Inicio > Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica > 90 años de Gustavo Gutiérrez y 50 de la Teología de la Liberación (y IV)

90 años de Gustavo Gutiérrez y 50 de la Teología de la Liberación (y IV)

Lunes, 2 de julio de 2018

gustavoDesde que monseñor Cabrejos le defendió (2015) hasta el presente

“El pretendido e inexistente ‘tufo marxista’ fue el pretexto para descalificar toda una nueva forma de entender la Iglesia”

(Saturnino Rodríguez).- 2016 (junio) El teólogo peruano G. Gutierrez recibió el Premio “Peace and Freedom” “Pacen in Terris” en Davemport, Estados Unidos (junio 2006), otorgado anualmente desde su creación por la diócesis en 1964 en conmemoración de la encíclica papal “Pacem in Terris” del Papa Juan XXIII en 1963. Seis de los ganadores del premio también fueron galardonados con el premio Nobel de la Paz: Martin Luther King, Jr., la Madre Teresa de Calcuta, el Arzobispo Desmond Tutu, Mairead Corrigan-Maguire, Adolfo Pérez Esquivel y Lech Wałęsa.

G.Gutiérrez en la Asamblea general del CELAM

2016 El sacerdote dominico y teólogo peruano Gustavo Gutiérrez tuvo a su cargo la conferencia central de la reciente reunión anual de los Secretarios Generales de las Conferencias Episcopales de América Latina y el Caribe, Celebrada en la sede central del CELAM en Bogotá, para revitalizar los lazos de comunión y colegialidad con y entre las conferencias episcopales de cada país. Recalcando el que tema central de la TdL recordaba que “pobreza “no es imitar la vida del pobre; no se trata de imitar al que es considerado como insignificante, sino serlo”. En ese sentido, subrayó, la reforma de la iglesia impulsada por el Papa Francisco, significa que “al centro (de todas las estructuras, ser y quehacer de la Iglesia) esté Cristo”. La pobreza “no es imitar la vida del pobre; no se trata de imitar al que es considerado como insignificante, sino serlo. Ya casi finalizando diría: “Yo no creo en la teología de la liberación, yo creo en Jesucristo. La teología no es el fin, es el medio”.

Centenario de la Pontificia Universidad Católica de Perú

2017 (24 mar.) La Pontificia Universidad Católica del Perú que conmemoraba el centenario de su fundación y la apertura del año académico 2017 invitó al padre Gustavo Gutiérrez a compartir la mesa de honor con el presidente de la República, Pedro Pablo Kuczynski; el rector de la PUCP, Dr. Marcial Rubio Correa; la vicerrectora de Investigación, Dra. Pepi Patrón; el vicerrector académico, Dr. Efraín Gonzales de Olarte; el vicerrector administrativo, Dr. Carlos Fosca y el Gran Canciller cardenal Giuseppe Versaldi, nombrado por Papa Francisco Prefecto de la Congreg. para la Educación Católica. En la lección inaugural del curso el padre G.Gutierrez dijo: “Queremos que se convierta en una ‘universidad en salida’ (como dice el Papa), que sepa adelantarse, tomar la iniciativa sin miedo, salir al encuentro, buscar y llegar a los cruces de los caminos para invitar a los excluidos” …“Una universidad en salida es la que va hacia el otro, y en primer lugar a los excluidos”.

Nuevos gestos del papa Francisco

2018 (19 abril). Nuevo gesto del papa Francisco cuando al terminar la misa en Santa Marta recibió al teólogo jesuita español José María Castillocatedrático en la Universidad de Granada que había sido amonestado e incluso prohibido uno de sus libros con intento, al final no realizado, de retirarle de la cátedra y enviarlo a otra ciudad. El Papa le dijo “Leo con mucho gusto sus libros, que le hacen mucho bien a la gente”. Le acompañaba el director de “Religión digital” José Manual Vidal a quien le animó a “seguir apostando por la renovación de una Iglesia en salida”. Religión digital lanzó la campaña internacional de apoyo al papa Francisco cuando fue criticado por cuatro cardenales a quienes apoyaban sectores de eclesiásticos conservadores radicales.

