Inicio > Homofobia/ Transfobia. > Nigeria: condenado a recibir 20 latigazos por prácticas homosexuales en su adolescencia.

Nigeria: condenado a recibir 20 latigazos por prácticas homosexuales en su adolescencia.

Lunes, 27 de enero de 2014

72329185-nigeriabill2Terribles noticias desde Nigeria. Uno de los once hombres detenidos por prácticas homosexuales ha sido condenado a recibir 20 latigazos y al pago de una sanción económica. Tanto a él como a otros nueve de los detenidos se les aplica la sharia (la ley islámica) por ser musulmanes, al restante, cristiano, se le aplicará la ley civil. Es decir, nueve de los acusados pueden llegar a ser condenados a muerte por lapidación y el único no musulmán hasta a 14 de años de cárcel.

Días atrás, tras ser conocida la promulgación por parte del presidente Goodluck Jonathan de la ley que castiga con penas de prisión cualquier actividad asociativa LGTB o las muestras de afecto entre personas del mismo sexo, se sucedieron las noticias sobre decenas de detenciones en aplicación de la nueva norma. En principio, se informaba del arresto de 38 activistas pertenecientes a asociaciones de respuesta y prevención del VIH, que formarían parte de una lista de 168 miembros de esas asociaciones que estarían en busca y captura.

Por otra parte, Mustapha Baba Ilela, presidente de la Comisión de la Sharia (la ley islámica) en Bauchi, un estado norteño de mayoría musulmana, confirmaba la detención de once hombres, diez de ellos de confesión islámica, acusados de practicar la homosexualidad. Estas detenciones no tendrían que ver con la nueva normativa, sino con las leyes que castigan la homosexualidad vigentes en Nigeria desde hace años. Sin embargo, es indudable que la nueva legislación ha creado un clima de fanatismo que ha impulsado la persecución de las personas LGTB. Prueba de ello es que, según un portavoz de la Comisión de la Sharia, el arresto de los once acusados fue practicado por los propios ciudadanos de Bauchi, sin intervención policial.

Los once habrían confesado los hechos, se teme que bajo tortura, para posteriormente pasar a disposición del tribunal. El primero en ser condenado ha sido Mubarak Ibrahim, de 20 años, acusado de prácticas homosexuales llevadas a cabo hace siete años, cuando tan solo contaba trece años de edad. El hecho de que expresara ante el tribunal que desde entonces había cesado en estas prácticas ha sido decisivo para evitar la condena a muerte por lapidación, tal como establece la ley islámica.

El juez le sentenció a recibir 20 latigazos y a un multa de unos 22 euros. La sentencia se ejecutó de inmediato, obligando al joven a inclinarse en un banco con la espalda desnuda para recibir los azotes propinados con un látigo hecho de piel de animal empapada en aceite. La sala, atestada de público, se llenaba de los gritos de dolor del acusado, que tras el castigo apenas pudo abandonar el lugar por su propio pie.

La audiencia para juzgar a otros dos de los once detenidos ha sido fijada para el próximo 23 de enero. Se ignora cuándo lo serán los demás, aunque sí que se ha comunicado que al único acusado no musulmán se le aplicará la ley civil, que establece penas de prisión de hasta 14 años de cárcel para la práctica de la homosexualidad. Los de origen musulmán se enfrentan incluso a la pena de muerte por lapidación.

Fuente Dosmanzanas.

Homofobia/ Transfobia. , , , , , , ,

Debes estar registrado para dejar un comentario.

Recordatorio

Las imágenes y fotografías presentadas en este blog son propiedad de sus respectivos autores o titulares de derechos de autor y se reproducen solamente para efectos informativos, ilustrativos y sin fines de lucro. Yo, por supuesto, a petición de los autores, eliminaré el contenido en cuestión inmediatamente o añadiré un enlace. Este sitio es gratuito y no genera ingresos.

El propietario del blog no garantiza la solidez y la fiabilidad de su contenido. Este blog es un lugar de entretenimiento. La información puede contener errores e imprecisiones.

Este blog no tiene ningún control sobre el contenido de los sitios a los que se proporciona un vínculo. Su dueño no puede ser considerado responsable.