Inicio > General, Iglesia Católica, Judaísmo > Yaakov Zvi: el judío superviviente del Holocausto y adoptado por la Iglesia

Yaakov Zvi: el judío superviviente del Holocausto y adoptado por la Iglesia

Viernes, 17 de diciembre de 2021

H1RdA5U8F_0_0_302_406_0_x-largeYacov Zvi hijo de Miriam. Descanse en paz.

Tras una vida como sacerdote cristiano, poco antes de morir manifestó su deseo de ser enterrado como judío

Tras ver morir a toda su familia en 1936 a manos de los nazis, Yaakov Zvi, de cinco años, se escondió con familias en iglesias cristianas polacas y logró sobrevivir a la barbarie nazi

Marcado por la profunda religiosidad judía de su familia ausente, el joven Pavlovsky vivió en un monasterio, donde estudió para ser párroco y, en 1958, fue ordenado en Lublin

“Como joven huérfano con toda su vida pasada destruida, debió sentirse protegido y seguro en su nueva vida como cristiano, aunque su identidad judía siempre siguió siendo importante para él”, explica el rabino Shalom Melul 

Esta es la historia del sacerdote judío. Tras ver morir a toda su familia en 1936 a manos de los nazis, Yaakov Zvi, se escondió con familias en iglesias cristianas polacas y logró sobrevivir al Holocausto. Gregor Pavlovski. El niño huyó de pueblo en pueblo, de casa en casa, y adoptó una identidad polaca para sí mismo.Tras su deceso en Jaffa, Israel, la asombrosa historia de Pavlovsky ha sido recogida por diversos medios.

El padre católico Gregory Pavlovsky nunca olvidó al niño Jacob Zvi Griner, quien a los 9 años perdió todo su mundo en pozos de muerte, ni a la iglesia que le salvó la vida.

La historia del pastor Gregor Pavlovsky, fallecido en octubre pasado, , comienza hace 90 años en la localidad polaca de Zamosc, como Jakow Zvi (Hersh) Griner, el menor de los cuatro hijos de Mendel y Miriam. Cuando los nazis invadieron Polonia, Yaakov Zvi tenía 8 años, su feliz infancia llegó a su fin, donde pasó su vida en el gueto con constante hambre, humillación y terror que quemaba su alma.

pjimage-6-2-696x392Yaakov Zvi y la fosa común de Izbica

Los nazis primero asesinaron a su padre, luego liquidaron el gueto y llevaron a los judíos a la cercana ciudad de Izbica, donde la mayoría de los judíos de la región fueron masacrados en los pozos de la muerte, incluida la madre de Yaakov Zvi y sus dos hermanas. “Los alemanes ordenaron que se cavaran dos pozos grandes y ordenaron a las víctimas que se desnudaran y luego les dispararan en la nuca“, dijo más tarde. “Los muertos cayeron en el centro de la tumba. “

El niño, de solo 9 años, huyó de casa en casa, de pueblo en pueblo, tratando de encontrar refugio. En todas partes se quedó poco tiempo. El punto de inflexión en su vida, en medio de la persecución de los judíos, se produjo después de que un cristiano local le entregara un certificado de bautismo falso y un nombre católico polaco, Gregor Pavlovsky, por el que sería conocido desde entonces y moriría a finales de octubre. Poco a poco, Yaakov Zvi dejó de existir y el niño adoptó su nueva identidad junto con su identidad judía.

Después de la guerra llegó a un orfanato católico donde fue criado por monjas, se educó en instituciones eclesiásticas y se convirtió en un clérigo devoto, pero luego les dijo a sus superiores que era judío, lo que le permitió continuar en el sacerdocio católico hasta que cumplió. fue ordenado sacerdote en Polonia en 1958.

rJOXznK8UY_0_79_692_832_0_x-large“El sacerdote judío. El rabino Shalom Malul coloca una mezuzá en la casa de Gregor Pavlovsky e incluso le dio una kipá. (Foto: Portal del rabino Elad)

Marcado por la profunda religiosidad judía de su familia ausente, el joven Pavlovsky vivió en un monasterio, donde estudió para ser párroco. En 1958 fue ordenado en Lublin, Polonia. Lo más sorprendente de su vida ocurriría poco más de un lustro después, cuando escribió su historia en un diario polaco. Un ejemplar del rotativo llegó a Israel, donde fue ojeado por otro Pavlovsky, su hermano, que también había logrado sobrevivir a la barbarie nazi. Si bien hasta ese momento no sabían nada el uno del otro, el reencuentro con su hermano llevó a Gregor a instalarse en Israel.