El papa Francisco viaja a Perú. Nuevo encuentro con G. Gutiérrez

2018 (18 a 21 enero). El último día de la visita del papa Francisco a Perú tuvo un encuentro con el P. Gustavo Gutiérrez que fue invitado junto a personalidades y miembros de movimientos apostólicos a la Nunciatura Apostólica a primeras horas de la mañana. En este breve encuentro el Papa le recordó la última vez que estuvieron juntos en Santa Marta en Roma (13 sept 2013) y la concelebración del Papa Francisco con el cardenal Müller y él aprovechando la presentación del libro “Iglesia pobre y para los Pobres” y también su presencia en la Asamblea Internacional de Cáritas por esos días.

2018 (18-21 enero). Aquel encuentro de G.Gutierrez con el papa Francisco en la residencia Sta. Marta del Vaticano el 13 sept 2013) y este del 21 de enero de 2018de la Nunciatura de Lima en el viaje del Papa a Perú tenían en común la expresión del caminar eclesial desde el Concilio Vaticano II y la II Conferencia Episcopal de Medellín en busca de regresar a lo más genuino del mensaje evangélico. Por ello no está de más que recordemos de la mano de Miguel Cabrejos Vidarte arzobispo franciscano de Trujillo y Presidente de la Conferencia Episcopal de Perú desde 2006 a 2011 y reelegido en 2018 cómo fue la salida de la tensión vivida por el teólogo peruano G. Gutierrez con las advertencias de Roma entre 1984 y 1986 en que se publicaban Las dos “Instrucciones” de la Congreg. Doctrina de la Fe que presidía el entonces cardenal Ratzinger en el pontificado de san Juan Pablo II).

El arzobispo Miguel Cabrejos Presidente de la Conferencia Episcopal de Perú aclara la tensión Vaticano-Gutiérrez años 1984-86

2015 (19 sept) Son de esta fecha los recuerdos y aclaraciones a las que contestaba monseñor Miguel Cabrejos Vidarte en una entrevista del diario peruano “La República” que calificaba el encuentro entre el papa Francisco y el padre Gutiérrez como una muestra de la coincidencia que existe en el mensaje de ambos, en su preocupación por la gente más humilde y necesitada. Monseñor Cabrejos señaló que en el 2006 quedó zanjada cualquier duda que pudo tener la jerarquía eclesiástica con respecto al pensamiento de la TdL. Refirió que ése año, el secretario de entonces de la Congregación para la Doctrina de la Fe, obispo Angelo Amato (hoy cardenal desde el 2010), le envió una carta señalando que mediante el artículo “Koinonía Eclesial ” el padre Gutiérrez aclaró “los puntos problemáticos en algunas de sus obras” y pidió que fuese ampliamente difundido.

El arzobispo peruano Manuel Cabrejos seguía relatando que la nota adicional que envió monseñor Angelo Amato, en octubre de 1995 de la Congregación de la Doctrina de la Fe de la que era Secretario del Prefecto Ratzinger – que ya Papa le nombraría en 2010 cardenal – solicitó al padre G.Gutierrez un artículo sobre la eclesiología de sus obras debido a “ciertos “abusos pastorales” que aparecieron a partir de “una Teología de la Liberación mal entendida “. El documento señala que – tras varias idas y venidas – el examen al que fue sometido el artículo resolvió, en el 2004, que “no había objeción teológico-pastoral” al trabajo del padre Gutiérrez. Por su lado, el cardenal Juan Luis Cipriani aprovechó su programa radial “Diálogo de Fé ” para criticar la TdL, la que, en su opinión, ha hecho mucho daño. Como queriendo restar importancia a lo ocurrido estos días en Roma, el expresidente de la Conferencia Episcopal Peruana indicó que parece que hay una “nueva primavera de Gustavo Gutiérrez.

