familiares del monarca y miembros de la casa real siguieron el festival desde las primeras filas, como se ha sabido a través de diversos medios de comunicación. Los pequeños gestos aperturistas por parte de algunos allegados a la realeza, no obstante, chocan de frente con los intereses del gobierno, que se juega su reelección en las próximas elecciones. Con todo, no es la primera vez que en el certamen se despiertan “polémicas” relacionadas con los derechos LGTB o con la “moral” de las actuaciones. Ricky Martin, Elton John o Jennifer Lopez pueden atestiguarlo en ediciones anteriores del mismo festival.

La portavoz española de Femen, Lara Alcázar, fue detenida, según su propia versión, horas antes de la protesta pro LGTB de sus compañeras francesas de organización. La versión oficial de Marruecos es diferente. Las autoridades aseguran que Alcázar fue expulsada de su territorio el pasado 22 de mayo. La activista feminista, por el contrario, mantiene que fue detenida y expulsada el 31 de mayo. En cualquier caso, parece obvio que Alcázar iba a tomar parte de las protestas y que se ha evidenciado el ánimo del Gobierno marroquí de castigar cualquier tipo de manifestación encaminada a favorecer los derechos LGTB. Tampoco hay que menospreciar la idea de que, como cara visible de Femen en España, Lara Alcázar era una posible “sospechosa” de antemano, a la que podría convenir silenciar antes de que hiciera algo que pusiera en aprietos a las autoridades. Para Alcázar, “no fue una detención en sí, sino una eliminación arbitraria de la policía secreta”.

Actiistas-650x300El Ministerio del Interior marroquí califica las protestas de Femen como “actos de hostilidad hacia Marruecos” por parte de aquellos, dice, que son “inelegibles por la sociedad marroquí, con todos sus componentes”. La credibilidad de Marruecos queda en entredicho, sea como fuere, por la detención de una pareja gay que también escogió para besarse, un día después de la reivindicación de Femen, la Torre Hasán (uno de los entornos históricos más prominentes, en el que se haya, además, el mausoleo en el que está enterrado Mohammed V, primer rey del Marruecos independiente, así como su hijo y sucesor Hasan II, progenitor del rey actual).

Y, si cabe, todavía es más flagrante la detención y extradición de la delegada española en Marruecos del Instituto Internacional para la Acción Noviolenta (NOVACT), Laia Villa. En declaraciones a El Mundo, el director de esta organización sostiene que “cuando llegó a casa, a las siete de la tarde, le estaban esperando varios policías en la puerta”. Para entender lo sucedido, en realidad, hay que remontarse al pasado 17 de mayo, Día Mundial contra la homofobia. La embajada de Holanda en Rabat acogió ese día diversos actos a favor de los derechos humanos y de la diversidad sexual, tras su prohibición en espacios públicos por parte de las autoridades marroquíes. Villa y otros cooperantes, así como representantes políticos como, por ejemplo, el embajador de la Unión Europea, participaron con su presencia (todo ello a pesar de que, ahora, la embajada holandesa prefiera mantenerse al margen de polémicas e, incluso, tratar de no ser citada en los medios).

Laia Villa, antes de estos hechos, ya había denunciado meses atrás que “las asociaciones de derechos humanos en Marruecos están viendo una vulneración que no habían presenciado desde 2010”. Estas declaraciones se hacían públicas el pasado mes de febrero, tras lo ocurrido en la sede de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH). Concretamente, la policía marroquí entró a la fuerza en las oficinas de la citada entidad con la finalidad de detener a dos periodistas de France 3 que se encontraban rodando un documental sobre el control y la presión de las autoridades marroquíes sobre organizaciones no gubernamentales como AMDH.

Y es que las autoridades de Marruecos han detenido y expulsado del país a L.V. delegada del Instituto Internacional para la Acción No Violenta (Novact) porque, según ha alegado Rabat, promovía iniciativas contra la «moral pública» y el «desvío» de las buenas costumbres al defender los derechos de la comunidad LGTB. “Cuando llegó a casa, a las siete de la tarde, le estaban esperando varios policías en la puerta”, cuenta el director de Novact.

La ONG española ha explicado en un comunicado que su delegada fue detenida por tres policías de paisano el miércoles, a las 18.30 horas, a las puertas de su domicilio en Rabat. Tras varias horas de interrogatorio, las autoridades marroquíes decidieron expulsarla del país, cumpliendo así una amenaza que ya habían esgrimido en mayo.

Tras su detención, las autoridades la montaron en un coche y la llevaron a Tánger Med, dónde pagaron un ferry hasta Algeciras. Llegó a la ciudad española sin teléfono y sin dinero. “Nos hemos enterado de que estaba en España porque me ha llamado ella misma desde un móvil que ha pedido nada más llegar. Tanto a mí como al Consulado y a la Embajada nos habían informado de que estaría en la Comisaría de la Place Pietri -una plaza de Rabat-“, sigue narrando el director del colectivo español. Sin embargo, cuando llegó allí no había ni rastro de la cooperante española. Leer más…

General, Homofobia/ Transfobia., Islam , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.