La Iglesia Católica dice que su historia personal ganó resonancia polaca e internacional cuando publicó un artículo en un periódico local con motivo de los mil años de cristianismo en Polonia. Era 1966, el artículo llegó a todos los rincones de Polonia y  el periódico llegó a Israel. Los familiares de Bat Yam que lo leyeron enviaron el artículo a su hermano mayor, el único de toda la familia que sobrevivió al Holocausto, excepto Yaakov Zvi-Gregor, e incluso emigró a Israel y vivió en Haifa. Hasta el día de hoy, los dos desconocían el rescate del otro.

El “sacerdote judío” decidió emigrar a Israel, no sin antes haber hecho dos cosas: primero, erigió un monumento con su hermano, un judío religioso, en la gran fosa común, que está cerca del cementerio judío de Izbica. Los hermanos Pavlovsky viajaron a Polonia para erigir el monumento en memoria de su familia y de tantos otros judíos de la comunidad Izbitza asesinados durante el Holocausto y enterrados en fosas comunes. En la lápida, los hermanos escribieron, entre otras cosas: “En memoria de nuestros queridos padres, Mendel Ben Zeev y Miriam, hija del difunto Yitzhak Griner, y de nuestras hermanas Schindel y Sarah, así como de todos los judíos que han sido asesinados y enterrado en este cementerio de Kislev, por asesinos nazis. Violadores del mandamiento de Dios ”.

rJbmz3tU8Y_0_0_768_1024_0_x-largeLa lápida que Gregor Pavlovsky preparó en el cementerio judío, cerca de la fosa común donde están enterrados los miembros de su familia que fueron asesinados por los nazis

Posteriormente, compró un terreno en el cementerio judío cercano y erigió un monumento en su vida, con la escalofriante inscripción: “Padre Gregor Pavlovsky, Yaakov Zvi Griner, Ben Mendel y Miriam zl. Dejé a mi familia para salvar mi vida durante el Holocausto. Vinieron a llevarnos aquí para exterminarnos. He dedicado mi vida al servicio de Dios y de los hombres. Regresé con ellos en el lugar donde fueron asesinados para la santificación de Di-s.

En 1970 emigró a Israel y estableció su residencia en la ciudad de Jaffa, junto a la iglesia donde se desempeñó como sacerdote hasta el día de su muerte el pasadomes de octubre. En los últimos años, sin embargo, se ha desarrollado una conexión emocionante entre él y el líder de la Yeshiva, Amit Ashdod, el rabino Shalom Malul, quien ha venido al cementerio judío con sus estudiantes.

El rabino Malul ha estado acompañando viajes de estudiantes a Polonia durante 30 años, pero hace solo 7 años llegó a la ciudad. Encontró su lápida y la tumba vacía y decidió ponerse en contacto con el pastor. Hace cuatro años llevaba a sus estudiantes allí, y todos los años, cuando venía con las delegaciones allí, el rabino Malul llamaba al sacerdote, encendía el altavoz y Pavlovsky les contaba su maravillosa historia desde la distancia. “Estas conversaciones lo fortalecieron y conmovieron”, dijo el rabino.

El propio rabino Shalom Malul es una especie de misión independiente y mantiene un estrecho contacto con los testigos, los supervivientes del Holocausto, que aún viven con nosotros. Este fue también el caso de Griner, quien al final de su vida aceptó, y con alegría, la oferta del rabino de colocar una mezuzá frente a su casa. “Yaakov Zvi”, lo llamó cariñosamente, por su nombre hebreo. “Toda su vida estuvo dividido entre el corazón que estaba relacionado con el pueblo judío del cual creció y la forma en que fue educado en la iglesia, que, como se mencionó, le salvó la vida.

“Ahora estás de pie sobre mi tumba”

“Ahora están de pie en mi tumba”, les decía Gregor a los estudiantes. “La tumba que compré para poder ser enterrada después de mi muerte, junto a mi familia. En febrero de 2020, pocos días antes de la decisión de los Ministerios de Educación y Salud de dejar de viajar a Polonia tras la pandemia de COVID, tuvo lugar la última reunión telefónica entre el pastor y los estudiantes que llegaron a Polonia.

Agradecido al cristianismo. Nunca expresó arrepentimiento por la elección.