También el arzobispo de Lima cardenal Juan Luis Cipriani Thorpe se manifestaba sobre la TdL y Gustavo Gutierrez y la actuación del Vaticano en aquellos años 1984-86

El arzobispo peruano Miguel Cabrejos Presidente de la Conferencia Episcopal Peruana comentaba también cómo el arzobispo de Lima, cardenal Juan Luis Cipriani, el primer purpurado de América Latina que proviene del clero del Opus Dei, durante su programa semanal “Diálogos de Fe”, en la radio RPP que “su amigo”, monseñor Müller -en aquel momento prefecto de la Doctrina de la Fe- a quien calificó de “buen teólogo, un tanto ingenuo” – motivó el encuentro con el Papa para ayudarlo. El cardenal arzobispo de Lima Cipriani hizo referencia a las dos “Instrucciones” enviadas en los años 80 por el entonces arzobispo Joseph Ratzinger, mucho antes de ser Papa, pero no mencionó que posteriormente se reunió personalmente con el padre Gutiérrez y reconoció el valor de su trabajo, encuentro que no se difundió en Perú.

Respecto a la TdL y la actitud del Vaticano de aquellos años decía el cardenal Cipriani: “La Iglesia no acepta la lucha de clases marxista” y añadía: “la iglesia siempre tuvo la opción preferencial de la pobreza con nombre y apellido y fue objeto de un estudio profundo de una de las mejores cabezas, el Papa Benedicto XVI”. “Estudiando bien la Iinstrucción de Ratzinger (la instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe “Libertatis Nuntius”) tenemos muy claro que los escritos de Gutiérrez tienen que corregirse”…

2018 Actualmente el padre y teólogo Gustavo Gutierrez es profesor de teología de la Universidad de Notre Dame, Indiana, Estados Unidos y profesor invitado de la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino de Roma (Angelicum). Es así mismo del Comité asesor del Centro de Estudios y publicaciones (CEP) que él fundó y del Instituto Bartolomé de Las Casas en Rimac en Lima, que él fundó, miembro del Consejo de Redacción de la revista internacional Concilium y miembro también de la Asociac. Teólogos Tercer Mundo (AETWOT).

Testimonios de homenaje a G.Gustavo y a la TdL (8.junio.18)

Concluímos esta última parte de “90 años de Gustavo Gutierrez y 50 de las Teología de la Liberación” con una serie testimonios y reconocimiento de su trabajo en favor de la Iglesia por parte de destacados teólogos y personalidades.

Pero ningún comienzo es más oportuno que la carta personal que en su 90 cumpleaños le ha dirigido el papa Francisco (28,mayo,18), que reproducimos y bien puede conectarse con el abrazo que se dieron en la Capilla de Santa Marta en el Vaticano y el encuentro de la Nunciatura de Lima en el último viaje del Papa a Perú a los que ya nos referimos.

Los teólogos Karl Rhaner y Olegario Glez. de Cardedal

En 1977 uno de los teólogos más destacado del siglo XX, el jesuita austro-alemán Karl Rahner (1904-1984) profesor en las Universidades de Munich, Munster e Innsbruck y miembros de la Academia de Artes y Ciencias de EEUU, en el prólogo de su libro “Befreiende Theology” (Teología liberadora) defiende la validez universal de la Teología de la liberación diciendo que “la teología de la liberación nos ha abierto los ojos a la injusticia estructural. Cosa que no aparecía antes en nuestros libros de moral y que es importantísima”. Su teología influyó al Segundo Concilio Vaticano II. Su obra Fundamentos de la fe cristiana (Grundkurs des Glaubens), escrita hacia el final de su vida, es su trabajo más desarrollado y sistemático. Otro renombrado teólogo español Olegario González de Cardedal, Catedrático de la Univ. Pontificia de Salamanca, Premio Ratzinger 2011 y Miembro Real Academia de Ciencias Morales y Políticas, escribía que después de 1975, fue la Teología de la Liberación la que orientó la teología española. (“La Teología en España, 1959-2009. Memoria y prospectiva”, Madrid, 2010, p.86).

