Inicio > General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa > Mujer trans se prende fuego en la capital de Georgia para protestar por la horrenda negligencia del país durante el coronavirus. La mujer fue arrestada después de prenderse fuego.

Mujer trans se prende fuego en la capital de Georgia para protestar por la horrenda negligencia del país durante el coronavirus. La mujer fue arrestada después de prenderse fuego.

Miércoles, 6 de mayo de 2020

EW3fxE-XgAAUZjP-1024x769 (Tamaz Sozashvili / Twitter)

Una mujer trans en Tbilisi, la capital de Georgia, se prendió fuego en protesta por el trato del país a las personas transgénero durante la pandemia de coronavirus.

Madona Kiparoidze se prendió fuego afuera del ayuntamiento de la capital el jueves 30 de abril. Fue perseguida por la policía, según Planet Transgender, quien se quitó la ropa en llamas y luego la arrestó.

Después de ser detenida, gritó: “Soy una mujer transgénero y me estoy prendiendo fuego porque el estado georgiano no se preocupa por mí”.

Más tarde fue llevada al hospital en ambulancia, pero según se informa se ha comunicado con otros desde entonces y dijo que no tiene lesiones que pongan en peligro su vida.

Tamaz Sozashvili, cofundador de Tbilisi Pride, escribió en Twitter: “Hoy, [una] mujer trans intentó suicidarse frente al Ayuntamiento de Tbilisi para protestar por la inmovilidad [e ignorancia del gobierno georgiano] durante COVID-19 crisis. Las personas trans están entre los grupos más vulnerables en Georgia”.

 

Georgia solo permite que las personas trans cambien su género legal al pasar por cirugías costosas y, para algunas personas, innecesarias. Muchas personas trans no pueden encontrar trabajo debido a la discriminación generalizada.

Según la LGBTQ Nation, el Women’s Initiatives Supporting Group (WISG) en Georgia emitió una declaración en marzo sobre cómo las mujeres trans están siendo afectadas por la pandemia de coronavirus.

La declaración instó al gobierno: “Considere a las mujeres dedicadas al trabajo sexual, especialmente a las mujeres transgénero, como un grupo de necesidades especiales y ayúdelas de acuerdo con sus necesidades, ya que la mayoría de ellas carecen del apoyo moral y financiero de sus propias familias. Además, muchos de ellos viven de la renta, que no pueden cubrir y no pueden permitirse satisfacer sus necesidades básicas en condiciones de distanciamiento social debido a la especificidad de su trabajo”.

El verano pasado, Tbilisi Pride tuvo que ser suspendido debido a las amenazas de violencia de extrema derecha.

Antes de la marcha del Orgullo, la Iglesia ortodoxa georgiana emitió un comunicado en el que exigía que el gobierno georgiano detuviera el evento. La iglesia dijo que el Orgullo de Tbilisi era “totalmente inaceptable” y provocaría “desorden y confrontación”. Agregó: “El estilo de vida en el que se dedican las personas LGBT + es el pecado de sodom y, por lo tanto, contradice tanto la fe cristiana como las enseñanzas de las religiones tradicionales y los valores morales en general”.

El auge de la extrema derecha frena avances LGTB en Georgia

Cabe recordar que, en los últimos años, tanto la iglesia como los ultraderechistas han impedido la normal celebración de actos y reivindicaciones en el Día Internacional contra la LGTBfobia. En 2018 recogíamos que las amenazas de la extrema derecha de Georgia obligan al activismo a desconvocar la manifestación por el día contra la LGTBfobia). Pocos días después, un joven radical agredía a un activista LGTB que se encontraba pronunciando un discurso para un pequeño grupo en una vía pública de Tiflis. Los activistas LGTB, por su parte, dicen que el fortalecimiento de los grupos de derecha en Georgia es atribuible a la pasividad de las autoridades hacia las cuestiones de política social y les han pedido que asuman la responsabilidad de lo que está sucediendo.

El colectivo, además, denuncia que organizaciones como la Georgian March «en lugar de trabajar para abordar los problemas más importantes de Georgia (el desempleo, la pobreza, la contaminación, un mal sistema educativo, etc.) simplemente permiten una división entre las diferentes capas de la sociedad para expandirse aún más».

 Sandro Bregadze, líder de Georgian March, renunció a su alto cargo en el gobierno en 2016, entre otras cosas, por no querer apoyar ningún reconocimiento de derechos al colectivo LGTB. En el informe anual sobre derechos LGTBI en Europa, que incluye la clasificación de los distintos países según el grado de adecuación de sus normativas jurídicas al reconocimiento y promoción de los derechos de las personas LGTBI, Georgia ocupa el puesto 26 de 49.

El Parlamento de Georgia aprobó en 2014 una ley contra la discriminación, que incluye la protección con respecto a la identidad de género y a la orientación sexual. Aunque se levantaron algunas voces críticas con la legislación, por quedarse corta, lo cierto es que supuso un avance, desafortunadamente más sobre el papel que en hechos, teniendo en cuenta la notable influencia social de la iglesia ortodoxa y apostólica georgiana, especialmente hostil a los derechos de la comunidad LGTB.

En 2018,

En 2019, el estreno de «And Then We Danced», una película que narra una historia de amor gay, provocó protestas de la extrema derecha

Fuente Pink News/Cristianos Gays

General, Homofobia/ Transfobia., Iglesia Ortodoxa , , , , , , , , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.