HkHQG3KILF_0_0_652_883_0_x-large“El sacerdote judío.50 años en el cargo de Gregor Pavlovsky

Cuenta Melul que Pavlovsky siempre mostró su agradecimiento a la Iglesia y al cristianismo por haberle salvado la vida. “Como joven huérfano con toda su vida pasada destruida, debió sentirse protegido y seguro en su nueva vida. Tal vez incluso sintió cierta conexión con el cristianismo, aunque su identidad judía siempre siguió siendo importante para él”, afirma Melul en Enlace judío. El rabino dice que Pavlovsky estaba agradecido de haber sido salvado por la iglesia, pero se aseguró de ayunar en Yom Kipur y no comer jametz en Pesaj. “Estamos descubriendo que el Holocausto todavía tiene círculos que aún tocan la esfera privada hasta el día de hoy”, dijo. “Una persona muere y se siente judía de corazón. El corazón judío está conectado con el pueblo judío, incluso si en el camino ha atravesado trastornos”.

“Sin embargo, nunca se arrepintió del camino cristiano que eligió. Durante años, le decía a cualquiera que intentara contárselo, que era un cristiano devoto. He venido a él durante los últimos cuatro años, en su vejez, y él ha hablado en un tono diferente al de antes. Tuvimos conversaciones sobre Di-s y el judaísmo, y le dije: soy mezquino, pero si en tu muerte te vuelves judío de nuevo, ¿por qué no empezar de inmediato? : “La iglesia me salvó”, respondió. “Pero no expresó ningún remordimiento en ningún momento. Vi en él mucho respeto por la iglesia y una gratitud total. “

Al respecto, el propio Pavlovsky dijo a la página web de la Iglesia católica en Israel: “No quería vivir una mentira. No quería negar mis raíces, mi madre, mi padre, mi gente. Quería ser real. Bueno, tengo una patria que es Polonia y pertenezco al pueblo polaco. “El pueblo judío. Me circuncidaron al octavo día y les pertenezco. Pertenezco tanto a Polonia como a Israel. Me salvaron, y no puedo hablar contra los judíos porque soy uno de ellos. “

Poco antes de morir, Gergor manifestó su deseo de retornar a su pueblo en plenitud: es decir, “con minián en su funeral y la oración del kadish”, aclara Melul. “Incluso comunicó su testamento a la Iglesia —añade— lo que requirió no poco valor para hacerlo. Escribió que seguiría siendo cristiano hasta su muerte, pero que después se desvincularía del cristianismo”. Según cuenta Melul la Iglesia respetó sus deseos, y le permitió seguir ejerciendo como sacerdote en Jaffa, a pesar de que que quería morir y ser enterrado como judío”.

SyNiYQvUK_434_64_417_424_0_x-largeDe acuerdo con sus deseos, Yaakov Zvi fue, pues, enterrado como judío, y a su funeral asistieron clérigos cristianos y judíos religiosos. Miembros de la iglesia de Jaffa celebraron un funeral cristiano para el sacerdote, al final del cual se llevó su ataúd al cementerio para permitir que sus sobrinos, los hijos de su hermano, recitaran el Kadish por su alma, como pidió más tarde en su vida: “Di Kadish en un funeral con el minyan”. Los estudiantes de la yeshivá “Amit” en Ashdod también guardaon parte del testamento y realizaron un servicio conmemorativo para el pastor de la Iglesia Católica de Jaffa, Gregory Pavlovsky, en la sinagoga de la yeshivá.

Su cuerpo  ha sido transportado en avión a Polonia, para que pueda ser enterrado en la tierra que compró para él cerca de llas fosas de exterminio, donde los miembros de su familia que fueron masacrados fueron enterrados por los nazis.

El rabino Malul, con diez guías y una guía de viajes a Polonia, se está preparando ahora para recaudar fondos que les permitirán acompañar su ataúd en su último viaje y decir Kadish en su memoria. “Tuve el privilegio de guiar 30 viajes a Polonia”, dice el rabino Malul. La terminación es un golpe para la memoria. Los jóvenes están de regreso y conectados con Israel. Nuestra historia judía. También me preocupa lo que sucedería con el legado de la historia de este pueblo después del último superviviente. Es necesario renovar sus viajes a Polonia”.

Fuente Religión Digital/Info Israel News/Enlace judío

General, Iglesia Católica, Judaísmo , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes, fotografías y artículos presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.