El anterior prefecto de la Congreg. de Doctrina de la Fe, cardenal E-Müller, un “viejo amigo”

Gustavo Gutiérrez contaba que su relación con el hoy cardenal Edwrad L. Müller viene de los 15 años seguidos desde 1988 en que dio clases a los seminaristas del seminario de Cuzco y que también fue profesor suyo. “Nunca vi a un teólogo europeo hacer algo parecido” diría de él G. Gutiérrez. Fue el propio cardenal Müller el que diría que fue allí donde se “convirtió” viendo y viviendo la situación del pueblo. y donde entabló amistad con Gustavo Gutiérrez, teólogo de la liberación llegando a publicar en 2004 en Alemania el libro en común “Del lado de los pobres. Teología de la liberación”. Acudía muchos veranos a seminarios teológicos con él que completaba con algunas semanas como misionero en aldeas perdidas de Perú. Aseguran que en julio de 2012 Benedicto XVI había recibido objeciones por parte de la Curia Romana justamente por esa relación cercana que tenía Müller con Gustavo Gutiérrez.

Unas notas biográficas del cardenal Müller

Gerhard Ludwig Müller (Maguncia, Alemania 1947) fue consagrado Obispo de Ratisbona (2002 noviembre) y durante 16 años fue profesor de Teología en la Universidad Ludwig-Maxilian de Múnich. Preparó la visita de Benedicto XVI a Ratisbona en su viaje a Baviera (2006, sept.) y fue encargado de la publicación de toda su obra en alemán (16 volúmenes). En julio de 2012 fue nombrado por Benedicto XVI Prefecto de la Congreg. para la Doctrina de la Fe y Presid. de la Pontificia Comisión “Ecclesia Dei”, de la Comisión Teológica Internac. y de la Pontificia Comisión Bíblica. Fue creado cardenal por el papa Francisco en el Consistorio de febrero del 2014.

Al ser distinguido el cardenal Gerad L.Mülller como doctor honoris causa de la Pontif. Univ. Católica de Perú el año 2008 (28 nov) acto al que asistían el arzobispo franciscano de Trujillo Miguel Cabrejos Vidarte, presidente de la Conferencia Episcopal Peruana Monseñor Salvador Piñeiro, obispo castrense del Perú y el propio G. Gutiérrez llegado expresamente de Estados Unidos y a quien Müller le dirigió estas palabras al comenzar su intervención al que comenzó por llamar “padre de la teología de la liberación”: “La Tdl invita a “Alabar a Dios incita a tomar responsabilidad por el mundo”… “La teología de la liberación está para mí unida al rostro de Gustavo Gutiérrez. En el año 1988 participé junto con otros teólogos de Alemania y Austria y por invitación del actual director de MISEREOR, José Sayer, en un curso con esta temática, que tuvo lugar en el ya entonces famoso Instituto Bartolomé de las Casas en Lima. En aquel momento yo llevaba ya dos años enseñando Dogmática en la universidad Ludwig-Maximilian de Munich”…” Lo primero que nos enseñó Gustavo fue a comprender que aquí se trata de teología y no de política” … “La teología de Gustavo Gutierrez es ortodoxa porque es ortopráctica”. Y recordaba los tres acertados pasos de la TdL “Ver, Juzgar y Actuar”..

El cardenal Müller dice en el libro escrito con G.Gutiéerrez: “El movimiento eclesial y teológico de América Latina, conocido como teología de la liberación y que tras del Vaticano II encontró resonancia mundial, debe contarse entre las corrientes más significativas de la teología católica del siglo XX“. Y llega a decir: “Sólo por medio de la teología de la liberación, la teología católica ha podido emanciparse del dilema dualista del más acá y del más allá, de la felicidad terrenal y la salvación ultraterrena”. “La teología de Gustavo Gutiérrez es ortodoxa porque es ortopráctica” decía (10 sept. 2012).

Decía en otra ocasión el cardenal Müller: “La teología de Gustavo Gutiérrez, al margen de cómo se la considere, es ortodoxa porque es ortopráctica y nos enseña el correcto modo de actuar cristiano, ya que deriva de la fe auténtica”. Es importante señalar que las posiciones de Gustavo Gutiérrez nunca fueron censuradas por la Santa Sede, aunque se le ha pedido modificar algunas de sus proposiciones. Afirma también que el corazón de la TdL “es el encuentro con Jesús, es seguir a Cristo, el Buen Samaritano”.

Siendo arzobispo E.L Müller reconocía que aunque Ratzinger criticó la TdL en sus documentos doctrinales de 1984 y 1986, también reconoció intuiciones justas, principalmente la preferencia a los pobres. Se ha tachado a la TdL de ser una simple ideología político-social con ciertas implicaciones religiosas. Sin embargo, G. Gutiérrez, desde el inicio de su obra, indicó que la TdL no intentaba crear una ideología más sino de presentar lo que la palabra de Dios dice sobre la situación de este continente. El cardenal Edward Müller, Prefecto de la Congregac. de la Doctrina de la Fe, coautor junto con Gutiérrez del libro «De la parte de los pobres, teología de la liberación, teología de la Iglesia», y viejo amigo suyo ha explicado en muchas ocasiones que ni Juan Pablo II ni el cardenal Ratzinger condenaron “en bloque la TdL sino sólo sus aspectos erróneos”, dejando claro que contiene muchos elementos positivos como la “opción preferencial por los pobres”, que ahora es un rasgo del pontificado del Papa Francisco.

El periódico peruano La Republica finalizaba la biografía de G.Gutiérrez el año 2003 cuando se le otorgó el Premio Príncipe de Asturias con estas palabras: “Este padre no será profeta en su tierra, pero sí en la Tierra. Ha publicado varios libros, dicta cátedras en diversas universidades del mundo y cada vez que recibe títulos internacionales recuerda que siguen existiendo pobres y que debe seguir viviendo”.

…Siempre con gran sentido del humor

“El futuro no llega, se construye” escribía G.Gutierrez en 1999 y lo sigue manteniendo… Ese buen amigo que escribió algunas cosas biográficas sobre Gustavo Gutierrez en la revista “El Ciervo” (julio-agosto 2003)- el ingeniero Héctor Sevillano, al que ya nos referimos antes, cuenta en que en una ocasión le dijo: “En el Perú tenemos un nuevo record de Guinnnes, somos el país del mundo con más obispos del mundo, seis” … y “el primero que tuvo un obispo del Opus Dei”. Y así en otra ocasión comentaba a ese mismo amigo que al informarle que el Papa se había reservado “in pectore” el nombre de dos cardenales para el nuevo consistorio Gustavo contestó: “Bueno confidencialmente te diré que uno de los dos soy yo…”. Su viejo amigo Héctor Sevillano concluía diciendo “Gustavo, es una persona excepcional. Para mí es un privilegio considerarme amigo suyo a lo largo de su fecunda vida”…

El autor y su obra

G.Gutierrez es muy explícito definiendo su propia obra: ” La teología de la liberación nos propone, tal vez, no tanto un nuevo tema para la reflexión, cuanto una nueva manera de hacer teología” (TL 1972, p.40). Denuncia la que califica de “teología especulativa”, aquélla que no considera apta para una situación de dependencia y dominación del ser humano, es un “Un nuevo lenguaje sobre Dios”. “La teología no debe simplemente contentarse con mirar la realidad, debe aspirar a ser un hito del proceso en el que esta es cambiada. Y para el cristiano ese proceso se asienta en un pilar, el seguimiento de Jesús”.

La propia vida de Gustavo Gutiérrez explica la orientación de su reflexión teológica que tanto impacto produjo en la Iglesia y fuera de ella. Así que nos limitaremos para finalizar a destacar aquellos aspectos de la TdL que de alguna forma nos ayudan a entender la propia biografía de Gustavo Gutiérrez y la orientación de la teología que el iniciaba.

Las propuestas teológicas de G.Gutierrez y la TdL se centran en la relación entre “salvación, liberación y desarrollo” y en la “opción preferencial por el pobre”. Él se ha referido en varias ocasiones a “la fuerza histórica de los pobres”. Aunque se da por supuesto que la corriente teológica de la TdL se inicia con su libro “Teología de la liberación: Perspectivas” (Lima, 1971, traducida a veinte idiomas), sin embargo sus antecedentes están en la obra “Líneas pastorales de la Iglesia en América Latina” (Montevideo, 1969).

Gutierrez ha repetido más de una vez “Yo no creo en la teología de la liberación, yo creo en Jesucristo. La teología no es el fin, es el medio“. Y lo repitió en la Conferencia central que le encargó el Encuentro de Secretarios Generales del CELAM en su sede central de Bogotá, Colombia (2017, 4 abril) al que ya nos referimos en su momento. El propio nuncio apostólico de Colombia Etore Balestrero en la Misa inaugural del Encuentro decía “La pobreza es la condición de la iglesia que nunca es aliada del poder mundano. La fe no es un poder político y no se asegura a través de un poder político, si fuera así la fe sería ahogada por el poder”.

Bibliografía de Gustavo Gutiérrez

-Reinventar el rostro de la Iglesia (1968),
-Líneas pastorales de la Iglesia en América Latina (Montevideo, 1969)
-Teología de la liberación: Perspectivas (Lima, 1971 y 1988, traducida a veinte idiomas)
(y Sígueme, Salamanca, 1972 y 2004)
-Religión, ¿instrumento de liberación?. Madrid: Ediciones Marova, 1973.
con Antonio Rossellini o con Alves, Assman y Roser Verdague
‐ Cristianismo y Tercer Mundo, Madrid, 1973
-Praxis de liberación y fe cristiana. Edit Zero-Zyx (1974)
-Revelación y anuncio de Dios en la historia (Lima, 1977)
-La nueva frontera de la teología en América Latina. Salamanca, México: Sígueme, 1977
con Antonio Rossellini
-Teología desde el reverso de la historia. Lima: Centro de Estudios y Publicaciones, 1977
‐ La fuerza histórica de los pobres, Lima, 1979 (también en Sígueme, Salamanca,1982
-Los pobres y la liberación en Puebla. Bogotá: Indo-American Press Service, 1979
-Entre las calandrias. Un ensayo sobre José María Arguedas Lima 1982 y 1990.
-El Dios de la vida. Lima: Centro de Estudios y Publicaciones, 1982.
-(Con otros) Sobre el trabajo humano: Comentarios a la encíclica “Laborem exercens”.
Lima: Centro de Estudios y Public. 1982.
-La liberación por la fe (1983),
-Beber un su propio pozo. En el itinerario espiritual de un pueblo’ (Lima, 1983).
-Hablar de Dios desde el sufrimiento del inocente. Una reflexión sobre el libro de Job (Lima, 1986)
-La verdad los hará libres (Lima, 1986) (y Sígueme,Salamanca, 1990)
-(Con José Luis Idigoras y otros) Reflexión sobre la teología de la liberación: Perspectivas
desde el Perú. Iquitos, Perú: Centro de Estudios Teológicos de la Amazonía, 1986.
-Dios o el oro de las Indias occidentales(1492-1992) (Lima, 1989). (y Sígueme,Salamanca, 1994)
-El Dios de la vida (Lima, 1989).
-Entre las calandrias. Un ensayo sobre José María Arguedas (Lima, 1990)
-En busca de los pobres de Jesucristo, el pensamiento de Bartolomé de Las Casas (Lima, 1992).
(y Sígueme, Salamanca, 1993)
‐ Compartir la palabra a lo largo del año litúrgico, Salamanca, 1996
-Dónde dormirán los pobres? (Lima, 2002)
‐ La densidad del presente, Lima, 1996 (también en Sígueme, Salamanca, 2003).
-Gustavo Gutiérrez. Textos esenciales. Acordarse de los pobres (Lima, 2004, selección de textos de Gustavo Gutiérrez).
-Del lado de los pobres. Teología de la liberación (en coautoría con el cardenal Gerhard Müller, 2013).
-Iglesia pobre y para los pobres (en coautoría con el cardenal Gerhard Müller y José Sayer, 2015.

El muralista de la TdL

No podemos dejar de mencionar a un personaje que ha Ido acompañando con sus imágenes la obra de Gustavo Gutiérrez y de quienes han seguido la huella. Hablamos de del religioso claretiano español Maximino Cerezo Barrero que estudió pintura y dibujo en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando (Madrid), en la que llegó a desempeñar la cátedra de Arte Sacro al tiempo que asesoraba sobre el estudio y proyectos de arquitectura religiosa en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. En 1970 comenzó en Perú su vida misionera y artística en América Latina en Argentina, Perú, Brasil, Colombia, Venezuela, Panamá, Guatemala, Nicaragua y México. El carácter de su obra, fuertemente influida por un talante social y religioso, es conocido como el “pintor de la liberación”.

¿”Marxista” la TdL…?

Una buena parte de los sinsabores que han tenido que encajar el teólogo peruano Gustavo Gutiérrez y los seguidores de su pensamiento ha sido el “sanbenito de marxismo” de algunos, mientras que para la mayoría veían en la TdL una aproximación espiritual a Jesús y el Evangelio, por los más marginados y de las causas humanitarias ante los acuciantes problemas los “terceros mundos”. El pretendido e inexistente “tufo marxista” fue el pretexto que encontraron algunos políticos, economistas y hasta algunos eclesiásticos para descalificar toda una nueva forma de entender la Iglesia “con una opción preferencial por los pobres” como ella misma propugnó en declaraciones tan solemnes como en la Conferencia General el Episcopado Latinoamericano en Aparecida (Brasil) presidido por el papa Benedicto XVI en el que tendría una destacada participación el entonces cardenal arzobispo de Buenos Aires Jorge Bergoglio, hoy Papa Francisco.

El pensamiento teológico de Jorge Bergoglio a lo largo de las dos últimas décadas comparte elementos de la “teología del pueblo” y otros de la «teología de la pobreza», dos corrientes de las que se dan en la TdL latinoamericana. Con buen acierto el misionero comboniano Gabriel Estrada titulaba su reciente libro: “Francisco. Buenos aires para la Iglesia”.

Creer que Gustavo Gutiérrez “comulgaba” con el marxismo simplemente por tener en cuenta sus análisis sociales sería tan absurdo como pensar que el Papa Francisco “comulgaba” con el marxismo simplemente por recibir del presidente de Bolivia Evo Morales un Cristo crucificado sobre la hoz y el martillo símbolos del comunismo, con gran asombro del Papa (9 julio 2015). El propio G.Gutierez ha recalcado en repetidas ocasiones lo que ya dejó escrito en “Las luciérnagas de la espiritualidad de la liberación”: La TdL es una alternativa al radicalismo marxista“. Al preguntar los periodistas a Gustavo Gutiárrez tras su encuentro con el papa Francisco en Roma sobre el tema contestó recordando la famosa frase del reconocido arzobispo brasileño dom Helder Cámara: “Si doy pan a una persona hambrienta, la gente dice que soy un santo. Si pregunto por qué esta persona tiene hambre, me dicen que soy un comunista”.

Tras las conferencias de prensa que G.Gutiérrez tuvo en Roma en la presentación del libro en el Vaticano, en la Asamblea Internacional de Cáritas y otras muchas, en una de ellas y de modo informal respondía a los periodistas: “Los teólogos de la liberación no fueron marxistas”, aunque sí reconoció que hubo “gente comprometida y que tenían una base teológica“. “Los mismos pobres tienen que ser los agentes de su liberación”, incidió el teólogo, quien quiso dejar claro que ni Juan Pablo II ni Benedicto XVI condenaron jamás su teología, sino que solicitaron una “contextualización”. Interrogado por el digital Zenit (“El mundo visto desde Roma”) sobre quienes eran los que desviaban la TdL dándole una matriz marxista, el sacerdote peruano respondió: “No Boff, no Sobrino, no Juan Luis Segundo, no Ronaldo Muñoz, o sea, diría que los teólogos no”… y añadió que “claro… hubo gente muy comprometida antes y que tenían una base teológica, pero no eran los que hacían teología”….

El diario El País informaba el 15 sept. 1986 sobre la intervención del teólogo peruano G.Gutierrez en la 89ª Asamblea Católica en la República Federal Alemana en donde decía que se daba alguna relación entre la teología de la liberación y el marxismo, pero que “se da sólo en el terreno de las ciencias económicas y sociales” añadiendo que en absoluto “ésta no desea ser una síntesis entre la fe y el marxismo, puesto que ello sería un absurdo. G.Gutiérrez afirmó que este enfoque teológico recurre a las ciencias sociales y contiene nociones de marxismo, porque Marx hizo una aportación fundamental en este campo. Según el teólogo, con las ciencias sociales sucede lo mismo que con la psicología, si en esta última no se puede prescindir de Freud, quien desea hacer un análisis de una sociedad debe recurrir a Marx.

Esta acusación a la TdL de “marxismo” ha sido utilizada por doble partida con gran perjuicio para el normal desarrollo de la misma: por un lado por los marxistas empeñados en desacreditar a la Iglesia y atraer a su “feligresía” y – lo que es más grave – por “gentes de Iglesia” – más preocupadas de la burocracia eclesial o ritualista que por el seguimiento de Jesús su fundador y del Evangelio que es “la Constitución de la Iglesia”. Lo que no obsta para aceptar que hubo algunos casos – pocos- que pudieron picar en el anzuelo del “marxismo” o su concreción política del “comunismo”. El cardenal Müller -viejo amigo de G.Gutierrez- al presentar su libro conjunto a él decía recordando sus clases en Perú: “Lo primero que nos enseñó Gustavo fue a comprender que aquí se trata de teología y no de política”.

Una información que explica el infundio de “marxista” contra la TdL

En buena parte el origen de la acusación dirigida a la TdL como de tendencia marxista, se afianzaba con una noticia difundida por la agencia Agencia católica de Informaciones ACI Prensa (5 mayo 2015) precisamente cuando el diario oficial vaticano “L´Oservatore Romano” publicaba un extenso artículo del teólogo Gustavo Gutiérrez que por las mismas fechas se presentaba en el Vaticano un libro escrito junto al prefecto de la Congregación de la cardenal Müller, alumno y amigo suyo desde hacía años en su viaje a Perú todos los años. Las mismas fechas también en que G.Gutierrez era recibido por el papa Francisco.

ACI Prensa Agencia católica de informaciones que desde 2014 pertenece a la familia de EWTN Global Catholic Network, siendo la cadena católica televisiva más grande del mundo con sede central en Lima, Perú, donde nació en 1980, entrevistó el 5 de mayo de 2015 a Ion Mihai Pacepa, un general y espía soviético de la KGB en la Rumanía comunista que desertó en EEUU pasando a pertenecer a la CIA. En dicha entrevista Pacepa respondía a la pregunta de la ACI sobre si hubo algún tipo de implicación de la TdL diciendo: “Sí. Aprendí sobre la implicación que tuvo la KGB con la Teología de la Liberación del general soviético Aleksandr Sakharovsky, jefe del servicio de inteligencia extranjero (Razvedka) de la Rumania comunista” . En otra ocasión en el 2007 Pacepa había declarado “Yo mismo fui atrapado en un deliberado esfuerzo del Kremlin por difamar al Vaticano” yañadíadecía textualmente que “el movimiento nació en la KGB (el servicio de inteligencia de la ex Unión Soviética) y tuvo un nombre inventado por la KGB: Teología de la Liberación”.

Cristianismo (Iglesias), Espiritualidad, Iglesia Católica , , ,

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.
Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.